Sad­dam Hus­sein con­fir­mó la orien­ta­ción dere­chis­ta de su corrien­te baa­sis­ta- Civi­li­za­cion Socialista

En los inte­rro­ga­to­rios a los que le some­tió el ocu­pan­te grin­go en 2004 y que éste ha dado a cono­cer, el pre­si­den­te derri­ba­do de Iraq Sad­dam Hus­sein con­fir­mó el aná­li­sis que había rea­li­za­do tiem­po atrás Samir Amín sobre la natu­ra­le­za del Baas ira­quí. El mar­xis­ta egip­cio dijo que se tra­ta­ba de un «Baas de dere­chas». Se con­fir­ma por los enfren­ta­mien­tos con los comu­nis­tas ira­quíes a lo lar­go de la his­to­ria recien­te y por la rup­tu­ra del pac­to de Iraq con la URSS en 1978 mien­tras que Siria siem­pre man­tu­vo su alian­za con la URSS hasta1991.

Sad­dam Hus­sein acu­sa al direc­tor de los ser­vi­cios de segu­ri­dad del Baas Nadhim Kaz­zar ‚que inten­tó dar un gol­pe de esta­do en 1973, de estar influi­do por el «socia­lis­mo-comu­nis­mo».

Un impor­tan­te diri­gen­te del Baas de línea mar­xis­ta y cer­cano al Par­ti­do Comu­nis­ta ira­quí (PCI) fue Abdel Jaled as-Sama­rra’i, un inte­lec­tual, que fue encar­ce­la­do en 1973 y eje­cu­ta­do en 1979 bajo la acu­sa­ción de ins­pi­rar otro inten­to de gol­pe de esta­do con­tra el gru­po de Sad­dam Hus­sein. En esa oca­sión 21 miem­bros del Baas, de los cuá­les 5 eran miem­bros del Con­se­jo del Man­do de la Revo­lu­ción (CMR), fue­ron eje­cu­ta­dos y el Baas y gobierno de Siria fue­ron acu­sa­dos de haber­los apo­ya­do. Los nom­bres de los prin­ci­pa­les eje­cu­ta­dos son el secre­ta­rio gene­ral del CMR Muhi Abdel-Hus­sein Al-Masha­di, el minis­tro del Plan Adnan Hus­sein, el direc­tor del gabi­nen­te pre­si­den­cial Gha­nun Abd al-Jalil, el minis­tro de indus­tria Moham­med Ayesh. Eran los hom­bres que tenían la res­pon­sa­bi­li­dad de indus­tria­li­zar el país y que segu­ra­men­te opta­ban por una alian­za estre­cha con la URSS y con Siria.
En mayo de 1978 el gobierno eje­cu­tó a 31 miem­bros del Par­ti­do Comu­nis­ta acu­sa­dos de rea­li­zar acti­vi­da­des polí­ti­cas en las fuer­zas arma­das, que eran coto exclu­si­vo del Baas

Han sido muchos los méri­tos del Baas ira­quí en el desa­rro­llo de su pue­blo y tam­bién gran­des sus errores.

Espe­ra­mos que tan­to el Baas en la clan­des­ti­ni­dad como todas las fuer­zas nacio­na­les patrió­ti­cas ira­quíes superen los erro­res del pasa­do y se unan estre­cha­men­te para expul­sar a los inva­do­res impe­ria­lis­tas y sus cri­mi­na­les laca­yos y recons­truir un Iraq fuer­te, uni­do y pilar de la Revo­lu­ción ára­be de libe­ra­ción nacional

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.