La cons­truc­ción de la noti­cia y la fal­si­fi­ca­ción de la reali­dad por par­te de la indus­tria mediá­ti­ca al ser­vi­cio del impe­ria­lis­mo yan­qui y el sio­nis­mo israe­li­ta: – Dax Toscano

  1. 1. Corea del Nor­te e Irán en la mira del impe­ria­lis­mo yan­qui y el sio­nis­mo israelita:

Vien­tos de gue­rra soplan en la Penín­su­la de Corea, así como en Orien­te Medio.

La Repú­bli­ca Popu­lar Demo­crá­ti­ca de Corea, país que ha sufri­do la agre­sión del impe­ria­lis­mo yan­qui des­de el fin de la Segun­da Gue­rra Mun­dial en 1945 y del esta­ble­ci­mien­to de un régi­men con­tra­rio a los intere­ses esta­dou­ni­den­ses en el año de 1948, hoy es obje­to, una vez más, de la pro­vo­ca­ción polí­ti­co, diplo­má­ti­ca, mediá­ti­ca y mili­tar de los EEUU, que con el pre­tex­to del hun­di­mien­to supues­ta­men­te por par­te de tro­pas nor­co­rea­nas del buque de gue­rra de Corea del Sur “Cheo­nan”, hoy quie­ren des­atar un con­flic­to béli­co con­tra esa nación.

De igual mane­ra, el impe­ria­lis­mo yan­qui, esta vez en con­jun­ción con el cri­mi­nal Esta­do sio­nis­ta de Israel, pre­ten­de lan­zar un ata­que mili­tar con­tra la Repú­bli­ca Islá­mi­ca de Irán con el pro­pó­si­to de devas­tar el país, para de esa mane­ra sumir­le en una situa­ción de pobre­za extre­ma, tal como lo han hecho con Afga­nis­tán e Irak, des­tru­yen­do sus prin­ci­pa­les indus­trias, a la vez que su maqui­na­ria mili­tar, para hacer­le vul­ne­ra­ble a futu­ros ata­ques en caso de no lograr inme­dia­ta­men­te el obje­ti­vo de ocu­par la nación islámica.

Apro­ve­chán­do­se del espec­tácu­lo del Mun­dial de Fút­bol 2010 rea­li­za­do en Sudá­fri­ca, el impe­ria­lis­mo yan­qui y el sio­nis­mo israe­lí, con el apo­yo de otras poten­cias capi­ta­lis­tas, así como con la com­pli­ci­dad de la ONU, están lle­van­do a cabo todo tipo de manio­bras polí­ti­co, diplo­má­ti­cas para jus­ti­fi­car la agre­sión mili­tar con­tra Corea e Irán.

Fidel Cas­tro ha denun­cia­do en sus últi­mas refle­xio­nes las inten­cio­nes del gobierno impe­rial y sus secua­ces sio­nis­tas, así como las men­ti­ras teji­das alre­de­dor de los hechos que se seña­lan como jus­ti­fi­ca­ti­vos para lle­var ade­lan­te las agre­sio­nes mili­ta­res que están en camino.

Estos hechos están acom­pa­ña­dos de una pode­ro­sa cam­pa­ña mediá­ti­ca para jus­ti­fi­car lo injus­ti­fi­ca­ble, por lo cual es nece­sa­rio hacer un aná­li­sis de cómo fal­si­me­dia, como ins­tru­men­to del impe­ria­lis­mo y el sio­nis­mo, mane­ja la infor­ma­ción sobre estos y otros hechos con el obje­ti­vo de ir abo­nan­do el terre­ro para fabri­car el con­sen­so entre la pobla­ción mun­dial fren­te a esta nue­va agre­sión mili­tar con­tra los pue­blos y nacio­nes que se opo­nen a su dominación.

  1. 2. La cons­truc­ción intere­sa­da de la noti­cia pre­ten­de con­ver­tir­se en la reali­dad misma:

Una noti­cia dice Jor­ge Val­dés es “la comu­ni­ca­ción impar­cial y con­fia­ble de un acon­te­ci­mien­to, que con­tie­ne infor­ma­ción opor­tu­na y des­co­no­ci­da has­ta el momen­to, y que gene­ra el inte­rés del des­ti­na­ta­rio”. [1]

José A. Bení­tez seña­la que “la noti­cia es un hecho ver­da­de­ro, iné­di­to y de inte­rés colec­ti­vo enten­dién­do­se por inte­rés colec­ti­vo la obje­ti­vi­za­ción de una nece­si­dad o un deseo”.[2]

Las defi­ni­cio­nes expues­tas con­tie­nen equi­vo­ca­cio­nes pro­fun­das, des­de todo pun­to de vis­ta. Lamen­ta­ble­men­te estos con­cep­tos de lo que es una noti­cia son los que se repi­ten y asu­men como váli­dos en las aulas uni­ver­si­ta­rias, don­de se for­man los futu­ros perio­dis­tas o comu­ni­ca­do­res sociales.

Lo pri­me­ro que hay que seña­lar es que una noti­cia no pue­de ser la comu­ni­ca­ción impar­cial y con­fia­ble de un acon­te­ci­mien­to debi­do a que quien la ela­bo­ra, quié­ra­lo o no, res­pon­de a una con­cep­ción ideo­ló­gi­ca deter­mi­na­da que le hace ver el mun­do pre­ci­sa­men­te des­de esa ópti­ca muy par­ti­cu­lar. Lo de que sea con­fia­ble depen­de de varios fac­to­res que muchas de las veces se basan en apre­cia­cio­nes extre­ma­da­men­te sub­je­ti­vas, que res­pon­den tam­bién a los pará­me­tros que la pro­pia indus­tria mediá­ti­ca esta­ble­ce para juz­gar que cosas o per­so­nas son en las que el públi­co debe con­fiar. Por ejem­plo, los medios siem­pre ponen énfa­sis en las infor­ma­cio­nes pro­ve­nien­tes de la cade­na CNN, la cual apa­re­ce como un sím­bo­lo del perio­dis­mo, por lo que sus infor­ma­cio­nes serían con­fia­bles. La reali­dad ha demos­tra­do de sobra que no es así.

Vicen­te Romano dice:

Creer que las infor­ma­cio­nes reci­bi­das por medio de todas las ins­ti­tu­cio­nes y los medios que las trans­mi­ten res­pon­den a nues­tros intere­ses tie­ne una influen­cia devas­ta­do­ra en nues­tra vida. En vez de con­fiar en la ense­ñan­za, ten­dría­mos que exa­mi­nar­la. Hay que saber si los pla­ni­fi­ca­do­res de la edu­ca­ción se defe­can en noso­tros, no bas­ta con que ellos nos ase­gu­ren que no es así. Eso lo han ase­gu­ra­do a todas las gene­ra­cio­nes, y se defe­ca­ron en todas estas. ¿Qué razón hay para que hagan una excep­ción con noso­tros, a menos que la excep­ción la haga­mos noso­tros?[3]

Lo seña­la­do por el comu­ni­có­lo­go espa­ñol es váli­do para enten­der tam­bién como se mane­ja la infor­ma­ción noti­cio­sa y la acti­tud que la gen­te debe­ría asu­mir fren­te a lo que pro­po­nen las indus­trias mediáticas.

El segun­do ele­men­to que hay que dejar cla­ra­men­te seña­la­do, pues­to que encie­rra un error garra­fal des­de el pun­to de vis­ta filo­só­fi­co, es que la noti­cia no es el hecho, sino la cons­truc­ción que una per­so­na espe­cia­li­za­da o un gru­po perio­dís­ti­co hace res­pec­to de un acon­te­ci­mien­to, de uno o varios hechos deter­mi­na­dos para dar­los a cono­cer al públi­co, los cua­les inclu­so, en muchas oca­sio­nes han sido total­men­te dis­tor­sio­na­dos, fal­si­fi­ca­dos o, lo que es más gra­ve, han sido el resul­ta­do sola­men­te de la inven­ción del perio­dis­ta, de las indus­trias mediá­ti­cas o de los apa­ra­tos de pro­pa­gan­da de los deten­ta­do­res del poder para jus­ti­fi­car las accio­nes que lue­go han lle­va­do ade­lan­te con­tra los pue­blos en el mun­do entero.

Los ejem­plos sobre esto sobran: la exis­ten­cia de armas de des­truc­ción masi­va en Irak para jus­ti­fi­car un ata­que mili­tar con­tra ese país, infor­ma­ción que lue­go la pro­pia CIA tuvo que negar, el fal­so res­ca­te de la sol­da­do Jes­si­ca Lynch, obra del apa­ra­to pro­pa­gan­da esta­dou­ni­den­se, etc. Sin embar­go, fal­si­me­dia ha dado a cono­cer al públi­co estos hechos fic­ti­cios como que fue­ran reales.

Iña­ki Gil de San Vicen­te dice:

Lo que enten­de­mos como un “hecho” que ha suce­di­do en cual­quier par­te –un terre­mo­to o el enca­re­ci­mien­to de los pre­cios de la ali­men­ta­ción, por ejem­plo – , es trans­for­ma­do de tal for­ma que al final apa­re­ce como “noti­cia” sólo tras ser con­ve­nien­te­men­te “tra­ba­ja­do” por la indus­tria mediá­ti­ca. Ya se ha cri­ti­ca­do de sobra esta diná­mi­ca como para repe­tir­la aquí. Aho­ra nos intere­sa des­ta­car que esa “noti­cia” es pre­sen­ta­da den­tro de un men­sa­je gene­ral que refuer­za la ideo­lo­gía domi­nan­te, que impi­de cual­quier posi­bi­li­dad de con­cien­cia­ción revo­lu­cio­na­ria o de refle­xión crí­ti­ca, ais­lan­do la “noti­cia” del con­tex­to socio­his­tó­ri­co, etc. Según las nece­si­da­des del nego­cio polí­ti­co-mediá­ti­co, la “noti­cia” será pre­sen­ta­da de for­ma sen­sa­cio­na­lis­ta, maca­bra, sen­si­ble­ra y emo­ti­va, inti­mi­da­to­rio y car­ga­da de reso­nan­cias catas­tro­fis­tas, o con pre­ten­sio­nes de cien­ti­fi­ci­dad neu­tra y asép­ti­ca, inclu­so has­ta pro­gre­sis­ta. Son los intere­ses eco­nó­mi­cos y polí­ti­cos de cada indus­tria con­cre­ta los que deter­mi­nan cómo se ha de ven­der la “noti­cia”, cómo se pre­sen­ta, dón­de se colo­ca para lla­mar la aten­ción o para que pase des­aper­ci­bi­da para la mayo­ría de la gen­te si es que no hay más reme­dio que sacar­la al aire o al papel.[4]

El ter­cer ele­men­to tie­ne que ver con otra de las carac­te­rís­ti­cas que los auto­res dan a la noti­cia que es el inte­rés colec­ti­vo que se pre­su­me repre­sen­ta la infor­ma­ción que se trans­mi­te o se da a cono­cer al públi­co. Lo que se deja de lado es el hecho de que lo que se con­vier­te en “inte­rés” del colec­ti­vo es lo que cons­tan­te­men­te los medios trans­mi­ten y que lo hacen ver como algo fun­da­men­tal y nece­sa­rio para cono­ci­mien­to de las per­so­nas, cuan­do en reali­dad muchas de las cosas expues­tas no tie­nen nin­gu­na tras­cen­den­cia para el desa­rro­llo de los pue­blos, ni son vita­les para su exis­ten­cia. La pre­sen­ta­ción de noti­cias basu­ras por par­te de fal­si­me­dia es un cla­ro ejem­plo de ello. De igual mane­ra, en el momen­to de selec­cio­nar las infor­ma­cio­nes noti­cio­sas quie­nes con­tro­lan la indus­tria mediá­ti­ca, prio­ri­zan lo que bene­fi­cia a deter­mi­na­dos gru­pos de poder, espec­ta­cu­la­ri­zan­do cier­tas cosas, mien­tras otras que son en ver­dad impor­tan­tes para los colec­ti­vos son invi­si­vi­li­za­das, ocultadas.

Un cuar­to ele­men­to que es nece­sa­rio com­pren­der cuan­do se hace refe­ren­cia a la noti­cia, es el inte­rés eco­nó­mi­co que la indus­tria mediá­ti­ca tie­ne res­pec­to a la nece­si­dad de publi­car deter­mi­na­das infor­ma­cio­nes noti­cio­sas que le per­mi­tan obte­ner ganan­cias debi­do a la expec­ta­ti­va que gene­ran en el públi­co, aumen­tan­do de esa mane­ra el rating de sin­to­nía en el caso de la radio y la tele­vi­sión y la ven­ta de perió­di­cos en el caso de la pren­sa, obte­nien­do a su vez el des­em­bol­so eco­nó­mi­co de las empre­sas que publi­ci­tan sus pro­duc­tos a tra­vés de los medios.

Hay ade­más que seña­lar que muchos hechos se con­vier­ten en “noti­cia” debi­do a los víncu­los estre­chos que exis­ten entre los per­so­na­jes que for­man par­te de los círcu­los de poder y la indus­tria mediá­ti­ca, la mis­ma que no esca­ti­ma abso­lu­ta­men­te nada para pre­sen­tar a quie­nes de una u otra mane­ra sus­ten­tan eco­nó­mi­ca­men­te a esa industria.

Iña­ki Gil de San Vicen­te dice:

El medio selec­cio­na su ofer­ta en base a un cri­te­rio ele­men­tal: ase­gu­rar su con­ti­nui­dad como nego­cio, como empre­sa. Nin­gún perió­di­co, revis­ta, radio, tele­vi­sión, etc., pue­de sobre­vi­vir lar­go tiem­po con pér­di­das, cayen­do en ven­tas, ingre­san­do menos dine­ro que el que gas­ta en la pro­duc­ción de las “noti­cias”. Si ingre­sa menos dine­ro, más tem­prano que tar­de cae­rá en ban­ca­rro­ta. Tie­ne varios recur­sos para evi­tar­lo: aumen­tar la explo­ta­ción de sus tra­ba­ja­do­res, des­de los perio­dis­tas fijos has­ta los pre­ca­ri­za­dos pasan­do por el res­to; aumen­tar los anun­cios y la pro­pa­gan­da; redu­cir la cali­dad del papel y de los gas­tos de impre­sión; pedir ayu­da a las ins­ti­tu­cio­nes; pedir prés­ta­mos; fusio­nar­se con otros medios para aba­ra­tar cos­tos, hacer pro­mo­cio­nes y ofer­tas espe­cia­les para aumen­tar las ven­tas, etc. [5]

Es impor­tan­te seña­lar ade­más como las y los perio­dis­tas tra­ba­jan bajo for­ma­tos pre­via­men­te esta­ble­ci­dos y nor­mas de cons­truc­ción de la infor­ma­ción que tie­nen las siguien­tes con­se­cuen­cias: a) la impo­si­bi­li­dad del perio­dis­ta de actuar crí­ti­ca­men­te fren­te a la reali­dad en la que se halla inmer­so y b) la inexis­ten­cia de una pra­xis crea­ti­va, con­vir­tién­do­se en un vul­gar imi­ta­dor o repe­ti­dor de lo que otros pre­via­men­te ya han ela­bo­ra­do, lo cual a su vez tie­ne que ver con la fal­ta de inves­ti­ga­ción cien­tí­fi­ca en el cam­po del periodismo.

La fal­ta de crea­ti­vi­dad se expre­sa en el hecho de que los perio­dis­tas muchas veces se limi­tan a “refle­jar” mecá­ni­ca­men­te lo que ven y escu­chan o creen que ven y escu­chan, sin esta­ble­cer una inter­re­la­ción entre diver­sos hechos, sin des­cu­brir las con­tra­dic­cio­nes de las cosas. En otros casos, como se ha seña­la­do, sola­men­te se limi­tan a expre­sar las ideas que tie­ne en su cabe­za sin tomar en cuen­ta en abso­lu­to lo que efec­ti­va­men­te suce­de en la reali­dad. Dice Adol­fo Sán­chez Vás­quez al refe­rir­se a la pra­xis imi­ta­ti­va o reite­ra­ti­va que “[c]omo en la meta­fí­si­ca pla­tó­ni­ca, tam­bién aquí lo deter­mi­nan­te es el mode­lo; lo real sólo jus­ti­fi­ca su dere­cho a exis­tir por su ade­cua­ción a lo ideal”.[6]

La fal­ta de crea­ti­vi­dad tam­bién se hace evi­den­te en que el tra­ba­jo perio­dís­ti­co, al igual que el tra­ba­jo que rea­li­za el obre­ro en la fábri­ca, es un tra­ba­jo alie­na­do, ena­je­na­do, mecá­ni­co por exce­len­cia debi­do a que los pará­me­tros sobre los cuá­les rea­li­za su acti­vi­dad la o el perio­dis­ta están esta­ble­ci­dos de ante­mano, por lo cual debe acu­dir para obte­ner la infor­ma­ción que “nece­si­ta” para trans­mi­tir al públi­co siem­pre a los mis­mos luga­res, a las mis­mas fuen­tes, a los mis­mos personajes.

Así coci­na fal­si­me­dia la noticia.

  1. El doble rase­ro de la pro­pa­gan­da y la indus­tria mediá­ti­ca al ser­vi­cio del impe­ria­lis­mo y el sionismo:

His­tó­ri­ca­men­te los deten­ta­do­res del poder y sus ideó­lo­gos han con­si­de­ra­do a la men­ti­ra como un ins­tru­men­to nece­sa­rio para man­te­ner su domi­na­ción. Pla­tón defen­dió la men­ti­ra pia­do­sa para faci­li­tar al gober­nan­te su tarea y obte­ner la obe­dien­cia de las per­so­nas fren­te a las leyes, pues­to que no se podía gober­nar solo por medio del uso de la fuer­za. En la épo­ca del nazis­mo, Joseph Goeb­bels, minis­tro de Pro­pa­gan­da de Hitler, uti­li­zó la men­ti­ra para lograr que la ciu­da­da­nía ale­ma­na cre­ye­ra en el dis­cur­so racis­ta, gue­rre­ris­ta y cri­mi­nal que el füh­rer y sus par­ti­da­rios pro­fe­sa­ban. “Mien­te, mien­te, mien­te que algo que­da­rá, mien­tras más gran­de sea una men­ti­ra más gen­te la cree­rá”, decía Goebbels.

El impe­ria­lis­mo yan­qui y el sio­nis­mo israe­li­ta tam­bién han hecho uso de la men­ti­ra per­ma­nen­te­men­te, para así sus­ten­tar su domi­na­ción y lle­var ade­lan­te los crí­me­nes que han come­ti­do con­tra la huma­ni­dad. Estos sis­te­mas polí­ti­cos, eco­nó­mi­cos y mili­ta­res han sido levan­ta­dos sobre la men­ti­ra y se sus­ten­tan en ella.

No es el espa­cio para seña­lar cada una de las men­ti­ras que han pre­ten­di­do con­ver­tir en ver­da­des el impe­ria­lis­mo y el sio­nis­mo. No obs­tan­te, es nece­sa­rio que se conoz­can algu­nas de esas men­ti­ras sobre las que se levan­tan con el pro­pó­si­to de des­mi­ti­fi­car la visión bene­vo­len­te que ellos han cons­trui­do sobre sí mismos.

Por ejem­plo, EEUU, que cons­tan­te­men­te dice ser defen­sor de la demo­cra­cia y la liber­tad, sur­ge como una pode­ro­sa nación opo­nién­do­se a la demo­cra­cia como sis­te­ma de gobierno de la mayo­ría sobre la mino­ría. Los padres fun­da­do­res de la Unión fue­ron enemi­gos de la demo­cra­cia y del poder direc­to ejer­ci­do por el pue­blo que, en pala­bras de Ale­xan­der Hamil­ton, ha sido con­si­de­ra­do como la “Gran Bes­tia” que nece­si­ta de una éli­te de ilu­mi­na­dos para que los represente.

De igual mane­ra, EEUU para lle­var ade­lan­te su polí­ti­ca expan­sio­nis­ta, sobre todo cuan­do lle­ga a la eta­pa impe­ria­lis­ta, ha uti­li­za­do la men­ti­ra y el enga­ño para inter­ve­nir mili­tar­men­te en otros paí­ses, arre­ba­tar­les sus recur­sos, cer­ce­nar terri­to­rios con el pre­tex­to de pro­te­ger los intere­ses de los ciu­da­da­nos esta­dou­ni­den­ses, ocul­tan­do que se tra­ta en reali­dad de los intere­ses de una mino­ría rica y de un apa­ra­to mili­tar que nece­si­ta de esas gue­rras para exis­tir. Bas­ta seña­lar las men­ti­ras esgri­mi­das para inter­ve­nir en los asun­tos inter­nos de Cuba a fina­les del siglo XIX, así como con­tra Méxi­co, país al que des­po­jó de la mitad de su terri­to­rio. En el siglo XX y XXI las men­ti­ras del gobierno impe­rial han con­ti­nua­do, esta vez para lan­zar sus “zar­pa­zos pre­ven­ti­vos” con­tra Afga­nis­tán e Irak en la épo­ca de W. Bush y aho­ra, bajo el man­da­to de Barack Oba­ma, con­tra Irán y Corea del Norte.

Israel, al igual que su socio cri­mi­nal, tam­bién ha basa­do su exis­ten­cia y domi­na­ción, prin­ci­pal­men­te sobre el pue­blo pales­tino, en la fal­si­fi­ca­ción de la realidad.

Varios his­to­ria­do­res israe­líes como Shlo­mo Sand, Benny Morris o Ilan Pap­pe, han cues­tio­na­do los mitos sobre los que el sio­nis­mo ha pre­ten­di­do levan­tar su Esta­do. Auto­res como Roger Garaudy (Mitos Fun­da­cio­na­les del Esta­do de Israel) o Ralph Schoen­man (His­to­ria ocul­ta del sio­nis­mo), no sólo que cues­tio­nan las men­ti­ras ofi­cia­les sobre el ori­gen y cons­ti­tu­ción pos­te­rior del Esta­do de Israel, sino tam­bién la fal­si­fi­ca­ción de datos y hechos his­tó­ri­cos acae­ci­dos duran­te la Segun­da Gue­rra Mun­dial, así como el ocul­ta­mien­to de los crí­me­nes come­ti­dos por el sio­nis­mo para aca­bar con el pue­blo palestino.

El pro­ble­ma en el caso del Esta­do de Israel radi­ca en el hecho de que cual­quier crí­ti­ca que se diri­ja con­tra el sio­nis­mo es vis­ta como antisemitismo.

Garaudy expli­ca como la fal­si­fi­ca­ción de hechos y la ter­gi­ver­sa­ción his­tó­ri­ca de lo suce­di­do duran­te la Segun­da Gue­rra Mun­dial con­tra millo­nes de judíos, ha ser­vi­do como un ele­men­to para que el sio­nis­mo se ima­gi­ne a sí mis­mo per­ma­nen­te­men­te como “víc­ti­ma”, que nece­si­ta ser com­pren­di­da, pero jamás ata­ca­da o cuestionada.

El lobby sio­nis­ta jue­ga un rol fun­da­men­tal en esto, debi­do al poder que tie­ne sobre la polí­ti­ca y la eco­no­mía en el mun­do capi­ta­lis­ta, prin­ci­pal­men­te en EEUU, así como por el con­trol que tie­ne sobre gran­des cor­po­ra­cio­nes mediá­ti­cas que le han posi­bi­li­ta­do difun­dir una ima­gen de “pue­blo ator­men­ta­do” por los crue­les terro­ris­tas que bus­can destruirlos.

Manuel Frey­tas en un artícu­lo titu­la­do “El poder ocul­to: de don­de nace la impu­ni­dad de Israel” seña­la que:

Los direc­ti­vos y accio­nis­tas de las pri­me­ras trein­ta mega­em­pre­sas tras­na­cio­na­les y ban­cos (las más gran­des del mun­do) que coti­zan en el índi­ce Dow Jones de Wall Street, son mayo­ri­ta­ria­men­te de ori­gen judío.

Mega­cor­po­ra­cio­nes del capi­ta­lis­mo sin fron­te­ras como Wal-Mart Sto­res, Walt Dis­ney, Micro­soft, Pfi­zer Inc, Gene­ral Motors, Hew­lett Pac­kard, Home Depot, Honey­well, IBM, Intel Cor­po­ra­tion, John­son & John­son, JP Mor­gan Cha­se, Ame­ri­can Inter­na­tio­nal Group, Ame­ri­can Express, AT&T, Boeing Co (arma­men­tis­ta), Cater­pi­llar, Citi­group, Coca Cola, Dupont, Exxon Mobil (petro­le­ra), Gene­ral Elec­tric, McDo­nalds, Merck & Co, Proc­ter & Gam­ble, Uni­ted Tech­no­lo­gies, Veri­zon, son con­tro­la­das y/​o geren­cia­das por capi­ta­les y per­so­nas de ori­gen judío.

De igual mane­ra Frey­tas expli­ca el con­trol que el sio­nis­mo man­tie­ne sobre los medios de comunicación:

Las tres prin­ci­pa­les cade­nas tele­vi­si­vas de EEUU (CNN, ABC, NBC y Fox), los tres prin­ci­pa­les dia­rios (The Wall Street Jour­nal, The New York TimesThe Washing­ton Post) están con­tro­la­dos y geren­cia­dos (a tra­vés de paque­tes accio­na­rios o de fami­lias) por gru­pos del lobby judío, prin­ci­pal­men­te neoyorquino.

Asi­mis­mo como las tres más influ­yen­tes revis­tas (News­week, TimeThe New Yor­ker), y con­sor­cios hege­mó­ni­cos de Inter­net como Time-War­ner (fusio­na­do con Amé­ri­ca on Line) o Yahoo, están con­tro­la­dos por geren­cia­mien­to y capi­tal judío que ope­ra a nivel de redes y con­glo­me­ra­dos entre­la­za­dos con otras empresas.

Colo­sos del cine de Holly­wood y del espec­tácu­lo como The Walt Dis­ney Com­pany, War­ner Brothers, Colum­bia Pic­tu­res, Para­mount, 20th Cen­tury Fox, entre otros, for­man par­te de esta red inter­ac­ti­va del capi­tal sio­nis­ta impe­ria­lis­ta.[7]

El perio­dis­ta bel­ga Michael Collon, en un libro de recien­te publi­ca­ción, a tra­vés de varias entre­vis­tas rea­li­za­das a per­so­na­li­da­des como Noam Chomsky, Samir Amin, Michel Wars­chaws­ki, entre otros, seña­la algu­nos de los mitos que el sio­nis­mo quie­re ocultar.

El sio­nis­mo seña­la que Israel se creó como reac­ción a la masa­cre de judíos entre 1940 y 1945, lo cual encu­bre que real­men­te se tra­tó des­de su ori­gen de un pro­yec­to colo­nial de nue­vo tipo pre­vis­to en el Con­gre­so Sio­nis­ta de 1897 con el obje­ti­vo de colo­ni­zar Pales­ti­na, con el res­pal­do fun­da­men­tal­men­te del impe­rio bri­tá­ni­co. La vio­len­cia con­tra el pue­blo pales­tino ha sido per­ma­nen­te. Como seña­lan los his­to­ria­do­res Illan Pape y Benny Morris, los pales­ti­nos fue­ron expul­sa­dos por medio de la vio­len­cia sis­te­má­ti­ca ejer­ci­da con­tra ellos por los colo­nos judíos.

Para lle­var ade­lan­te su pro­yec­to colo­ni­za­dor los sio­nis­tas tam­bién levan­ta­ron el mito de que Pales­ti­na era un terri­to­rio que se encon­tra­ba vacío y que sus tie­rras esta­ban desér­ti­cas. “Una tie­rra sin pue­blo, para un pue­blo sin tie­rra” es el argu­men­to fal­so que esgri­mie­ron para jus­ti­fi­car el pro­ce­so colonizador.

Ralph Schoen­man dice:

Al final del siglo XIX había en Pales­ti­na mil pue­blos o aldeas. Jeru­sa­lén, Hai­fa, Gaza, Yaf­fa, Nablús, Acre, Jeri­có, Ram­le, Hebrón y Naza­ret eran ciu­da­des flo­re­cien­tes. Las coli­nas esta­ban labo­rio­sa­men­te aban­ca­la­das. Cana­les de rie­go sur­ca­ban todo el terri­to­rio. Los jar­di­nes de limo­ne­ros, los oli­va­res y los cerea­les de Pales­ti­na eran cono­ci­dos en todo el mun­do. El comer­cio, el arte­sa­na­do, la indus­tria tex­til, la cons­truc­ción y la pro­duc­ción agrí­co­la eran prós­pe­ras.[8]

Otro mito es el de ver­se como el pue­blo que regre­sa a la tie­rra que les arre­ba­ta­ron los roma­nos en los años 70 D.C., cuan­do en reali­dad el grue­so de la pobla­ción que­dó allí, por lo que los des­cen­dien­tes ver­da­de­ros de esa gen­te son los palestinos.

Collon seña­la que no se pue­de hablar de un “pue­blo judío” como tal, con iden­ti­dad, una mis­ma cul­tu­ra, una mis­ma his­to­ria o una mis­ma len­gua, pues­to que lo úni­co que com­par­ten en reali­dad es una mis­ma religión.

Al igual que EEUU, Israel se ima­gi­na a sí mis­mo como un régi­men demo­crá­ti­co, el úni­co exis­ten­te en Medio Orien­te. Collón por el con­tra­rio expli­ca que Israel no es un Esta­do de dere­cho, pues­to que en su cons­ti­tu­ción no se fijan sus lími­tes terri­to­ria­les, que es un pro­yec­to de expan­sión que no tie­ne lími­tes, docu­men­to ade­más que es racis­ta al pro­cla­mar sola­men­te un Esta­do de judíos, que des­pre­cia a los otros.

El perio­dis­ta bel­ga des­en­mas­ca­ra ade­más la con­duc­ta cíni­ca de Euro­pa, pues­to que es su indus­tria mili­tar la que abas­te­ce en gran medi­da de arma­men­to a Israel, a la vez que cola­bo­ra con el desa­rro­llo de su apa­ra­to indus­trial militar.

Por otro lado, la pro­pa­gan­da del impe­ria­lis­mo yan­qui y del sio­nis­mo uti­li­za la men­ti­ra para cons­truir una ima­gen nega­ti­va de sus adver­sa­rios, para invi­si­bi­li­zar su exis­ten­cia, ter­gi­ver­sar su his­to­ria, deni­grar su cul­tu­ra y de esa mane­ra ellos pre­sen­tar­se como los por­ta­do­res de la razón, del pen­sa­mien­to, en suma, de la civi­li­za­ción y la democracia.

En el caso de Corea del Nor­te, no se hace refe­ren­cia al inter­ven­cio­nis­mo mili­tar grin­go en la penín­su­la una vez fina­li­za­da la Segun­da Gue­rra Mun­dial, cuan­do EEUU se apo­de­ró de la par­te sur de ese terri­to­rio, esta­ble­cien­do un régi­men títe­re, ser­vil a sus intere­ses. De igual mane­ra se ocul­ta la pre­sen­cia per­ma­nen­te de fuer­zas mili­ta­res esta­dou­ni­den­ses des­de ese momen­to his­tó­ri­co, has­ta la pre­sen­te fecha, pese a que la ONU había deci­di­do que nin­gu­na poten­cia podía esta­ble­cer tro­pas en terri­to­rio de las dos Coreas. Asi­mis­mo, nada se dice de las cons­tan­tes pro­vo­ca­cio­nes a las que está some­ti­da Corea del Nor­te en la zona fron­te­ri­za, por par­te de sol­da­dos de EEUU y de Corea del Sur.

William Blum dice:

Des­pués de la Segun­da Gue­rra Mun­dial, los Esta­dos Uni­dos supri­mie­ron las orga­ni­za­cio­nes popu­la­res pro­gre­sis­tas que habían sido alia­das duran­te la gue­rra, emplean­do a veces la fuer­za bru­ta, a favor de los con­ser­va­do­res que habían cola­bo­ra­do con los japo­ne­ses. Como resul­ta­do, las mejo­res opor­tu­ni­da­des de uni­fi­car el nor­te y el sur fue­ron abor­ta­das. Esto con­du­jo a una lar­ga era de gobier­nos corrup­tos, reac­cio­na­rios y des­pia­da­dos en el sur, lle­nas de crí­me­nes de gue­rra y a la inter­ven­ción mili­tar nor­te­ame­ri­ca­na de 1950 – 53 en la “Gue­rra de Corea”, que fue mucho más que el sim­ple asun­to de los corea­nos del nor­te inva­dien­do a los del sur en un día par­ti­cu­lar, que es lo que se ha hecho creer al mundo.

En 1999, supi­mos que poco des­pués de esta­llar la gue­rra, los sol­da­dos nor­te­ame­ri­ca­nos ase­si­na­ron con ame­tra­lla­do­ra a cien­tos de civi­les inde­fen­sos; entre muchos otros inci­den­tes de este tipo, cien­tos fue­ron muer­tos cuan­do los nor­te­ame­ri­ca­nos vola­ron, inten­cio­nal­men­te, los puen­tes por los que esta­ban cru­zan­do.[9]

Si bien no se tra­ta aquí de hacer una defen­sa del régi­men de Corea del Nor­te que se carac­te­ri­za por el cul­to a la per­so­na­li­dad, la fal­ta de demo­cra­cia obre­ra, la exis­ten­cia de una buro­cra­cia eli­tis­ta que goza de pri­vi­le­gios, mien­tras el pue­blo ha teni­do que pasar por situa­cio­nes cala­mi­to­sas, es nece­sa­rio tam­bién des­ta­car que pese a estas reali­da­des, muchas de las cua­les son exa­cer­ba­das al extre­mo por la indus­tria mediá­ti­ca, la Repú­bli­ca Popu­lar de Corea es un país que si bien se cono­ce muy poco de él, goza de un alto nivel de desa­rro­llo cul­tu­ral, depor­ti­vo, artís­ti­co, nación en la cual el 99% de la pobla­ción de hom­bres y muje­res está alfa­be­ti­za­da. De igual mane­ra, los medios nada expre­san sobre las decla­ra­cio­nes de la Direc­to­ra Gene­ral de la Orga­ni­za­ción Mun­dial de la Salud (OMS), Mar­ga­ret Chan, quien ha seña­la­do que “el sis­te­ma de Salud de Corea del Nor­te sería la envi­dia de muchos paí­ses en desa­rro­llo debi­do a la abun­dan­cia de per­so­nal médi­co dis­po­ni­ble”, indi­can­do que no exis­te “fal­ta de médi­cos y enfermeras”.

Sobre Irán, de igual mane­ra ocul­tan el papel cri­mi­nal del impe­ria­lis­mo en la defen­sa de regí­me­nes des­pó­ti­cos y tirá­ni­cos antes del triun­fo de la Revo­lu­ción Islá­mi­ca, así como la ambi­ción que sobre el petró­leo de ese país tie­ne EEUU e Israel, ade­más de ser una zona geo­es­tra­té­gi­ca para el con­trol de Rusia y China.

En los años cin­cuen­ta del siglo pasa­do, EEUU e Israel ayu­da­ron al régi­men ira­ní de ese enton­ces a crear el cri­mi­nal ser­vi­cio de segu­ri­dad SAVAK (Orga­ni­za­ción de Segu­ri­dad e Inte­li­gen­cia Nacio­nal), el mis­mo que gra­cias a la CIA se espe­cia­li­zó en la prác­ti­ca de la tor­tu­ra. El Sha, Moham­med Reza Pah­le­vi, que había sido derro­ca­do en 1950 por una insu­rrec­ción popu­lar, fue reins­ta­la­do en el poder gra­cias a los bue­nos ofi­cios de EEUU, Gran Bre­ta­ña e Israel en 1953, gober­nan­do 25 años más has­ta el triun­fo de la Revo­lu­ción Islá­mi­ca en 1979. Duran­te su man­da­to, el Sha res­ta­ble­ció la pro­pie­dad extran­je­ra de la indus­tria del petró­leo que había nacio­na­li­za­do el pri­mer minis­tro Mos­sa­degh. Ese régi­men corrup­to y cri­mi­nal gozó del res­pal­do de las “demo­cra­cias” occidentales.

Al igual que se seña­ló res­pec­to a Corea del Nor­te, no se tra­ta de hacer una defen­sa del régi­men ira­ní, diri­gi­do este momen­to por el pre­si­den­te Mah­moud Ahma­di­ne­jad, el mis­mo que ha repri­mi­do con dure­za las mani­fes­ta­cio­nes que la cla­se obre­ra ira­ní y muchos sec­to­res de la cla­se media han lle­va­do con­tra el régi­men des­pó­ti­co, sin des­co­no­cer que en muchos de esos levan­ta­mien­tos han inter­ve­ni­do los ser­vi­cios de inte­li­gen­cia occi­den­ta­les. El des­con­ten­to popu­lar ha sido expre­sa­do en gran­des mani­fes­ta­cio­nes y huel­gas que por la fal­ta de una direc­ción polí­ti­ca ade­cua­da toda­vía no han cul­mi­na­do con el triun­fo de la revo­lu­ción ira­ní, fren­te al régi­men fun­da­men­ta­lis­ta islámico.

Lo que debe que­dar cla­ro es el doble rase­ro de la pro­pa­gan­da del impe­ria­lis­mo y el sio­nis­mo para juz­gar a otros cuan­do les con­vie­ne, obviar hechos cuan­do les intere­sa y ocul­tar las atro­ci­da­des que ellos come­ten permanentemente.

  1. El mane­jo ten­den­cio­so de la infor­ma­ción sobre Corea del Nor­te e Irán por par­te de la indus­tria mediá­ti­ca al ser­vi­cio del impe­ria­lis­mo y el sio­nis­mo israelita:

No es el espa­cio para hacer un aná­li­sis deta­lla­do de las cons­tan­tes noti­cias que salen res­pec­to a Irán y Corea del Nor­te, así como la per­ma­nen­te fal­si­fi­ca­ción de hechos que la indus­tria mediá­ti­ca hace res­pec­to a estos dos paí­ses y sus res­pec­ti­vos regí­me­nes. Sin embar­go, dada la mag­ni­tud de los hechos denun­cia­dos por Fidel Cas­tro en sus últi­mas refle­xio­nes res­pec­to a la posi­bi­li­dad de que se eje­cu­te una agre­sión mili­tar por par­te del impe­ria­lis­mo yan­qui y el sio­nis­mo israe­li­ta con­tra estas dos nacio­nes, es nece­sa­rio, aun­que sea en for­ma bre­ve, seña­lar como se pro­du­ce esa fal­si­fi­ca­ción a tra­vés de la pro­pa­gan­da imperial-sionista.

Lo pri­me­ro que hay que seña­lar es el rol de víc­ti­mas que los vic­ti­ma­rios asu­men para lograr el apo­yo de la comu­ni­dad inter­na­cio­nal a cada una de sus accio­nes, pues­to que éstas, según ellos, se lle­van a cabo jus­ta­men­te para defen­der­se de los terro­ris­tas. El sio­nis­mo ha uti­li­za­do este dis­cur­so cons­tan­te­men­te, con el obje­ti­vo de crear en la men­te de las per­so­nas que son un pue­blo ase­dia­do por terro­ris­tas que no les dejan vivir en paz. Las masa­cres per­pe­tra­das con­tra el pue­blo pales­tino son vis­tas de esa mane­ra como actos de legí­ti­ma defensa.

En los titu­la­res de los prin­ci­pa­les medios de pren­sa occi­den­tal jamás se ha cali­fi­ca­do como debe­ría hacer­se las accio­nes del Esta­do sio­nis­ta con­tra Pales­ti­na. Y lo que es más gra­ve aún, es el hecho de que en vez de des­en­mas­ca­rar los ata­ques cri­mi­na­les y terro­ris­tas del sio­nis­mo, se los jus­ti­fi­ca arre­me­tien­do con­tra quie­nes son víc­ti­mas de sus agre­sio­nes, pues­to que a ellas se las pre­sen­ta como res­pon­sa­bles de crí­me­nes y actos terroristas.

La pro­pa­gan­da impe­rial-sio­nis­ta pre­sen­ta al pue­blo pales­tino como posee­dor de un mayor poder de ata­que sobre quie­nes real­men­te tie­nen la tec­no­lo­gía mili­tar o, en el mejor de los casos, se los pre­sen­ta en igual­dad de con­di­cio­nes que los israe­li­tas, como si se tra­ta­ra de una lucha entre iguales.

San­tia­go Alba Rico dice:

Cada vez que Israel bom­bar­dea ciu­da­des, levan­ta muros, derri­ba oli­vos o impo­ne el ham­bre y la enfer­me­dad a millo­nes de seres huma­nos, los EEUU y la UE, si a veces lamen­tan “el des­pro­por­cio­na­do uso de la fuer­za”, recuer­dan una y otra vez su dere­cho a la defen­sa. Que nadie se escan­da­li­ce si digo que es absur­do invo­car su dere­cho a la defen­sa cuan­do lo que está en cues­tión es su dere­cho a la exis­ten­cia. Cada vez que EEUU y la UE pro­mue­ven algu­na “ini­cia­ti­va de paz” se dis­cu­te sobre qué hacer con los pales­ti­nos y qué con­ce­der a los pales­ti­nos, como si los intru­sos y ocu­pan­tes fue­ran ellos. Que nadie se escan­da­li­ce si digo que la ver­da­de­ra cues­tión es saber qué hace­mos con los israe­líes y qué con­ce­de­mos a los israe­líes.[10]

El pen­sa­dor espa­ñol seña­la que:

(…) sólo retros­pec­ti­va­men­te, bajo el impe­rio del esque­ma hero­do­tiano y holly­woo­dien­se, la vic­to­ria de David sobre Goliat nos apa­re­ce de for­ma erró­nea y natu­ral como la vic­to­ria del débil sobre el fuer­te cuan­do lo que des­cri­be en reali­dad –al revés– es la vic­to­ria de la fuer­za tec­no­ló­gi­ca sobre la debi­li­dad bru­ta, supre­ma­cía que hoy se pro­lon­ga, en la mis­ma región del pla­ne­ta, en la des­igual bata­lla entre los avio­nes israe­líes y los cuer­pos pales­ti­nos.[11]

El uso del len­gua­je es vital para lograr la mani­pu­la­ción de las personas.

Eufe­mis­mos de toda índo­le son uti­li­za­dos para refe­rir­se a Israel y cada uno de sus actos.

Dice San­tia­go Alba Rico:

Más sutil aún, hay que pres­tar aten­ción al terro­ris­mo sin­tác­ti­co, a la tor­sión o tor­tu­ra de las fra­ses en su estruc­tu­ra mis­ma. ¿Hemos repa­ra­do algu­na vez en que los pales­ti­nos son siem­pre los “suje­tos”, acti­vos o pasi­vos, de todas las ora­cio­nes? “Un pis­to­le­ro pales­tino dis­pa­ra a matar en Jeru­sa­lén”, “Un pales­tino mue­re como con­se­cuen­cia de un inter­cam­bio de dis­pa­ros con el ejér­ci­to israe­lí”. ¿Per­ci­bi­mos toda la dis­tan­cia que media entre decir “Un colono judío mata a tiros a tres pales­ti­nos” y decir, en cam­bio, “Tres pales­ti­nos mue­ren a manos de un colono judío?”. El ver­da­de­ro “agen­te” de todos los pro­ble­mas en Pales­ti­na se reti­ra a posi­cio­nes sin­tác­ti­cas retra­sa­das y, allí aga­za­pa­do, borra todos los ras­tros de su res­pon­sa­bi­li­dad. Los pales­ti­nos matan (deci­sión albo­ral, libre, irrum­pien­te, nega­ti­va); los pales­ti­nos mue­ren ‑como si fue­ra una ley de la natu­ra­le­za-. Los pales­ti­nos, en efec­to, siem­pre mue­ren a con­se­cuen­cia de (el más volá­til de los “cau­sa­les”) un misil lan­za­do des­de un heli­cóp­te­ro; a con­ti­nua­ción de una incur­sión de tan­ques en Nablus; des­pués de un tiro­teo entre fuer­zas de Al-Fatah y sol­da­dos israe­líes. ¿Quien los ha mata­do?[12]

Una revi­sión bre­ve de algu­nos titu­la­res publi­ca­dos en el perió­di­co espa­ñol ABC, per­mi­te com­pren­der como al Esta­do sio­nis­ta de Israel jamás se lo acu­sa de ser res­pon­sa­ble de crí­me­nes o actos crue­les con­tra otros pue­blos. Se sua­vi­za lo que se dice para no dar una ima­gen nega­ti­va de ellos:

Israel bom­bar­dea el sur de Gaza como res­pues­ta a un ata­que de las mili­cias pales­ti­nas con­tra su terri­to­rio (29÷01÷2009)

El ejér­ci­to israe­lí bom­bar­dea de nue­vo Gaza en res­pues­ta a un cohe­te de Hamás (29÷01÷2009)

Israel bom­bar­dea túnel en sur de Gaza en res­pues­ta a lan­za­mien­to de cohe­tes (10÷08÷2009)

Israel lan­za nue­vos ata­ques con­tra la Fran­ja de Gaza en res­pues­ta al lan­za­mien­to de pro­yec­ti­les (08÷01÷2010)

Como se pue­de apre­ciar el Esta­do de Israel más bien apa­re­ce como víc­ti­ma y sus res­pues­tas son defen­si­vas apenas.

En titu­la­res del Nue­vo Herald se lee:

Jefe de Hiz­bu­lá ins­ta a pales­ti­nos cau­sar mayor daño posi­ble a Israel (Bei­rut 01/​03/​09)
Se dupli­can los ata­ques anti­se­mi­tas en todo el mun­do (El Mun­do 04/​11/​10)

¡Israel está ase­dia­do y corre el peli­gro de des­apa­re­cer ante los ata­ques de sus enemi­gos! Por ello el sio­nis­mo debe actuar inme­dia­ta­men­te para refor­zar su segu­ri­dad. Ante ese peli­gro tie­ne enton­ces que uti­li­zar todos los meca­nis­mos a su alcan­ce para garan­ti­zar su super­vi­ven­cia. Lo extra­ño es que los pales­ti­nos no han sido los que se han apo­de­ra­do de tie­rras aje­nas, sino que ellos han sido expul­sa­dos de su terri­to­rio des­de 1948.

Por otro lado el pode­río mili­tar israe­lí, país que posee armas nuclea­res como lo denun­ció el téc­ni­co nuclear Mor­de­chai Vanu­nu en el año 1986, es supe­rior al de otros paí­ses de la región, no se diga de Pales­ti­na que no tie­ne el arma­men­to nece­sa­rio para rea­li­zar la defen­sa de su terri­to­rio y población.

Jus­ta­men­te uno de los pre­tex­tos, entre tan­tos que ha pues­to Israel para lle­var ade­lan­te sus cri­mi­na­les accio­nes y hoy, jun­ta­men­te con los EEUU, pre­pa­rar un ata­que mili­tar con­tra Irán, es el de que el pre­si­den­te Mah­mud Ahma­di­ne­yad habría dicho que Israel debe ser borra­do del mapa, idea que que­da­ría con­fir­ma­da con el supues­to enri­que­cien­do de ura­nio por par­te de Irán para fabri­car bom­bas nucleares.

Los titu­la­res de pren­sa cons­tan­te­men­te hacen refe­ren­cia a este hecho, pero callan ante el arse­nal nuclear del régi­men sio­nis­ta, denun­cia­do por Vanu­nu, ciu­da­dano israe­lí que fue secues­tra­do por el Mos­sad en 1986 y con­de­na­do a pri­sión, acu­sa­do de trai­ción y espio­na­je por las denun­cias que realizó.

¿Por qué la indus­tria mediá­ti­ca man­tie­ne silen­cio sobre esto y expre­sa preo­cu­pa­ción sobre lo que el régi­men ira­ní o nor­co­reano esta­rían hacien­do para pro­du­cir supues­ta­men­te armas ató­mi­cas o nuclea­res? ¿Por qué los medios no seña­lan este doble rase­ro del Esta­do sio­nis­ta de Israel y de los EEUU? ¿Por qué no denun­cian con la mis­ma vehe­men­cia sobre la nega­ti­va de Israel a fir­mar el Tra­ta­do de No Pro­li­fe­ra­ción Nuclear? ¿Por qué no se pre­gun­tan qué país o paí­ses ayu­da­ron a Israel a desa­rro­llar su arse­nal nuclear?

Mien­tras tan­to, EEUU e Israel, con el apo­yo cóm­pli­ce de la ONU y de las poten­cias capi­ta­lis­tas, han esta­ble­ci­do san­cio­nes con­tra Irán, mien­tras se hacen de la vis­ta gor­da y callan fren­te a los crí­me­nes per­pe­tra­dos por el sio­nis­mo con­tra la “Flo­ti­lla de la Liber­tad” el 31 de mayo de 2010, asal­to rea­li­za­do por tro­pas israe­li­tas que ase­si­na­ron a nue­ve per­so­nas que, según infor­mes de los foren­ses tur­cos, habrían reci­bi­do dis­pa­ros en la cabe­za. La bene­vo­len­te ONU no san­cio­nó a Israel, pese a que este cri­men se come­tió en aguas inter­na­cio­na­les con­tra ciu­da­da­nos de diver­sos paí­ses. Inclu­so muchos edi­to­ria­lis­tas de diver­sos perió­di­cos y medios digi­ta­les lle­ga­ron a acu­sar a las víc­ti­mas de ser las res­pon­sa­bles de la actua­ción de Israel, negan­do inclu­so el carác­ter paci­fis­ta de la flo­ti­lla, con lo cual jus­ti­fi­ca­ban y res­pal­da­ban el dis­cur­so del sio­nis­mo sobre que el ata­que se habría pro­du­ci­do por­que en ese bar­co había terro­ris­tas armados.

El perió­di­co Hoy de Ecua­dor en sus sesu­dos “aná­li­sis” de opi­nión, en los que se dedi­ca a ata­car a los regí­me­nes de Hugo Chá­vez y de Raúl Cas­tro, se limi­tó a hacer un recuen­to de los hechos que no pudie­ron ser ocul­ta­dos, pero sin hacer una sola refe­ren­cia de los mis­mos como actos cri­mi­na­les. Lue­go, poco a poco, fue­ron ocul­tan­do la noti­cia, invi­si­vi­li­zan­do y silen­cian­do todo.

Esta es la tóni­ca de todos los medios occidentales.

La pro­pa­gan­da del impe­ria­lis­mo yan­qui y del sio­nis­mo lle­va des­de hace algu­nos años atrás una pode­ro­sa cam­pa­ña para jus­ti­fi­car una agre­sión mili­tar con­tra Irán. En el año 2005, fren­te a las decla­ra­cio­nes hechas por par­te del pre­si­den­te Mah­mud Ahma­di­ne­yad sobre el Esta­do de Israel, los hipó­cri­tas medios de comu­ni­ca­ción occi­den­ta­les pusie­ron el gri­to en el cie­lo. Ahma­di­ne­yad, según ellos, habría seña­la­do que Israel debe ser borra­do del mapa, a la vez que nega­ba el holo­caus­to nazi con­tra los judíos. Todo fue una ter­gi­ver­sa­ción, pues­to que en la reali­dad eso no suce­dió, tal como lo demues­tran Anne­lie­se Fiken­ts­cher y Andreas Neu­mann en un artícu­lo publi­ca­do en la pági­na de Rebe­lión bajo el títu­lo de “Un aná­li­sis de la retó­ri­ca en los medios de comu­ni­ca­ción orien­ta­da hacia la gue­rra con­tra Irán. ¿Quie­re el pre­si­den­te de Irán borrar del mapa a Israel y nie­ga el Holocausto?”.

El impe­rial-sio­nis­mo vie­ne crean­do una situa­ción simi­lar a la que lle­va­ron ade­lan­te para jus­ti­fi­car la agre­sión mili­tar con­tra Afga­nis­tán y sobre todo a Irak. San­cio­nes eco­nó­mi­cas, blo­queo comer­cial con pre­sión mili­tar, cam­pa­ña mediá­ti­ca de des­pres­ti­gio, ata­que y sata­ni­za­ción. La CIA jue­ga el mis­mo rol que en ese enton­ces. Su direc­tor, Leon Panet­ta, cons­tan­te­men­te hace seña­la­mien­tos en el sen­ti­do de que Irán en poco tiem­po podría dis­po­ner de armas nucleares.

Lo cier­to es que esta nue­va agre­sión mili­tar que el impe­ria­lis­mo yan­qui y el sio­nis­mo israe­lí lle­van con­tra Irán, tie­ne como pro­pó­si­to sumir en la mise­ria al país, para de esta mane­ra gene­rar mayor des­con­ten­to a lo interno, así como pro­vo­car algún epi­so­dio a tra­vés del cual quie­ran jus­ti­fi­car la inter­ven­ción mili­tar direc­ta y no sólo ata­ques aéreos con­tra zonas estra­té­gi­cas ira­níes, todo bajo el pre­tex­to de luchar en defen­sa de la demo­cra­cia, de la segu­ri­dad mun­dial y la paz.

La hipo­cre­sía de Oba­ma, el igno­mi­nio­so pre­mio Nobel de la Paz, al igual que el cri­mi­nal de Bush lo hizo, hoy quie­re agre­dir a una nación para bene­fi­ciar al apa­ra­to mili­tar indus­trial de su país, así como al pode­ro­so lobby del sionismo.

El petró­leo y el gas ira­ní están en la mira de EEUU e Israel, ade­más de ser una zona de vital impor­tan­cia des­de el pun­to de vis­ta geo­es­tra­té­gi­co para man­te­ner el con­trol en Medio Oriente.

Iña­ki Gil de San Vicen­te dice:

Aho­ra mis­mo, el Esta­do de Israel es el por­ta­avio­nes terres­tre del impe­ria­lis­mo yan­qui en un área geo­es­tra­té­gi­ca de cre­cien­te impor­tan­cia para todo el capi­ta­lis­mo, que no sólo para Esta­dos Uni­dos. Israel es un Esta­do mili­ta­ri­za­do al extre­mo en el que el ejér­ci­to tie­ne pode­res polí­ti­cos, eco­nó­mi­cos y cien­tí­fi­cos que con­di­cio­nan la vida ente­ra de su pobla­ción ya que sin sus fuer­zas arma­das el Esta­do de Israel des­apa­re­ce­ría en muy poco tiem­po, y con él el con­trol impe­ria­lis­ta de una amplia zona. Resul­ta tan estra­té­gi­co este por­ta­avio­nes terres­tre que el impe­ria­lis­mo le per­mi­tió rea­li­zar jun­to con Sudá­fri­ca una prue­ba nuclear en la Antár­ti­da en 1979, y le per­mi­te dis­po­ner de un arse­nal nuclear esti­ma­do, a media­dos de 2006, en sie­te cen­tros nuclea­res y 400 bom­bas ató­mi­cas. ¿Qué zona debe pro­te­ger Israel? La for­ma­da por la par­te occi­den­tal del cin­tu­rón mili­tar que Esta­dos Uni­dos va cons­tru­yen­do-impo­nien­do alre­de­dor de Chi­na Popu­lar, Corea del Nor­te, Extre­mo Orien­te, Cau­ca­sia, Rusia, Tur­quía y el Bós­fo­ro, y los Bal­ca­nes. La fun­ción de este cin­tu­rón mili­tar es tri­ple: el con­trol ener­gé­ti­co, el con­trol del agua de la cor­di­lle­ra que va del sur de Chi­na a Afga­nis­tán y de las reser­vas bio­ge­né­ti­cas de sus sel­vas; tener bases mili­ta­res para una gue­rra con­tra Rusia y Chi­na Popu­lar, y tener bases mili­ta­res para defen­der a las bur­gue­sías fie­les al impe­ria­lis­mo en esta exten­sa área. En su par­te occi­den­tal, Israel y Tur­quía tie­nen una fun­ción cla­ve para con­tro­lar Orien­te Medio, el Bós­fo­ro y la par­te occi­den­tal de Cau­ca­sia. Pero el Esta­do de Israel tie­ne, ade­más, una impor­tan­cia pro­pia por sus esen­cia­les cone­xio­nes con una frac­ción muy pode­ro­sa de la bur­gue­sía euro­cén­tri­ca; su peso cien­tí­fi­co-mili­tar y repre­si­vo, y su encla­ve sim­bó­li­co para la civi­li­za­ción judeo­cris­tia­na. Se expli­ca así la enor­me dife­ren­cia de tra­to que reci­be Israel por las ins­ti­tu­cio­nes impe­ria­lis­tas en com­pa­ra­ción a otros pue­blos, deni­gra­dos, vigi­la­dos, cer­ca­dos, pre­sio­na­dos de mil modos, o direc­ta­men­te inva­di­dos.[13]

Con Corea del Nor­te la estra­te­gia es similar.

El hun­di­mien­to del buque mili­tar Cheo­nan de Corea del Sur ha ser­vi­do de pre­tex­to para jus­ti­fi­car un ata­que con­tra la RPDC. El perio­dis­ta e inves­ti­ga­dor Way­ne Mad­sen ha sido cla­ro al seña­lar que dicho buque habría sido hun­di­do por una bom­ba colo­ca­da en su base por los apa­ra­tos de inte­li­gen­cia norteamericanos:

Fuen­tes de inte­li­gen­cia de Way­ne Mad­sen Report en Asia sos­pe­chan que el ata­que con­tra la cor­be­ta de gue­rra anti­sub­ma­ri­na de la Arma­da sud­co­rea­na Cheo­nan, en mar­co, fue un ata­que de ban­de­ra fal­sa hecho para que pare­cie­ra pro­ve­nir de Corea del Norte.

Uno de los pro­pó­si­tos prin­ci­pa­les para el aumen­to de las ten­sio­nes en la penín­su­la corea­na era apli­car pre­sión sobre el pri­mer minis­tro japo­nés Yukio Hato­ya­ma para que cam­bia­ra de polí­ti­ca sobre el reti­ro de Oki­na­wa de la base del Cuer­po de Mari­nes de EE.UU. Hato­ya­ma ha admi­ti­do que las ten­sio­nes por el hun­di­mien­to del Cheo­nan tuvie­ron una impor­tan­te influen­cia en su deci­sión de per­mi­tir que los mari­nes de EE.UU. per­ma­ne­cie­ran en Okinawa. (…)

El Cheo­nan fue hun­di­do cer­ca de la isla Baen­gn­yeong, un lugar del extre­mo occi­den­tal ale­ja­do de la cos­ta sud­co­rea­na, pero fren­te a la cos­ta nor­co­rea­na. La isla está alta­men­te mili­ta­ri­za­da y den­tro del alcan­ce de fue­go de arti­lle­ría de las defen­sas cos­te­ras nor­co­rea­nas, que está al otro lado de un estre­cho canal.

El Cheo­nan, una cor­be­ta de gue­rra anti­sub­ma­ri­na, tenía sonar de tec­no­lo­gía de pun­ta, y ade­más ope­ra­ba en aguas con amplios sis­te­mas de sonar hidró­fono y de sen­so­res acús­ti­cos sub­ma­ri­nos. No exis­te evi­den­cia sud­co­rea­na de sonar o de audio de un torpe­do, sub­ma­rino o mini-sub­ma­rino en el área. Ya que no hay casi nave­ga­ción en el canal, el mar esta­ba silen­cio­so en el momen­to del hundimiento.

Sin embar­go, la isla Baen­gn­yeong alber­ga una base de inte­li­gen­cia mili­tar esta­dou­ni­den­se-sud­co­rea­na y SEALS [fuer­zas espe­cia­les] de la Arma­da de EE.UU. ope­ran des­de la base. Ade­más, había cua­tro bar­cos de la Arma­da de EE.UU. en el sec­tor, par­te del Ejer­ci­cio Foal Eagle EE.UU.-Corea del Sur, duran­te el hun­di­mien­to del Cheo­nan. Una inves­ti­ga­ción de las hue­llas metá­li­cas y quí­mi­cas del torpe­do sos­pe­cho­so mues­tra que es de pro­duc­ción ale­ma­na. Exis­ten sos­pe­chas de que los SEALS de la Arma­da de EE.UU. man­tie­nen una mues­tra de torpe­dos euro­peos con fines de dene­ga­bi­li­dad plau­si­ble para ata­ques de ban­de­ra fal­sa. Ade­más, Ber­lín no ven­de torpe­dos a Corea del Nor­te, sin embar­go, Ale­ma­nia man­tie­ne un pro­gra­ma de estre­cha coope­ra­ción de desa­rro­llo con­jun­to de sub­ma­ri­nos y armas sub­ma­ri­nas con Israel.[14]

Es evi­den­te que una nue­va agre­sión mili­tar del impe­rial-sio­nis­mo se ave­ci­na y que, como en otras cam­pa­ñas cri­mi­na­les de EEUU e Israel, los medios jue­gan un rol fun­da­men­tal. Hoy pre­ten­den ocul­tar sus inten­cio­nes debi­do al espec­tácu­lo alie­nan­te del fút­bol que man­tie­ne emo­cio­na­do a millo­nes de per­so­nas que, más allá de la gran­dio­si­dad de este depor­te, no refle­xio­nan sobre las impli­ca­cio­nes polí­ti­co-eco­nó­mi­cas que hay detrás del mis­mo, los nego­cios de la mafio­sa orga­ni­za­ción FIFA, la pobre­za en Áfri­ca y las millo­na­rias ganan­cias de las empre­sas que publi­ci­tan sus pro­duc­tos, den­tro de los cua­les están pre­ci­sa­men­te las empre­sas que sir­ven a los intere­ses del impe­rial-sio­nis­mo y, en este caso con­cre­to, sobre lo que está eje­cu­tan­do el impe­ria­lis­mo y el sio­nis­mo con­tra Irán y Corea del Norte.

Mien­tras dura la dis­trac­ción y el mun­do se recu­pe­ra de la resa­ca fut­bo­lís­ti­ca, el impe­ria­lis­mo y el sio­nis­mo avan­zan sobre Irán, a la vez que pre­sio­nan a Corea del Nor­te. La asfi­xia eco­nó­mi­ca y la agre­sión mili­tar son los obje­ti­vos inme­dia­tos del imperial-sionismo.

Una infor­ma­ción publi­ca­da en la pági­na de Insur­gen­te señala:

Las pre­sio­nes polí­ti­cas son las san­cio­nes de ONU, EEUU y la UE, así como las con­de­nas del G8 y el G20. Por su par­te la pre­sión mili­tar se puso de mani­fies­to con el Con­voy de Buques de gue­rra que atra­ve­sa­ron el Canal del Suez con el per­mi­so de Egip­to para ins­ta­lar­se en el Gol­fo Pérsico.

Allí Están para­dos dece­nas de buques de gue­rra, según algu­nas ver­sio­nes. Mien­tras que otras fuen­tes seña­lan que son 11; más un Por­ta­avio­nes (Harry Tru­man) y dece­nas de lan­chas rápi­das. A ello habría que agre­gar el apor­te israe­lí con sus buques y aviones.

Como si esto fue­ra poco, Ara­bia Sau­dí le per­mi­te a Israel uti­li­zar un corre­dor aéreo para lle­gar con mayor faci­li­dad a Irán, des­de Tel Aviv.

El pre­si­den­te esta­dou­ni­den­se, Barack Oba­ma, apro­bó el jue­ves una ley que impo­ne san­cio­nes a Irán y bus­ca redu­cir las impor­ta­cio­nes de com­bus­ti­ble de la Repú­bli­ca Islá­mi­ca y pro­fun­di­zar su ais­la­mien­to internacional.

Oba­ma seña­ló que las nue­vas san­cio­nes eran las más estric­tas que algu­na vez se apro­ba­ron en el Con­gre­so esta­dou­ni­den­se y harían más difí­cil a Irán com­prar petró­leo refi­na­do así como bie­nes y ser­vi­cios con el fin de moder­ni­zar los sec­to­res del cru­do y el gas natu­ral, pila­res de su eco­no­mía, infor­mó Reuters.

La medi­da se da lue­go de que el Con­se­jo de Segu­ri­dad de Nacio­nes Uni­das apro­bó una nue­va reso­lu­ción que endu­re­ce las san­cio­nes con­tra Irán.[15]

Si esto lle­ga a mate­ria­li­zar­se, la res­pon­sa­bi­li­dad de lo que suce­da, así como del desin­te­rés mun­dial sobre lo que pasa en Irán y Corea del Nor­te, una vez tam­bién recae­rá sobre falsimedia.

Hay que estar aten­tos per­ma­nen­te­men­te y des­en­mas­ca­rar a los gobier­nos cri­mi­na­les de EEUU e Israel, pre­si­di­dos por Barack Oba­ma y Ben­ja­mín Netanyahu.

Patria Gran­de, 6 de julio de 2010


[1] Jor­ge Val­dés. La noti­cia. Colec­ción Inti­yán, Cies­pal, Qui­to, 1983, p. 28 

[2] José A. Bení­tez. Manual de Perio­dis­mo. Edi­cio­nes Índi­ce, Qui­to-Ecua­dor, 1983, p. 34

[3] Vicen­te Romano. La for­ma­ción de la men­ta­li­dad sumi­sa. Edi­to­rial de Cien­cias Socia­les, La Haba­na, 2005, p. 73

[4] Iña­ki Gil de San Vicen­te. Con­cien­cia­ción Social con­tra “Comu­ni­ca­ción Social”, auto­or­ga­ni­za­ción, con­tra­po­der e iden­ti­dad. Cua­der­nos de Pen­sa­mien­to Mar­xis­ta, No. 24, p. 65

[5] Ibid. p. 

[6] Adol­fo Sán­chez Vás­quez. Filo­so­fía de la pra­xis. Edi­to­rial Gri­jal­bo, Méxi­co, 1980, p. 312

[7] Manuel Frey­tas. El poder ocul­to: de don­de nace la impu­ni­dad de Israel. http://​www​.vol​tai​re​net​.org/​a​r​t​i​c​l​e​1​6​5​9​9​0​.​h​tml

[8] Ralph Schoen­man. His­to­ria ocul­ta del sio­nis­mo. Socia­list Action, 1988, p. 11

[9] William Blum. Esta­do Villano. Casa Edi­to­ra Abril, La Haba­na-Cuba, 2005, p. 164

[10] San­tia­go Alba Rico. Naci­mien­to de un esta­do racis­ta. Israel: un defec­to de fábri­ca. http://​www​.rebe​lion​.org/​n​o​t​i​c​i​a​.​p​h​p​?​i​d​=​5​9​105

[11] San­tia­go Alba Rico. Leer con niños. Caba­llo de Tro­ya, Bar­ce­lo­na, 2007, p. 33

[12] San­tia­go Alba Rico. Terro­ris­mo sintáctico.

http://​www​.tlax​ca​la​.es/​p​p​.​a​s​p​?​r​e​f​e​r​e​n​c​e​=​8​8​4​3​&​l​g​=es

[13] Iña­ki Gil de San Vicen­te. Boi­cot a Coca Cola y al esta­do de Israel. http://​www​.rebe​lion​.org/​n​o​t​i​c​i​a​.​p​h​p​?​i​d​=​5​3​087

[14] Way­ne Mad­sen. Chi­na sos­pe­cha que el ata­que con­tra la cor­be­ta sur­co­rea­na fue una ope­ra­ción de “ban­de­ra fal­sa”, Glo­bal Research, http://​www​.kao​sen​la​red​.net/​n​o​t​i​c​i​a​/​c​h​i​n​a​-​s​o​s​p​e​c​h​a​-​a​t​a​q​u​e​-​c​o​n​t​r​a​-​c​o​r​b​e​t​a​-​s​u​r​c​o​r​e​a​n​a​-​f​u​e​-​o​p​e​r​a​c​i​o​n​-​b​a​n​d​e​ra-

[15] Ata­que a Irán sería inminente. 

http://​www​.insur​gen​te​.org/​i​n​d​e​x​.​p​h​p​?​o​p​t​i​o​n​=​c​o​m​_​c​o​n​t​e​n​t​&​v​i​e​w​=​a​r​t​i​c​l​e​&​i​d​=​3​5​5​2​:​a​t​a​q​u​e​-​a​-​i​r​a​n​-​s​e​r​i​a​-​i​n​m​i​n​e​n​t​e​&​c​a​t​i​d​=​9​8​:​i​m​p​e​r​i​o​&​I​t​e​m​i​d​=​292

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.