Viva el pri­me­ro de mayo – Aba­jo la refor­ma tri­bu­ta­ria y el uri­bis­mo fascista

VIVA EL PRIMERO DE MAYO

ABAJO LA REFORMA TRIBUTARIA Y EL URIBISMO FASCISTA

En estos tiem­pos de pan­de­mia sani­ta­ria y social pro­du­ci­da por la pro­fun­da cri­sis eco­nó­mi­ca que en Colom­bia impo­ne el neo­li­be­ra­lis­mo, el pri­me­ro de mayo o Día Inter­na­cio­nal del Tra­ba­ja­dor y la Tra­ba­ja­do­ra se con­me­mo­ra en la cons­tan­cia de la pro­tes­ta social y en la sobre­vi­ven­cia que el pue­blo llano hace res­pec­to a los des­afue­ros del gobierno del Ñeñe Duque.

Espe­cial­men­te las cen­tra­les obre­ras y el movi­mien­to social con­vo­ca­ron pro­tes­tas masi­vas para el jue­ves 29 de abril en con­tra del des­go­bierno del uri­bis­mo mafio­so y cri­mi­nal y de la Refor­ma Tri­bu­ta­ria, con un res­pal­do deter­mi­nan­te del Comi­té del Paro Nacio­nal que ha reco­gi­do con­sen­sos de incon­for­mi­dad ciu­da­da­na aho­ra con­tra el pro­yec­to fis­cal. Los recla­mos cada día son más con­tun­den­tes recha­zan­do la sober­bia e indo­len­cia guber­na­men­tal, la cri­mi­na­li­dad y ase­si­na­tos que aten­tan con­tra los líde­res y lide­re­sas socia­les, el incum­pli­mien­to en la imple­men­ta­ción del trai­cio­na­do Acuer­do de Paz, y exi­gien­do el mejo­ra­mien­to de las pre­ca­rias con­di­cio­nes del sis­te­ma de salud que ha mos­tra­do su des­pe­lo­te en el desas­tro­so mane­jo del COVID-19, cuya fan­fa­rria en los even­tos de vacu­na­ción es más gran­de que los medio­cres resultados.

Hay tan­to por recla­mar que cual­quier recla­mo pare­ce incom­ple­to en las jor­na­das de pro­tes­ta y dig­ni­dad, pero un pun­to que no se pue­de pasar por alto es la recla­ma­ción cada vez más cre­cien­te de la ren­ta bási­ca de un sala­rio míni­mo, o pun­tos como el de la matrí­cu­la cero, el apo­yo para las peque­ñas empre­sas y el res­pe­to de las garan­tías demo­crá­ti­cas. Estas son las exi­gen­cias míni­mas del Comi­té del Paro Nacional.

Todo ello se pro­du­ce en medio del aumen­to de la vio­len­cia polí­ti­ca y del terro­ris­mo de Esta­do, com­bi­na­dos con una deba­cle eco­nó­mi­ca que vuel­ve a recaer sobre los sec­to­res más empo­bre­ci­dos, a quie­nes se les impo­ne el peso de la cri­sis incre­men­tán­do­les las jor­na­das labo­ra­les remu­ne­ra­das como no remu­ne­ra­das; y esto en el menos malo de los casos, es decir, cuan­do se tie­ne empleo, por­que lo gene­ra­li­za­do tam­bién es la pan­de­mia del des­em­pleo, cuya reali­dad está siem­pre por enci­ma de los dos dígitos.

Las cau­sas de las cre­cien­tes pro­tes­tas masi­vas están cla­ras y muchas veces el des­ma­dre de las mis­mas es la con­se­cuen­cia de la indo­len­cia ins­ti­tu­cio­nal. Millo­nes de las per­so­nas que han sali­do a pro­tes­tar están can­sa­das ya de tan­to abu­so, y por ello no había que espe­rar el pri­me­ro de mayo para echar a andar la indig­ni­dad nacio­nal que segu­ra­men­te para esta fecha his­tó­ri­ca del pro­le­ta­ria­do se mul­ti­pli­ca­rá en plan­to­nes, cace­ro­la­zos y pro­tes­tas de todo tipo sin dar lugar a que el gobierno del Ñeñe Duque pue­da valer­se de la excu­sa del ais­la­mien­to social y los con­fi­na­mien­tos obli­ga­dos para aca­llar las voces de la incon­for­mi­dad popular.

Nadie debe que­dar­se en silen­cio. Así sea des­de las líneas vir­tua­les en cada rin­cón del país el pue­blo debe­rá hacer sen­tir la voz de los ofen­di­dos con un “¡bas­ta ya!” al Ñeñe Duque y su des­go­bierno cri­mi­nal, exi­gien­do jus­ti­cia por nues­tros heri­dos, muer­tos y liber­tad para los dete­ni­dos en las pro­tes­tas del 28 y el 29 que han sido el pre­lu­dio de una nue­va era anti­neo­li­be­ral y anti­uri­bis­ta para Colom­bia, por­que mien­tras haya volun­tad de lucha, habrá espe­ran­za de vencer.

Fra­ter­nal­men­te, FARC-EP Segun­da Marquetalia.

¡Hemos jura­do ven­cer y venceremos! 

Mayo 1. de 2021

Sour­ce link 

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *