Argen­ti­na. Chu­but denun­cia del Coni­cet y recha­zo cien­tí­fi­co a la megaminería

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 29 de noviem­bre de 2020.

En una nota con­jun­ta diri­gi­da a la Legis­la­tu­ra pro­vin­cial (ver apar­te), las auto­ri­da­des máxi­mas del Cen­tro Nacio­nal Pata­gó­ni­co-CONI­CET; Cen­tro Regio­nal Pata­go­nia Sur-INTA; Uni­ver­si­dad Tec­no­ló­gi­ca Nacio­nal ‑Facul­tad Regio­nal Chu­but; Uni­ver­si­dad Nacio­nal de la Pata­go­nia San Juan Bos­co; INTA EEA Esquel e INTA EEA Chu­but con­clu­yen que “no están dadas las con­di­cio­nes para la apro­ba­ción de esta ley.” Tam­bién el Coni­cet denun­cia que un docu­men­to con su logo, y favo­ra­ble a la explo­ta­ción mine­ra “es fal­so”.  

A esca­sas horas de la nota del Cole­gio Argen­tino de Inge­nie­ros de Minas (CADIM) don­de acu­san a los Obis­pos del Chu­but de inci­tar a la vio­len­cia por opo­ner­se a la habi­li­ta­ción de la mega­mi­ne­ría, ape­lan­do a argu­men­tos como el de “ver­da­des cien­tí­fi­cas” sin repa­rar en que “ver­dad” es una cate­go­ría reli­gio­sa antes que cien­tí­fi­ca, Uni­ver­si­da­des e Ins­ti­tu­tos de Inves­ti­ga­ción sien­tan un cla­ro posi­cio­na­mien­to, con­tra­rio a los pla­nes extrac­ti­vis­tas de las trans­na­cio­na­les mine­ras y los gobier­nos pro­vin­cial y nacional .

En su nota, aca­dé­mi­cos y cien­tí­fi­cos obje­tan al pro­yec­to de ley 12820, más cono­ci­do como el de Zoni­fi­ca­ción mine­ra: “Los avan­ces en las dis­tin­tas dis­ci­pli­nas cien­tí­fi­cas y tec­no­ló­gi­cas indi­can de mane­ra cate­gó­ri­ca que no hay pro­ce­sos que logren el Desa­rro­llo Sus­ten­ta­ble si no están dadas las con­di­cio­nes de par­ti­ci­pa­ción para una cons­truc­ción colec­ti­va, libre acce­so a la infor­ma­ción, liber­tad para deci­dir, inclu­sión, equi­dad, cui­da­do del ambien­te, diá­lo­go, res­pe­to y consensos.”

En otro párra­fo acla­ra: “…que­re­mos comu­ni­car­le que, para el caso de este pro­yec­to de ley, no hemos sido con­vo­ca­dos de mane­ra for­mal a rea­li­zar nues­tro apor­te y a par­ti­ci­par de la dis­cu­sión, ya sea en el seno del Poder Eje­cu­ti­vo, o en el mar­co de su tra­ta­mien­to parlamentario.”

En otro des­ta­ca­do pasa­je sos­tie­nen: “…aler­tar­le acer­ca de que las impor­tan­tes movi­li­za­cio­nes y expre­sio­nes popu­la­res que se vie­nen mani­fes­tan­do des­de hace ya tiem­po, nos dan la cer­te­za de que sin licen­cia social no hay comu­ni­dad que pue­da tener un desa­rro­llo sustentable” .

Un párra­fo que aler­ta, y pone en foco un deba­te de fon­do con el poder mine­ro: redu­cir la ins­ta­la­ción en terri­to­rio de pro­ce­sos extrac­ti­vos (mine­ría, cul­ti­vos de plan­tas trans­gé­ni­cas, mega­fac­to­rias por­ci­nas, frac­king) a la mera obten­ción de una “licen­cia social ” sin con­si­de­ra­cio­nes éti­cas ni eco­ló­gi­cas podría resul­tar con­ve­nien­te para las cor­po­ra­cio­nes y dele­té­reo para la salud de pobla­cio­nes y eco­sis­te­mas, habi­li­tan­do téc­ni­cas empre­sa­ria­les para la mani­pu­la­ción de volun­ta­des: mar­ke­ting, trá­fi­co de influen­cias y sobor­nos. De ahí que tan­to Gio­ja como Hen­sel omi­tan sis­te­má­ti­ca­men­te los osten­si­bles y cri­mi­na­les derra­mes de la Barrick en los ríos de San Juan.

Jus­ta­men­te sobre la salud de la pobla­ción, resul­ta elo­cuen­te la urgen­cia y deses­pe­ra­ción con que lxs tra­ba­ja­dorxs del Hos­pi­tal de Puer­to Madryn (hos­pi­tal cabe­ce­ra de la Mese­ta Cen­tral, área que que­da­ría den­tro de la zoni­fi­ca­ción para la mine­ría de pla­ta y ura­nio) advier­ten sobre los efec­tos devas­ta­do­res e irre­ver­si­bles que ten­dría sobre la salud, espe­cial­men­te de niñes, que habi­tan la cuen­ca hidro social del río Chu­but* (ver aparte).

La nota, diri­gi­da a Ricar­do Sas­tre, vice­go­ber­na­dor y pre­si­den­te de la Legis­la­tu­ra, ter­mi­na con una fra­se lapi­da­ria: “Por todo lo expues­to, con­si­de­ra­mos que no están dadas las con­di­cio­nes para la apro­ba­ción de esta ley. ”

Con tan cla­ro posi­cio­na­mien­to se expli­ca por qué el sec­tor pro mine­ro ha teni­do que ape­lar a fra­guar y adul­te­rar inves­ti­ga­cio­nes cien­tí­fi­cas, como lo evi­den­cia la nota que en las últi­mas horas pide difun­dir el titu­lar del Ins­ti­tu­to de Geo­gra­fía, His­to­ria y Cien­cias Socia­les IGEHCS-CONICET, Gui­ller­mo Veláz­quez, don­de denun­cia la fal­si­fi­ca­ción de un infor­me de inves­ti­ga­ción (ver apar­te): “Como Direc­tor del pro­yec­to, que es exclu­si­va­men­te sobre cali­dad de vida a nivel depar­ta­men­tal y no de mine­ría, acla­ro que el indi­ca­dor ambien­tal con­si­de­ra los desa­rro­llos mine­ros como nega­ti­vos. La infor­ma­ción del repo­si­to­rio de CONICET ha sido mani­pu­la­da y mez­cla­da con mapas mineros.”

Con el correr de los minu­tos y las masi­vas pro­tes­tas socia­les, más orga­ni­za­cio­nes y per­so­na­li­da­des con­ti­núan pro­nun­cián­do­se en con­tra de habi­li­tar la mega­mi­ne­ría en Chu­but, de un gober­na­dor que vació escue­las y hos­pi­ta­les públi­cos, un minis­tro de segu­ri­dad que de fac­to reins­ta­la la doc­tri­na Cho­co­bar, un minis­tro de salud que dice des­co­no­cer los impac­tos sani­ta­rios de la mega­mi­ne­ría en la pobla­ción, una minis­tra de edu­ca­ción que des­pi­de docen­tes en ple­na pan­de­mia y un minis­tro de eco­no­mía que debie­ra lla­mar­se “de endeu­da­mien­to y atra­so salarial”

Pese a todo, pese a varios años de esta apli­ca­ción infa­me de la doc­tri­na del shock, hay un pue­blo que no se arro­di­lla, que se orga­ni­za y resis­te, que gana calles y rutas y va por más, por otro desa­rro­llo, por un Buen Vivir basa­do en sub­je­ti­vi­da­des que per­si­gan la auto­no­mía comu­ni­ta­ria antes que el pro­gre­so con­su­mis­ta y una matriz pro­duc­ti­va sin extrac­ti­vis­mos, asen­ta­da en el res­pe­to a la Ñuke Mapu.

En 2003, la ges­ta his­tó­ri­ca de la Asam­blea de Veci­nos Auto­con­vo­ca­dos por el No a la Mina de Esquel y su épi­co triun­fo en el ple­bis­ci­to por el 81% que le dijo NO a la explo­ta­ción mine­ra, parió la UAC (Unión de Asam­bleas Ciu­da­da­nas) y moti­vó la ley 5001, una ley pro­tec­to­ra que prohí­be la acti­vi­dad mine­ra. Pero, “hecha la ley hecha la tram­pa”, en su artícu­lo 2, dicha ley pre­vé la con­for­ma­ción de una comi­sión que debía defi­nir en un pla­zo de 120 días (4 meses) una Zona, un área de la pro­vin­cia don­de sí sería posi­ble la megaminería.

Pasa­ron más que 4 meses: 17 años y la suso­di­cha comi­sión se reu­nió hace días por fue­ra de cual­quier mar­co legal para ava­lar un pro­yec­to escri­to por las mine­ras, el 12820, que plan­tea libe­rar para la mega­mi­ne­ría gran par­te de la mese­ta cen­tral chu­bu­ten­se, igno­ran­do el recha­zo de las comu­ni­da­des mapu­che tehuel­che y el res­to de la pobla­ción que allí vive sopor­tan­do una polí­ti­ca de shock y aban­dono esta­tal de déca­das y sacri­fi­can­do la cuen­ca del río Chu­but y el acuí­fe­ro Sacanana.

Debi­do a esta falen­cia en la hoy ex 5001, la Unión de Asam­bleas de las Comu­ni­da­des del Chu­but jamás bajó la guar­dia y por segun­da vez recu­rre al meca­nis­mo cons­ti­tu­cio­nal de Ini­cia­ti­va Popu­lar para prohi­bir sin excep­cio­nes, toda acti­vi­dad mine­ra meta­li­fe­ra en Chu­but, pro­yec­to que tam­bién ingre­só a Legis­la­tu­ra con el aval de 30916 firmas.

COMUNICADO URGENTE: TRABAJADORES DEL HOSPITAL ISOLA DE PUERTOMADRYN SOBRE LA MEGAMINERÍA

Puer­to Madryn, 25 de noviem­bre de 2020

Los y las tra­ba­ja­do­res de la salud públi­ca que desem­pe­ña­mos fun­cio­nes en el Hos­pi­tal “Dr. Andrés Iso­la” y en los Cen­tros de Salud de Puer­to Madryn , aten­tos a que el gobierno enca­be­za­do por el gober­na­dor Mariano Arcio­ni y su vice­go­ber­na­dor Ricar­do Sas­tre , segui­do de dipu­tadas y dipu­tados que en esta sema­na vota­ron a favor de zoni­fi­car la pro­vin­cia, que­rien­do modi­fi­car la legis­la­ción vigen­te que prohí­be la explo­ta­ción mine­ra a cie­lo abier­to y uti­li­za­ción de cia­nu­ro, ava­sa­llan­do la volun­tad del pue­blo y entre­gan­do más de un ter­cio del terri­to­rio de Chu­but a la acti­vi­dad mega­mi­ne­ra, inclu­yen­do al Río Chu­but, úni­co afluen­te de agua dul­ce y prin­ci­pal recur­so hídri­co de la pro­vin­cia, mani­fes­ta­mos nues­tro total RECHAZO preo­cu­pa­ción, angus­tia y deses­pe­ra­ción ante la inmi­nen­te habi­li­ta­ción de una acti­vi­dad no pro­duc­ti­va, sino extrac­ti­va ‚cuyos daños e impac­tos a la Salud de la pobla­ción, en espe­cial infan­til, son gra­ves, irre­ver­si­bles y con con­se­cuen­cias nefas­tas que a esta altu­ra ya son de públi­co conocimiento.

El pro­yec­to de zoni­fi­ca­ción mine­ra que habi­li­ta la acti­vi­dad en más del 70% del terri­to­rio de la pro­vin­cia, es gra­ví­si­mo. Por estas horas, nada nos des­ve­la más que este tema. Ni siquie­ra la pan­de­mia de COVID-19 a la que veni­mos ponien­do el cuer­po des­de hace más de 9 meses, asis­tien­do a la salud de nues­tra gen­te, enfren­tan­do las com­pli­ca­cio­nes que se pre­sen­tan a dia­rio y asis­tien­do a veci­nos y veci­nas de Madryn en el tra­ta­mien­to de enfer­me­da­des pro­vo­ca­das por este virus. Como así tam­bién, en la aten­ción de todas aque­llas situa­cio­nes de salud que no son por COVID.

Nos aplau­die­ron, nos pidie­ron que redo­ble­mos esfuer­zos y res­pon­di­mos, aun sin nues­tros suel­dos depo­si­ta­dos en tiem­po y for­ma, aún con el can­san­cio, des­con­cier­to y en el medio de una cri­sis socio­eco­nó­mi­ca inusi­ta­da en nues­tra pro­vin­cia. Siem­pre res­pon­di­mos. Pero HOY nece­si­ta­mos más que nun­ca que nos escu­chen. Pedi­mos a la comu­ni­dad de Madryn que nos acom­pa­ñe en este pedi­do deses­pe­ra­do al Gobierno a nues­tros repre­sen­tan­tes, para que fre­nen esta locura.

La mega­mi­ne­ría sig­ni­fi­ca con­ta­mi­na­ción direc­ta al agua, el sue­lo y el aire; con la corres­pon­dien­te afec­ta­ción a la salud de quie­nes ele­gi­mos este lugar para habi­tar en paz y en un ambien­te sano.

Ins­ta­mos a las auto­ri­da­des de Salud, espe­cial­men­te al Minis­tro Fabián Pura­tich, máxi­mo refe­ren­te y auto­ri­dad pro­vin­cial en la mate­ria, a que se pro­nun­cie sobre este tema, defien­da los intere­ses del pue­blo y acom­pa­ñe este pedi­do de los y las tra­ba­ja­do­res de la Salud tan­to de Puer­to Madryn, como del res­to de Hos­pi­ta­les de la Pro­vin­cia que des­de hace tiem­po veni­mos advir­tien­do y mani­fes­tan­do sobre este tema.

Sen­ti­mos la res­pon­sa­bi­li­dad de aler­tar sobre los peli­gros que impli­ca la mega­mi­ne­ría, acti­vi­dad que ava­sa­lla y vul­ne­ra el dere­cho a la salud inte­gral de las per­so­nas y la posi­bi­li­dad de deci­dir sobre sus vidas.

La lle­ga­da de pro­yec­tos mega­mi­ne­ros que el gobierno pre­ten­de auto­ri­zar (en prin­ci­pio “Navi­dad”, uno de los yaci­mien­tos de plo­mo y pla­ta más gran­des del mun­do, y lue­go, varios otros empren­di­mien­tos que quie­ren ingre­sar a la pro­vin­cia) de con­cre­tar­se, será de un impac­to nun­ca vis­to en la salud de los y las chubutenses.

Los efec­tos devas­ta­do­res no sólo serán para los pobla­do­res de la mese­ta (Gas­tre, Tel­sen, Gan Gan y otras comu­nas ale­da­ñas, ellos a quie­nes se los pre­ten­de ayu­dar, jus­ta­men­te van a ser los más per­ju­di­ca­dos) sino que tam­bién se verán afec­ta­dos en for­ma direc­ta quie­nes resi­dan a cien­tos de kiló­me­tros de los luga­res de explo­ta­ción (Puer­to Madryn, Tre­lew, Raw­son y toda la zona del valle, cos­ta y cordillera)

En el país, y en el mun­do, hay ante­ce­den­tes de esto y en nin­guno de esos casos la acti­vi­dad mega­mi­ne­ra resul­tó bene­fi­cio­sa para la pobla­ción, por el con­tra­rio, lue­go de su paso que­dan pue­blos devastados.

Hay tam­bién, sufi­cien­te infor­ma­ción para aler­tar sobre los daños de la mine­ría a cie­lo abier­to por con­ta­mi­na­ción del aire, los sue­los y el agua, con meta­les pesa­dos y uso de subs­tan­cias quí­mi­cas con­ta­mi­nan­tes; gene­ran­do un daño irre­ver­si­ble a la salud de las per­so­nas, con la apa­ri­ción de enfer­me­da­des de todo tipo, algu­nas muy gra­ves, has­ta mortales.

Paren este desas­tre. El agua es vida. Pode­mos vivir sin mine­ría pero no pode­mos vivir sin agua.

La salud no se ven­de, se defien­de. La vida vale más que el oro y cual­quier metal.

Comu­ni­ca­do urgente.

Aler­ta Chubut.

Per­so­nal de Salud del Hos­pi­tal “Dr. Andrés Iso­la” y Cen­tros de Salud Puer­to Madryn, Chu­but. 25 de noviem­bre de 2020

Fuen­te: AnRed

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *