Yemen. EEUU reti­ra a Ansa­ro­lá de su lis­ta negra: ¿Qué es lo que cambia?

Resu­men Medio Orien­te, 17 de febre­ro de 2021-.

El Depar­ta­men­to del Teso­ro de Esta­dos Uni­dos ofi­cia­li­zó el mar­tes la reti­ra­da del movi­mien­to popu­lar yeme­ní Ansa­ro­lá de la lis­ta de orga­ni­za­cio­nes terroristas.

En un comu­ni­ca­do, el Depar­ta­men­to de Esta­do de EE.UU. infor­mó que revo­ca la medi­da de la Admi­nis­tra­ción pre­de­ce­so­ra, pre­si­di­da por Donald Trump, de modo que, a par­tir del 16 de febre­ro, “Ansa­ro­lá ya no esté blo­quea­do de con­for­mi­dad con las Regu­la­cio­nes Glo­ba­les de San­cio­nes Terro­ris­tas”, sin embar­go, deja en la lis­ta de san­cio­na­dos a tres líde­res de alto ran­go del movi­mien­to popu­lar yeme­ní —Abdul­ma­lik al-Houthi, Abd al-Jaliq Badr al-Din al-Houthi y Abdo­lá Yah­ya al-Hakim — .

Asi­mis­mo, el secre­ta­rio de Esta­do de EE.UU., Antony Blin­ken, anun­ció que el Gobierno esta­dou­ni­den­se, pre­si­di­do des­de el 20 de enero por Joe Biden, impon­drá san­cio­nes a algu­nos miem­bros de Ansa­ro­lá, espe­cial­men­te a aque­llos detrás de ope­ra­cio­nes de repre­sa­lia a las posi­cio­nes de la coa­li­ción lide­ra­da por Ara­bia Saudí.

Ase­gu­ró tam­bién que la Casa Blan­ca con­ti­núa moni­to­rean­do de cer­ca las acti­vi­da­des de Ansa­ro­lá y sus líde­res. Esta­dos Uni­dos tam­bién “segui­rá pre­sio­nan­do para que cam­bie su com­por­ta­mien­to”, agregó.

Esto mien­tras que la razón prin­ci­pal de la ham­bru­na extre­ma de los yeme­níes es el blo­queo impues­to por par­te de la alu­di­da coa­li­ción, apo­ya­da por EE.UU. Ade­más, la inclu­sión del movi­mien­to popu­lar Ansa­ro­lá en la lis­ta negra esta­dou­ni­den­se des­de el 19 de enero agra­vó toda­vía más la cri­sis, cau­san­do que las ayu­das huma­ni­ta­rias no lle­ga­ran a los civi­les del país más pobre del mun­do árabe.

Tras el fin de la era Trump, léa­se el prin­ci­pal alia­do del régi­men de los Al Saud, el fla­man­te man­da­ta­rio demó­cra­ta reve­ló a prin­ci­pios de este mes su deci­sión para cesar todo apo­yo esta­dou­ni­den­se en las ope­ra­cio­nes de la gue­rra con­tra Yemen, empe­ro a la vez ase­gu­ró que segui­ría al lado de Riad.

Esta ambi­güe­dad en las decla­ra­cio­nes de Biden podría dejar abier­ta la puer­ta a más ven­tas de armas, si los sau­díes logran jus­ti­fi­car las armas para la defen­sa pro­pia ante el Ejér­ci­to yeme­ní y Ansa­ro­lá. Sin ir muy lejos, este mar­tes la por­ta­voz de la Pre­si­den­cia esta­dou­ni­den­se, Jen Psa­ki, reite­ró que la Casa Blan­ca “segui­rá tra­ba­jan­do con Ara­bia Sau­dí” en defen­der­se ante las ame­na­zas regionales.

Con­for­me a la Orga­ni­za­ción de las Nacio­nes Uni­das, la inva­sión sau­dí se ha sal­da­do con unos 233 000 muer­tos en Yemen, don­de 70 000 per­so­nas sufren ham­bru­na y 16 millo­nes corren ries­go de caer en ella.

El movi­mien­to popu­lar yeme­ní, jun­to a las Fuer­zas Arma­das, des­de el ini­cio de la inva­sión sau­dí siem­pre se ha man­te­ni­do en pie de gue­rra para defen­der al pue­blo yeme­ní. El pro­pio pre­si­den­te fugi­ti­vo Ali Abdo­lá Saleh en su día reco­no­ció que Ansa­ro­lá es el úni­co movi­mien­to que real­men­te lucha en defen­sa de los intere­ses del pue­blo de Yemen. 

Fuen­te: HispanTV

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *