Vietnam.#Especial 75 años de Inde­pen­den­cia# Pro­mo­ver el espí­ri­tu de la Revo­lu­ción de Agos­to en la cons­truc­ción y el desa­rro­llo nacio­nal

Por Doc­tor Bui The Du*, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 1 sep­tiem­bre de 2020

foto: El mitin lan­za­do el 19 de agos­to de 1945 por la Liga para la Inde­pen­den­cia de Viet­nam (Viet Minh), para lla­mar al levan­ta­mien­to y toma de con­trol del Gobierno. (Foto­gra­fía: Nhan Dan)Nhan Dan-

Bajo el sabio lide­raz­go del Par­ti­do Comu­nis­ta de Viet­nam (PCV), en agos­to de 1945, todo el pue­blo viet­na­mi­ta, uni­do y valien­te, se levan­tó para lle­var a cabo la gran Revo­lu­ción de Agos­to, lo que con­du­jo al país a una nue­va era de inde­pen­den­cia nacio­nal para avan­zar hacia el socia­lis­mo. Para enal­te­cer la haza­ña de este acon­te­ci­mien­to his­tó­ri­co, en los últi­mos 75 años, el pue­blo del país indo­chino ha segui­do hacien­do mila­gros en la cau­sa de cons­truc­ción, pro­tec­ción y desa­rro­llo del país.

La Revo­lu­ción de Agos­to fue exi­to­sa y en aquel momen­to, la recién naci­da Repú­bli­ca Demo­crá­ti­ca de Viet­nam se encon­tra­ba ‘pen­dien­do de un hilo’ y con infi­ni­dad de difi­cul­ta­des. Para supe­rar esta situa­ción, el Pre­si­den­te Ho Chi Minh y el Par­ti­do pusie­ron en jue­go su crea­ti­vi­dad e inge­nio para pilo­tar el bar­co revo­lu­cio­na­rio hacia la segun­da resis­ten­cia con­tra el colo­nia­lis­mo fran­cés, enal­te­cien­do el espí­ri­tu de cons­truc­ción y resis­ten­cia nacio­nal con la par­ti­ci­pa­ción de todos los com­pa­trio­tas, fomen­tan­do la resi­lien­cia y apro­ve­chan­do el apo­yo de los ami­gos inter­na­cio­na­les.

El Par­ti­do tam­bién lide­ró al pue­blo para frus­trar los pla­nes de gue­rra de los colo­nia­lis­tas fran­ce­ses. La resis­ten­cia con­tra la inva­sión fran­ce­sa resul­tó vic­to­rio­sa, sien­do el auge la Cam­pa­ña de Dien Bien Phu, que “reso­nó en los cin­co con­ti­nen­tes e hizo tem­blar al mun­do”.

El Acuer­do de Gine­bra fue fir­ma­do el 20 de julio de 1954, ponien­do fin defi­ni­ti­va­men­te al domi­nio colo­nial fran­cés en el terri­to­rio viet­na­mi­ta e ini­cian­do el colap­so del anti­guo colo­nia­lis­mo en el mun­do. La región nor­te­ña de Viet­nam fue libe­ra­da com­ple­ta­men­te, avan­zan­do hacia el socia­lis­mo y con­vir­tién­do­se en una reta­guar­dia sóli­da para la lucha por la libe­ra­ción del sur y la reuni­fi­ca­ción del país. Por pri­me­ra vez en la his­to­ria, una peque­ña colo­nia derro­tó a un impe­rio colo­nial pode­ro­so.

Ante la pre­ten­sión de los impe­ria­lis­tas esta­dou­ni­den­ses de divi­dir al país y con­ver­tir­lo en un terri­to­rio neo­co­lo­nial, todo el pue­blo viet­na­mi­ta, diri­gi­do por el Par­ti­do y el Pre­si­den­te Ho Chi Minh, cum­plió simul­tá­nea­men­te dos tareas estra­té­gi­cas: lle­var a cabo la Revo­lu­ción socia­lis­ta en el nor­te para con­ver­tir a esta región en una base revo­lu­cio­na­ria sóli­da y por otro lado, lle­var a cabo una revo­lu­ción nacio­nal y demo­crá­ti­ca en el sur para luchar con­tra el impe­ria­lis­mo esta­dou­ni­den­se y sus secua­ces, libe­rar esta zona y reuni­fi­car todo el país.

La resis­ten­cia anti­yan­qui por la inde­pen­den­cia nacio­nal pasa­ba por muchas eta­pas difí­ci­les y fero­ces, y el pue­blo viet­na­mi­ta a su vez se enfren­ta­ba a las bru­ta­les y astu­tas estra­te­gias de gue­rra del enemi­go. Sin embar­go, bajo la con­duc­ción del Par­ti­do, la Revo­lu­ción con­si­guió glo­rio­sas vic­to­rias. En el nor­te, el Par­ti­do diri­gió al pue­blo en la recu­pe­ra­ción eco­nó­mi­ca y la cons­truc­ción del socia­lis­mo, con­vir­tien­do a este terri­to­rio en la reta­guar­dia para apo­yar al cam­po de bata­lla en el sur en la gue­rra des­truc­ti­va ini­cia­da por las tro­pas nor­te­ame­ri­ca­nas.

Revolución de Agosto: gran renacimiento de Vietnam

Mien­tras, en el sur, se logró frus­trar las estra­te­gias de gue­rra del impe­ria­lis­mo esta­dou­ni­den­se. Con el triun­fo de la Ofen­si­va Gene­ral y los Levan­ta­mien­tos Popu­la­res de la Pri­ma­ve­ra de 1975, cuyo cenit fue la his­tó­ri­ca Ope­ra­ción Ho Chi Minh, la resis­ten­cia del pue­blo viet­na­mi­ta por la libe­ra­ción nacio­nal alcan­zó su vic­to­ria final, ponien­do fin a la resis­ten­cia anti­yan­qui para sal­var a la Patria, libe­rar total­men­te el sur y reuni­fi­car el país.

Al entrar en la eta­pa de inde­pen­den­cia y reuni­fi­ca­ción nacio­nal para avan­zar hacia el socia­lis­mo, todo el Par­ti­do, el pue­blo y el Ejér­ci­to dedi­ca­ron todas sus fuer­zas y su inte­li­gen­cia para cica­tri­zar las heri­das deja­das por la gue­rra, empe­zar una nue­va vida e imple­men­tar las tareas tra­za­das de cons­truc­ción y defen­sa de la Patria socia­lis­ta de Viet­nam. Por un lado, se debía rea­li­zar la edi­fi­ca­ción nacio­nal de las ceni­zas de gue­rra y por el otro, luchar para defen­der la Patria en las fron­te­ras del sur­oes­te y el nor­te del país, así como cum­plir con una noble misión inter­na­cio­nal.

Las difi­cul­ta­des se amon­to­na­ban en el con­tex­to de que el país enfren­ta­ba un fuer­te cer­co y embar­go. Sin embar­go, todo el pue­blo viet­na­mi­ta, lide­ra­do por el Par­ti­do y con un alto con­sen­so, superó las difi­cul­ta­des para recu­pe­rar la pro­duc­ción, y al mis­mo tiem­po cons­truir y refor­zar el gobierno a nivel nacio­nal. Duran­te el perio­do 1975 – 1985, el país avan­zó por la sen­da del socia­lis­mo, que fue tam­bién el momen­to en que el Par­ti­do medi­ta­ba el camino de la reno­va­ción, for­man­do así un nue­vo pen­sa­mien­to deri­va­do de la reali­dad viva.

De acuer­do con la eva­lua­ción de la situa­ción del país, el Par­ti­do reali­zó una reno­va­ción inte­gral con orien­ta­ción hacia el socia­lis­mo. En su Sex­to Con­gre­so Nacio­nal cele­bra­do del 15 al 18 de diciem­bre de 1986 en Hanói, esta agru­pa­ción polí­ti­ca for­mu­ló los linea­mien­tos de reno­va­ción, sobre todo en mate­ria del pen­sa­mien­to eco­nó­mi­co. Este acon­te­ci­mien­to mar­có un impor­tan­te vira­je en la cau­sa de cons­truc­ción del socia­lis­mo en el país.

A tra­vés de los Con­gre­sos del PCV, des­de la sép­ti­ma edi­ción has­ta la duo­dé­ci­ma, el Par­ti­do siem­pre rati­fi­có su deter­mi­na­ción de ace­le­rar una reno­va­ción inte­gral, uni­for­me y radi­cal con medi­das apro­pia­das, man­te­ner fir­me la orien­ta­ción socia­lis­ta y tomar el mar­xis­mo-leni­nis­mo, y el pen­sa­mien­to de Ho Chi Minh como fun­da­men­to de su ideo­lo­gía y brú­ju­la para la acción.

Para lograr tal obje­ti­vo, el Par­ti­do con­si­de­ró el desa­rro­llo eco­nó­mi­co como la tarea cen­tral, la cons­truc­ción del Par­ti­do como la tarea cla­ve y la crea­ción de la cul­tu­ra como la base espi­ri­tual de la socie­dad. Más de 30 años des­pués de que comen­za­se el perio­do de reno­va­ción, el pue­blo viet­na­mi­ta ha cose­cha­do gran­des vic­to­rias, his­tó­ri­ca­men­te sig­ni­fi­ca­ti­vas e inte­gra­les en tér­mi­nos de polí­ti­ca, eco­no­mía, cul­tu­ra, socie­dad, segu­ri­dad, defen­sa, asun­tos exte­rio­res y cons­truc­ción del Par­ti­do y el Esta­do socia­lis­ta de dere­cho.

Gra­cias a esto, Viet­nam logró salir de la pobre­za y el sub­de­sa­rro­llo para con­ver­tir­se en un país de ingre­sos medios. Con­tro­la de mane­ra efec­ti­va la infla­ción, garan­ti­za la esta­bi­li­dad macro­eco­nó­mi­ca y la segu­ri­dad social, man­tie­ne una alta tasa de cre­ci­mien­to des­de hace muchos años con­se­cu­ti­vos, al tiem­po que va amplian­do las rela­cio­nes exte­rio­res y se inte­gra acti­va­men­te en el mun­do. La reno­va­ción, que sig­ni­fi­ca una revo­lu­ción en la nue­va eta­pa, evi­den­cia que el camino del país al socia­lis­mo está en línea con la reali­dad nacio­nal y las ten­den­cias his­tó­ri­cas de desa­rro­llo.

El 75 ani­ver­sa­rio de la Revo­lu­ción de Agos­to cons­ti­tu­ye una opor­tu­ni­dad para que todo el Par­ti­do, el pue­blo y el Ejér­ci­to repa­sen las heroi­cas pági­nas de la his­to­ria de la nación, al igual que los logros cose­cha­dos en la lucha, la cons­truc­ción y el desa­rro­llo nacio­nal, ade­más de pro­fun­di­zar su con­cien­cia sobre las valio­sas lec­cio­nes apren­di­das, con vis­tas a refor­zar la volun­tad, man­te­ner fir­me el obje­ti­vo del socia­lis­mo, y edi­fi­car un país cada vez más prós­pe­ro y pode­ro­so.

*Vice­pre­si­den­te del Con­se­jo Cen­tral de Teo­ría y Crí­ti­ca de Lite­ra­tu­ra y Artes del Comi­té Cen­tral del Par­ti­do Comu­nis­ta de Viet­nam

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *