Valo­ra­ción de LAB ante la reda­da con­tra jóve­nes independentistas

El sin­di­ca­to LAB quie­re denun­ciar la amplia reda­da rea­li­za­da ano­che, con­tra jóve­nes vas­cos. Pri­me­ra­men­te, que­re­mos mos­trar nues­tra total soli­da­ri­dad a los y las jóve­nes detenidos/​as. Muchas veces se ha habla­do y cri­ti­ca­do la poca res­pon­sa­bi­li­dad e impli­ca­ción en la socie­dad de los y las jóve­nes, en las deci­sio­nes que dibu­jan su futu­ro. El com­pro­mi­so de estos y estas jóve­nes nos indi­ca que dicha lec­tu­ra tie­ne muchos mati­ces. Ante esta ope­ra­ción, LAB quie­re rese­ñar y ensal­zar la impli­ca­ción, el tra­ba­jo poli­ti­co y social que desem­pe­ñan los y las jóve­nes ante sus pro­ble­mas, pues es un mode­lo en la acti­va­ción y par­ti­ci­pa­ción de la socie­dad, para los que vemos una vía de cambio.

La estra­te­gia de cri­mi­na­li­za­ción de los y las jóve­nes que han deci­di­do luchar por la inde­pen­den­cia es vie­ja y ha teni­do gra­ves y duras con­se­cuen­cias: han dete­ni­do y encar­ce­la­do a cien­tos de jóve­nes, hemos teni­do cono­ci­mien­to de muchas denun­cias de tor­tu­ra, han ile­ga­li­za­do a orga­ni­za­cio­nes juve­ni­les y en gene­ral, han con­ver­ti­do la agre­sión a la capa­ci­dad que tie­ne la juven­tud vas­ca para orga­ni­zar­se en el prin­ci­pal obje­ti­vo de su estra­te­gia represiva.

Las con­se­cu­ti­vas reda­das son el mejor indi­ca­dor de que la repre­sión basa­da en esta vía no con­si­gue su obje­ti­vo. Por el con­tra­rio, con­ti­núan dete­nien­do jóve­nes, pues­to que muchos de ellos y de ellas, hacien­do fren­te a la repre­sión, siguen orga­ni­zán­do­se y luchan­do por sus dere­chos (la repre­sión con­ti­núa en las mismas).

Estas deten­cio­nes, en cam­bio, nos mues­tran las limi­ta­cio­nes de la vía repre­si­va, tam­bién el fra­ca­so del mar­co impe­ran­te en Eus­kal Herria duran­te los últi­mos 30 años. Des­pués de 30 años, nue­vas gene­ra­cio­nes siguen vien­do la nece­si­dad de luchar, no ven sacia­dos sus dere­chos y nece­si­da­des en este mar­co, como no ven que se defien­dan real­men­te sus dere­chos en el mode­lo establecido.

El ciclo polí­ti­co que se abra en Eus­kal Herria debe tener en cuen­ta, nece­sa­ria­men­te, a las nue­vas gene­ra­cio­nes, y será impres­cin­di­ble la apor­ta­ción y la adhe­sión de dichas gene­ra­cio­nes si que­re­mos supe­rar la situa­ción polí­ti­ca que que­re­mos dejar atrás. Impi­dien­do la par­ti­ci­pa­ción, en el camino que debe reco­rrer Eus­kal Herria, a los y las jóve­nes que luchan por la inde­pen­den­cia, ade­más de ir en con­tra de dichos jóve­nes, tam­bién se hace en con­tra de los cam­bios que debe­mos impul­sar entre todos/​as.

Eus­kal Herria nece­si­ta de cam­bios, de cam­bios polí­ti­cos, de cam­bios que den la pala­bra al pue­blo, de cam­bios que deben ser impul­sa­dos y logra­dos demo­crá­ti­ca­men­te. Por­que dicha vía debe pre­va­le­cer y por­que el obje­ti­vo de esta aco­me­ti­da es el de echar­la a per­der. Lla­ma­mos a la cla­se tra­ba­ja­do­ra a movi­li­zar­se con­tra esta últi­ma ope­ra­ción y a tra­ba­jar por el dere­cho que tie­nen los y las jóve­nes inde­pen­den­tis­tas vas­cos y vas­cas a orga­ni­zar­se y a luchar por su futuro.

LAB

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *