Igor Gon­zá­lez, pre­so vas­co, inten­tó sui­ci­dar­se, ante el paso­tis­mo de Ins­ti­tu­cio­nes Peni­ten­cia­rias

Comen­ta su sico­lo­ga que hace un par de sema­nas, sus com­pa­ñe­ros del Colec­ti­vo encar­ce­la­dos en Gra­na­da die­ron la voz de alar­ma. «No lo veían bien: no salía al patio, siem­pre en la cel­da, ensi­mis­ma­do». El pasa­do fin de sema­na, Gon­zá­lez reci­bió la visi­ta de sus fami­lia­res, que salie­ron seria­men­te preo­cu­pa­dos. «El mis­mo lunes dici­dí bajar a pesar de que no con­ta­ba con per­mi­so para estar con él. Le vi mal, al igual que el médi­co de la cár­cel, que entró con­mi­go. Le dije que saca­ran de su cel­da todo obje­to que pudie­ra ser cor­tan­te, que estu­vie­ran enci­ma de él, que lo vigi­la­ran»

Pero, al pare­cer, hicie­ron caso omi­so de sus adver­ten­cias. El mar­tes por la maña­na, tras desa­yu­nar, el pre­so bil­baino se cor­tó las venas en su cel­da. Y pocas horas des­pués, una vez de que fue cura­do de sus heri­das en enfer­me­ría, vol­vió a ser tras­la­da­do de pri­sión.

Su sicó­lo­ga hace hin­ca­pié en «la gra­ve­dad» del pro­ce­der de los facul­ta­ti­vos. «Se tra­ta de una evi­den­te negli­gen­cia que pien­so denun­ciar ante el Cole­gio de Médi­cos. Obs­ta­cu­li­zan el correc­to tra­ta­mien­to sico­ló­gi­co del pacien­te, hacen oídos sor­dos a una situa­ción de alar­ma que cons­ta­ta­mos y, ade­más, dan vía libre al tras­la­do des­pués de un hecho como éste».

De echo, el pre­so bil­bo­ta­rra, ha sido tras­la­da­do varias veces en las ulti­mas sema­nas, acen­tuan­do su gra­ve esta­do sico­lo­gi­co, en el ulti­mo tras­la­do ha sido lle­va­do a Alca­la-Meco, agra­van­do su deli­ca­do esta­do.

Los alle­ga­dos y la sicó­lo­ga de Igor Gon­zá­lez des­co­no­cían ayer dón­de se encon­tra­ba el pre­so bil­bo­ta­rra, que fue saca­do de la enfer­me­ría de la pri­sión de Gra­na­da el mar­tes por la tar­de ‑tras rea­li­zar­le las curas de las heri­das pro­du­ci­das en el inten­to de sui­ci­dio- con des­tino a otro cen­tro. Al pare­cer iba a ser lle­va­do a Bada­joz, don­de se encuen­tra encar­ce­la­da su espo­sa, pero en la cár­cel extre­me­ña no se pro­du­jo ayer nin­gún ingre­so. «No sabe­mos dón­de está; des­de Ins­ti­tu­cio­nes Peni­ten­cia­rias no nos han ofre­ci­do nin­gu­na infor­ma­ción. Los com­pa­ñe­ros de Gra­na­da tra­ta­ron de impe­dir que fue­ra tras­la­da­do, pero no les hicie­ron nin­gún caso», rela­ta­ron.

La sicó­lo­ga de con­fian­za deta­lló al dia­rio GARA las cir­cuns­tan­cias de unos hechos que, en este caso, cuen­tan ade­más con un pre­ce­den­te: un pri­mer inten­to de sui­ci­dio en agos­to de 2008, cuan­do Gon­zá­lez se encon­tra­ba en Puer­to. A raíz de aque­llo, la direc­ción de la cár­cel gadi­ta­na le apli­có el per­ti­nen­te pro­to­co­lo ‑tal como la com­pa­ñía de otro pri­sio­ne­ro duran­te las 24 horas del día- para evi­tar que se repi­tie­ra y la tera­peu­ta empe­zó a visi­tar­le para su tra­ta­mien­to.

Pero en diciem­bre fue lle­va­do a Alca­lá-Meco, y en ese momen­to comen­za­ron los pro­ble­mas. La sicó­lo­ga tuvo que pedir el per­mi­so nece­sa­rio para ver a su pacien­te, que se reci­be en un pla­zo de unos tres meses. Pero tras con­se­guir­lo, se pro­du­jo un nue­vo tras­la­do, en este caso a Naval­car­ne­ro. Vuel­ta a los trá­mi­tes, que una vez más se que­da­ron en nada poco tiem­po des­pués con un nue­vo cam­bio de des­tino: Gra­na­da. Todo ello ha pro­vo­ca­do que, en medio año, la facul­ta­ti­va sólo haya podi­do ver­le en cin­co oca­sio­nes.

«A todo eso hay que aña­dir­le otro tipo de tra­bas: en las visi­tas nun­ca nos han deja­do solos, no nos hemos podi­do comu­ni­car en eus­ka­ra ‑una vez le salu­dé con un «kai­xo» y me ame­na­za­ron con cor­tar la visita‑, siem­pre nos gra­ba­ban y una vez uti­li­za­ron esa infor­ma­ción para fil­tar­la a un medio de pren­sa, ha habi­do pro­ble­mas con la medi­ca­ción…», cen­su­ró.

En defi­nit­va, Igor esta vivo, pero no gra­cias al sis­te­ma peni­ten­cia­rio espa­ñol, sis­te­ma idea­do para des­truir a [email protected] [email protected] y que ha esta­do a pun­to de lle­var a Igor a la muer­te. Es la vio­len­cia del esta­do, una vio­len­cia, ante la que callan muchos y una vio­len­cia a la que hay que hacer fren­te.

El dia 2 de enero, tene­mos opor­tu­ni­dad de ello. De hacer­le fren­te a la vio­len­cia del eta­do y del ensa­ña­mien­to de este con el colec­ti­vo de [email protected] [email protected] [email protected] Aho­ra, mas que nun­ca se hace urgen­te la nece­si­dad de lle­nar Bil­bo de volun­ta­des y de una ria­da de per­so­nas, en defen­sa de [email protected] [email protected] [email protected] en la mani­fes­ta­cion con­vo­ca­da por Etxe­rat.

El dia 2 tene­mos la cita y la res­pon­sa­bi­li­dad, de evi­tar que el esta­do siga jugan­do con la vida de [email protected] [email protected] y de que se den mas casos como el de Igor

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *