Dis­cur­so de Nar­ci­so Isa Con­de en la inau­gu­ra­ción del pri­mer Con­gre­so Caa­ma­ñis­ta – Movi­mien­to Caa­ma­ñis­ta

rd_camaano

Horas antes de la con­for­ma­ción del MOVIMIENTO CAAMAÑISTA (MC)/​Apreciados luchadores(as) por la eman­ci­pa­ción de nues­tros pue­blos: ¡Cier­to! El desa­fío es inmen­so y los(as) par­ti­ci­pan­tes en este I Con­gre­so Caa­ma­ñis­ta, inau­gu­ra­do en esta que­ri­da uni­ver­si­dad y en este 45 ani­ver­sa­rio de la epo­pe­ya de abril de 1965, esta­mos decididos(as) a apor­tar, con espí­ri­tu inno­va­dor y con ener­gías reno­va­das, a las impres­cin­di­bles res­pues­tas teó­ri­cas, polí­ti­cas, orga­ni­za­ti­vas y cul­tu­ra­les deri­va­das de este reto his­tó­ri­co. Aquel abril heroi­co que­dó incon­clu­so. La revo­lu­ción demo­crá­ti­ca-popu­lar ges­ta­da en la lucha des­ti­na­da a derro­tar el gol­pis­mo oli­gár­qui­co- impe­ria­lis­ta y a res­ta­ble­cer el gobierno de Bosch y la Cons­ti­tu­ción de 1963 se vio trun­ca­da: fue blo­quea­da por la inter­ven­ción mili­tar de los EEUU.

La con­tra­rre­vo­lu­ción se impu­so por la fuer­za y se ha pro­lon­ga­do en estos últi­mos 45 años emplean­do todas las for­mas de opre­sión y ali­nea­ción has­ta lle­gar a la pre­sen­te situa­ción carac­te­ri­za­da, por un lado, por la putre­fac­ción de las ins­ti­tu­cio­nes y las cúpu­las domi­nan­tes, y el empo­bre­ci­mien­to del pue­blo explo­ta­do, abu­sa­do y exclui­do, cada vez mas des­con­ten­to e indig­na­do; y, del otro, por la ausen­cia de fuer­zas y pro­pues­tas alter­na­ti­vas debi­da­men­te estruc­tu­ra­das, engro­sa­das y defi­ni­das.

A esto se agre­ga la actual cri­sis inte­gral de la civi­li­za­ción bur­gue­sa. La peor cri­sis del capi­ta­lis­mo en toda su historia.Ella se ensa­ña sobre los paí­ses depen­dien­tes y peri­fé­ri­co del sis­te­ma.

Ella, en todas par­tes ‑y en par­ti­cu­lar en este país- ha poten­cia­do la vora­ci­dad de la cla­se domi­nan­te-gober­nan­te, empe­ci­na­da en un enri­que­ci­mien­to rápi­do y fácil, a tra­vés de la espe­cu­la­ción, el trá­fi­co de influen­cia, los nar­co-nego­cios y la depre­da­ción de los recur­sos natu­ra­les.

Las rece­tas neo­li­be­ra­les y las nue­vas gue­rras de con­quis­ta han pues­to en ries­go a la huma­ni­dad y en ese con­tex­to nues­tra que­ri­da Quis­que­ya está dete­rio­rán­do­se con ries­go de muer­te. La tra­ge­dia hai­tia­na es, sin duda, una seria adver­ten­cia.

Esta­mos ante la trans­for­ma­ción del Esta­do domi­ni­cano en un “nar­co-esta­do” depre­da­dor y ante la con­ver­sión de la par­ti­do­cra­cia, el gene­ra­la­to y empre­sa­ria­do ines­cru­pu­lo­so que lo admi­nis­tran, en una cla­que gangs­te­ri­za­da que se reci­cla den­tro de un sis­te­ma elec­to­ral exclu­yen­te, vicia­do, corrom­pi­do y oli­go­po­li­za­do.

Esa reali­dad ha sido cons­ti­tu­cio­na­li­za­da en una car­ta mag­na neo­con­ser­va­do­ra, pri­va­ti­za­do­ra, garan­te del saqueo y la corrup­ción. Mien­tras el sis­te­ma bipar­ti­dis­ta pasa a ser un meca­nis­mo geren­cia­do por dos gran­des com­pa­ñías por accio­nes, el PRD y el PLD; secues­tra­das por sus due­ños, Miguel Var­gas y Leo­nel Fer­nán­dez, que las mane­jan como empre­sas mani­pu­la­do­ras de clien­te­las y apa­ra­tos aso­cia­dos a las dife­ren­tes mafias.

Un escán­da­lo reem­pla­za al otro: hace días el de Agos­to Figue­roa y des­pués el de Del Tiem­po Már­quez y su Torre Atie­mar. Antes el de Qui­rino y el de Paya. Mien­tras la Barrick y la Uni Gold, lue­go del falli­do inten­to de la Cemen­te­ra en los Hai­ti­ses, se pro­po­nen comer­se nues­tras ricas entra­ñas en oro, pla­ta y otros mine­ra­les, y enve­ne­nar nues­tras aguas.

Nada de esto se supera des­de este sis­te­ma y estos gobier­nos. Hay que pro­du­cir, un sacu­di­mien­to que res­que­bra­je las ins­ti­tu­cio­nes deca­den­tes, poten­cian­do la indig­na­ción de la socie­dad des­con­ten­ta, como lo hizo recien­te­men­te Glo­ria Peña, la mujer del pue­blo que en estos días les dijo al minis­tro Vin­cho Cas­ti­llo y al pre­si­den­te Leo­nel Fer­nán­dez lo que se mere­cen: corrup­tos, neo-tru­ji­llis­tas, bala­gue­ris­tas pro­tec­to­res y socios del nar­co­trá­fi­co

En ver­dad hay que cam­biar­lo todo, comen­zan­do por este gobierno, sin favo­re­cer en lo inme­dia­to su rele­vo por el PRD o cual­quier otro gobierno pare­ci­do.

En tal sen­ti­do es nece­sa­rio enten­der que nin­gu­na cri­sis de por sí, por pro­fun­da que sea, gene­ra los cam­bios capa­ces de supe­rar su cau­sas y la for­ma­ción eco­nó­mi­ca, social y polí­ti­ca afec­ta­da por ella. Los regí­me­nes explo­ta­do­res son como el cai­mi­to que no caen solo: hay que tum­bar­los a palos.

Esto pre­ci­sa de acto­res del cam­bio, de fuer­zas y pro­pues­tas alter­na­ti­vas movi­li­za­das, en lucha, con capa­ci­dad con­fron­ta­ti­va, con voca­ción de crear, desa­rro­llar y tomar poder. Esto exi­ge pre­via­men­te cons­truir con­tra-poder popu­lar y ciu­da­dano.

Exi­ge crear fuer­zas revo­lu­cio­na­rias con­duc­to­ras, así como un gran movi­mien­to polí­ti­co social trans­for­ma­dor.

En un mun­do en el que el orden sigue cam­bian­do para peor, en un país en cons­tan­te diná­mi­ca neo-libe­ra­li­za­do­ra y corrup­to­ra, con una com­po­si­ción social con­ti­nua­men­te adul­te­ra­da, esto no se pue­de hacer des­de el dog­ma, des­de los trans­plan­tes áje­nos a nues­tra reali­dad actual, des­de las ideas afi­nes a un pasa­do ya supe­ra­do.

Eso sería anqui­lo­sar­se y cier­ta­men­te hay mucho de esto en nues­tra izquier­da par­ti­dis­ta, lo que le impi­den per­ci­bir lo nue­vo, res­ca­tar lo que el dog­ma sepul­tó, enri­que­cer­se teó­ri­ca­men­te y abrir­se de par en par a los nue­vos acto­res del cam­bio.

Por eso, des­de un tiem­po a esta par­te, nos deci­di­mos por res­ca­tar aquel abril des­pre­cia­do, poten­ciar su poder sim­bó­li­co, reto­mar sus valo­res y dar­le con­ti­nui­dad a su obra incon­clu­sa en estre­cha rela­ción con el dise­ño de una alter­na­ti­va post-neo­li­be­ral, una de pro­pues­ta de nue­va demo­cra­cia y una estra­te­gia de nue­vo socia­lis­mo.

Por eso nos deci­di­mos por crear lo que hoy comien­za a subir con mas fuer­za a la super­fi­cie; una nue­va orga­ni­za­ción revo­lu­cio­na­ria, una cons­truc­ción orga­ni­za­ti­va dota­da de una her­mo­sa com­bi­na­ción de las ideas ‑y ade­más de la figu­ra emble­má­ti­ca de aque­lla revo­lu­ción incon­clu­sa- con el mar­xis­mo crea­dor, con el mar­xis­mo lati­no­ame­ri­cano de nues­tros tiem­pos y con los apor­tes de diver­sas fuen­tes de ideas eman­ci­pa­do­ras.

Un movi­mien­to caa­ma­ñis­ta, socia­lis­ta, cla­sis­ta, medioam­bien­ta­lis­ta, femi­nis­ta, juve­nil, mora­li­za­dor, adver­sa­rio de todas las dis­cri­mi­na­cio­nes y exclu­sio­nes. Que ayu­de a crear, ampliar y con­for­mar una gran fuer­za alter­na­ti­va al capi­ta­lis­mo neo­li­be­ral y a la par­ti­do­cra­cia per­ver­ti­da.

Una orga­ni­za­ción nacio­nal que se for­ma­rá como suma arti­cu­la­da, demo­crá­ti­ca­men­te nor­ma­da, del con­jun­to de los Círcu­los Caa­ma­ñis­ta que hemos veni­do orga­ni­zan­do en todo el país y asu­mi­rá líneas pro­gra­má­ti­cas bien pre­ci­sas en cuan­to al pro­pó­si­to de des­mon­tar el mode­lo neo­li­be­ral, de reem­pla­zar el actual sis­te­ma jurí­di­co-polí­ti­co y las actua­les ins­ti­tu­cio­nes del Esta­do, de abrir­le espa­cio a un pro­ce­so cons­ti­tu­yen­te para crear una Cons­ti­tu­ción a la medi­da de una demo­cra­cia par­ti­ci­pa­ti­va e inte­gral; para tran­si­tar hacia un nue­vo socia­lis­mo, dis­tin­to al sis­te­ma buro­crá­ti­co euro-orien­tal que colap­só en el siglo XX, pro­fun­da­men­te demo­crá­ti­co, par­ti­ci­pa­ti­vo, auto­ges­tio­na­rio.

Acom­pa­ña­re­mos, sin el menor pre­jui­cio y des­po­ja­do de toda prác­ti­ca uti­li­ta­ria, a los nue­vos movi­mien­tos de tra­ba­ja­do­res del cam­po y la ciu­dad, a las nue­vas expre­sio­nes con­tes­ta­ta­rias de la juven­tud, a las orga­ni­za­cio­nes femi­nis­tas en lucha con­tra un patriar­ca­do cada vez mas fun­cio­nal al capi­ta­lis­mo, a los movi­mien­tos que pro­pug­nan por la liber­tad de opción sexual, a las fuer­za mora­li­zan­tes de la socie­dad, a las corrien­tes mili­ta­res pro­gre­sis­tas, a los cris­tia­nos de la teo­lo­gía de la libe­ra­ción, a las barria­das y comu­ni­da­des pobres aban­do­na­das, a los movi­mien­tos de la pobre­cia, a los tras­cen­den­tes movi­mien­tos ambien­ta­lis­tas, a la negri­tud y los gru­pos étni­cos dis­cri­mi­na­dos… Esta­re­mos siem­pre en sus luchas, sus rebel­días e irre­ve­ren­cias nece­sa­rias.

El latino-cari­be­ñis­mo y el inter­na­cio­na­lis­mo revo­lu­cio­na­rio serán pie­za inse­pa­ra­ble de nues­tro arse­nal com­ba­ti­vo.

Todas las pro­tes­tas jus­tas, todas las insur­gen­cias revo­lu­cio­na­rias – inclui­da de mane­ra des­ta­ca­da la que duran­te casi 45 años han encar­na­do las FARC en Colom­bia- todas las luchas liber­ta­rias, todas las trans­for­ma­cio­nes hacia mas demo­cra­cia y bien­es­tar colec­ti­vo con­ta­rán con nues­tro res­pal­do incon­di­cio­nal. Esta es una línea de prin­ci­pios.

Sere­mos par­te inse­pa­ra­ble del recién cons­ti­tui­do Movi­mien­to Con­ti­nen­tal Boli­va­riano (MCB) y nin­gún esfuer­zo per­ver­so de fac­tu­ra colom­bo-esta­dou­ni­den­se por cri­mi­na­li­zar­nos, nos hará retro­ce­der. Ata­car al con­tra-ata­que impe­ria­lis­tas es nues­tra fir­me deter­mi­na­ción.

Convencido/​as de estas ideas y pro­pó­si­tos, lle­nos de amor por la huma­ni­dad y reple­tos de ale­gría, abra­za­mos a todos(as) uste­des, delegado(as) nacio­na­les e invitados(as) inter­na­cio­na­les y nacio­na­les. Gra­cias por com­par­tir este momen­to espe­cial

¡Caa­ma­ño vive! ¡La lucha sigue!

24 de abril 2010

San­to Domin­go, Repú­bli­ca Domi­ni­ca­na.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *