Colom­bia. Abo­ga­do de Iván Cepe­da: Cor­te Supre­ma de Colom­bia rom­pe impu­ni­dad en caso Uribe

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 5 de agos­to de 2020.

El juris­ta Ricar­do Villal­ba des­ta­có la impor­tan­cia de la pre­sen­cia en las Cor­tes de «per­so­nas inde­pen­dien­tes, imparciales».

El abo­ga­do del sena­dor colom­biano Iván Cepe­da, juris­ta Rei­nal­do Villal­ba, ase­gu­ró este mar­tes que, ante la deci­sión de la Cor­te Supre­ma de Jus­ti­cia (CSJ) sobre dic­ta­mi­nar pri­sión domi­ci­lia­ria al expre­si­den­te Álva­ro Uri­be Vélez, la alta ins­tan­cia ha roto “la impu­ni­dad, con­cre­ta­men­te con el tema de la para­po­lí­ti­ca, que en Colom­bia se lla­ma así al com­pro­mi­so de polí­ti­cos con el paramilitarismo».

Las decla­ra­cio­nes del abo­ga­do se pro­du­cen lue­go que la Sala Espe­cial de Ins­truc­ción de la Sala Penal de la CSJ, resol­vie­ra la situa­ción jurí­di­ca del exman­da­ta­rio y sena­dor Uri­be Vélez, con “impo­si­ción de medi­da de ase­gu­ra­mien­to de deten­ción pre­ven­ti­va, como pre­sun­to deter­mi­na­dor de los deli­tos de soborno a tes­ti­go en actua­ción penal y frau­de procesal”.

De acuer­do con el abo­ga­do Villal­ba, en entre­vis­ta al pro­gra­ma Es Noti­cia trans­mi­ti­do por tele­SUR, esta Sala de espe­cial ins­truc­ción de la Cor­te Supre­ma de Jus­ti­cia nació en una recien­te refor­ma Cons­ti­tu­cio­nal en febre­ro de 2018, por lo que es rela­ti­va­men­te nueva.

Villal­ba ase­gu­ró tam­bién que en la Cor­te hay varias inves­ti­ga­cio­nes en torno al sena­dor Uribe.

De acuer­do con el juris­ta, esta ins­tan­cia inci­de en que los magis­tra­dos sí ten­gan un ori­gen dis­tin­to, “y su deci­sión, hay que decir­lo, es una deci­sión des­pués de un pro­ce­so que tar­dó más de dos años en prác­ti­cas per­ma­nen­tes de prue­bas y que tie­nen un acer­vo pro­ba­to­rio bas­tan­te gran­de y muy con­so­li­da­do y es con esas prue­bas y la soli­dez de las mis­mas, que se ha toma­do esta decisión”.

“Uno lo que espe­ra es que las Cor­tes siem­pre estén con­for­ma­das por per­so­nas inde­pen­dien­tes, impar­cia­les, que no sean pro­duc­to de la repar­ti­ja buro­crá­ti­ca”, agregó.

Géne­sis de los cargos

El abo­ga­do Villal­ba expli­có que la Cor­te Supre­ma, antes de que exis­tie­ra esta sala, tomó en febre­ro 2016 la deci­sión de con­si­de­rar que no había méri­to de inves­ti­gar for­mal­men­te al sena­dor Iván Cepe­da, quien había sido denun­cia­do por el expre­si­den­te Uri­be Vélez, en cam­bio orde­na tras­la­dar las copias para inves­ti­gar a Uri­be, en febre­ro 2018.

“En esa mis­ma deci­sión se com­pul­só copias para inves­ti­gar a otras per­so­nas y se abrió un radi­ca­do, pero este pro­ce­so del día de hoy tam­po­co es ese, pues se que­dó en esas fechas y hay una inves­ti­ga­ción abier­ta, des­pués de eso siguie­ron la bús­que­da de tes­ti­gos y la Cor­te deci­dió orde­nar un nue­vo pro­ce­so que es el que hoy el mun­do está cono­cien­do, y se ha toma­do esta deci­sión”, seña­la Villalba.

En este pro­ce­so, acla­ra, hay dos pro­ce­sa­dos, el sena­dor Uri­be y el repre­sen­tan­te de la Cáma­ra, Álva­ro Her­nán Pra­da. Se pre­ten­día con estos tes­ti­gos seña­lar al sena­dor Cepe­da de bus­car tes­ti­mo­nios que seña­la­ran a Uri­be de tener res­pon­sa­bi­li­dad en el para­mi­li­ta­ris­mo, refiere.

“Esto dado a que, cuan­do Cepe­da esta­ba en la Cáma­ra de Repre­sen­tan­tes, como par­te de una misión de Dere­chos Huma­nos (DD.HH.) y cum­plien­do una tarea par­la­men­ta­ria, visi­tó muchí­si­mas cár­ce­les del país para cono­cer la situa­ción de la pobla­ción penal. En ese tra­ba­jo reco­gió denun­cias, decla­ra­cio­nes que entre­gó a las auto­ri­da­des, y den­tro de esas hubo dos que seña­lan a Uri­be Vélez como pro­mo­tor de para­mi­li­ta­ris­mo en Antio­quia y por eso hay un pro­ce­so abier­to en la Cor­te Supre­ma”, acla­ra el abogado.

De acuer­do con el sena­dor Cepe­da, des­de el 2012, cuan­do ini­ció el pro­ce­so, al menos de han pre­sen­ta­do 22 «tes­ti­gos» en su contra.

Al res­pec­to, Villal­ba ase­gu­ró que se ha tra­ta­do de aca­bar la vida polí­ti­ca y, sobre todo, con la labor de defen­sor de DD.HH. del sena­dor Cepe­da, pues ha sido una per­so­na que per­ma­nen­te­men­te ha denun­cia­do las vio­la­cio­nes de dere­chos huma­nos, los abu­sos del poder y “eso ha moles­ta­do al esta­ble­ci­mien­to, y una de las mane­ras que han bus­ca­do per­ma­nen­te­men­te de per­ju­di­car­le es a tra­vés de vin­cu­la­cio­nes arbi­tra­rias a pro­ce­sos pena­les”.
Pro­ce­so actual con­tra Uribe

De acuer­do con el abo­ga­do Rei­nal­do Villal­ba, el sena­dor Uri­be había ren­di­do inda­ga­to­ria a fina­les del año pasa­do, y esta­ba pen­dien­te a la defi­ni­ción de cita­ción jurí­di­ca “que es lo que aca­ba de suceder”.

Ante la recien­te deci­sión de la Cor­te Supre­ma con res­pec­to al sena­dor y expre­si­den­te Álva­ro Uri­be, expli­ca Villal­ba que aho­ra la defen­sa del exman­da­ta­rio tie­ne la posi­bi­li­dad de ape­lar y otra Sala será la que haga el estu­dio y tome una deci­sión, “ahí sí defi­ni­ti­va en rela­ción a esta medi­da de ase­gu­ra­mien­to, y des­pués lo que con­ti­núa es la eta­pa inves­ti­ga­ción formal”.

Según expli­ca, esta eta­pa inves­ti­ga­ti­va debe durar, a par­tir de este jor­na­da has­ta el mes de noviem­bre o prin­ci­pios de diciem­bre, don­de ten­dría que resol­ver­se, por par­te de esta mis­ma Sala, si el sena­dor es lle­va­do a jui­cio de acuer­do con el acer­vo pro­ba­to­rio, “tal y con­for­me como lo ha hecho hoy, que de acuer­do a las prue­bas, con­si­de­ro que había más que méri­tos para tomar la medi­da anunciada”.

En tan­to, refie­re que en pri­sión domi­ci­lia­ria, el sena­dor Uri­be pue­de per­ma­ne­cer un tiem­po máxi­mo de 120 días, que es el pla­zo que tie­ne la Cor­te Supre­ma para cali­fi­car el suma­rio, “dicho de otras pala­bras, es el pla­zo para deci­dir si lla­ma a jui­cio ante otra Sala al sena­dor o no”.

Si no lo hicie­ra, ase­gu­ra el juris­ta, debe dar­le liber­tad por ven­ci­mien­to de tér­mi­nos y hacer un lla­ma­do a jui­cio más tar­de, pero no lo podrá hacer con la per­so­na dete­ni­da. “Esto no impli­ca que se cie­rre el jui­cio”, resal­tó Villalba.

Sobre la vin­cu­la­ción del exman­da­ta­rio colom­biano con el para­mi­li­ta­ris­mo, Villal­ba ase­gu­ró que, en la Cor­te, hay varias inves­ti­ga­cio­nes en torno al sena­dor Uri­be y una de ellas tie­ne que ver con el tema de su pre­sun­ta res­pon­sa­bi­li­dad de con­for­ma­ción o pro­mo­ción de para­mi­li­ta­ris­mo, que está en eta­pa de inves­ti­ga­ción pre­li­mi­nar aún, “pero no se tie­ne cono­ci­mien­to del expediente”.

* Fuen­te: TeleSUR

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Twitter
Facebook
Telegram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *