73 mil pales­ti­nos arres­ta­dos des­de el esta­lli­do de la Inti­fa­da de Al-Aqsa – FDLP

Des­de el ini­cio de la Inti­fa­da de Al Aqsa, 28 de sep­tiem­bre del 2000, 73 mil ciu­da­da­nos pales­ti­nos fue­ron arres­ta­dos por las fuer­zas de ocupación.

Los datos pro­vie­nen de una actua­li­za­ción del Comi­té Nacio­nal Supe­rior de Apo­yo a los Prisioneros.

Las muje­res arres­ta­das han sido 850 y per­ma­ne­cen en pri­sión 37.

Los meno­res de 16 años, arres­ta­dos por Israel fue­ron 8.700, y 300 de ellos aún están encarcelados.

La cifra de dipu­tados y minis­tros arres­ta­dos fue de 56. Inclu­so el pre­si­den­te del Con­se­jo Legis­la­ti­vo Pales­tino (CLP) fue encar­ce­la­do por Israel. Gran par­te de ellos per­ma­ne­cie­ron en pri­sión has­ta el final de la pena, 9 de ellos con­ti­núan en la cárcel.

Los pri­sio­ne­ros de salud deli­ca­da y los enfer­mos son más de 1500. De ellos se encuen­tran 170 en situa­cio­nes de par­ti­cu­lar gra­ve­dad y 15 de ellos pade­cen cáncer.

Riyad Al-Ash­qar, res­pon­sa­ble de Infor­ma­ción del Comi­té, recor­dó el preo­cu­pan­te esta­do de salud de los pri­sio­ne­ros: Raed Daraby­yah, Man­sur Muqa­de, Emad Zarab, Zaher Labade.

Los falle­ci­dos en pri­sión fue­ron 76. Las muer­tes ocu­rrie­ron como con­se­cuen­cia de la tor­tu­ra y/​o de la negli­gen­cia médi­ca. La últi­ma de ellas fue la de Moham­med Abdel-Salam Abe­din, muer­to en la cár­cel israe­lí de Al-Ram­la por tor­tu­ra y pre­sio­nes psi­co­ló­gi­cas insoportables.

Al-Ash­qar espe­ci­fi­ca que, a pocos días del esta­lli­do de la Inti­fa­da de Al-Aqsa, fue­ron arres­ta­dos 500 ciu­da­da­nos pales­ti­nos, entre ellos 1 mujer. En poco tiem­po el núme­ro se ele­vó a 12 mil.

De los 12 mil arres­ta­dos al ini­cio de la revuel­ta, 7 mil están aún en la cár­cel, entre ellos inclu­so hay 7 ciu­da­da­nos de la Fran­ja de Gaza, some­ti­dos por Israel a una ile­gal juris­dic­ción de guerra.

“Nun­ca como hoy, dete­ni­dos y pri­sio­ne­ros pales­ti­nos son ata­ca­dos direc­ta y deli­be­ra­da­men­te por auto­ri­da­des car­ce­la­rias y por la inte­li­gen­cia israe­lí que no dudan en abrir fue­go con tal de negar­les los dere­chos bási­cos”, agre­ga Al-Ashqar.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *