Boli­via. Anto­nio Abal: “En el país hay tres fuen­tes de poder en este momento”

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 20 de diciem­bre de 2020.

En los últi­mos días se ha reafir­ma­do una dura polé­mi­ca sobre el tema de las can­di­da­tu­ras para las elec­cio­nes de alcal­des y gober­na­do­res de 2021. Entre esas noti­cias está una que gene­ró mucho revue­lo: en un amplia­do en Cocha­bam­ba hubo agre­sio­nes, gri­tos y abu­cheos con­tra algu­nos diri­gen­tes, espe­cial­men­te diri­gi­das al ex minis­tro Rome­ro. Tam­bién hubo un lan­za­mien­to de obje­tos varios y algu­nas sillas con­tra la mesa que pre­si­día el pre­si­den­te del MAS Evo Mora­les. Para hablar de esto y de otros temas que se están dan­do en la inter­na, entre­vis­ta­mos al ex cón­sul boli­viano en Argen­ti­na, Anto­nio Abal Oña, ana­lis­ta pro­fun­do de la reali­dad de su país y un mili­tan­te con­se­cuen­te de la cau­sa revolucionaria.

-El tema de las elec­cio­nes de can­di­da­tos en Boli­via, cier­ta­men­te tie­ne muchas anéc­do­tas, ante­rior­men­te al hecho que seña­lás, en un muni­ci­pio rural, en el depar­ta­men­to de Chu­qui­sa­ca, se dio un hecho de des­acuer­dos con Evo Mora­les. Unos diri­gen­tes de una cen­tral pro­vin­cial, que es bas­tan­te gran­de en Chu­qui­sa­ca, le dijo a Evo que no esta­ba de acuer­do con la for­ma en la que esta­ban eli­gien­do. Lue­go tuvi­mos inci­den­tes en Poto­sí don­de Evo tuvo que salir del lugar rápi­da­men­te, tam­bién por el cues­tio­na­mien­to de los can­di­da­tos. Se diría que esto es una anéc­do­ta que siem­pre ocu­rre en estos casos, pero espe­cí­fi­ca­men­te, el hecho de que haya suce­di­do en Cocha­bam­ba, en el cora­zón del Cha­pa­re, ha teni­do gran reper­cu­sión. Por otro lodo, se pro­du­jo un des­men­ti­do por par­te de quien lan­zó la silla. Él dijo «no lan­cé la silla a Evo, sino al otro que se acer­ca­ba agre­si­va­men­te a Evo». Bueno, ha teni­do cober­tu­ra este des­men­ti­do, pero la pri­me­ra ima­gen siem­pre que­da. Los medios de comu­ni­ca­ción en Boli­via man­tie­nen esta línea de tra­ba­jo muy cru­da­men­te anti-Evo. Gene­ral­men­te, los pode­mos cata­lo­gar de anti­de­mo­crá­ti­cos, le die­ron mucho vue­lo a este hecho, dicien­do que hay dife­ren­cias inter­nas en el MAS. Hay que cono­cer bas­tan­te qué es el MAS, qué carac­te­rís­ti­cas tie­ne, para enten­der la situa­ción. Enton­ces eso pue­de ayu­dar a ver mejor las con­fron­ta­cio­nes que se están dan­do en estas ciu­da­des. Fal­ta defi­nir la can­di­da­tu­ra ofi­cial de la ciu­dad de El Alto, cla­ve para cual­quier par­ti­do polí­ti­co. Ese es un poco el esce­na­rio actual.

-Mas allá de los des­men­ti­dos, lo que se nota des­de afue­ra es que hay como cier­ta des­ani­mo de algu­nos mili­tan­tes del MAS con res­pec­to a qué papel está jugan­do Evo allí. no es lo mis­mo Evo como pre­si­den­te, no es lo mis­mo Evo retor­na­do a Boli­via en el mar­co de mul­ti­tu­des, que este Evo que opi­na en la inter­na. Por supues­to que tie­ne dere­cho a hacer­lo ya que fue uno de los prin­ci­pa­les artí­fi­ces de esta movi­da pode­ro­sa que sig­ni­fi­ca el MAS. Esto gene­ra cier­tos dis­gus­tos. Por otro lado, tam­bién a lo lar­go de estos días se pudo escu­char a diri­gen­tes comen­tar que están «can­sa­dos que el entorno de Evo vuel­va a tener peso». ¿Crees que hay un pro­ble­ma allí, entre el gobierno de Lucho Arce y Cho­quehuan­ca y los movi­mien­tos que vie­ne hacien­do Evo Mora­les, que tie­ne peso pro­pio en cada acti­tud que tome?

-El pano­ra­ma es el siguien­te, pode­mos ver cómo tres fuen­tes de poder en Boli­via en este momen­to. Las tres abso­lu­ta­men­te legí­ti­mas. En pri­mer lugar, el gobierno enca­be­za­do por Luis Arce y Cho­quehuan­ca, este es el eje­cu­ti­vo, que esta gober­nan­do el país. Por otro lado, tene­mos que el Pac­to de Uni­dad, las orga­ni­za­cio­nes más pode­ro­sas del movi­mien­to sin­di­cal de Boli­via, prin­ci­pal­men­te de pue­blos ori­gi­na­rios que demos­tra­ron su poder con los blo­queos de agos­to. Final­men­te tene­mos el Movi­mien­to Al Socia­lis­mo como estruc­tu­ra polí­ti­ca y a la cabe­za Evo Mora­les, que no olvi­de­mos que es el pre­si­den­te del movi­mien­to polí­ti­co del MAS. Los esta­tu­tos le per­mi­ten esas pre­rro­ga­ti­vas, defi­nir can­di­da­tos cuan­do exis­ten con­tro­ver­sias. En este momen­to se han dado estas decla­ra­cio­nes de la com­pa­ñe­ra eje­cu­ti­va de las Bar­to­li­nas (Segun­di­na Flo­res, de la Con­fe­de­ra­ción de Muje­res Bar­to­li­na Sisa) que fue una de las pri­me­ras que hizo públi­co su des­con­ten­to, lla­man­do la aten­ción del gobierno, seña­lan­do que debía haber cam­bios, que no debe­ría haber gen­te que ya haya esta­do en la ges­tión del gobierno. Últi­ma­men­te han reite­ra­do estas decla­ra­cio­nes, que tie­ne que salir toda la gen­te que había cola­bo­ra­do con el gol­pe. Por­que se sabía en varios minis­te­rios que exis­te gen­te que está en nive­les de direc­ción y no son tra­ba­ja­do­res subal­ter­nos, sino que ocu­pan car­gos de direc­to­res, de auto­ri­da­des y han sido artí­fi­ces tam­bién de las denun­cias y per­se­cu­ción de per­so­nas de esos minis­te­rios. Ser par­te del Pac­to de Uni­dad es cues­tio­nar y hacer fren­te a lo que se pue­de lla­mar resa­bios del gol­pe que están en el poder eje­cu­ti­vo. ¿Por qué las Bar­to­li­nas? Por­que recien­te­men­te pose­sio­na­do el eje­cu­ti­vo de la CSUTCB (Con­fe­de­ra­ción Sin­di­cal Úni­ca de Tra­ba­ja­do­res Cam­pe­si­nos de Boli­via), que es la orga­ni­za­ción de los varo­nes, están recién reor­de­nán­do­se, es cos­tum­bre que cuan­do lle­ga una nue­va direc­ti­va esta ten­ga que dar un peri­plo a nivel nacio­nal para ver el com­por­ta­mien­to de las Fede­ra­cio­nes depar­ta­men­ta­les. Por eso, toda­vía no ha habi­do decla­ra­cio­nes refe­ri­das al gobierno por par­te de la CSUTCB, pero en con­jun­to el Pac­to de Uni­dad está refle­jan­do el males­tar que vos seña­la­bas res­pec­to del gobierno. Y segun­do, res­pec­to tam­bién de los can­di­da­tos y pro­ce­sos de elec­ción.
Hay un peque­ño apun­te: en las áreas rura­les prin­ci­pal­men­te, este pedi­do de que sea gen­te nue­va, que nos sea gen­te que ya ha pasa­do por fun­ción públi­ca, ha caí­do como un búme­ran, por­que las que­jas de los muni­ci­pios rura­les son de otro tipo. «Hemos hecho reunio­nes, dicen, y el sin­di­ca­to deci­dió que tal com­pa­ñe­ra sea can­di­da­to a alcal­de­sa, pero ha veni­do la gen­te diri­gen­te del MAS y tra­je­ron una abo­ga­da de la ciu­dad y ha dicho que tenía que poner gen­te nue­va, gen­te que conoz­can las leyes”, y enton­ces ese es otro pun­to de con­fron­ta­ción. Estas peque­ñas ros­cas que se han orga­ni­za­do en las pro­vin­cias no están obe­de­cien­do a lo que están salien­do de Amplia­dos y de Con­gre­sos regio­na­les. En ese pro­ce­so las que están salien­do per­ju­di­ca­das, son las muje­res, las can­di­da­tas de base, por­que hay com­pa­ñe­ras que se que­ja­ron de ser dis­cri­mi­na­das por ser «de polle­ras». «Por eso no nos han ele­gi­do y pre­fie­ren ele­gir una seño­ri­ta de pan­ta­lón y que sea profesional”,señalan. Tene­mos esos pro­ble­mas inter­nos muy fuer­tes que obe­de­cen a las con­tra­dic­cio­nes que se están gene­ran­do al inte­rior de MAS

-Hay otro tema, hubo hace unos días una con­cen­tra­ción de los Pon­chos Rojos en Pla­za Muri­llo, en La Paz. Cues­tio­na­ban algu­nos car­gos y nom­bra­mien­tos del gobierno, como el de Die­go Pary, el ex Can­ci­ller. Están jugan­do fuer­te los Pon­chos Rojos en este pun­to, con las críticas.

-Si, han teni­do un per­so­na­mien­to muy crí­ti­co. Tene­mos que espe­rar una decla­ra­ción ofi­cial res­pec­to a cómo van a ser las rela­cio­nes, entre los movi­mien­tos socia­les, el gobierno y el Ins­tru­men­to Polí­ti­co. Por­que se ha dado una figu­ra que no se cap­ta bien. Ha habi­do un com­pro­mi­so de Luis Arce y de Cho­quehuan­ca con el Pac­to de Uni­dad de acep­tar que los can­di­da­tos y nom­bra­mien­tos sean gen­te nue­va, se han com­pro­me­ti­do en una reu­nión públi­ca que salió en los medios. Pero ese com­pro­mi­so fue con el gobierno, pero no con el Ins­tru­men­to Polí­ti­co. Enton­ces, Evo hizo decla­ra­cio­nes estan­do aun en Argen­ti­na y cla­ra­men­te seña­ló que «algu­nos com­pa­ñe­ros se han equi­vo­ca­do que la gen­te de mi entorno no debe­ría estar”, y el seña­ló cla­ra­men­te «David Cho­quehuan­ca y Luis fue­ron de mi entorno», dijo, salien­do a retru­car las decla­ra­cio­nes que habían hecho. Enton­ces, Evo Mora­les está fun­cio­nan­do como orga­ni­za­ción polí­ti­ca que no tie­ne el com­pro­mi­so que sí lo tie­ne el gobierno, y eso es com­ple­jo. Es un trián­gu­lo de poder que se for­mó en Boli­via y aho­ra tie­ne que tener una sola y cla­ra señal por­que sino vamos s tener estas mani­fes­ta­cio­nes regio­na­les como el caso de los Pon­chos Rojos o los de San­ta Cruz que insis­ten en el apo­yo al ex minis­tro Rome­ro en con­tra de haber ele­gi­do un can­di­da­to ofi­cial. En el sur esta­mos tenien­do pro­ble­mas en el depar­ta­men­to de Tari­ja, están sur­gien­do blo­ques regio­na­les orga­ni­za­dos que no están obe­de­cien­do la línea polí­ti­ca del MAS. En Boli­via tene­mos una pala­bra para defi­nir estos momen­tos: se lla­ma «chen­co», que sería un revol­ti­jo de cosas que no ter­mi­na de acla­rar­se. Esta­mos en momen­to de «chen­co» y eso que­da­rá has­ta el momen­to de ins­crip­ción de los can­di­da­tos. Uno de los voce­ros que tie­ne el MAS en La Paz seña­ba que en la polí­ti­ca no está defi­ni­do nada has­ta el últi­mo momen­to. Eso es muy cier­to, sabe­mos que los can­di­da­tos a sena­do­res y dipu­tados has­ta el últi­mo momen­to, es decir a las 11.59 de la noche apa­re­cen en otras lis­tas y no en las que habían apro­ba­do, eso ocu­rre con frecuencia.

-Este revol­ti­jo que con­ta­bas se tras­la­dó a Bue­nos Aires, han habi­do movi­li­za­cio­nes a la Emba­ja­da en recha­zo al nue­vo emba­ja­dor Rami­ro Tapia ¿Esto tam­bién es par­te de lo mismo?

-Si por su pues­to, hay ser­vi­cios en el exte­rior que están tenien­do pro­ble­mas res­pec­to a los meca­nis­mos que tie­nen que res­tau­rar nue­va­men­te dele­ga­cio­nes diplo­má­ti­cas que habían sido cerra­das defi­ni­ti­va­men­te en el gobierno ante­rior, como Cuba, Nica­ra­gua Vene­zue­la, pero este no es el caso e Argen­ti­na. En Argen­ti­na se man­tu­vo abier­to tan­to el con­su­la­do como la emba­ja­da, pero la emba­ja­da no pue­do nom­brar un emba­ja­dor, por lo que se recu­rrió a la figu­ra del «agre­ga­do de nego­cios». El repre­sen­tar­te de Añez en Argen­ti­na era un agre­ga­do comer­cial. Aho­ra, el Sr Tapia ha ido con ese car­go a Bue­nos Aires. No es el corres­pon­dien­te a emba­ja­dor, pero es el que corres­pon­de a la máxi­ma auto­ri­dad de la emba­ja­da. Para ser desig­na­do ofi­cial­men­te, tie­ne que ser nom­bra­do por el pre­si­den­te de la Repú­bli­ca. Pero la figu­ra de este momen­to que está vigen­te es esa, el agre­ga­do de nego­cios, agre­ga­do comer­cial y tie­ne que sacar al de Añez. Esto aña­de con­fu­sión por­que pare­ce que hay resis­ten­cia a la per­so­na de Tapia. Resis­ten­cia que está gene­ran­do divi­sión a la com­pli­ca­da repre­sen­ta­ción de la comu­ni­dad boli­via­na en el exte­rior. En Argen­ti­na siem­pre ha habi­do dife­ren­tes aso­cia­cio­nes y repre­sen­ta­cio­nes de las colec­ti­vi­da­des de Boli­via. Recor­de­mos que en Boli­via somos un esta­do plu­ri­na­cio­nal, enton­ces esa plu­ri­na­cio­na­li­dad se expre­sa en la uni­dad de los resi­den­tes en el exte­rior. Es algo que ten­drán que cali­brar las auto­ri­da­des diplo­má­ti­cas, pero es algo muy com­ple­jo, ya que hay que con­du­cir una polí­ti­ca en el exte­rior con des­en­cuen­tros de las auto­ri­da­des. Es que tie­nen que pro­te­ger dere­chos, en este caso sería el Con­su­la­do, en cam­bio el emba­ja­dor tie­ne que man­te­ner una rela­ción de esta­do con esta­do, muy impor­tan­te prin­ci­pal­men­te con el gobierno argen­tino. Creo que ahí están ocu­rrien­do con­fu­sio­nes con los roles que se deben asu­mir. Creo que Tapia esta que­rien­do actuar como pro­tec­tor de dere­cho y ese rol lo tie­ne que asu­mir el Cón­sul y no el emba­ja­dor. Esto hace que las orga­ni­za­cio­nes de boli­via­nos resi­den­tes ten­gan sus peros y reali­cen movi­li­za­cio­nes por esta mane­ra de actuar. Espe­ra­mos con­fir­ma­cio­nes de las auto­ri­da­des en el exte­rior, según tene­mos infor­ma­ción son solo cua­tro los emba­ja­do­res ofi­cial­men­te nombrados.

-Anto­nio, gra­cias por la infor­ma­ción. Nos que­da cla­ro que hay polé­mi­ca, hay “chen­co», como dicen uste­des, habrá que ver que esto no afec­te y que la dere­cha no se apro­ve­che. Gene­ral­men­te cuan­do se divi­de el cam­po popu­lar, la dere­cha saca ventajas.

-El peli­gro que yo veo de la situa­ción es el siguien­te, estas mani­fes­ta­cio­nes regio­na­les pue­den con­du­cir a un «voto cas­ti­go», debi­li­tan­do la pre­sen­cia terri­to­rial del MAS en los gobier­nos sub­na­cio­na­les. Vale decir que si pier­de el MAS las gober­na­cio­nes y muni­ci­pios esto debi­li­ta la capa­ci­dad de movi­mien­to que tie­ne que tener el gobierno cen­tral para asu­mir medi­das para salir de la cri­sis eco­nó­mi­ca. Sabe­mos todos que se tie­nen que tomar medi­das, algu­nas serán duras, pero pre­ci­sa­mos con­cen­so y eso se hace con gober­na­do­res y alcal­des. Alcal­día per­di­da y gober­na­ción per­di­da es el cen­tro del con­flic­to polí­ti­co y acre­cien­ta la difi­cul­tad de salir de la cri­sis eco­nó­mi­ca. Por otra par­te, estas cri­sis que son polí­ti­cas y de elec­ción de can­di­da­tos pue­den trans­for­mar­se en cri­sis de las orga­ni­za­cio­nes sin­di­ca­les, es decir debi­li­ta­mien­to del Pac­to de Uni­dad, eso es para mí lo más gra­ve. La debi­li­dad el Pac­to de Uni­dad es debi­li­tar la colum­na ver­te­bral que ha sos­te­ni­do los 14 años de trans­for­ma­cio­nes en Boli­via y la posi­bi­li­dad de seguir cons­tru­yen­do el Esta­do Plu­ri­na­cio­nal. La úni­ca garan­tía cla­ra y orga­ni­za­da que hay en Boli­via es el Pac­to de Uni­dad y estos des­en­cuen­tros pue­den con­du­cir a un debi­li­ta­mien­to interno

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *