«La huelga del 25M será un punto de inflexión por el cambio»- Arantxa Sarasola

p004_f02_143x128.jpg
Arantxa Sara­so­la­Res­pon­sa­ble de LAB

Lla­ma a la huel­ga en el sec­tor públi­co y pide a la socie­dad vas­ca que reac­cio­ne ante «el bar­co a la deri­va» que es el Esta­do espa­ñol. La secre­ta­ria de Ser­vi­cios Públi­cos de LAB exi­ge «un giro de 180 gra­dos en la polí­ti­ca fis­cal para que aflo­re el frau­de fis­cal esti­ma­do en el 25% del PIB, lo que suma unos 20.0000 millo­nes».

Juan­jo BASTERRA

¿Las medi­das de Zapa­te­ro se han plan­tea­do para con­ten­tar a la éli­te eco­nó­mi­ca y para hacer pagar la cri­sis a los tra­ba­ja­do­res?

Es cier­to. Es una vuel­ta de tuer­ca más en la estra­te­gia de favo­re­cer a los más pode­ro­sos con polí­ti­cas fis­ca­les y pre­su­pues­ta­rias en detri­men­to de las polí­ti­cas socia­les y las con­di­cio­nes de tra­ba­jo. Estas polí­ti­cas han con­se­gui­do que se acu­mu­len ingen­tes can­ti­da­des de dine­ro en cada vez menos manos y que este capi­tal inac­ti­vo se uti­li­ce para ope­ra­cio­nes espe­cu­la­ti­vas. A estos les ha dado el gobierno miles de millo­nes de euros cuan­do esta­lló la bur­bu­ja finan­cie­ra y aho­ra quie­ren más. Han com­pra­do con ese dine­ro los bonos de los esta­dos y quie­ren garan­ti­zar el cobro median­te polí­ti­cas de reduc­ción del gas­to. Y cla­ro, como los intere­ses de estos per­so­na­jes son into­ca­bles se ata­ca el poder adqui­si­ti­vo de pen­sio­nis­tas, emplea­das y emplea­dos públi­cos, los ser­vi­cios socia­les, el con­tra­to de rele­vo, la inver­sión públi­ca y, de la mano de las auto­no­mías y ayun­ta­mien­tos, la sani­dad y ser­vi­cios públi­cos.

¿Qué efec­tos direc­tos ten­drá sobre los emplea­dos públi­cos de Hego Eus­kal Herria?

Los efec­tos de esta situa­ción ya eran pal­pa­bles inclu­so antes del anun­cio de este plan de aus­te­ri­dad. El recor­te de los ser­vi­cios públi­cos, las polí­ti­cas de pri­va­ti­za­ción y sus con­se­cuen­cias, el recor­te de recur­sos, la supre­sión de sus­ti­tu­cio­nes y las car­gas de tra­ba­jo ya se venían tiem­po sufrien­do. Pero efec­ti­va­men­te esto supon­drá un mayor recor­te que afec­ta­rá en lo sala­rial, pero no nos olvi­de­mos que cuan­do a las comu­ni­da­des auto­nó­mi­cas y ayun­ta­mien­tos les envían el reca­do de redu­cir el gas­to en 1.200 millo­nes, lo que les están dicien­do es «redu­cir ser­vi­cios» y esto influi­rá aun más en la pér­di­da de cali­dad de los ser­vi­cios, y tam­bién en el empleo públi­co.

¿Por qué se redu­cen los sala­rios de los tra­ba­ja­do­res y se sus­pen­de la reva­lo­ri­za­ción de las pen­sio­nes y, en cam­bio, no se suben los impues­tos a los empre­sa­rios y a quie­nes más dine­ro tie­nen?

Por­que en las deci­sio­nes que toman los gobier­nos hoy son los ban­que­ros los que deci­den. La ver­dad es que hoy en día, no se sabe bien dón­de ter­mi­na el BBVA y el San­tan­der y dón­de empie­za el Gobierno del Esta­do. Por eso se tra­ta de rea­li­zar polí­ti­cas fis­ca­les y pre­su­pues­ta­rias que les bene­fi­cien a ellos, aun­que sea a cos­ta de per­ju­di­car al res­to de la socie­dad. Hoy la polí­ti­ca fis­cal para los más pode­ro­sos es un autén­ti­co cho­llo: pue­den defrau­dar, inver­tir en paraí­sos fis­ca­les y eva­dir impues­tos a tra­vés de socie­da­des inter­pues­tas y no pasa nada. Por eso, las ren­tas de tra­ba­jo decla­ran una media de 19.000 euros y las empre­sa­ria­les y pro­fe­sio­na­les 12.000 euros. El frau­de fis­cal supo­ne el 25% del PIB.

¿Qué res­pues­ta se debe de ofre­cer des­de la socie­dad?

La movi­li­za­ción es nues­tra úni­ca alter­na­ti­va, el recha­zo rotun­do a las medi­das y reivin­di­car un giro radi­cal en la orien­ta­ción de la polí­ti­ca eco­nó­mi­ca, impul­sar polí­ti­cas de repar­to equi­ta­ti­vo de la rique­za y defen­der nues­tra capa­ci­dad de deci­sión como pue­blo y como tra­ba­ja­do­res. El mode­lo socio pro­duc­ti­vo espa­ñol basa­do en la espe­cu­la­ción, el ladri­llo y la uti­li­za­ción para intere­ses par­ti­cu­la­res y par­ti­dis­tas de las admi­nis­tra­cio­nes públi­cas nos va a lle­var a la rui­na. Cuan­to antes tome­mos nues­tras pro­pias deci­sio­nes mejor. Por estas cues­tio­nes hay que movi­li­zar­se y plan­tar cara. Por lo pron­to, tene­mos el día 25 de mayo un impor­tan­te reto que cubrir: la huel­ga gene­ral de los ser­vi­cios públi­cos. Será un pun­to de infle­xión en la estra­te­gia por un cam­bio polí­ti­co y social que deman­da y nece­si­ta la cla­se tra­ba­ja­do­ra en Eus­kal Herria.

Rodrí­guez Zapa­te­ro pri­me­ro ha ido con­tra los emplea­dos públi­cos, pero los recor­tes se exten­de­rán con las refor­mas labo­ral, de pen­sio­nes y nego­cia­ción colec­ti­va al con­jun­to de la socie­dad. ¿El peli­gro ace­cha a los tra­ba­ja­do­res?

Los tra­ba­ja­do­res ya lle­va­mos tiem­po sien­do los paga­nos de la cri­sis, lle­va­mos tiem­po sufrien­do EREs, des­pi­dos, supre­sión de pres­ta­cio­nes, de ser­vi­cios públi­cos, inac­ce­si­bi­li­dad a la vivien­da que se ha con­ver­ti­do en un artícu­lo de lujo, sala­rios de mise­ria con­ge­la­dos… Y si no lo evi­ta­mos movi­li­zán­do­nos, así segui­rá sien­do. Pero lo mas gor­do del pro­ble­ma es que la vora­ci­dad finan­cie­ra es un pozo sin fon­do; ni siquie­ra estas medi­das serán sufi­cien­tes. Hoy la espe­cu­la­ción finan­cie­ra que mue­ve más de cua­tro billo­nes de dóla­res dia­rios en la Bol­sa está absor­bien­do como un agu­je­ro negro toda la rique­za exis­ten­te y no para­rá has­ta hacer­se con el con­trol total. O se pone freno a esto o la sali­da es desola­do­ra.

¿Es momen­to para que en Hego Eus­kal Herria se adop­ten otras medi­das?

Es hora de que en Eus­kal Herria ini­cie­mos nues­tro pro­pio camino y deje­mos de estar ata­dos a un Esta­do, como el espa­ñol, que es un bar­co a la deri­va. Aquí hay unas mayo­rías socia­les, sin­di­ca­les y polí­ti­cas que demo­crá­ti­ca­men­te están reivin­di­can­do un autén­ti­co cam­bio polí­ti­co y social y ha lle­ga­do la hora de poner toda la car­ne en el asa­dor para con­se­guir­lo. Exi­gi­mos un cam­bio radi­cal de las polí­ti­cas públi­cas para que la eco­no­mía se pon­ga al ser­vi­cio de las per­so­nas. Tam­bién pedi­mos a las admi­nis­tra­cio­nes públi­cas vas­cas que no apli­quen esas medi­das impues­tas y uni­la­te­ra­les.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Leave a comment

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: