“Demo­cra­cia”: En Fran­cia, 177 per­so­nas impu­sie­ron su volun­tad a millo­nes

Des­de siem­pre, y para com­pa­rar con otros sis­te­mas que no se plie­gan a sus deseos, los ada­li­des de la demo­cra­cia bur­gue­sa enar­bo­lan los supre­mos emble­mas: Liber­tad de reu­nión, liber­tad de mani­fes­ta­ción, dere­cho de huel­ga.

Ayer se apro­bó en Fran­cia la ley de refor­ma de las pen­sio­nes. El Sena­do le dio el vis­to bueno con 177 votos a favor y 153 en con­tra, y todo ello pese a que millo­nes de per­so­nas con­tes­ta­ran la refor­ma en la calle rea­li­zan­do, nada más y nada menos, que nue­ve huel­gas gene­ra­les en lo que va de año.

Con­clu­sión: ¿De qué sir­ven las supues­tas liber­ta­des de los bur­gue­ses si para lograr sus pro­pó­si­tos las igno­ran cuan­do pin­tan bas­tos? Ayer el Sena­do no repre­sen­ta­ba a nadie; sin embar­go reali­zó una acción de fuer­za com­bi­na­da por unos pocos sena­do­res den­tro de la Cáma­ra y muchos poli­cías fue­ra. ¿Don­de esta­ba la demo­cra­cia que aca­ta el deseo de la mayo­ría? En Fran­cia, 177 per­so­nas impu­sie­ron su volun­tad a millo­nes.

Veni­mos denun­cian­do cons­tan­te­men­te el carác­ter reac­cio­na­rio y repre­sor de la demo­cra­cia bur­gue­sa y sus fal­sos tótems de liber­tad. Ya lo saben los obre­ros y cam­pe­si­nos que aún man­tu­vie­ran dudas al res­pec­to en Fran­cia, en Espa­ña o en la Cochin­chi­na. Es impe­ra­ti­vo repu­diar el espan­ta­jo demo­crá­ti­co-bur­gués, e impo­ner la demo­cra­cia popu­lar que comien­za sus deba­tes en los barrios y no en los des­pa­chos de los sier­vos de los rica­cho­nes.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *