Israel dis­pa­ró en la cabe­za a víc­ti­mas de la Flo­ti­lla de la Liber­tad- Cubadebate

Imagen de las víctimas del asalto israelíIma­gen de las víc­ti­mas del asal­to israelí 

La mayo­ría de las nue­ve víc­ti­mas mor­ta­les del ata­que israe­lí al bar­co tur­co Mavi Mar­ma­ra, de la flo­ti­lla de ayu­da huma­ni­ta­ria, reci­bie­ron dis­pa­ros des­de arri­ba, según los resul­ta­dos de las autop­sias reve­la­dos este mar­tes en Turquía.

Varios medios tur­cos citan deta­lles del infor­me del Ins­ti­tu­to Foren­se Tur­co, según el cual en los cadá­ve­res de las víc­ti­mas no se encon­tra­ron seña­les quí­mi­cas por­que los cuer­pos fue­ron lava­dos antes de ser entre­ga­dos a Turquía.

Los médi­cos foren­ses no pudie­ron deter­mi­nar la dis­tan­cia des­de la cual se ha dis­pa­ra­do, dado que la ves­ti­men­ta de las víc­ti­mas esta­ba muy sucia, pero regis­tra­ron varios “cor­tes y heri­das en diver­sas par­tes de los cuer­pos” y dedu­je­ron que reci­bie­ron dis­pa­ros de balas de armas auto­má­ti­cas y semi-automáticas.

Una de las víc­ti­mas, Fur­kan Doga, ciu­da­dano esta­dou­ni­den­se de ori­gen tur­co de 19 años, reci­bió dis­pa­ros en el ros­tro des­de una dis­tan­cia cor­ta, y otro, Cev­det Kili­clar, en el cen­tro de su frente.

Una bala que entró en el crá­neo de Cetin Top­cuo­glu y salió por su nuca y de allí entró nue­va­men­te en su cuer­po a tra­vés de su hom­bro dere­cho y des­tro­zó su hígado.

“En el cere­bro de Ibrahim Bil­gen, los médi­cos encon­tra­ron una bala que nun­ca habían vis­to has­ta enton­ces”, comen­tó el letra­do Ahmet Yasin Durak a la aso­cia­ción de dere­chos huma­nos Maz­lum-Der. “Una cues­tión a res­pon­der es por­qué Israel lavó los cuer­pos”, añade.

En todos los cuer­pos se encon­tró algu­na can­ti­dad de alcohol. Según los foren­ses es posi­ble que el alcohol se haya intro­du­ci­do en los cuer­pos des­pués de su muer­te. La mayo­ría de las balas salie­ron de los cuer­pos des­pués de entrar y ello es un indi­cio del gran poder que tie­nen las armas usa­das”, añadió.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *