Cuba. De nue­vo. Aun. Por siem­pre. por William Blum

Ya son más de 50 años. La pro­pa­gan­da y la hipo­cre­sía de los medios de difu­sión masi­va de los EEUU pare­cen inter­mi­na­bles y sin modi­fi­ca­ción. No pue­den acep­tar el hecho de que los líde­res de Cuba sean huma­nos ni racio­na­les. Aquí tene­mos lo publi­ca­do en el Washing­ton Post del 13 de diciem­bre pasa­do sobre un esta­dou­ni­den­se arres­ta­do en Cuba:

El gobierno ha dete­ni­do a un ciu­da­dano esta­dou­ni­den­se tra­ba­jan­do como con­tra­tis­ta para la Agen­cia de EEUU para el desa­rro­llo inter­na­cio­nal (USAID) quien esta­ba dis­tri­bu­yen­do telé­fo­nos celu­la­res y compu­tado­ras por­tá­ti­les a acti­vis­tas cuba­nos… de acuer­do con la ley cuba­na… un ciu­da­dano cubano o un visi­tan­te extran­je­ro pue­de ser dete­ni­do prác­ti­ca­men­te por cual­quier cosa bajo la sos­pe­cha de “peli­gro­si­dad”.

Eso pare­ce abso­lu­ta­men­te espan­to­so, ¿no? Ima­gí­nen­se ver­se suje­to a ser dete­ni­do por cual­quier cosa que otro pudie­ra con­si­de­rar “peli­gro­si­dad”. Pero resul­ta que en los EEUU ha esta­do ocu­rrien­do exac­ta­men­te lo mis­mo des­de la Revo­lu­ción Bol­che­vi­que de 1917. No emplea­mos el ter­mino “peli­gro­si­dad”. Usa­mos el ter­mino “segu­ri­dad nacio­nal.” O más recien­te­men­te, “terro­ris­mo”. O “faci­li­tan­do apo­yo mate­rial para el terro­ris­mo.”

El esta­dou­ni­den­se dete­ni­do tra­ba­ja para Alter­na­ti­vas de Desa­rro­llo Incor­po­ra­do (DAI), una enti­dad con­tra­tis­ta del gobierno de los EEUU que le ofre­ce sus ser­vi­cios al Depar­ta­men­to de Esta­do, el Pen­tá­gono, y la Agen­cia de EEUU para el desa­rro­llo Inter­na­cio­nal (USAID). En el año 2008, la DAI reci­bió fon­dos de par­te del Con­gre­so para “pro­mo­ver la tran­si­ción hacia la demo­cra­cia” en Cuba. Sí. ¡Ay qué feli­ci­dad! ‑esta­mos lle­van­do la demo­cra­cia ha Cuba igual que lo hace­mos en Afga­nis­tán e Iraq. En el 2002, DAI fue con­tra­ta­da por USAID para que tra­ba­ja­ra en Vene­zue­la y pro­si­guió a finan­ciar los mis­mos gru­pos que ante­rior­men­te habían tra­ba­jo para tra­mar el gol­pe de esta­do – momen­tá­nea­men­te exi­to­so- con­tra el pre­si­den­te Hugo Chá­vez. DAI lle­vó a cabo otros tra­ba­jos sub­ver­si­vos en Vene­zue­la y ha sido igual­men­te acti­va en Afga­nis­tán, Pakis­tán y otras zonas calien­tes. “Sub­ver­si­vo” es lo que Washing­ton deno­mi­na­ría una orga­ni­za­ción como la DAI, si se com­por­ta­ra de la mis­ma mane­ra en los Esta­dos Uni­dos a nom­bre de un gobierno extran­je­ro.

Los medios masi­vos en los EEUU nun­ca le ofre­cen a sus lec­to­res estos datos (y por ello lo hago yo repe­ti­das veces): los EEUU son para el gobierno cubano lo que Al Qae­da es para el gobierno de Washing­ton, solo que mucho más cer­cano y pode­ro­so. Des­de el triun­fo de la Revo­lu­ción cuba­na, los EEUU y los exi­lia­dos anti­cas­tris­tas en los EEUU han inflin­gi­dos hacia Cuba mayor daño y más per­di­das de vida que lo ocu­rri­do en Nue­va York y Washing­ton el 11 de sep­tiem­bre de 2001. Los disi­den­tes cuba­nos incon­fun­di­ble­men­te han teni­do una cone­xión polí­ti­ca y finan­cie­ra muy estre­cha e inclu­so ínti­ma con agen­tes del gobierno de los EEUU. ¿Igno­ra­ría el gobierno de los EEUU a un gru­po de nor­te­ame­ri­ca­nos que reci­bie­ran finan­cia­mien­to o equi­pos de comu­ni­ca­ción de Al Qae­da y/​o se vie­ran invo­lu­cra­dos en lle­var a cabo repe­ti­das reunio­nes con los líde­res de esa orga­ni­za­ción? En los años mas recien­tes, el gobierno de los EEUU ha dete­ni­do a un gran nume­ro de per­so­nas en los EEUU y fue­ra de este solo sobre la base de supues­tos víncu­los con Al Qae­da, con muchí­si­ma menos prue­bas que las que ha teni­do Cuba res­pec­to a la vin­cu­la­ción de sus disi­den­tes con los EEUU, prue­bas reco­gi­das gene­ral­men­te por doble agen­tes cuba­nos. Vir­tual­men­te todos los “Pre­sos polí­ti­cos” cuba­nos son dichos disi­den­tes.

Con­ti­núa el artícu­lo del Washing­ton Post:

El gobierno cubano le auto­ri­zó a sus ciu­da­da­nos jus­to el año pasa­do el dere­cho a adqui­rir telé­fo­nos celu­la­res.

Pun­to final.

¿Qué debe pen­sar uno lue­go de una decla­ra­ción tal sin más ni más? ¿Cómo es posi­ble que el gobierno cubano haya sido tan incle­men­te ante las nece­si­da­des de su pue­blo por tan­tos años? Pues, debe ser así enton­ces como ope­ran los esta­dos “tota­li­ta­rios”. Pero el hecho es que lue­go del des­mo­ro­na­mien­to del cam­po socia­lis­ta, con una per­di­da cru­cial para Cuba de sus mayo­res socios comer­cia­les uni­do a la agre­sión eco­nó­mi­ca sin fin del gobierno de los EEUU, la isla cari­be­ña reci­bió un duro gol­pe con la fal­ta ener­gé­ti­ca a comien­zos de la déca­da del 90 del siglo pasa­do que pro­vo­có repe­ti­dos apa­go­nes en la isla. Las auto­ri­da­des cuba­nas se vie­ron obli­ga­das a limi­tar la ven­ta de acce­so­rios con­su­mi­do­res de elec­tri­ci­dad, como los telé­fo­nos celu­la­res, pero una vez esta­bi­li­za­do la sufi­cien­cia ener­gé­ti­ca las res­tric­cio­nes fue­ron eli­mi­na­das.

Los cuba­nos que desean entrar en la Inter­net a menu­do tie­nen que iden­ti­fi­car­se ante las auto­ri­da­des guber­na­men­ta­les.

¿Qué quie­re decir eso? Los esta­dou­ni­den­ses, gra­cias a Dios, pue­den entrar en la Inter­net sin tener que iden­ti­fi­car­se ante las auto­ri­da­des del gobierno. Su pro­vee­dor de Inter­net lo hace por ellos, entre­gán­do­le sus nom­bres al gobierno uni­do a sus correos elec­tró­ni­cos cada vez que el gobierno los soli­ci­ta.

El acce­so a cier­tos sitios de la Web está res­trin­gi­do.

¿Cuá­les? ¿Por qué? Y más impor­tan­te aun, ¿cual es la infor­ma­ción que pudie­ra obte­ner un cubano en la Inter­net que el gobierno no que­rría que este cono­cie­ra? No me lo ima­gino. Los cuba­nos están en cons­tan­te con­tac­to con sus parien­tes en los EEUU ya sea por correo elec­tró­ni­co, ordi­na­rio o en per­so­na. Ven los pro­gra­mas de tele­vi­sión des­de Mia­mi. Se lle­van a cabo con­fe­ren­cias inter­na­cio­na­les sobre toda suer­te de temas polí­ti­cos, eco­nó­mi­cos, y socia­les en Cuba. ¿Qué pudie­ra pen­sar los medios que es el gran secre­to que se le escon­de al pue­blo cubano por par­te de ese gobierno mal­he­chor comu­nis­ta?

Cuba tie­ne una nacien­te comu­ni­dad blog­gue­ra, lide­ra­da por la comen­ta­ris­ta popu­lar Yoa­ni Sán­chez, quien a menu­do escri­be sobre las peri­pe­cias por las que atra­vie­san ella y su espo­so al ser per­se­gui­dos y aco­sa­dos por agen­tes del gobierno debi­do a lo que ella escri­be en su blog. En repe­ti­das oca­sio­nes a Sán­chez le han nega­do el per­mi­so para salir del país para acep­tar hono­res perio­dís­ti­cos que le han sido otor­ga­do.

De acuer­do con un recuen­to bien docu­men­ta­do, el cuen­to de Sán­chez de los abu­sos del gobierno pare­ce algo exa­ge­ra­do. Más aún, ella se mudó a Sui­za en el año 2002, vivió ahí dos años, y retor­nó volun­ta­ria­men­te a la isla. Por otra par­te en enero del 2006 yo fui invi­ta­do a asis­tir a una Feria del Libro en Cuba, don­de uno de mis libros en una nue­va edi­ción tra­du­ci­da al cas­te­llano, iba a ser pre­sen­ta­do. Lamen­ta­ble­men­te el gobierno de los Esta­dos Uni­dos no me dio per­mi­so para via­jar. Mi soli­ci­tud para via­jar a Cuba en 1998 tam­bién fue recha­za­da por la admi­nis­tra­ción de Clin­ton.

Acti­vi­da­des con­tra­rre­vo­lu­cio­na­rias, que inclu­yen pro­tes­tas meno­res y escri­tos crí­ti­cos, lle­van con­si­go el ries­go de la cen­su­ra o la deten­ción. Graf­fi­ti con­tra el gobierno o dis­cur­sos con­tra el gobierno son con­si­de­ra­dos crí­me­nes gra­ves.

Levan­ten sus manos si usted o alguien quien usted conoz­ca haya sido dete­ni­do por par­ti­ci­par en una pro­tes­ta. Sus­ti­tu­yan “pro Al Qae­da” por “con­tra­rre­vo­lu­cio­na­rio” y en el caso de “con­tra el gobierno” y pien­sen en los miles que lle­van pre­so los últi­mos ocho años por los EEUU a lo lar­go y ancho de todo el mun­do y… ¿por qué?

En la mayo­ría de los casos no hay una res­pues­ta cla­ra. O la res­pues­ta es muy cla­ra (a) estar en el lugar equi­vo­ca­do en el momen­to equi­vo­ca­do, o (b) ser dela­ta­do para reci­bir la recom­pen­sa del gobierno de los EEUU, o © crí­me­nes de pen­sa­mien­to. Y fue­ra cual fue­ra el moti­vo del encar­ce­la­mien­to, pro­ba­ble­men­te fue­ron tor­tu­ra­dos. Ni siquie­ra los anti­cas­tris­tas más faná­ti­cos acu­san a Cuba de algo así. Duran­te el perio­do de la Revo­lu­ción cuba­na, des­de 1959, Cuba ha teni­do uno de los mejo­res his­to­ria­les res­pec­to a los dere­chos huma­nos en el hemis­fe­rio. Remí­tan­se a mi ensa­yo “Los Esta­dos Uni­dos, Cuba y esta cosa lla­ma­da Demo­cra­cia”.

No exis­te pre­ce­den­te de alguien dete­ni­do en Cuba que se com­pa­re con la injus­ti­cia y la cruel­dad del arres­to que en 1998 hicie­ra el gobierno de los EEUU de aque­llos que se cono­cen ya como los Cin­co Cuba­nos, sen­ten­cia­dos en la Flo­ri­da a extre­ma­da­men­te lar­gas con­de­nas por inten­tar dete­ner actos terro­ris­tas con­tra Cuba que ema­na­ban des­de los EEUU. Sería lin­dí­si­mo si el gobierno de Cuba pudie­ra can­jear al dete­ni­do de la DAI por los Cin­co. Cuba, en varias oca­sio­nes, le ha pro­pues­to a Washing­ton inter­cam­biar lo que los EEUU con­si­de­ran como “pre­sos polí­ti­cos” en Cuba por los Cin­co dete­ni­dos en los EEUU. Has­ta el momen­to, los EEUU no han acep­ta­do el can­je.

(Toma­do de MR Zine)

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *