Las Comu­ni­da­des Autó­no­mas se blin­dan eli­mi­nan­do las vacu­nas COVID de las his­to­rias clí­ni­cas de las per­so­nas inoculadas

A pesar de ser una exi­gen­cia legal, la ino­cu­la­ción de las vacu­nas auto­ri­za­das por la Agen­cia Espa­ño­la del Medi­ca­men­to con­tra el lla­ma­do COVID-19 no apa­re­cen en las his­to­rias clí­ni­cas de aque­llas per­so­nas que han reci­bi­do algu­na de sus dosis, ni tam­po­co apa­re­cen en el calen­da­rio de vacu­na­ción. Cual­quier efec­to secun­da­rio pos­te­rior que­da­rá diso­cia­do de su ino­cu­la­ción, y será tra­ta­do como una pato­lo­gía aje­na al fármaco.

El artícu­lo 3 de la Ley 412002 regu­la­do­ra de la auto­no­mía del pacien­te y de dere­chos y obli­ga­cio­nes en mate­ria de infor­ma­ción y docu­men­ta­ción clí­ni­ca, ins­ti­tu­ye la his­to­ria clí­ni­ca como «todo dato, cual­quie­ra que sea su for­ma, cla­se o tipo, que per­mi­te adqui­rir o ampliar cono­ci­mien­tos sobre el esta­do físi­co y la salud de una per­so­na, o la for­ma de pre­ser­var­la, cui­dar­la, mejo­rar­la o recu­pe­rar­la.»

En dicha nor­ma, en su Capí­tu­lo V, esta­ble­ce las obli­ga­cio­nes de la admi­nis­tra­ción sani­ta­ria de regis­trar en el his­to­rial clí­ni­co de los usua­rios del ser­vi­cio de salud, «todos aque­llos datos que, bajo cri­te­rio médi­co, per­mi­tan el cono­ci­mien­to veraz y actua­li­za­do del esta­do de salud», pero curio­sa­men­te, del his­to­rial clí­ni­co de las Comu­ni­da­des Autó­no­mas ha des­apa­re­ci­do un dato rele­van­te: el de las per­so­nas que se han vacu­na­do con alguno de los fár­ma­cos auto­ri­za­dos para el coronavirus.

Tam­po­co en las bases de datos del Sis­te­ma Nacio­nal de Salud, a pesar de lo anun­cia­do por el gobierno.

Se tra­ta de una ope­ra­ción que pue­de com­pro­bar cual­quier per­so­na en pose­sión de su fir­ma o DNI elec­tró­ni­co que haya sido vacunado.

El Minis­te­rio de Sani­dad, que emi­te el lla­ma­do «Cer­ti­fi­ca­do COVID» que pre­ten­de ser un «sal­vo­con­duc­to» de acce­so a esta­dios, avio­nes u hote­les, no reco­ge sin embar­go la vacu­na­ción, como dato médi­co rele­van­te, en las bases de datos del Sis­te­ma Nacio­nal de Salud.

Lo que en modo alguno hay que con­fun­dir es ese «Cer­ti­fi­ca­do COVID», don­de apa­re­cen gene­ral­men­te las dosis sumi­nis­tra­das y datos adi­cio­na­les del lote, del his­to­rial clí­ni­co al que tie­nen acce­so los médi­cos de aten­ción pri­ma­ria, ya que son bases de datos distintas.

Pue­de com­pro­bar­se en esta web. En ella se acce­de al his­to­rial en manos del Minis­te­rio, y a su vez al de cada Comu­ni­dad Autónoma.

En pala­bras de la ley, la his­to­ria clí­ni­ca es un ins­tru­men­to des­ti­na­do fun­da­men­tal­men­te a garan­ti­zar una asis­ten­cia ade­cua­da al pacien­te. Los pro­fe­sio­na­les asis­ten­cia­les del cen­tro que rea­li­zan el diag­nós­ti­co o el tra­ta­mien­to del pacien­te tie­nen acce­so a la his­to­ria clí­ni­ca de éste como ins­tru­men­to fun­da­men­tal para su ade­cua­da asistencia.

La tras­cen­den­cia de que no exis­ta ras­tro de la vacu­na­ción COVID en las his­to­rias clí­ni­cas es de excep­cio­nal rele­van­cia, por­que de exis­tir reac­cio­nes adver­sas a la mis­ma, éstas esta­rán siem­pre com­ple­ta­men­te diso­cia­das de la ino­cu­la­ción, a no ser que exis­ta una espe­cial peri­cia del per­so­nal médi­co que atien­da a la per­so­na afectada.

Como con­se­cuen­cia de esto, son dece­nas de miles los casos de pato­lo­gías que pasan inad­ver­ti­das como un efec­to secun­da­rio, lo cual per­mi­te a la Admi­nis­tra­ción salir indem­ne en la mayo­ría de las inci­den­cias. Por­que como publi­ca­mos ante­rior­men­te, la «vacu­na­ción es una prio­ri­dad» para el Esta­do, pero pare­ce que nadie quie­re hacer­se car­go si la cosa sale mal.

Fuen­te: mpr21​.info

La entra­da Las Comu­ni­da­des Autó­no­mas se blin­dan eli­mi­nan­do las vacu­nas COVID de las his­to­rias clí­ni­cas de las per­so­nas ino­cu­la­das se publi­có pri­me­ro en La otra Anda­lu­cía.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

37 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.