[Fotos y video] Sal­va­je agre­sion de la poli­cia muni­ci­pal de Iru­ñea a un inmi­gran­te- Ekin­klik

[email protected] compañ[email protected] de ekin­klik, nos envian fotos de la rue­da de pren­sa de denun­cia de SOS Racis­mo y el video del sal­va­jis­mo poli­cial


Hoy, nue­va­men­te, Sos Racis­mo Nafa­rroa ha con­vo­ca­do a los medios de comu­ni­ca­ción para denun­ciar
un recien­te caso de abu­so y mal­tra­to de una per­so­na inmi­gran­te por agen­tes de la poli­cía, en este caso de la Poli­cía Muni­ci­pal de Pam­plo­na.

Se tra­ta de un caso más, un hecho simi­lar a cual­quie­ra de los con­te­ni­dos en el Infor­me, de 2009 y de 2006, ni siquie­ra como uno de los más gra­ves. Pero exis­te una dife­ren­cia. Los hechos denun­cia­dos fue­ron reco­gi­dos por las cáma­ras de gra­ba­ción de las depen­den­cias poli­cia­les y las imá­ge­nes nos han sido entre­ga­das, por lo que hemos esti­ma­do nece­sa­rio hacer­las públi­cas dada la gra­ve­dad de estas.

Aquí tenéis la gra­ba­ción, el tex­to de la rue­da de pren­sa y el dos­sier de la denun­cia

PRENSA: CASO J.A.V.C (SOS RACISMO NAFARROA)
SOS RACISMO-SOS ARRAKERIA NAFARROA pre­sen­tó, en Junio de 2009, un
infor­me ante el Par­la­men­to de Nava­rra titu­la­do “Actua­cio­nes de agen­tes de la poli­cía
en Nava­rra”. Infor­me que fue pre­sen­ta­do tam­bién ante voso­tras y voso­tros, los medios
de comu­ni­ca­ción. Unos años antes, en 2006, tam­bién pre­sen­ta­mos otro infor­me sobre
actua­cio­nes de la Poli­cía Muni­ci­pal ante el Ayun­ta­mien­to de Pam­plo­na.

Ambos Infor­mes con­te­nían denun­cias de hechos gra­ves, muy gra­ves. Eran muchas
las denun­cias pre­sen­ta­das en nues­tras ofi­ci­nas sobre abu­sos y mal­tra­to por par­te de
agen­tes de la poli­cía, eran ade­más coin­ci­den­tes las agre­sio­nes denun­cia­das. Hechos
denun­cia­dos tan­to por per­so­nas autóc­to­nas como inmi­gran­tes suce­di­dos en dis­tin­tos
pue­blos y barrios, pero coin­ci­den­tes en el “modus ope­ran­di”: actua­cio­nes
dis­cri­mi­na­to­rias hacia las per­so­nas inmi­gran­tes y gita­nas, con abu­so de poder y
des­pro­por­ción en la fuer­za emplea­da por los agen­tes, sien­do ade­más, en gran par­te
de los casos, denun­cia­da la per­so­na agre­di­da por resis­ten­cia o agre­sión o aten­ta­do a
la auto­ri­dad.

En Noviem­bre de 2009, el Pleno del Par­la­men­to recha­zó una moción que pedía que
se inves­ti­ga­sen los hechos denun­cia­dos por SOS Racis­mo-SOS Arra­za­ke­ria Nafa­rroa
y otras orga­ni­za­cio­nes. Más recien­te­men­te, en Abril de 2010, el Par­la­men­to tam­bién
ha recha­za­do la toma en con­si­de­ra­ción de una pro­po­si­ción de ley que plan­tea­ba, entre
otros aspec­tos, la ins­ta­la­ción de equi­pos de gra­ba­ción de vídeo y audio en las
depen­den­cias poli­cia­les. La reac­ción de la Alcal­día de Pam­plo­na, ante nues­tro
infor­me, fue sim­ple­men­te la de ame­na­zar con inter­po­ner una que­re­lla por difa­ma­ción a
nues­tra orga­ni­za­ción, ame­na­za que nun­ca lle­gó a mate­ria­li­zar­se.

Hoy, nue­va­men­te, os hemos con­vo­ca­do a los medios de comu­ni­ca­ción para denun­ciar
un recien­te caso de abu­so y mal­tra­to de una per­so­na inmi­gran­te por agen­tes de la
poli­cía, en este caso de la Poli­cía Muni­ci­pal de Pam­plo­na. Se tra­ta de un caso más, un
hecho simi­lar a cual­quie­ra de los con­te­ni­dos en el Infor­me, de 2009 y de 2006, ni
siquie­ra como uno de los más gra­ves. Pero exis­te una dife­ren­cia. Los hechos
denun­cia­dos fue­ron reco­gi­dos por las cáma­ras de gra­ba­ción de las depen­den­cias
poli­cia­les y las imá­ge­nes nos han sido entre­ga­das, por lo que hemos esti­ma­do
nece­sa­rio hacer­las públi­cas dada la gra­ve­dad de estas.

En pri­mer lugar que­re­mos comu­ni­ca­ros que los hechos han sido denun­cia­dos ante el
Juz­ga­do y pues­tos en cono­ci­mien­to del Defen­sor del Pue­blo, a quien tam­bién hemos
hecho entre­ga de una copia de las imá­ge­nes, que lue­go os faci­li­ta­re­mos.

NARRACIÓN DE LOS HECHOS

Los hechos ocu­rrie­ron en la madru­ga­da del 11 al 12 del pasa­do Sep­tiem­bre. La
per­so­na arres­ta­da rela­ta que encon­trán­do­se fue­ra de un bar en el barrio de San Juan
en Pam­plo­na, la poli­cía pidió la docu­men­ta­ción a un ami­go suyo. El arres­ta­do se
acer­có a pre­gun­tar el por qué de la iden­ti­fi­ca­ción, a lo que los agen­tes res­pon­die­ron
que se fue­ra, que a él no le impor­ta­ba. Según su decla­ra­ción, el denun­cian­te se sen­tó
en un coche y de espal­das dijo: “vaya poli­cía tene­mos”. En ese momen­to uno de los
poli­cías le empu­jó y tiró al sue­lo. Segui­da­men­te le pidie­ron la docu­men­ta­ción. El
denun­cian­te pre­gun­tó al agen­te que lo había empu­ja­do por qué lo había hecho, a lo
que dicho agen­te res­pon­dió ponién­do­lo con­tra un por­tal, espo­sán­do­le, tirán­do­le de
nue­vo al sue­lo e inmo­vi­li­zán­do­lo con­tra el sue­lo ponien­do su rodi­lla en la cabe­za del
denun­cian­te. Segui­da­men­te lo lle­va­ron en volan­das has­ta el fur­gón y lo lan­za­ron a la
par­te de atrás del mis­mo. El arres­ta­do rela­ta que se le que­dó una pier­na fue­ra y al
cerrar la puer­ta del fur­gón se la atra­pa­ron. Pos­te­rior­men­te fue tras­la­da­do has­ta
depen­den­cias de la Poli­cía Muni­ci­pal en la calle Monas­te­rio de Iratxe y segui­da­men­te
ocu­rrió esta secuen­cia de hechos que aquí os mos­tra­mos.

Como pode­mos obser­var la per­so­na arres­ta­da vie­ne espo­sa­da con las manos en la
espal­da duran­te el tras­la­do, por lo tan­to pode­mos afir­mar que ya se encon­tra­ba
redu­ci­da.

PROYECIÓN DEL VIDEO

Nues­tra orga­ni­za­ción ha con­se­gui­do imá­ge­nes del tras­la­do a las cel­das, pero las
cáma­ras no enfo­can el inte­rior don­de el dete­ni­do afir­mó que había reci­bi­do más gol­pes
por par­te del agen­te que lo intro­du­jo en la cel­da.

CONCLUSIONES QUE EXTRAE SOS RACISMO-SOS ARRAZAKERIA NAFARROA

 Modus ope­ran­di

En pri­mer lugar des­ta­car que el hecho denun­cia­do coin­ci­de con la mayor par­te de
los casos ya reco­gi­dos en el Infor­me-2009 de SOS Racismo/​SOS Arra­za­ke­ria
Nafa­rroa: Una per­so­na que pre­sen­cia una inter­ven­ción de agen­tes de la poli­cía
(aje­na a los hechos que pro­vo­ca dicha actua­ción) es dete­ni­da, es obje­to de abu­so
o mal tra­to por par­te de estos agen­tes, y acu­sa­da de resis­ten­cia o agre­sión o
aten­ta­do a la auto­ri­dad

 Exis­ten­cia de cáma­ras de gra­ba­ción en comi­sa­ría
El hecho de que exis­tan cáma­ras de gra­ba­ción en comi­sa­ría y que estas hayan
cap­ta­do las imá­ge­nes del abu­so o agre­sión, da cre­di­bi­li­dad a la ver­sión de la
per­so­na agre­di­da. De lo con­tra­rio, se encon­tra­ría en una situa­ción de mayor
inde­fen­sión, ya que los jue­ces están dan­do un exce­si­vo valor a la pre­sun­ción de
vera­ci­dad a los agen­tes de poli­cía; tal y como lo hemos denun­cia­do en los
Infor­mes de la Fede­ra­ción de SOS Racis­mo, y como lo vie­nen denun­cian­do otras
orga­ni­za­cio­nes de dere­chos huma­nos, como Amnis­tía Inter­na­cio­nal.
De hecho, en este mis­mo caso, las agre­sio­nes denun­cia­das por el dete­ni­do que
tuvie­ron lugar en la cel­da, don­de no hay cáma­ras, supo­ne­mos que serán más
difí­ci­les demos­trar.

 Obten­ción de las imá­ge­nes
En este caso, las imá­ge­nes exis­tían, pero no fue­ron inme­dia­ta­men­te pues­tas a
dis­po­si­ción judi­cial, como hubie­se sido lógi­co para que se deter­mi­na­se la posi­ble
comi­sión de una con­duc­ta delic­ti­va. Sólo des­pués de la inter­ven­ción de una
orga­ni­za­ción no guber­na­men­tal, en este caso SOS Racismo/​SOS Arra­za­ke­ria
Nafa­rroa, las imá­ge­nes lle­gan al Juz­ga­do. Des­de la madru­ga­da del 11 de
Sep­tiem­bre en que suce­den los hechos has­ta el 8 de Octu­bre que nues­tra
orga­ni­za­ción, jun­to con la per­so­na agre­di­da, inter­po­ne denun­cia en el Juz­ga­do y
éste recla­ma las imá­ge­nes, éstas per­ma­ne­cen en comi­sa­ría. Es más, fue­ra de
comi­sa­ría, nadie sabe de su exis­ten­cia.

La pre­sen­ta­ción de una denun­cia de los hechos en nues­tra ofi­ci­na, el con­tras­te de
la mis­ma que nues­tra orga­ni­za­ción hace con la per­so­na agre­di­da y la pre­sen­ta­ción
con­jun­ta de una denun­cia en los Juz­ga­dos, per­mi­te que las imá­ge­nes lle­guen a las
manos de un Juez. Has­ta ese momen­to, insis­ti­mos, la Poli­cía Muni­ci­pal de
Pam­plo­na no había pues­to en cono­ci­mien­to del Juez los hechos, no había
faci­li­ta­do la gra­ba­ción.

Que­re­mos des­ta­car que no es muy habi­tual que una per­so­na inmi­gran­te que es
obje­to de abu­sos o malos tra­tos por par­te de un agen­te de poli­cía pre­sen­te
denun­cia judi­cial. Las razo­nes son varias: el mie­do pro­pio de su situa­ción de
des­pro­tec­ción social, la pre­cau­ción de depen­der la reno­va­ción de sus per­mi­sos de
un infor­me poli­cial, la inde­fen­sión con que se encuen­tra a menu­do en los tri­bu­na­les
ante la fal­ta de cre­di­bi­li­dad de su ver­sión fren­te a pre­sun­ción de vera­ci­dad de la
ver­sión de los agen­tes de poli­cía. Todo esto hace que este tipo de hechos se
denun­cien en con­ta­das oca­sio­nes.

 Ausen­cia de meca­nis­mos lega­les o pro­to­co­los de actua­ción espe­cí­fi­cos
¿Ha actua­do den­tro de la lega­li­dad la Poli­cía Muni­ci­pal de Pam­plo­na, no ponien­do
las imá­ge­nes y los hechos inme­dia­ta­men­te en cono­ci­mien­to del Juez? Serán los
tri­bu­na­les los que ten­gan que deter­mi­nar­lo con­for­me a las leyes vigen­tes. Lo que
nues­tra orga­ni­za­ción opi­na es que, si se ha actua­do den­tro de la lega­li­dad, estas
leyes debe­rían ser cam­bia­das. Enten­de­mos que debe­ría haber unos códi­gos de
actua­ción espe­cí­fi­cos para estos casos de abu­sos o malos tra­tos poli­cia­les. No
pue­de ser la pro­pia poli­cía la que deter­mi­ne, a tra­vés de un expe­dien­te, si una
con­duc­ta es delic­ti­va o no. Ello debie­ra ser labor de un Juz­ga­do, la labor de la
poli­cía debie­ra ser poner inme­dia­ta­men­te los hechos en cono­ci­mien­to del Juez,
haya o no haya denun­cia, de ofi­cio y por ley.

 Res­pon­sa­bi­li­dad de las Ins­ti­tu­cio­nes
Al igual que otras orga­ni­za­cio­nes de defen­sa de dere­chos cívi­cos, hemos pedi­do a
las Ins­ti­tu­cio­nes, ante el Par­la­men­to de Nava­rra, que se aprue­ben unos pro­to­co­los
de actua­ción para los casos de abu­sos o malos tra­tos poli­cia­les y lo han
recha­za­do; al igual que han recha­za­do apro­bar que se pon­gan cáma­ras en las
comi­sa­rías. Tam­bién les comu­ni­ca­mos que el mero hecho de se denun­cien estos
casos no sig­ni­fi­ca que sean cier­tos, pero el negar­los sin inves­ti­gar­los tam­po­co
sig­ni­fi­ca que no estén ocu­rrien­do.

Por todo ello, que­re­mos decir­les a las Ins­ti­tu­cio­nes que, al mar­gen de que hechos
como el aquí denun­cia­do estén ocu­rrien­do, ellas están per­mi­tien­do y favo­re­cien­do
que ocu­rran, al no adop­tar las medi­das lega­les para evi­tar­los.
Así mis­mo, nos gus­ta­ría pun­tua­li­zar que nues­tra denun­cia y recla­ma­ción hace
refe­ren­cia úni­ca­men­te a un gru­po con­cre­to de agen­tes de poli­cía de dicho cuer­po que
actua­ron de mane­ra des­pro­por­cio­na­da. Tene­mos cons­tan­cia de que den­tro del pro­pio
cuer­po de la Poli­cía Muni­ci­pal exis­te males­tar por este tipo de actua­cio­nes, que nada
tie­nen que ver con “pro­te­ger el libre ejer­ci­cio de los dere­chos y liber­ta­des y garan­ti­zar
la segu­ri­dad ciu­da­da­na”, de acuer­do con la “Misión, Valo­res y Visión” que vie­nen
reco­gi­das en los Prin­ci­pios de la Poli­cía Muni­ci­pal de Pam­plo­na.

Por todo ello, ins­ta­mos al Ayun­ta­mien­to de Pam­plo­na a que adop­te las per­ti­nen­tes
medi­das de con­trol para que hechos como los denun­cia­dos no pue­dan pro­du­cir­se.
Exi­gi­mos que se tomen las medi­das para que dichos agen­tes no que­den impu­nes,
gene­ran­do así un ambien­te de inmu­ni­dad en el que todo vale.
Que­re­mos des­ta­car final­men­te, la res­pon­sa­bi­li­dad en este caso de la Alcal­día del
Ayun­ta­mien­to de Pam­plo­na y de los man­dos por ella nom­bra­dos, que son los que son
los res­pon­sa­bles del correc­to fun­cio­na­mien­to del Cuer­po Muni­ci­pal de Poli­cí

Fotos del sal­va­jis­mo poli­cial y de la rue­da de pren­sa

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *