El PNV con­tri­bu­ye con su voto a la apro­ba­ción de una refor­ma nefas­ta para [email protected] [email protected] LAB Sindikatua

El Con­gre­so espa­ñol ha apro­ba­do con el úni­co voto a favor del PSOE y gra­cias a las abs­ten­cio­nes del PNV y CIU el pro­yec­to de ley de refor­ma laboral.

Lla­ma la aten­ción que mien­tras que el obje­ti­vo for­mal de la refor­ma debe­ría de haber sido la crea­ción de empleo y la esta­bi­li­dad del mis­mo, el cen­tro del deba­te se ha situa­do en el cos­te del des­pi­do; esto es, en cómo y quién finan­cia la des­truc­ción de empleo.

Así, se gene­ra­li­za el des­pi­do obje­ti­vo por cau­sas eco­nó­mi­cas con indem­ni­za­ción de 20 días por año tra­ba­ja­do; las empre­sas podrán des­pe­dir con solo jus­ti­fi­car «la exis­ten­cia de pér­di­das actua­les o pre­vis­tas, o la dis­mi­nu­ción per­sis­ten­te de su nivel de ingre­sos, que pue­dan afec­tar a la via­bi­li­dad o a su capa­ci­dad de man­te­ner el volu­men de empleo».

Ade­más, se gene­ra­li­za el con­tra­to de 33 días de indem­ni­za­ción y par­te de las indem­ni­za­cio­nes se paga­rán a tra­vés de FOGASA, es decir, una par­te de lo que debe­rían pagar los empre­sa­rios se finan­cia­rá con dine­ro público.

Por otra par­te, se ata­ca fron­tal­men­te a la nego­cia­ción colec­ti­va dan­do todo tipo de faci­li­da­des a las empre­sas para des­vin­cu­lar­se de lo pac­ta­do en con­ve­nio tan­to en sala­rios como en con­di­cio­nes laborales.

Cuan­do con­vo­ca­mos la huel­ga gene­ral del 29 de junio ya pre­di­ji­mos que la refor­ma labo­ral apro­ba­da por el Gobierno era nefas­ta para los intere­ses de las y los tra­ba­ja­do­res, pero que el trá­mi­te par­la­men­ta­rio lo podía empeo­rar aun más, y los hechos nos han dado la razón; se han apro­ba­do 70 enmien­das que endu­re­cen aún más el tex­to original.

En la exi­to­sa huel­ga gene­ral del 29 de junio que­dó paten­te que la inmen­sa mayo­ría de la socie­dad vas­ca está en con­tra de la refor­ma labo­ral y de las medi­das que se están toman­do en con­tra de la cla­se tra­ba­ja­do­ra, por lo que no pode­mos cali­fi­car más que de inad­mi­si­ble la acti­tud del PNV en Madrid, que no sólo ha faci­li­ta­do la apro­ba­ción de esta refor­ma labo­ral, sino que ade­más puso la con­di­ción de que el Gobierno espa­ñol se com­pro­me­tie­se a refor­mar tam­bién la nego­cia­ción colec­ti­va cuan­do ya sabe­mos que eso va en con­tra del mar­co pro­pio de nego­cia­ción colec­ti­va (des­apa­ri­ción de los con­ve­nios pro­vin­cia­les y autonómicos, …).

Cada día que pasa que­da más de mani­fies­to que las tra­ba­ja­do­ras y tra­ba­ja­do­res de Eus­kal Herria tene­mos que dis­po­ner de ins­tru­men­tos que mate­ria­li­cen nues­tro dere­cho a deci­dir sobre las polí­ti­cas socia­les y eco­nó­mi­cas que se apli­quen en Eus­kal Herria. Esta es la úni­ca mane­ra de defen­der no sólo nues­tros dere­chos labo­ra­les, sino tam­bién de poder mate­ria­li­zar un cam­bio social que per­mi­ta que sean las per­so­nas y no el capi­tal el cen­tro y eje de la polí­ti­ca eco­nó­mi­ca. Esta es la úni­ca for­ma de supe­rar de una vez por todas este esque­ma de «Madrid deci­de y a Eus­kal Herria se le impo­ne», esque­ma al que, por otra par­te, con­tri­bu­yen a que siga sien­do así fuer­zas regio­na­lis­tas como el PNV.

Exi­gi­mos a las ins­ti­tu­cio­nes vas­cas que, por res­pe­to a la mayo­ría sin­di­cal y social de Hego Eus­kal Herria y a los miles de tra­ba­ja­do­ras y tra­ba­ja­do­res que salie­ron a la huel­ga gene­ral del día 29 de junio, se opon­gan a las refor­mas y cam­bien de una vez sus polí­ti­cas eco­nó­mi­cas y socio­la­bo­ra­les que sólo bene­fi­cian a los mas ricos.

Eus­kal Herria, setiem­bre de 2010

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.