73 mil pales­ti­nos arres­ta­dos des­de el esta­lli­do de la Inti­fa­da de Al-Aqsa – FDLP

Des­de el ini­cio de la Inti­fa­da de Al Aqsa, 28 de sep­tiem­bre del 2000, 73 mil ciu­da­da­nos pales­ti­nos fue­ron arres­ta­dos por las fuer­zas de ocupación.

Los datos pro­vie­nen de una actua­li­za­ción del Comi­té Nacio­nal Supe­rior de Apo­yo a los Prisioneros.

Las muje­res arres­ta­das han sido 850 y per­ma­ne­cen en pri­sión 37.

Los meno­res de 16 años, arres­ta­dos por Israel fue­ron 8.700, y 300 de ellos aún están encarcelados.

La cifra de dipu­tados y minis­tros arres­ta­dos fue de 56. Inclu­so el pre­si­den­te del Con­se­jo Legis­la­ti­vo Pales­tino (CLP) fue encar­ce­la­do por Israel. Gran par­te de ellos per­ma­ne­cie­ron en pri­sión has­ta el final de la pena, 9 de ellos con­ti­núan en la cárcel.

Los pri­sio­ne­ros de salud deli­ca­da y los enfer­mos son más de 1500. De ellos se encuen­tran 170 en situa­cio­nes de par­ti­cu­lar gra­ve­dad y 15 de ellos pade­cen cáncer.

Riyad Al-Ash­qar, res­pon­sa­ble de Infor­ma­ción del Comi­té, recor­dó el preo­cu­pan­te esta­do de salud de los pri­sio­ne­ros: Raed Daraby­yah, Man­sur Muqa­de, Emad Zarab, Zaher Labade.

Los falle­ci­dos en pri­sión fue­ron 76. Las muer­tes ocu­rrie­ron como con­se­cuen­cia de la tor­tu­ra y/​o de la negli­gen­cia médi­ca. La últi­ma de ellas fue la de Moham­med Abdel-Salam Abe­din, muer­to en la cár­cel israe­lí de Al-Ram­la por tor­tu­ra y pre­sio­nes psi­co­ló­gi­cas insoportables.

Al-Ash­qar espe­ci­fi­ca que, a pocos días del esta­lli­do de la Inti­fa­da de Al-Aqsa, fue­ron arres­ta­dos 500 ciu­da­da­nos pales­ti­nos, entre ellos 1 mujer. En poco tiem­po el núme­ro se ele­vó a 12 mil.

De los 12 mil arres­ta­dos al ini­cio de la revuel­ta, 7 mil están aún en la cár­cel, entre ellos inclu­so hay 7 ciu­da­da­nos de la Fran­ja de Gaza, some­ti­dos por Israel a una ile­gal juris­dic­ción de guerra.

“Nun­ca como hoy, dete­ni­dos y pri­sio­ne­ros pales­ti­nos son ata­ca­dos direc­ta y deli­be­ra­da­men­te por auto­ri­da­des car­ce­la­rias y por la inte­li­gen­cia israe­lí que no dudan en abrir fue­go con tal de negar­les los dere­chos bási­cos”, agre­ga Al-Ashqar.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.