La cons­truc­ción de la noti­cia y la fal­si­fi­ca­ción de la reali­dad por par­te de la indus­tria mediá­ti­ca al ser­vi­cio del impe­ria­lis­mo yan­qui y el sio­nis­mo israe­li­ta: – Dax Tos­cano

  1. 1. Corea del Nor­te e Irán en la mira del impe­ria­lis­mo yan­qui y el sio­nis­mo israe­li­ta:

Vien­tos de gue­rra soplan en la Penín­su­la de Corea, así como en Orien­te Medio.

La Repú­bli­ca Popu­lar Demo­crá­ti­ca de Corea, país que ha sufri­do la agre­sión del impe­ria­lis­mo yan­qui des­de el fin de la Segun­da Gue­rra Mun­dial en 1945 y del esta­ble­ci­mien­to de un régi­men con­tra­rio a los intere­ses esta­dou­ni­den­ses en el año de 1948, hoy es obje­to, una vez más, de la pro­vo­ca­ción polí­ti­co, diplo­má­ti­ca, mediá­ti­ca y mili­tar de los EEUU, que con el pre­tex­to del hun­di­mien­to supues­ta­men­te por par­te de tro­pas nor­co­rea­nas del buque de gue­rra de Corea del Sur “Cheo­nan”, hoy quie­ren des­atar un con­flic­to béli­co con­tra esa nación.

De igual mane­ra, el impe­ria­lis­mo yan­qui, esta vez en con­jun­ción con el cri­mi­nal Esta­do sio­nis­ta de Israel, pre­ten­de lan­zar un ata­que mili­tar con­tra la Repú­bli­ca Islá­mi­ca de Irán con el pro­pó­si­to de devas­tar el país, para de esa mane­ra sumir­le en una situa­ción de pobre­za extre­ma, tal como lo han hecho con Afga­nis­tán e Irak, des­tru­yen­do sus prin­ci­pa­les indus­trias, a la vez que su maqui­na­ria mili­tar, para hacer­le vul­ne­ra­ble a futu­ros ata­ques en caso de no lograr inme­dia­ta­men­te el obje­ti­vo de ocu­par la nación islá­mi­ca.

Apro­ve­chán­do­se del espec­tácu­lo del Mun­dial de Fút­bol 2010 rea­li­za­do en Sudá­fri­ca, el impe­ria­lis­mo yan­qui y el sio­nis­mo israe­lí, con el apo­yo de otras poten­cias capi­ta­lis­tas, así como con la com­pli­ci­dad de la ONU, están lle­van­do a cabo todo tipo de manio­bras polí­ti­co, diplo­má­ti­cas para jus­ti­fi­car la agre­sión mili­tar con­tra Corea e Irán.

Fidel Cas­tro ha denun­cia­do en sus últi­mas refle­xio­nes las inten­cio­nes del gobierno impe­rial y sus secua­ces sio­nis­tas, así como las men­ti­ras teji­das alre­de­dor de los hechos que se seña­lan como jus­ti­fi­ca­ti­vos para lle­var ade­lan­te las agre­sio­nes mili­ta­res que están en camino.

Estos hechos están acom­pa­ña­dos de una pode­ro­sa cam­pa­ña mediá­ti­ca para jus­ti­fi­car lo injus­ti­fi­ca­ble, por lo cual es nece­sa­rio hacer un aná­li­sis de cómo fal­si­me­dia, como ins­tru­men­to del impe­ria­lis­mo y el sio­nis­mo, mane­ja la infor­ma­ción sobre estos y otros hechos con el obje­ti­vo de ir abo­nan­do el terre­ro para fabri­car el con­sen­so entre la pobla­ción mun­dial fren­te a esta nue­va agre­sión mili­tar con­tra los pue­blos y nacio­nes que se opo­nen a su domi­na­ción.

  1. 2. La cons­truc­ción intere­sa­da de la noti­cia pre­ten­de con­ver­tir­se en la reali­dad mis­ma:

Una noti­cia dice Jor­ge Val­dés es “la comu­ni­ca­ción impar­cial y con­fia­ble de un acon­te­ci­mien­to, que con­tie­ne infor­ma­ción opor­tu­na y des­co­no­ci­da has­ta el momen­to, y que gene­ra el inte­rés del des­ti­na­ta­rio”. [1]

José A. Bení­tez seña­la que “la noti­cia es un hecho ver­da­de­ro, iné­di­to y de inte­rés colec­ti­vo enten­dién­do­se por inte­rés colec­ti­vo la obje­ti­vi­za­ción de una nece­si­dad o un deseo”.[2]

Las defi­ni­cio­nes expues­tas con­tie­nen equi­vo­ca­cio­nes pro­fun­das, des­de todo pun­to de vis­ta. Lamen­ta­ble­men­te estos con­cep­tos de lo que es una noti­cia son los que se repi­ten y asu­men como váli­dos en las aulas uni­ver­si­ta­rias, don­de se for­man los futu­ros perio­dis­tas o comu­ni­ca­do­res socia­les.

Lo pri­me­ro que hay que seña­lar es que una noti­cia no pue­de ser la comu­ni­ca­ción impar­cial y con­fia­ble de un acon­te­ci­mien­to debi­do a que quien la ela­bo­ra, quié­ra­lo o no, res­pon­de a una con­cep­ción ideo­ló­gi­ca deter­mi­na­da que le hace ver el mun­do pre­ci­sa­men­te des­de esa ópti­ca muy par­ti­cu­lar. Lo de que sea con­fia­ble depen­de de varios fac­to­res que muchas de las veces se basan en apre­cia­cio­nes extre­ma­da­men­te sub­je­ti­vas, que res­pon­den tam­bién a los pará­me­tros que la pro­pia indus­tria mediá­ti­ca esta­ble­ce para juz­gar que cosas o per­so­nas son en las que el públi­co debe con­fiar. Por ejem­plo, los medios siem­pre ponen énfa­sis en las infor­ma­cio­nes pro­ve­nien­tes de la cade­na CNN, la cual apa­re­ce como un sím­bo­lo del perio­dis­mo, por lo que sus infor­ma­cio­nes serían con­fia­bles. La reali­dad ha demos­tra­do de sobra que no es así.

Vicen­te Romano dice:

Creer que las infor­ma­cio­nes reci­bi­das por medio de todas las ins­ti­tu­cio­nes y los medios que las trans­mi­ten res­pon­den a nues­tros intere­ses tie­ne una influen­cia devas­ta­do­ra en nues­tra vida. En vez de con­fiar en la ense­ñan­za, ten­dría­mos que exa­mi­nar­la. Hay que saber si los pla­ni­fi­ca­do­res de la edu­ca­ción se defe­can en noso­tros, no bas­ta con que ellos nos ase­gu­ren que no es así. Eso lo han ase­gu­ra­do a todas las gene­ra­cio­nes, y se defe­ca­ron en todas estas. ¿Qué razón hay para que hagan una excep­ción con noso­tros, a menos que la excep­ción la haga­mos noso­tros?[3]

Lo seña­la­do por el comu­ni­có­lo­go espa­ñol es váli­do para enten­der tam­bién como se mane­ja la infor­ma­ción noti­cio­sa y la acti­tud que la gen­te debe­ría asu­mir fren­te a lo que pro­po­nen las indus­trias mediá­ti­cas.

El segun­do ele­men­to que hay que dejar cla­ra­men­te seña­la­do, pues­to que encie­rra un error garra­fal des­de el pun­to de vis­ta filo­só­fi­co, es que la noti­cia no es el hecho, sino la cons­truc­ción que una per­so­na espe­cia­li­za­da o un gru­po perio­dís­ti­co hace res­pec­to de un acon­te­ci­mien­to, de uno o varios hechos deter­mi­na­dos para dar­los a cono­cer al públi­co, los cua­les inclu­so, en muchas oca­sio­nes han sido total­men­te dis­tor­sio­na­dos, fal­si­fi­ca­dos o, lo que es más gra­ve, han sido el resul­ta­do sola­men­te de la inven­ción del perio­dis­ta, de las indus­trias mediá­ti­cas o de los apa­ra­tos de pro­pa­gan­da de los deten­ta­do­res del poder para jus­ti­fi­car las accio­nes que lue­go han lle­va­do ade­lan­te con­tra los pue­blos en el mun­do ente­ro.

Los ejem­plos sobre esto sobran: la exis­ten­cia de armas de des­truc­ción masi­va en Irak para jus­ti­fi­car un ata­que mili­tar con­tra ese país, infor­ma­ción que lue­go la pro­pia CIA tuvo que negar, el fal­so res­ca­te de la sol­da­do Jes­si­ca Lynch, obra del apa­ra­to pro­pa­gan­da esta­dou­ni­den­se, etc. Sin embar­go, fal­si­me­dia ha dado a cono­cer al públi­co estos hechos fic­ti­cios como que fue­ran reales.

Iña­ki Gil de San Vicen­te dice:

Lo que enten­de­mos como un “hecho” que ha suce­di­do en cual­quier par­te –un terre­mo­to o el enca­re­ci­mien­to de los pre­cios de la ali­men­ta­ción, por ejem­plo – , es trans­for­ma­do de tal for­ma que al final apa­re­ce como “noti­cia” sólo tras ser con­ve­nien­te­men­te “tra­ba­ja­do” por la indus­tria mediá­ti­ca. Ya se ha cri­ti­ca­do de sobra esta diná­mi­ca como para repe­tir­la aquí. Aho­ra nos intere­sa des­ta­car que esa “noti­cia” es pre­sen­ta­da den­tro de un men­sa­je gene­ral que refuer­za la ideo­lo­gía domi­nan­te, que impi­de cual­quier posi­bi­li­dad de con­cien­cia­ción revo­lu­cio­na­ria o de refle­xión crí­ti­ca, ais­lan­do la “noti­cia” del con­tex­to socio­his­tó­ri­co, etc. Según las nece­si­da­des del nego­cio polí­ti­co-mediá­ti­co, la “noti­cia” será pre­sen­ta­da de for­ma sen­sa­cio­na­lis­ta, maca­bra, sen­si­ble­ra y emo­ti­va, inti­mi­da­to­rio y car­ga­da de reso­nan­cias catas­tro­fis­tas, o con pre­ten­sio­nes de cien­ti­fi­ci­dad neu­tra y asép­ti­ca, inclu­so has­ta pro­gre­sis­ta. Son los intere­ses eco­nó­mi­cos y polí­ti­cos de cada indus­tria con­cre­ta los que deter­mi­nan cómo se ha de ven­der la “noti­cia”, cómo se pre­sen­ta, dón­de se colo­ca para lla­mar la aten­ción o para que pase des­aper­ci­bi­da para la mayo­ría de la gen­te si es que no hay más reme­dio que sacar­la al aire o al papel.[4]

El ter­cer ele­men­to tie­ne que ver con otra de las carac­te­rís­ti­cas que los auto­res dan a la noti­cia que es el inte­rés colec­ti­vo que se pre­su­me repre­sen­ta la infor­ma­ción que se trans­mi­te o se da a cono­cer al públi­co. Lo que se deja de lado es el hecho de que lo que se con­vier­te en “inte­rés” del colec­ti­vo es lo que cons­tan­te­men­te los medios trans­mi­ten y que lo hacen ver como algo fun­da­men­tal y nece­sa­rio para cono­ci­mien­to de las per­so­nas, cuan­do en reali­dad muchas de las cosas expues­tas no tie­nen nin­gu­na tras­cen­den­cia para el desa­rro­llo de los pue­blos, ni son vita­les para su exis­ten­cia. La pre­sen­ta­ción de noti­cias basu­ras por par­te de fal­si­me­dia es un cla­ro ejem­plo de ello. De igual mane­ra, en el momen­to de selec­cio­nar las infor­ma­cio­nes noti­cio­sas quie­nes con­tro­lan la indus­tria mediá­ti­ca, prio­ri­zan lo que bene­fi­cia a deter­mi­na­dos gru­pos de poder, espec­ta­cu­la­ri­zan­do cier­tas cosas, mien­tras otras que son en ver­dad impor­tan­tes para los colec­ti­vos son invi­si­vi­li­za­das, ocul­ta­das.

Un cuar­to ele­men­to que es nece­sa­rio com­pren­der cuan­do se hace refe­ren­cia a la noti­cia, es el inte­rés eco­nó­mi­co que la indus­tria mediá­ti­ca tie­ne res­pec­to a la nece­si­dad de publi­car deter­mi­na­das infor­ma­cio­nes noti­cio­sas que le per­mi­tan obte­ner ganan­cias debi­do a la expec­ta­ti­va que gene­ran en el públi­co, aumen­tan­do de esa mane­ra el rating de sin­to­nía en el caso de la radio y la tele­vi­sión y la ven­ta de perió­di­cos en el caso de la pren­sa, obte­nien­do a su vez el des­em­bol­so eco­nó­mi­co de las empre­sas que publi­ci­tan sus pro­duc­tos a tra­vés de los medios.

Hay ade­más que seña­lar que muchos hechos se con­vier­ten en “noti­cia” debi­do a los víncu­los estre­chos que exis­ten entre los per­so­na­jes que for­man par­te de los círcu­los de poder y la indus­tria mediá­ti­ca, la mis­ma que no esca­ti­ma abso­lu­ta­men­te nada para pre­sen­tar a quie­nes de una u otra mane­ra sus­ten­tan eco­nó­mi­ca­men­te a esa indus­tria.

Iña­ki Gil de San Vicen­te dice:

El medio selec­cio­na su ofer­ta en base a un cri­te­rio ele­men­tal: ase­gu­rar su con­ti­nui­dad como nego­cio, como empre­sa. Nin­gún perió­di­co, revis­ta, radio, tele­vi­sión, etc., pue­de sobre­vi­vir lar­go tiem­po con pér­di­das, cayen­do en ven­tas, ingre­san­do menos dine­ro que el que gas­ta en la pro­duc­ción de las “noti­cias”. Si ingre­sa menos dine­ro, más tem­prano que tar­de cae­rá en ban­ca­rro­ta. Tie­ne varios recur­sos para evi­tar­lo: aumen­tar la explo­ta­ción de sus tra­ba­ja­do­res, des­de los perio­dis­tas fijos has­ta los pre­ca­ri­za­dos pasan­do por el res­to; aumen­tar los anun­cios y la pro­pa­gan­da; redu­cir la cali­dad del papel y de los gas­tos de impre­sión; pedir ayu­da a las ins­ti­tu­cio­nes; pedir prés­ta­mos; fusio­nar­se con otros medios para aba­ra­tar cos­tos, hacer pro­mo­cio­nes y ofer­tas espe­cia­les para aumen­tar las ven­tas, etc. [5]

Es impor­tan­te seña­lar ade­más como las y los perio­dis­tas tra­ba­jan bajo for­ma­tos pre­via­men­te esta­ble­ci­dos y nor­mas de cons­truc­ción de la infor­ma­ción que tie­nen las siguien­tes con­se­cuen­cias: a) la impo­si­bi­li­dad del perio­dis­ta de actuar crí­ti­ca­men­te fren­te a la reali­dad en la que se halla inmer­so y b) la inexis­ten­cia de una pra­xis crea­ti­va, con­vir­tién­do­se en un vul­gar imi­ta­dor o repe­ti­dor de lo que otros pre­via­men­te ya han ela­bo­ra­do, lo cual a su vez tie­ne que ver con la fal­ta de inves­ti­ga­ción cien­tí­fi­ca en el cam­po del perio­dis­mo.

La fal­ta de crea­ti­vi­dad se expre­sa en el hecho de que los perio­dis­tas muchas veces se limi­tan a “refle­jar” mecá­ni­ca­men­te lo que ven y escu­chan o creen que ven y escu­chan, sin esta­ble­cer una inter­re­la­ción entre diver­sos hechos, sin des­cu­brir las con­tra­dic­cio­nes de las cosas. En otros casos, como se ha seña­la­do, sola­men­te se limi­tan a expre­sar las ideas que tie­ne en su cabe­za sin tomar en cuen­ta en abso­lu­to lo que efec­ti­va­men­te suce­de en la reali­dad. Dice Adol­fo Sán­chez Vás­quez al refe­rir­se a la pra­xis imi­ta­ti­va o reite­ra­ti­va que “[c]omo en la meta­fí­si­ca pla­tó­ni­ca, tam­bién aquí lo deter­mi­nan­te es el mode­lo; lo real sólo jus­ti­fi­ca su dere­cho a exis­tir por su ade­cua­ción a lo ideal”.[6]

La fal­ta de crea­ti­vi­dad tam­bién se hace evi­den­te en que el tra­ba­jo perio­dís­ti­co, al igual que el tra­ba­jo que rea­li­za el obre­ro en la fábri­ca, es un tra­ba­jo alie­na­do, ena­je­na­do, mecá­ni­co por exce­len­cia debi­do a que los pará­me­tros sobre los cuá­les rea­li­za su acti­vi­dad la o el perio­dis­ta están esta­ble­ci­dos de ante­mano, por lo cual debe acu­dir para obte­ner la infor­ma­ción que “nece­si­ta” para trans­mi­tir al públi­co siem­pre a los mis­mos luga­res, a las mis­mas fuen­tes, a los mis­mos per­so­na­jes.

Así coci­na fal­si­me­dia la noti­cia.

  1. El doble rase­ro de la pro­pa­gan­da y la indus­tria mediá­ti­ca al ser­vi­cio del impe­ria­lis­mo y el sio­nis­mo:

His­tó­ri­ca­men­te los deten­ta­do­res del poder y sus ideó­lo­gos han con­si­de­ra­do a la men­ti­ra como un ins­tru­men­to nece­sa­rio para man­te­ner su domi­na­ción. Pla­tón defen­dió la men­ti­ra pia­do­sa para faci­li­tar al gober­nan­te su tarea y obte­ner la obe­dien­cia de las per­so­nas fren­te a las leyes, pues­to que no se podía gober­nar solo por medio del uso de la fuer­za. En la épo­ca del nazis­mo, Joseph Goeb­bels, minis­tro de Pro­pa­gan­da de Hitler, uti­li­zó la men­ti­ra para lograr que la ciu­da­da­nía ale­ma­na cre­ye­ra en el dis­cur­so racis­ta, gue­rre­ris­ta y cri­mi­nal que el füh­rer y sus par­ti­da­rios pro­fe­sa­ban. “Mien­te, mien­te, mien­te que algo que­da­rá, mien­tras más gran­de sea una men­ti­ra más gen­te la cree­rá”, decía Goeb­bels.

El impe­ria­lis­mo yan­qui y el sio­nis­mo israe­li­ta tam­bién han hecho uso de la men­ti­ra per­ma­nen­te­men­te, para así sus­ten­tar su domi­na­ción y lle­var ade­lan­te los crí­me­nes que han come­ti­do con­tra la huma­ni­dad. Estos sis­te­mas polí­ti­cos, eco­nó­mi­cos y mili­ta­res han sido levan­ta­dos sobre la men­ti­ra y se sus­ten­tan en ella.

No es el espa­cio para seña­lar cada una de las men­ti­ras que han pre­ten­di­do con­ver­tir en ver­da­des el impe­ria­lis­mo y el sio­nis­mo. No obs­tan­te, es nece­sa­rio que se conoz­can algu­nas de esas men­ti­ras sobre las que se levan­tan con el pro­pó­si­to de des­mi­ti­fi­car la visión bene­vo­len­te que ellos han cons­trui­do sobre sí mis­mos.

Por ejem­plo, EEUU, que cons­tan­te­men­te dice ser defen­sor de la demo­cra­cia y la liber­tad, sur­ge como una pode­ro­sa nación opo­nién­do­se a la demo­cra­cia como sis­te­ma de gobierno de la mayo­ría sobre la mino­ría. Los padres fun­da­do­res de la Unión fue­ron enemi­gos de la demo­cra­cia y del poder direc­to ejer­ci­do por el pue­blo que, en pala­bras de Ale­xan­der Hamil­ton, ha sido con­si­de­ra­do como la “Gran Bes­tia” que nece­si­ta de una éli­te de ilu­mi­na­dos para que los repre­sen­te.

De igual mane­ra, EEUU para lle­var ade­lan­te su polí­ti­ca expan­sio­nis­ta, sobre todo cuan­do lle­ga a la eta­pa impe­ria­lis­ta, ha uti­li­za­do la men­ti­ra y el enga­ño para inter­ve­nir mili­tar­men­te en otros paí­ses, arre­ba­tar­les sus recur­sos, cer­ce­nar terri­to­rios con el pre­tex­to de pro­te­ger los intere­ses de los ciu­da­da­nos esta­dou­ni­den­ses, ocul­tan­do que se tra­ta en reali­dad de los intere­ses de una mino­ría rica y de un apa­ra­to mili­tar que nece­si­ta de esas gue­rras para exis­tir. Bas­ta seña­lar las men­ti­ras esgri­mi­das para inter­ve­nir en los asun­tos inter­nos de Cuba a fina­les del siglo XIX, así como con­tra Méxi­co, país al que des­po­jó de la mitad de su terri­to­rio. En el siglo XX y XXI las men­ti­ras del gobierno impe­rial han con­ti­nua­do, esta vez para lan­zar sus “zar­pa­zos pre­ven­ti­vos” con­tra Afga­nis­tán e Irak en la épo­ca de W. Bush y aho­ra, bajo el man­da­to de Barack Oba­ma, con­tra Irán y Corea del Nor­te.

Israel, al igual que su socio cri­mi­nal, tam­bién ha basa­do su exis­ten­cia y domi­na­ción, prin­ci­pal­men­te sobre el pue­blo pales­tino, en la fal­si­fi­ca­ción de la reali­dad.

Varios his­to­ria­do­res israe­líes como Shlo­mo Sand, Benny Morris o Ilan Pap­pe, han cues­tio­na­do los mitos sobre los que el sio­nis­mo ha pre­ten­di­do levan­tar su Esta­do. Auto­res como Roger Garaudy (Mitos Fun­da­cio­na­les del Esta­do de Israel) o Ralph Schoen­man (His­to­ria ocul­ta del sio­nis­mo), no sólo que cues­tio­nan las men­ti­ras ofi­cia­les sobre el ori­gen y cons­ti­tu­ción pos­te­rior del Esta­do de Israel, sino tam­bién la fal­si­fi­ca­ción de datos y hechos his­tó­ri­cos acae­ci­dos duran­te la Segun­da Gue­rra Mun­dial, así como el ocul­ta­mien­to de los crí­me­nes come­ti­dos por el sio­nis­mo para aca­bar con el pue­blo pales­tino.

El pro­ble­ma en el caso del Esta­do de Israel radi­ca en el hecho de que cual­quier crí­ti­ca que se diri­ja con­tra el sio­nis­mo es vis­ta como anti­se­mi­tis­mo.

Garaudy expli­ca como la fal­si­fi­ca­ción de hechos y la ter­gi­ver­sa­ción his­tó­ri­ca de lo suce­di­do duran­te la Segun­da Gue­rra Mun­dial con­tra millo­nes de judíos, ha ser­vi­do como un ele­men­to para que el sio­nis­mo se ima­gi­ne a sí mis­mo per­ma­nen­te­men­te como “víc­ti­ma”, que nece­si­ta ser com­pren­di­da, pero jamás ata­ca­da o cues­tio­na­da.

El lobby sio­nis­ta jue­ga un rol fun­da­men­tal en esto, debi­do al poder que tie­ne sobre la polí­ti­ca y la eco­no­mía en el mun­do capi­ta­lis­ta, prin­ci­pal­men­te en EEUU, así como por el con­trol que tie­ne sobre gran­des cor­po­ra­cio­nes mediá­ti­cas que le han posi­bi­li­ta­do difun­dir una ima­gen de “pue­blo ator­men­ta­do” por los crue­les terro­ris­tas que bus­can des­truir­los.

Manuel Frey­tas en un artícu­lo titu­la­do “El poder ocul­to: de don­de nace la impu­ni­dad de Israel” seña­la que:

Los direc­ti­vos y accio­nis­tas de las pri­me­ras trein­ta mega­em­pre­sas tras­na­cio­na­les y ban­cos (las más gran­des del mun­do) que coti­zan en el índi­ce Dow Jones de Wall Street, son mayo­ri­ta­ria­men­te de ori­gen judío.

Mega­cor­po­ra­cio­nes del capi­ta­lis­mo sin fron­te­ras como Wal-Mart Sto­res, Walt Dis­ney, Micro­soft, Pfi­zer Inc, Gene­ral Motors, Hew­lett Pac­kard, Home Depot, Honey­well, IBM, Intel Cor­po­ra­tion, John­son & John­son, JP Mor­gan Cha­se, Ame­ri­can Inter­na­tio­nal Group, Ame­ri­can Express, AT&T, Boeing Co (arma­men­tis­ta), Cater­pi­llar, Citi­group, Coca Cola, Dupont, Exxon Mobil (petro­le­ra), Gene­ral Elec­tric, McDo­nalds, Merck & Co, Proc­ter & Gam­ble, Uni­ted Tech­no­lo­gies, Veri­zon, son con­tro­la­das y/​o geren­cia­das por capi­ta­les y per­so­nas de ori­gen judío.

De igual mane­ra Frey­tas expli­ca el con­trol que el sio­nis­mo man­tie­ne sobre los medios de comu­ni­ca­ción:

Las tres prin­ci­pa­les cade­nas tele­vi­si­vas de EEUU (CNN, ABC, NBC y Fox), los tres prin­ci­pa­les dia­rios (The Wall Street Jour­nal, The New York TimesThe Washing­ton Post) están con­tro­la­dos y geren­cia­dos (a tra­vés de paque­tes accio­na­rios o de fami­lias) por gru­pos del lobby judío, prin­ci­pal­men­te neo­yor­quino.

Asi­mis­mo como las tres más influ­yen­tes revis­tas (News­week, TimeThe New Yor­ker), y con­sor­cios hege­mó­ni­cos de Inter­net como Time-War­ner (fusio­na­do con Amé­ri­ca on Line) o Yahoo, están con­tro­la­dos por geren­cia­mien­to y capi­tal judío que ope­ra a nivel de redes y con­glo­me­ra­dos entre­la­za­dos con otras empre­sas.

Colo­sos del cine de Holly­wood y del espec­tácu­lo como The Walt Dis­ney Com­pany, War­ner Brothers, Colum­bia Pic­tu­res, Para­mount, 20th Cen­tury Fox, entre otros, for­man par­te de esta red inter­ac­ti­va del capi­tal sio­nis­ta impe­ria­lis­ta.[7]

El perio­dis­ta bel­ga Michael Collon, en un libro de recien­te publi­ca­ción, a tra­vés de varias entre­vis­tas rea­li­za­das a per­so­na­li­da­des como Noam Chomsky, Samir Amin, Michel Wars­chaws­ki, entre otros, seña­la algu­nos de los mitos que el sio­nis­mo quie­re ocul­tar.

El sio­nis­mo seña­la que Israel se creó como reac­ción a la masa­cre de judíos entre 1940 y 1945, lo cual encu­bre que real­men­te se tra­tó des­de su ori­gen de un pro­yec­to colo­nial de nue­vo tipo pre­vis­to en el Con­gre­so Sio­nis­ta de 1897 con el obje­ti­vo de colo­ni­zar Pales­ti­na, con el res­pal­do fun­da­men­tal­men­te del impe­rio bri­tá­ni­co. La vio­len­cia con­tra el pue­blo pales­tino ha sido per­ma­nen­te. Como seña­lan los his­to­ria­do­res Illan Pape y Benny Morris, los pales­ti­nos fue­ron expul­sa­dos por medio de la vio­len­cia sis­te­má­ti­ca ejer­ci­da con­tra ellos por los colo­nos judíos.

Para lle­var ade­lan­te su pro­yec­to colo­ni­za­dor los sio­nis­tas tam­bién levan­ta­ron el mito de que Pales­ti­na era un terri­to­rio que se encon­tra­ba vacío y que sus tie­rras esta­ban desér­ti­cas. “Una tie­rra sin pue­blo, para un pue­blo sin tie­rra” es el argu­men­to fal­so que esgri­mie­ron para jus­ti­fi­car el pro­ce­so colo­ni­za­dor.

Ralph Schoen­man dice:

Al final del siglo XIX había en Pales­ti­na mil pue­blos o aldeas. Jeru­sa­lén, Hai­fa, Gaza, Yaf­fa, Nablús, Acre, Jeri­có, Ram­le, Hebrón y Naza­ret eran ciu­da­des flo­re­cien­tes. Las coli­nas esta­ban labo­rio­sa­men­te aban­ca­la­das. Cana­les de rie­go sur­ca­ban todo el terri­to­rio. Los jar­di­nes de limo­ne­ros, los oli­va­res y los cerea­les de Pales­ti­na eran cono­ci­dos en todo el mun­do. El comer­cio, el arte­sa­na­do, la indus­tria tex­til, la cons­truc­ción y la pro­duc­ción agrí­co­la eran prós­pe­ras.[8]

Otro mito es el de ver­se como el pue­blo que regre­sa a la tie­rra que les arre­ba­ta­ron los roma­nos en los años 70 D.C., cuan­do en reali­dad el grue­so de la pobla­ción que­dó allí, por lo que los des­cen­dien­tes ver­da­de­ros de esa gen­te son los pales­ti­nos.

Collon seña­la que no se pue­de hablar de un “pue­blo judío” como tal, con iden­ti­dad, una mis­ma cul­tu­ra, una mis­ma his­to­ria o una mis­ma len­gua, pues­to que lo úni­co que com­par­ten en reali­dad es una mis­ma reli­gión.

Al igual que EEUU, Israel se ima­gi­na a sí mis­mo como un régi­men demo­crá­ti­co, el úni­co exis­ten­te en Medio Orien­te. Collón por el con­tra­rio expli­ca que Israel no es un Esta­do de dere­cho, pues­to que en su cons­ti­tu­ción no se fijan sus lími­tes terri­to­ria­les, que es un pro­yec­to de expan­sión que no tie­ne lími­tes, docu­men­to ade­más que es racis­ta al pro­cla­mar sola­men­te un Esta­do de judíos, que des­pre­cia a los otros.

El perio­dis­ta bel­ga des­en­mas­ca­ra ade­más la con­duc­ta cíni­ca de Euro­pa, pues­to que es su indus­tria mili­tar la que abas­te­ce en gran medi­da de arma­men­to a Israel, a la vez que cola­bo­ra con el desa­rro­llo de su apa­ra­to indus­trial mili­tar.

Por otro lado, la pro­pa­gan­da del impe­ria­lis­mo yan­qui y del sio­nis­mo uti­li­za la men­ti­ra para cons­truir una ima­gen nega­ti­va de sus adver­sa­rios, para invi­si­bi­li­zar su exis­ten­cia, ter­gi­ver­sar su his­to­ria, deni­grar su cul­tu­ra y de esa mane­ra ellos pre­sen­tar­se como los por­ta­do­res de la razón, del pen­sa­mien­to, en suma, de la civi­li­za­ción y la demo­cra­cia.

En el caso de Corea del Nor­te, no se hace refe­ren­cia al inter­ven­cio­nis­mo mili­tar grin­go en la penín­su­la una vez fina­li­za­da la Segun­da Gue­rra Mun­dial, cuan­do EEUU se apo­de­ró de la par­te sur de ese terri­to­rio, esta­ble­cien­do un régi­men títe­re, ser­vil a sus intere­ses. De igual mane­ra se ocul­ta la pre­sen­cia per­ma­nen­te de fuer­zas mili­ta­res esta­dou­ni­den­ses des­de ese momen­to his­tó­ri­co, has­ta la pre­sen­te fecha, pese a que la ONU había deci­di­do que nin­gu­na poten­cia podía esta­ble­cer tro­pas en terri­to­rio de las dos Coreas. Asi­mis­mo, nada se dice de las cons­tan­tes pro­vo­ca­cio­nes a las que está some­ti­da Corea del Nor­te en la zona fron­te­ri­za, por par­te de sol­da­dos de EEUU y de Corea del Sur.

William Blum dice:

Des­pués de la Segun­da Gue­rra Mun­dial, los Esta­dos Uni­dos supri­mie­ron las orga­ni­za­cio­nes popu­la­res pro­gre­sis­tas que habían sido alia­das duran­te la gue­rra, emplean­do a veces la fuer­za bru­ta, a favor de los con­ser­va­do­res que habían cola­bo­ra­do con los japo­ne­ses. Como resul­ta­do, las mejo­res opor­tu­ni­da­des de uni­fi­car el nor­te y el sur fue­ron abor­ta­das. Esto con­du­jo a una lar­ga era de gobier­nos corrup­tos, reac­cio­na­rios y des­pia­da­dos en el sur, lle­nas de crí­me­nes de gue­rra y a la inter­ven­ción mili­tar nor­te­ame­ri­ca­na de 1950 – 53 en la “Gue­rra de Corea”, que fue mucho más que el sim­ple asun­to de los corea­nos del nor­te inva­dien­do a los del sur en un día par­ti­cu­lar, que es lo que se ha hecho creer al mun­do.

En 1999, supi­mos que poco des­pués de esta­llar la gue­rra, los sol­da­dos nor­te­ame­ri­ca­nos ase­si­na­ron con ame­tra­lla­do­ra a cien­tos de civi­les inde­fen­sos; entre muchos otros inci­den­tes de este tipo, cien­tos fue­ron muer­tos cuan­do los nor­te­ame­ri­ca­nos vola­ron, inten­cio­nal­men­te, los puen­tes por los que esta­ban cru­zan­do.[9]

Si bien no se tra­ta aquí de hacer una defen­sa del régi­men de Corea del Nor­te que se carac­te­ri­za por el cul­to a la per­so­na­li­dad, la fal­ta de demo­cra­cia obre­ra, la exis­ten­cia de una buro­cra­cia eli­tis­ta que goza de pri­vi­le­gios, mien­tras el pue­blo ha teni­do que pasar por situa­cio­nes cala­mi­to­sas, es nece­sa­rio tam­bién des­ta­car que pese a estas reali­da­des, muchas de las cua­les son exa­cer­ba­das al extre­mo por la indus­tria mediá­ti­ca, la Repú­bli­ca Popu­lar de Corea es un país que si bien se cono­ce muy poco de él, goza de un alto nivel de desa­rro­llo cul­tu­ral, depor­ti­vo, artís­ti­co, nación en la cual el 99% de la pobla­ción de hom­bres y muje­res está alfa­be­ti­za­da. De igual mane­ra, los medios nada expre­san sobre las decla­ra­cio­nes de la Direc­to­ra Gene­ral de la Orga­ni­za­ción Mun­dial de la Salud (OMS), Mar­ga­ret Chan, quien ha seña­la­do que “el sis­te­ma de Salud de Corea del Nor­te sería la envi­dia de muchos paí­ses en desa­rro­llo debi­do a la abun­dan­cia de per­so­nal médi­co dis­po­ni­ble”, indi­can­do que no exis­te “fal­ta de médi­cos y enfer­me­ras”.

Sobre Irán, de igual mane­ra ocul­tan el papel cri­mi­nal del impe­ria­lis­mo en la defen­sa de regí­me­nes des­pó­ti­cos y tirá­ni­cos antes del triun­fo de la Revo­lu­ción Islá­mi­ca, así como la ambi­ción que sobre el petró­leo de ese país tie­ne EEUU e Israel, ade­más de ser una zona geo­es­tra­té­gi­ca para el con­trol de Rusia y Chi­na.

En los años cin­cuen­ta del siglo pasa­do, EEUU e Israel ayu­da­ron al régi­men ira­ní de ese enton­ces a crear el cri­mi­nal ser­vi­cio de segu­ri­dad SAVAK (Orga­ni­za­ción de Segu­ri­dad e Inte­li­gen­cia Nacio­nal), el mis­mo que gra­cias a la CIA se espe­cia­li­zó en la prác­ti­ca de la tor­tu­ra. El Sha, Moham­med Reza Pah­le­vi, que había sido derro­ca­do en 1950 por una insu­rrec­ción popu­lar, fue reins­ta­la­do en el poder gra­cias a los bue­nos ofi­cios de EEUU, Gran Bre­ta­ña e Israel en 1953, gober­nan­do 25 años más has­ta el triun­fo de la Revo­lu­ción Islá­mi­ca en 1979. Duran­te su man­da­to, el Sha res­ta­ble­ció la pro­pie­dad extran­je­ra de la indus­tria del petró­leo que había nacio­na­li­za­do el pri­mer minis­tro Mos­sa­degh. Ese régi­men corrup­to y cri­mi­nal gozó del res­pal­do de las “demo­cra­cias” occi­den­ta­les.

Al igual que se seña­ló res­pec­to a Corea del Nor­te, no se tra­ta de hacer una defen­sa del régi­men ira­ní, diri­gi­do este momen­to por el pre­si­den­te Mah­moud Ahma­di­ne­jad, el mis­mo que ha repri­mi­do con dure­za las mani­fes­ta­cio­nes que la cla­se obre­ra ira­ní y muchos sec­to­res de la cla­se media han lle­va­do con­tra el régi­men des­pó­ti­co, sin des­co­no­cer que en muchos de esos levan­ta­mien­tos han inter­ve­ni­do los ser­vi­cios de inte­li­gen­cia occi­den­ta­les. El des­con­ten­to popu­lar ha sido expre­sa­do en gran­des mani­fes­ta­cio­nes y huel­gas que por la fal­ta de una direc­ción polí­ti­ca ade­cua­da toda­vía no han cul­mi­na­do con el triun­fo de la revo­lu­ción ira­ní, fren­te al régi­men fun­da­men­ta­lis­ta islá­mi­co.

Lo que debe que­dar cla­ro es el doble rase­ro de la pro­pa­gan­da del impe­ria­lis­mo y el sio­nis­mo para juz­gar a otros cuan­do les con­vie­ne, obviar hechos cuan­do les intere­sa y ocul­tar las atro­ci­da­des que ellos come­ten per­ma­nen­te­men­te.

  1. El mane­jo ten­den­cio­so de la infor­ma­ción sobre Corea del Nor­te e Irán por par­te de la indus­tria mediá­ti­ca al ser­vi­cio del impe­ria­lis­mo y el sio­nis­mo israe­li­ta:

No es el espa­cio para hacer un aná­li­sis deta­lla­do de las cons­tan­tes noti­cias que salen res­pec­to a Irán y Corea del Nor­te, así como la per­ma­nen­te fal­si­fi­ca­ción de hechos que la indus­tria mediá­ti­ca hace res­pec­to a estos dos paí­ses y sus res­pec­ti­vos regí­me­nes. Sin embar­go, dada la mag­ni­tud de los hechos denun­cia­dos por Fidel Cas­tro en sus últi­mas refle­xio­nes res­pec­to a la posi­bi­li­dad de que se eje­cu­te una agre­sión mili­tar por par­te del impe­ria­lis­mo yan­qui y el sio­nis­mo israe­li­ta con­tra estas dos nacio­nes, es nece­sa­rio, aun­que sea en for­ma bre­ve, seña­lar como se pro­du­ce esa fal­si­fi­ca­ción a tra­vés de la pro­pa­gan­da impe­rial-sio­nis­ta.

Lo pri­me­ro que hay que seña­lar es el rol de víc­ti­mas que los vic­ti­ma­rios asu­men para lograr el apo­yo de la comu­ni­dad inter­na­cio­nal a cada una de sus accio­nes, pues­to que éstas, según ellos, se lle­van a cabo jus­ta­men­te para defen­der­se de los terro­ris­tas. El sio­nis­mo ha uti­li­za­do este dis­cur­so cons­tan­te­men­te, con el obje­ti­vo de crear en la men­te de las per­so­nas que son un pue­blo ase­dia­do por terro­ris­tas que no les dejan vivir en paz. Las masa­cres per­pe­tra­das con­tra el pue­blo pales­tino son vis­tas de esa mane­ra como actos de legí­ti­ma defen­sa.

En los titu­la­res de los prin­ci­pa­les medios de pren­sa occi­den­tal jamás se ha cali­fi­ca­do como debe­ría hacer­se las accio­nes del Esta­do sio­nis­ta con­tra Pales­ti­na. Y lo que es más gra­ve aún, es el hecho de que en vez de des­en­mas­ca­rar los ata­ques cri­mi­na­les y terro­ris­tas del sio­nis­mo, se los jus­ti­fi­ca arre­me­tien­do con­tra quie­nes son víc­ti­mas de sus agre­sio­nes, pues­to que a ellas se las pre­sen­ta como res­pon­sa­bles de crí­me­nes y actos terro­ris­tas.

La pro­pa­gan­da impe­rial-sio­nis­ta pre­sen­ta al pue­blo pales­tino como posee­dor de un mayor poder de ata­que sobre quie­nes real­men­te tie­nen la tec­no­lo­gía mili­tar o, en el mejor de los casos, se los pre­sen­ta en igual­dad de con­di­cio­nes que los israe­li­tas, como si se tra­ta­ra de una lucha entre igua­les.

San­tia­go Alba Rico dice:

Cada vez que Israel bom­bar­dea ciu­da­des, levan­ta muros, derri­ba oli­vos o impo­ne el ham­bre y la enfer­me­dad a millo­nes de seres huma­nos, los EEUU y la UE, si a veces lamen­tan “el des­pro­por­cio­na­do uso de la fuer­za”, recuer­dan una y otra vez su dere­cho a la defen­sa. Que nadie se escan­da­li­ce si digo que es absur­do invo­car su dere­cho a la defen­sa cuan­do lo que está en cues­tión es su dere­cho a la exis­ten­cia. Cada vez que EEUU y la UE pro­mue­ven algu­na “ini­cia­ti­va de paz” se dis­cu­te sobre qué hacer con los pales­ti­nos y qué con­ce­der a los pales­ti­nos, como si los intru­sos y ocu­pan­tes fue­ran ellos. Que nadie se escan­da­li­ce si digo que la ver­da­de­ra cues­tión es saber qué hace­mos con los israe­líes y qué con­ce­de­mos a los israe­líes.[10]

El pen­sa­dor espa­ñol seña­la que:

(…) sólo retros­pec­ti­va­men­te, bajo el impe­rio del esque­ma hero­do­tiano y holly­woo­dien­se, la vic­to­ria de David sobre Goliat nos apa­re­ce de for­ma erró­nea y natu­ral como la vic­to­ria del débil sobre el fuer­te cuan­do lo que des­cri­be en reali­dad –al revés– es la vic­to­ria de la fuer­za tec­no­ló­gi­ca sobre la debi­li­dad bru­ta, supre­ma­cía que hoy se pro­lon­ga, en la mis­ma región del pla­ne­ta, en la des­igual bata­lla entre los avio­nes israe­líes y los cuer­pos pales­ti­nos.[11]

El uso del len­gua­je es vital para lograr la mani­pu­la­ción de las per­so­nas.

Eufe­mis­mos de toda índo­le son uti­li­za­dos para refe­rir­se a Israel y cada uno de sus actos.

Dice San­tia­go Alba Rico:

Más sutil aún, hay que pres­tar aten­ción al terro­ris­mo sin­tác­ti­co, a la tor­sión o tor­tu­ra de las fra­ses en su estruc­tu­ra mis­ma. ¿Hemos repa­ra­do algu­na vez en que los pales­ti­nos son siem­pre los “suje­tos”, acti­vos o pasi­vos, de todas las ora­cio­nes? “Un pis­to­le­ro pales­tino dis­pa­ra a matar en Jeru­sa­lén”, “Un pales­tino mue­re como con­se­cuen­cia de un inter­cam­bio de dis­pa­ros con el ejér­ci­to israe­lí”. ¿Per­ci­bi­mos toda la dis­tan­cia que media entre decir “Un colono judío mata a tiros a tres pales­ti­nos” y decir, en cam­bio, “Tres pales­ti­nos mue­ren a manos de un colono judío?”. El ver­da­de­ro “agen­te” de todos los pro­ble­mas en Pales­ti­na se reti­ra a posi­cio­nes sin­tác­ti­cas retra­sa­das y, allí aga­za­pa­do, borra todos los ras­tros de su res­pon­sa­bi­li­dad. Los pales­ti­nos matan (deci­sión albo­ral, libre, irrum­pien­te, nega­ti­va); los pales­ti­nos mue­ren ‑como si fue­ra una ley de la natu­ra­le­za-. Los pales­ti­nos, en efec­to, siem­pre mue­ren a con­se­cuen­cia de (el más volá­til de los “cau­sa­les”) un misil lan­za­do des­de un heli­cóp­te­ro; a con­ti­nua­ción de una incur­sión de tan­ques en Nablus; des­pués de un tiro­teo entre fuer­zas de Al-Fatah y sol­da­dos israe­líes. ¿Quien los ha mata­do?[12]

Una revi­sión bre­ve de algu­nos titu­la­res publi­ca­dos en el perió­di­co espa­ñol ABC, per­mi­te com­pren­der como al Esta­do sio­nis­ta de Israel jamás se lo acu­sa de ser res­pon­sa­ble de crí­me­nes o actos crue­les con­tra otros pue­blos. Se sua­vi­za lo que se dice para no dar una ima­gen nega­ti­va de ellos:

Israel bom­bar­dea el sur de Gaza como res­pues­ta a un ata­que de las mili­cias pales­ti­nas con­tra su terri­to­rio (29÷01÷2009)

El ejér­ci­to israe­lí bom­bar­dea de nue­vo Gaza en res­pues­ta a un cohe­te de Hamás (29÷01÷2009)

Israel bom­bar­dea túnel en sur de Gaza en res­pues­ta a lan­za­mien­to de cohe­tes (10÷08÷2009)

Israel lan­za nue­vos ata­ques con­tra la Fran­ja de Gaza en res­pues­ta al lan­za­mien­to de pro­yec­ti­les (08÷01÷2010)

Como se pue­de apre­ciar el Esta­do de Israel más bien apa­re­ce como víc­ti­ma y sus res­pues­tas son defen­si­vas ape­nas.

En titu­la­res del Nue­vo Herald se lee:

Jefe de Hiz­bu­lá ins­ta a pales­ti­nos cau­sar mayor daño posi­ble a Israel (Bei­rut 01/​03/​09)
Se dupli­can los ata­ques anti­se­mi­tas en todo el mun­do (El Mun­do 04/​11/​10)

¡Israel está ase­dia­do y corre el peli­gro de des­apa­re­cer ante los ata­ques de sus enemi­gos! Por ello el sio­nis­mo debe actuar inme­dia­ta­men­te para refor­zar su segu­ri­dad. Ante ese peli­gro tie­ne enton­ces que uti­li­zar todos los meca­nis­mos a su alcan­ce para garan­ti­zar su super­vi­ven­cia. Lo extra­ño es que los pales­ti­nos no han sido los que se han apo­de­ra­do de tie­rras aje­nas, sino que ellos han sido expul­sa­dos de su terri­to­rio des­de 1948.

Por otro lado el pode­río mili­tar israe­lí, país que posee armas nuclea­res como lo denun­ció el téc­ni­co nuclear Mor­de­chai Vanu­nu en el año 1986, es supe­rior al de otros paí­ses de la región, no se diga de Pales­ti­na que no tie­ne el arma­men­to nece­sa­rio para rea­li­zar la defen­sa de su terri­to­rio y pobla­ción.

Jus­ta­men­te uno de los pre­tex­tos, entre tan­tos que ha pues­to Israel para lle­var ade­lan­te sus cri­mi­na­les accio­nes y hoy, jun­ta­men­te con los EEUU, pre­pa­rar un ata­que mili­tar con­tra Irán, es el de que el pre­si­den­te Mah­mud Ahma­di­ne­yad habría dicho que Israel debe ser borra­do del mapa, idea que que­da­ría con­fir­ma­da con el supues­to enri­que­cien­do de ura­nio por par­te de Irán para fabri­car bom­bas nuclea­res.

Los titu­la­res de pren­sa cons­tan­te­men­te hacen refe­ren­cia a este hecho, pero callan ante el arse­nal nuclear del régi­men sio­nis­ta, denun­cia­do por Vanu­nu, ciu­da­dano israe­lí que fue secues­tra­do por el Mos­sad en 1986 y con­de­na­do a pri­sión, acu­sa­do de trai­ción y espio­na­je por las denun­cias que reali­zó.

¿Por qué la indus­tria mediá­ti­ca man­tie­ne silen­cio sobre esto y expre­sa preo­cu­pa­ción sobre lo que el régi­men ira­ní o nor­co­reano esta­rían hacien­do para pro­du­cir supues­ta­men­te armas ató­mi­cas o nuclea­res? ¿Por qué los medios no seña­lan este doble rase­ro del Esta­do sio­nis­ta de Israel y de los EEUU? ¿Por qué no denun­cian con la mis­ma vehe­men­cia sobre la nega­ti­va de Israel a fir­mar el Tra­ta­do de No Pro­li­fe­ra­ción Nuclear? ¿Por qué no se pre­gun­tan qué país o paí­ses ayu­da­ron a Israel a desa­rro­llar su arse­nal nuclear?

Mien­tras tan­to, EEUU e Israel, con el apo­yo cóm­pli­ce de la ONU y de las poten­cias capi­ta­lis­tas, han esta­ble­ci­do san­cio­nes con­tra Irán, mien­tras se hacen de la vis­ta gor­da y callan fren­te a los crí­me­nes per­pe­tra­dos por el sio­nis­mo con­tra la “Flo­ti­lla de la Liber­tad” el 31 de mayo de 2010, asal­to rea­li­za­do por tro­pas israe­li­tas que ase­si­na­ron a nue­ve per­so­nas que, según infor­mes de los foren­ses tur­cos, habrían reci­bi­do dis­pa­ros en la cabe­za. La bene­vo­len­te ONU no san­cio­nó a Israel, pese a que este cri­men se come­tió en aguas inter­na­cio­na­les con­tra ciu­da­da­nos de diver­sos paí­ses. Inclu­so muchos edi­to­ria­lis­tas de diver­sos perió­di­cos y medios digi­ta­les lle­ga­ron a acu­sar a las víc­ti­mas de ser las res­pon­sa­bles de la actua­ción de Israel, negan­do inclu­so el carác­ter paci­fis­ta de la flo­ti­lla, con lo cual jus­ti­fi­ca­ban y res­pal­da­ban el dis­cur­so del sio­nis­mo sobre que el ata­que se habría pro­du­ci­do por­que en ese bar­co había terro­ris­tas arma­dos.

El perió­di­co Hoy de Ecua­dor en sus sesu­dos “aná­li­sis” de opi­nión, en los que se dedi­ca a ata­car a los regí­me­nes de Hugo Chá­vez y de Raúl Cas­tro, se limi­tó a hacer un recuen­to de los hechos que no pudie­ron ser ocul­ta­dos, pero sin hacer una sola refe­ren­cia de los mis­mos como actos cri­mi­na­les. Lue­go, poco a poco, fue­ron ocul­tan­do la noti­cia, invi­si­vi­li­zan­do y silen­cian­do todo.

Esta es la tóni­ca de todos los medios occi­den­ta­les.

La pro­pa­gan­da del impe­ria­lis­mo yan­qui y del sio­nis­mo lle­va des­de hace algu­nos años atrás una pode­ro­sa cam­pa­ña para jus­ti­fi­car una agre­sión mili­tar con­tra Irán. En el año 2005, fren­te a las decla­ra­cio­nes hechas por par­te del pre­si­den­te Mah­mud Ahma­di­ne­yad sobre el Esta­do de Israel, los hipó­cri­tas medios de comu­ni­ca­ción occi­den­ta­les pusie­ron el gri­to en el cie­lo. Ahma­di­ne­yad, según ellos, habría seña­la­do que Israel debe ser borra­do del mapa, a la vez que nega­ba el holo­caus­to nazi con­tra los judíos. Todo fue una ter­gi­ver­sa­ción, pues­to que en la reali­dad eso no suce­dió, tal como lo demues­tran Anne­lie­se Fiken­ts­cher y Andreas Neu­mann en un artícu­lo publi­ca­do en la pági­na de Rebe­lión bajo el títu­lo de “Un aná­li­sis de la retó­ri­ca en los medios de comu­ni­ca­ción orien­ta­da hacia la gue­rra con­tra Irán. ¿Quie­re el pre­si­den­te de Irán borrar del mapa a Israel y nie­ga el Holo­caus­to?”.

El impe­rial-sio­nis­mo vie­ne crean­do una situa­ción simi­lar a la que lle­va­ron ade­lan­te para jus­ti­fi­car la agre­sión mili­tar con­tra Afga­nis­tán y sobre todo a Irak. San­cio­nes eco­nó­mi­cas, blo­queo comer­cial con pre­sión mili­tar, cam­pa­ña mediá­ti­ca de des­pres­ti­gio, ata­que y sata­ni­za­ción. La CIA jue­ga el mis­mo rol que en ese enton­ces. Su direc­tor, Leon Panet­ta, cons­tan­te­men­te hace seña­la­mien­tos en el sen­ti­do de que Irán en poco tiem­po podría dis­po­ner de armas nuclea­res.

Lo cier­to es que esta nue­va agre­sión mili­tar que el impe­ria­lis­mo yan­qui y el sio­nis­mo israe­lí lle­van con­tra Irán, tie­ne como pro­pó­si­to sumir en la mise­ria al país, para de esta mane­ra gene­rar mayor des­con­ten­to a lo interno, así como pro­vo­car algún epi­so­dio a tra­vés del cual quie­ran jus­ti­fi­car la inter­ven­ción mili­tar direc­ta y no sólo ata­ques aéreos con­tra zonas estra­té­gi­cas ira­níes, todo bajo el pre­tex­to de luchar en defen­sa de la demo­cra­cia, de la segu­ri­dad mun­dial y la paz.

La hipo­cre­sía de Oba­ma, el igno­mi­nio­so pre­mio Nobel de la Paz, al igual que el cri­mi­nal de Bush lo hizo, hoy quie­re agre­dir a una nación para bene­fi­ciar al apa­ra­to mili­tar indus­trial de su país, así como al pode­ro­so lobby del sio­nis­mo.

El petró­leo y el gas ira­ní están en la mira de EEUU e Israel, ade­más de ser una zona de vital impor­tan­cia des­de el pun­to de vis­ta geo­es­tra­té­gi­co para man­te­ner el con­trol en Medio Orien­te.

Iña­ki Gil de San Vicen­te dice:

Aho­ra mis­mo, el Esta­do de Israel es el por­ta­avio­nes terres­tre del impe­ria­lis­mo yan­qui en un área geo­es­tra­té­gi­ca de cre­cien­te impor­tan­cia para todo el capi­ta­lis­mo, que no sólo para Esta­dos Uni­dos. Israel es un Esta­do mili­ta­ri­za­do al extre­mo en el que el ejér­ci­to tie­ne pode­res polí­ti­cos, eco­nó­mi­cos y cien­tí­fi­cos que con­di­cio­nan la vida ente­ra de su pobla­ción ya que sin sus fuer­zas arma­das el Esta­do de Israel des­apa­re­ce­ría en muy poco tiem­po, y con él el con­trol impe­ria­lis­ta de una amplia zona. Resul­ta tan estra­té­gi­co este por­ta­avio­nes terres­tre que el impe­ria­lis­mo le per­mi­tió rea­li­zar jun­to con Sudá­fri­ca una prue­ba nuclear en la Antár­ti­da en 1979, y le per­mi­te dis­po­ner de un arse­nal nuclear esti­ma­do, a media­dos de 2006, en sie­te cen­tros nuclea­res y 400 bom­bas ató­mi­cas. ¿Qué zona debe pro­te­ger Israel? La for­ma­da por la par­te occi­den­tal del cin­tu­rón mili­tar que Esta­dos Uni­dos va cons­tru­yen­do-impo­nien­do alre­de­dor de Chi­na Popu­lar, Corea del Nor­te, Extre­mo Orien­te, Cau­ca­sia, Rusia, Tur­quía y el Bós­fo­ro, y los Bal­ca­nes. La fun­ción de este cin­tu­rón mili­tar es tri­ple: el con­trol ener­gé­ti­co, el con­trol del agua de la cor­di­lle­ra que va del sur de Chi­na a Afga­nis­tán y de las reser­vas bio­ge­né­ti­cas de sus sel­vas; tener bases mili­ta­res para una gue­rra con­tra Rusia y Chi­na Popu­lar, y tener bases mili­ta­res para defen­der a las bur­gue­sías fie­les al impe­ria­lis­mo en esta exten­sa área. En su par­te occi­den­tal, Israel y Tur­quía tie­nen una fun­ción cla­ve para con­tro­lar Orien­te Medio, el Bós­fo­ro y la par­te occi­den­tal de Cau­ca­sia. Pero el Esta­do de Israel tie­ne, ade­más, una impor­tan­cia pro­pia por sus esen­cia­les cone­xio­nes con una frac­ción muy pode­ro­sa de la bur­gue­sía euro­cén­tri­ca; su peso cien­tí­fi­co-mili­tar y repre­si­vo, y su encla­ve sim­bó­li­co para la civi­li­za­ción judeo­cris­tia­na. Se expli­ca así la enor­me dife­ren­cia de tra­to que reci­be Israel por las ins­ti­tu­cio­nes impe­ria­lis­tas en com­pa­ra­ción a otros pue­blos, deni­gra­dos, vigi­la­dos, cer­ca­dos, pre­sio­na­dos de mil modos, o direc­ta­men­te inva­di­dos.[13]

Con Corea del Nor­te la estra­te­gia es simi­lar.

El hun­di­mien­to del buque mili­tar Cheo­nan de Corea del Sur ha ser­vi­do de pre­tex­to para jus­ti­fi­car un ata­que con­tra la RPDC. El perio­dis­ta e inves­ti­ga­dor Way­ne Mad­sen ha sido cla­ro al seña­lar que dicho buque habría sido hun­di­do por una bom­ba colo­ca­da en su base por los apa­ra­tos de inte­li­gen­cia nor­te­ame­ri­ca­nos:

Fuen­tes de inte­li­gen­cia de Way­ne Mad­sen Report en Asia sos­pe­chan que el ata­que con­tra la cor­be­ta de gue­rra anti­sub­ma­ri­na de la Arma­da sud­co­rea­na Cheo­nan, en mar­co, fue un ata­que de ban­de­ra fal­sa hecho para que pare­cie­ra pro­ve­nir de Corea del Nor­te.

Uno de los pro­pó­si­tos prin­ci­pa­les para el aumen­to de las ten­sio­nes en la penín­su­la corea­na era apli­car pre­sión sobre el pri­mer minis­tro japo­nés Yukio Hato­ya­ma para que cam­bia­ra de polí­ti­ca sobre el reti­ro de Oki­na­wa de la base del Cuer­po de Mari­nes de EE.UU. Hato­ya­ma ha admi­ti­do que las ten­sio­nes por el hun­di­mien­to del Cheo­nan tuvie­ron una impor­tan­te influen­cia en su deci­sión de per­mi­tir que los mari­nes de EE.UU. per­ma­ne­cie­ran en Oki­na­wa. (…)

El Cheo­nan fue hun­di­do cer­ca de la isla Baen­gn­yeong, un lugar del extre­mo occi­den­tal ale­ja­do de la cos­ta sud­co­rea­na, pero fren­te a la cos­ta nor­co­rea­na. La isla está alta­men­te mili­ta­ri­za­da y den­tro del alcan­ce de fue­go de arti­lle­ría de las defen­sas cos­te­ras nor­co­rea­nas, que está al otro lado de un estre­cho canal.

El Cheo­nan, una cor­be­ta de gue­rra anti­sub­ma­ri­na, tenía sonar de tec­no­lo­gía de pun­ta, y ade­más ope­ra­ba en aguas con amplios sis­te­mas de sonar hidró­fono y de sen­so­res acús­ti­cos sub­ma­ri­nos. No exis­te evi­den­cia sud­co­rea­na de sonar o de audio de un torpe­do, sub­ma­rino o mini-sub­ma­rino en el área. Ya que no hay casi nave­ga­ción en el canal, el mar esta­ba silen­cio­so en el momen­to del hun­di­mien­to.

Sin embar­go, la isla Baen­gn­yeong alber­ga una base de inte­li­gen­cia mili­tar esta­dou­ni­den­se-sud­co­rea­na y SEALS [fuer­zas espe­cia­les] de la Arma­da de EE.UU. ope­ran des­de la base. Ade­más, había cua­tro bar­cos de la Arma­da de EE.UU. en el sec­tor, par­te del Ejer­ci­cio Foal Eagle EE.UU.-Corea del Sur, duran­te el hun­di­mien­to del Cheo­nan. Una inves­ti­ga­ción de las hue­llas metá­li­cas y quí­mi­cas del torpe­do sos­pe­cho­so mues­tra que es de pro­duc­ción ale­ma­na. Exis­ten sos­pe­chas de que los SEALS de la Arma­da de EE.UU. man­tie­nen una mues­tra de torpe­dos euro­peos con fines de dene­ga­bi­li­dad plau­si­ble para ata­ques de ban­de­ra fal­sa. Ade­más, Ber­lín no ven­de torpe­dos a Corea del Nor­te, sin embar­go, Ale­ma­nia man­tie­ne un pro­gra­ma de estre­cha coope­ra­ción de desa­rro­llo con­jun­to de sub­ma­ri­nos y armas sub­ma­ri­nas con Israel.[14]

Es evi­den­te que una nue­va agre­sión mili­tar del impe­rial-sio­nis­mo se ave­ci­na y que, como en otras cam­pa­ñas cri­mi­na­les de EEUU e Israel, los medios jue­gan un rol fun­da­men­tal. Hoy pre­ten­den ocul­tar sus inten­cio­nes debi­do al espec­tácu­lo alie­nan­te del fút­bol que man­tie­ne emo­cio­na­do a millo­nes de per­so­nas que, más allá de la gran­dio­si­dad de este depor­te, no refle­xio­nan sobre las impli­ca­cio­nes polí­ti­co-eco­nó­mi­cas que hay detrás del mis­mo, los nego­cios de la mafio­sa orga­ni­za­ción FIFA, la pobre­za en Áfri­ca y las millo­na­rias ganan­cias de las empre­sas que publi­ci­tan sus pro­duc­tos, den­tro de los cua­les están pre­ci­sa­men­te las empre­sas que sir­ven a los intere­ses del impe­rial-sio­nis­mo y, en este caso con­cre­to, sobre lo que está eje­cu­tan­do el impe­ria­lis­mo y el sio­nis­mo con­tra Irán y Corea del Nor­te.

Mien­tras dura la dis­trac­ción y el mun­do se recu­pe­ra de la resa­ca fut­bo­lís­ti­ca, el impe­ria­lis­mo y el sio­nis­mo avan­zan sobre Irán, a la vez que pre­sio­nan a Corea del Nor­te. La asfi­xia eco­nó­mi­ca y la agre­sión mili­tar son los obje­ti­vos inme­dia­tos del impe­rial-sio­nis­mo.

Una infor­ma­ción publi­ca­da en la pági­na de Insur­gen­te seña­la:

Las pre­sio­nes polí­ti­cas son las san­cio­nes de ONU, EEUU y la UE, así como las con­de­nas del G8 y el G20. Por su par­te la pre­sión mili­tar se puso de mani­fies­to con el Con­voy de Buques de gue­rra que atra­ve­sa­ron el Canal del Suez con el per­mi­so de Egip­to para ins­ta­lar­se en el Gol­fo Pér­si­co.

Allí Están para­dos dece­nas de buques de gue­rra, según algu­nas ver­sio­nes. Mien­tras que otras fuen­tes seña­lan que son 11; más un Por­ta­avio­nes (Harry Tru­man) y dece­nas de lan­chas rápi­das. A ello habría que agre­gar el apor­te israe­lí con sus buques y avio­nes.

Como si esto fue­ra poco, Ara­bia Sau­dí le per­mi­te a Israel uti­li­zar un corre­dor aéreo para lle­gar con mayor faci­li­dad a Irán, des­de Tel Aviv.

El pre­si­den­te esta­dou­ni­den­se, Barack Oba­ma, apro­bó el jue­ves una ley que impo­ne san­cio­nes a Irán y bus­ca redu­cir las impor­ta­cio­nes de com­bus­ti­ble de la Repú­bli­ca Islá­mi­ca y pro­fun­di­zar su ais­la­mien­to inter­na­cio­nal.

Oba­ma seña­ló que las nue­vas san­cio­nes eran las más estric­tas que algu­na vez se apro­ba­ron en el Con­gre­so esta­dou­ni­den­se y harían más difí­cil a Irán com­prar petró­leo refi­na­do así como bie­nes y ser­vi­cios con el fin de moder­ni­zar los sec­to­res del cru­do y el gas natu­ral, pila­res de su eco­no­mía, infor­mó Reuters.

La medi­da se da lue­go de que el Con­se­jo de Segu­ri­dad de Nacio­nes Uni­das apro­bó una nue­va reso­lu­ción que endu­re­ce las san­cio­nes con­tra Irán.[15]

Si esto lle­ga a mate­ria­li­zar­se, la res­pon­sa­bi­li­dad de lo que suce­da, así como del desin­te­rés mun­dial sobre lo que pasa en Irán y Corea del Nor­te, una vez tam­bién recae­rá sobre fal­si­me­dia.

Hay que estar aten­tos per­ma­nen­te­men­te y des­en­mas­ca­rar a los gobier­nos cri­mi­na­les de EEUU e Israel, pre­si­di­dos por Barack Oba­ma y Ben­ja­mín Netan­yahu.

Patria Gran­de, 6 de julio de 2010


[1] Jor­ge Val­dés. La noti­cia. Colec­ción Inti­yán, Cies­pal, Qui­to, 1983, p. 28

[2] José A. Bení­tez. Manual de Perio­dis­mo. Edi­cio­nes Índi­ce, Qui­to-Ecua­dor, 1983, p. 34

[3] Vicen­te Romano. La for­ma­ción de la men­ta­li­dad sumi­sa. Edi­to­rial de Cien­cias Socia­les, La Haba­na, 2005, p. 73

[4] Iña­ki Gil de San Vicen­te. Con­cien­cia­ción Social con­tra “Comu­ni­ca­ción Social”, auto­or­ga­ni­za­ción, con­tra­po­der e iden­ti­dad. Cua­der­nos de Pen­sa­mien­to Mar­xis­ta, No. 24, p. 65

[5] Ibid. p.

[6] Adol­fo Sán­chez Vás­quez. Filo­so­fía de la pra­xis. Edi­to­rial Gri­jal­bo, Méxi­co, 1980, p. 312

[7] Manuel Frey­tas. El poder ocul­to: de don­de nace la impu­ni­dad de Israel. http://​www​.vol​tai​re​net​.org/​a​r​t​i​c​l​e​1​6​5​9​9​0​.​h​tml

[8] Ralph Schoen­man. His­to­ria ocul­ta del sio­nis­mo. Socia­list Action, 1988, p. 11

[9] William Blum. Esta­do Villano. Casa Edi­to­ra Abril, La Haba­na-Cuba, 2005, p. 164

[10] San­tia­go Alba Rico. Naci­mien­to de un esta­do racis­ta. Israel: un defec­to de fábri­ca. http://​www​.rebe​lion​.org/​n​o​t​i​c​i​a​.​p​h​p​?​i​d​=​5​9​105

[11] San­tia­go Alba Rico. Leer con niños. Caba­llo de Tro­ya, Bar­ce­lo­na, 2007, p. 33

[12] San­tia­go Alba Rico. Terro­ris­mo sin­tác­ti­co.

http://​www​.tlax​ca​la​.es/​p​p​.​a​s​p​?​r​e​f​e​r​e​n​c​e​=​8​8​4​3​&​l​g​=es

[13] Iña­ki Gil de San Vicen­te. Boi­cot a Coca Cola y al esta­do de Israel. http://​www​.rebe​lion​.org/​n​o​t​i​c​i​a​.​p​h​p​?​i​d​=​5​3​087

[14] Way­ne Mad­sen. Chi­na sos­pe­cha que el ata­que con­tra la cor­be­ta sur­co­rea­na fue una ope­ra­ción de “ban­de­ra fal­sa”, Glo­bal Research, http://​www​.kao​sen​la​red​.net/​n​o​t​i​c​i​a​/​c​h​i​n​a​-​s​o​s​p​e​c​h​a​-​a​t​a​q​u​e​-​c​o​n​t​r​a​-​c​o​r​b​e​t​a​-​s​u​r​c​o​r​e​a​n​a​-​f​u​e​-​o​p​e​r​a​c​i​o​n​-​b​a​n​d​e​ra-

[15] Ata­que a Irán sería inmi­nen­te.

http://​www​.insur​gen​te​.org/​i​n​d​e​x​.​p​h​p​?​o​p​t​i​o​n​=​c​o​m​_​c​o​n​t​e​n​t​&​v​i​e​w​=​a​r​t​i​c​l​e​&​i​d​=​3​5​5​2​:​a​t​a​q​u​e​-​a​-​i​r​a​n​-​s​e​r​i​a​-​i​n​m​i​n​e​n​t​e​&​c​a​t​i​d​=​9​8​:​i​m​p​e​r​i​o​&​I​t​e​m​i​d​=​292

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *