Israel dis­pa­ró en la cabe­za a víc­ti­mas de la Flo­ti­lla de la Liber­tad- Cubadebate

Imagen de las víctimas del asalto israelíIma­gen de las víc­ti­mas del asal­to israelí 

La mayo­ría de las nue­ve víc­ti­mas mor­ta­les del ata­que israe­lí al bar­co tur­co Mavi Mar­ma­ra, de la flo­ti­lla de ayu­da huma­ni­ta­ria, reci­bie­ron dis­pa­ros des­de arri­ba, según los resul­ta­dos de las autop­sias reve­la­dos este mar­tes en Turquía.

Varios medios tur­cos citan deta­lles del infor­me del Ins­ti­tu­to Foren­se Tur­co, según el cual en los cadá­ve­res de las víc­ti­mas no se encon­tra­ron seña­les quí­mi­cas por­que los cuer­pos fue­ron lava­dos antes de ser entre­ga­dos a Turquía.

Los médi­cos foren­ses no pudie­ron deter­mi­nar la dis­tan­cia des­de la cual se ha dis­pa­ra­do, dado que la ves­ti­men­ta de las víc­ti­mas esta­ba muy sucia, pero regis­tra­ron varios “cor­tes y heri­das en diver­sas par­tes de los cuer­pos” y dedu­je­ron que reci­bie­ron dis­pa­ros de balas de armas auto­má­ti­cas y semi-automáticas.

Una de las víc­ti­mas, Fur­kan Doga, ciu­da­dano esta­dou­ni­den­se de ori­gen tur­co de 19 años, reci­bió dis­pa­ros en el ros­tro des­de una dis­tan­cia cor­ta, y otro, Cev­det Kili­clar, en el cen­tro de su frente.

Una bala que entró en el crá­neo de Cetin Top­cuo­glu y salió por su nuca y de allí entró nue­va­men­te en su cuer­po a tra­vés de su hom­bro dere­cho y des­tro­zó su hígado.

“En el cere­bro de Ibrahim Bil­gen, los médi­cos encon­tra­ron una bala que nun­ca habían vis­to has­ta enton­ces”, comen­tó el letra­do Ahmet Yasin Durak a la aso­cia­ción de dere­chos huma­nos Maz­lum-Der. “Una cues­tión a res­pon­der es por­qué Israel lavó los cuer­pos”, añade.

En todos los cuer­pos se encon­tró algu­na can­ti­dad de alcohol. Según los foren­ses es posi­ble que el alcohol se haya intro­du­ci­do en los cuer­pos des­pués de su muer­te. La mayo­ría de las balas salie­ron de los cuer­pos des­pués de entrar y ello es un indi­cio del gran poder que tie­nen las armas usa­das”, añadió.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.