Sio­nis­tas loca­les por Jesús Valencia

El Gobierno de Madrid aca­ba de reci­bir a Ehud Barak, minis­tro de Defen­sa israe­lí; entre cum­pli­dos y comi­lo­nas, han fir­ma­do un acuer­do de coope­ra­ción mili­tar. Las madres pales­ti­nas segui­rán llo­ran­do la muer­te de sus hijos gra­cias a la com­pli­ci­dad española

Va a cum­plir­se un año de la matan­za que pro­vo­có en Gaza el ejér­ci­to israe­lí. Trá­gi­co expo­nen­te del impe­ria­lis­mo sio­nis­ta que va dejan­do tras sí el amar­go regue­ro de pue­blos des­trui­dos, pales­ti­nos expa­tria­dos, muros cons­trui­dos, oli­vos arran­ca­dos, alma­ce­nes de ali­men­tos bom­bar­dea­dos, férreos con­tro­les de carre­te­ra don­de se desan­gran has­ta la muer­te angus­tia­das par­tu­rien­tas, civi­les ase­si­na­dos, niños aplas­ta­dos por los tanques…

Nin­guno de estos crí­me­nes goza­ría de tan escan­da­lo­sa impu­ni­dad si no fue­ra por la nece­sa­ria cola­bo­ra­ción de los sio­nis­tas loca­les. Enca­be­cen esta lis­ta los fal­sa­rios gobier­nos euro­peos, los que sanean la eco­no­mía israe­lí y pri­van de recur­sos al legí­ti­mo Gobierno de Hamas; per­mi­ten que Tel Aviv se lim­pie el tra­se­ro con las reso­lu­cio­nes de la ONU y aban­do­na­ron la sala de Gine­bra cuan­do la Con­fe­ren­cia con­tra el Racis­mo cele­bra­da en abril osó citar a Israel. El Gobierno de Madrid aca­ba de reci­bir a Ehud Barak, minis­tro de Defen­sa israe­lí; entre cum­pli­dos y comi­lo­nas, han fir­ma­do un acuer­do de coope­ra­ción mili­tar. Las madres pales­ti­nas segui­rán llo­ran­do la muer­te de sus hijos gra­cias a la com­pli­ci­dad espa­ño­la. La lis­ta de los sio­nis­tas loca­les es lar­ga y varia­da. Cons­te en ella Josean Que­re­je­ta, pre­si­den­te del Bas­ko­nia; a pesar de las reco­men­da­cio­nes en con­tra­rio, fichó a Lior Eli­yahu, uno de los depor­tis­tas de eli­te que aplau­dió al Ejér­ci­to hebreo cuan­do se diri­gía a des­truir Gaza. Engro­sen el lis­ta­do quie­nes con­tra­tan a Noa, la que atri­bu­ye a los pales­ti­nos la res­pon­sa­bi­li­dad de sus cala­mi­da­des; la pasean por Eus­kal Herria con la tor­va espe­ran­za de que la voz dul­ce de la can­tan­te sio­nis­ta engor­de sus fal­tri­que­ras. El gru­po musi­cal donos­tia­rra La Ore­ja de Van Gogh reali­zó en noviem­bre una gira por las entra­ñas del sio­nis­mo. Los dine­ri­llos espa­ño­les de la Casa Sefa­rad-Israel han cubier­to los gas­tos del via­je; inver­sio­nes para mejo­ra de ima­gen que se suman a los dos millo­nes de dóla­res con los que Israel está inten­tan­do maqui­llar sus crí­me­nes en Gaza. La gira musi­cal obvia­ba el terri­to­rio pales­tino pero los músi­cos se equi­vo­ca­ron. El Mar Muer­to y Lod, luga­res don­de el gru­po actuó, per­te­ne­cen ‑según el dere­cho inter­na­cio­nal- a Palestina.

El 29 de octu­bre de este año, el Mac­ca­bi de Tel Aviv vol­vió a jugar en Gas­teiz. Lore­na López de Laca­lle, dipu­tada de Cul­tu­ra y Depor­tes, había ase­gu­ra­do a los inter­na­cio­na­lis­tas que en el pabe­llón se garan­ti­za­ría la liber­tad de expre­sión. Frá­gil y volan­de­ra pro­me­sa. La Poli­cía de Ares (¡viva el inter­na­cio­na­lis­mo del PSOE!) y los guar­dia­nes de Que­re­je­ta (ejem­plar de vas­co soli­da­rio) riva­li­za­ron en rude­za. Che­queos, requi­se de pan­car­tas, pega­ti­nas, ban­de­ro­las, iden­ti­fi­ca­cio­nes, ame­na­zas, insul­tos, gol­pes, mora­to­nes… para aho­gar la rabia que en estas tie­rras pro­vo­ca el racis­mo sio­nis­ta. Pese a tan­ta «liber­tad de expre­sión», la can­cha reco­gió la soli­da­ri­dad con Pales­ti­na. Fue­ron unos segun­dos bre­ves que supie­ron a horas. Fren­te a la dele­ga­ción israe­lí, y por enci­ma de tan­to impe­di­men­to, ondeó fugaz­men­te en la can­cha la ban­de­ra pales­ti­na. Tes­ti­mo­nio feha­cien­te de que la soli­da­ri­dad entre pue­blos, pese a tan­to sio­nis­ta local, sigue viva.

www​.gara​.net

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.