Argen­ti­na. Caso Facun­do Astu­di­llo Cas­tro: detec­tan ano­ma­lías en el GPS de un patru­lle­ro

Por Manue­la Wilhelm, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 26 de agos­to de 2020.

La pre­sión de la que­re­lla sobre la Fis­ca­lía sur­tió efec­to y avan­za la cau­sa por des­apa­ri­ción for­za­da de Facun­do. Ayer, mar­tes, alla­na­ron la sede de la Uni­dad Poli­cial de Pre­ven­ción Local de Bahía Blan­ca por orden de la fis­ca­lía lue­go de que Asun­tos Inter­nos de la Poli­cía pro­vin­cial infor­ma­ra que por geo­lo­ca­li­za­ción detec­ta­ron que el 8 de mayo un patru­lle­ro se detu­vo en el can­gre­jal de Villa­rino Vie­jo duran­te 35 minu­tos, a sólo 800 metros de don­de fue­ron halla­dos los res­tos huma­nos que son peri­ta­dos. Esto ocu­rrió el mis­mo día que la poli­cía Sio­ma­ra Flo­res des­ins­ta­ló la apli­ca­ción de Whatsapp de su telé­fono, cuan­do toda­vía el caso no toma­ba rele­van­cia públi­ca. 

Las seña­les de GPS emi­ti­das por el móvil patru­lle­ro Toyo­ta Etios, asig­na­do a la Uni­dad Poli­cial de Pre­ven­ción Local (UPPL) de Bahía Blan­ca mues­tran un reco­rri­do efec­tua­do el 8 de mayo pasa­do, varios kiló­me­tros ale­ja­do de su ruti­na y en cer­ca­nías del lugar don­de se pro­du­jo el hallaz­go de res­tos huma­nos el 15 de agos­to pasa­do. Una ano­ma­lía que no pasó des­aper­ci­bi­da por la Direc­ción Gene­ral de Asis­ten­cia Ope­ra­cio­nal del Minis­te­rio de Segu­ri­dad de la Pro­vin­cia de Bue­nos Aires.

Ese móvil hizo un reco­rri­do ‘inusual y sos­pe­cho­so’ el 8 de mayo, y se detu­vo duran­te 35 minu­tos a 800 metros del lugar don­de el 15 de este mes se encon­tró el esque­le­to”, apun­ta el fis­cal. A su vez, Mar­tí­nez pre­ci­só: “se dejó con­sig­na­do que se advier­ten ano­ma­lías en los regis­tros, en cuan­to a que en la ruti­na que esta­ba cum­plien­do el móvil la secuen­cia de geo­rre­fe­ren­cia­ción da un ‘sal­to’ de más de 10 kiló­me­tros en 41 segun­dos, para vol­ver con otro ‘sal­to’ lue­go de tres horas 38 segun­dos al reco­rri­do de ruti­na en ape­nas 28 segun­dos“.

La infor­ma­ción se des­pren­de del infor­me de Asun­tos Inter­nos res­pec­to de la geo­lo­ca­li­za­ción por AVL de la tota­li­dad de los móvi­les que se hubie­ran posi­cio­na­do sobre la zona com­pren­di­da entre las coor­de­na­das ‑38. 752532 ‑62.448676, ruta Nacio­nal N° 3, entre las loca­li­da­des de Tenien­te Ori­go­ne y Gene­ral Daniel Cerri y sus adya­cen­cias, des­de el 30 de abril al 15 de agos­to pasa­dos.

Por tal moti­vo, a soli­ci­tud de la fis­ca­lía, la jue­za fede­ral Gabrie­la Marrón orde­nó el alla­na­mien­to del domi­ci­lio don­de fun­cio­na el pues­to de poli­cía men­cio­na­do, jun­to con el secues­tro del móvil refe­ren­cia­do, con el obje­to de pro­ce­der a su regis­tro y pos­te­rior peri­cia del fun­cio­na­mien­to del GPS, como así tam­bién la incau­ta­ción de los libros de guar­dia de dicho des­ta­ca­men­to, para que sur­jan los movi­mien­tos y los agen­tes que pres­ta­ron ser­vi­cio o tenían asig­na­do el móvil el 8 de mayo pasa­do, los telé­fo­nos celu­la­res per­te­ne­cien­tes a esos efec­ti­vos poli­cia­les, los dis­po­si­ti­vos elec­tró­ni­cos del lugar, handys, ano­ta­cio­nes y cual­quier otro ele­men­to que pue­da resul­tar de estric­to inte­rés para la inves­ti­ga­ción.

A su vez, la fis­ca­lía orde­nó una bate­ría de medi­das a fines de indi­vi­dua­li­zar los vehícu­los y per­so­nas que cir­cu­la­ron en la zona del hallaz­go de los res­tos. En pri­mer lugar, a reque­ri­mien­to de la que­re­lla ins­ti­tu­cio­nal se soli­ci­tó al Sis­te­ma de Pre­ven­ción de Villa­rino (SIPREVI) que remi­tie­ra las gra­ba­cio­nes por el perío­do com­pren­di­do entre el 10 y el 16 de agos­to pasa­dos de las cáma­ras de video dis­pues­tas en el kiló­me­tro 714 de la Ruta Nacio­nal Nº 3. Asi­mis­mo, se requi­rió a la Plan­ta de Repo­ten­cia­ción de Gas ubi­ca­da en esa zona que infor­ma­ra si poseía cáma­ras de segu­ri­dad y, en ese caso, que acom­pa­ña­ra las gra­ba­cio­nes corres­pon­dien­tes al perío­do de tiem­po seña­la­do. Ade­más, se requi­rió a la Comi­sión Nacio­nal Aero­es­pa­cial (CONAE) que acom­pa­ña­ra las lec­tu­ras corres­pon­dien­tes a los saté­li­tes del 30 de abril pasa­do en la zona ale­da­ña a las loca­li­da­des de Mayor Bura­to­vich y Tenien­te Ori­go­ne.

Decla­ra­cio­nes de la que­re­lla

El día de ayer, mien­tras fina­li­za­ba la autop­sia rea­li­za­da en el labo­ra­to­rio del Equi­po de Antro­po­lo­gía Foren­se (EAAF) al cuer­po halla­do en Villa­rino Vie­jo, la fis­ca­lía a car­go de San­tia­go Ulpiano Mar­tí­nez moto­ri­zó en un día más actua­cio­nes que las rea­li­za­das en los dos meses de inves­ti­ga­ción. Cuan­do el abo­ga­do Lean­dro Peret­to salió de la autop­sia expre­só: “hay una serie impre­sio­nan­te de medi­das de prue­ba que el señor fis­cal se ha dig­na­do a rea­li­zar”. En la mis­ma línea, con­si­de­ró que cam­bió el cri­te­rio de la fis­ca­lía: “creo que se ha des­per­ta­do y que ha sen­ti­do que abo­nar la teo­ría del acci­den­te es una aven­tu­ra jurí­di­ca impo­si­ble de asu­mir”. Ade­más con­clu­yó: “la enor­me can­ti­dad de prue­ba que se pro­ve­yó en el día de la fecha y que se cono­ce­rán en las pró­xi­mas horas están todas orien­ta­das a la des­apa­ri­ción for­za­da de Facun­do”.

Hoy a par­tir de las 9 con­ti­nua­rán los tra­ba­jos en la sede de la Poli­cía Cien­tí­fi­ca de la PFA, en Par­que Patri­cios, para exa­mi­nar el mate­rial no bio­ló­gi­co reco­lec­ta­do jun­to al cuer­po esque­le­ti­za­do que se ter­mi­nó de peri­tar hoy. Los abo­ga­dos ade­lan­ta­ron que el infor­me sobre las cau­sas de muer­te esta­ría lis­to “en un pla­zo de 30 a 60 días“, mien­tras que la iden­ti­fi­ca­ción gené­ti­ca del cadá­ver a car­go del EAAF de Cór­do­ba esta­ría a par­tir del 5 de sep­tiem­bre.

De esta mane­ra, en el caso que los res­tos corres­pon­dan a Facun­do, la infor­ma­ción del tra­ba­jo foren­se jun­to con los datos de la geo­lo­ca­li­za­ción del patru­lle­ro será esen­cial para saber qué fue lo que suce­dió entre la poli­cía bonae­ren­se y Facun­do Cas­tro lue­go de ser dete­ni­do entre las 15.30 y las 16 por un móvil poli­cial al cos­ta­do de la ruta 3 en Mayor Bura­to­vich, a 30 kiló­me­tros de su casa en Pedro Luro.

Cabe des­ta­car que los abo­ga­dos de la que­re­lla advir­tie­ron que corre peli­gro la inte­gri­dad de los tres tes­ti­gos veci­nos de Pedro Luro, que decla­ra­ron haber vis­to a Facun­do en esta situa­ción el día 30 de abril, ya que están sien­do obje­to de segui­mien­tos por par­te de patru­lle­ros de la Bonae­ren­se.

8 de mayo: un día cla­ve en la des­apa­ri­ción for­za­da de Facun­do

La que­re­lla reco­lec­tó enor­me y valio­sa can­ti­dad de prue­bas para sos­te­ner que tras la des­apa­ri­ción for­za­da de Facun­do se puso un mar­cha un pro­ce­di­mien­to de encu­bri­mien­to. Un dato a des­ta­car es que el 8 de mayo es el día en que el GPS del móvil poli­cial de la UPPL de Bahía Blan­ca se detie­ne a 800 metros del lugar don­de se encon­tró el cuer­po esque­le­ti­za­do duran­te 35 minu­tos, y es el mis­mo día en que la poli­cía Sio­ma­ra Flo­res des­ac­ti­va la apli­ca­ción de Whatsapp de su telé­fono celu­lar.

Flo­res es her­ma­na de la tam­bién poli­cía Jana Jen­ni­fer Curuhin­ca, quien jun­to a Mario Gabriel Sosa fue­ron quie­nes detu­vie­ron al joven de 23 años en la ruta 3 el 30 de abril a las 10 de la maña­na. Gra­cias al sis­te­ma de aná­li­sis UFED, recien­te­men­te se pudie­ron obte­ner las trans­crip­cio­nes de los diá­lo­gos entre Jana Jen­ni­fer Curuhin­ca y Mario Gabriel Sosa, entre Sosa y Flo­res, y entre Curuhin­ca y alguien agen­da­do como Con­tra Alee, don­de a tra­vés de Whatsapp los efec­ti­vos se auto incri­mi­nan y demues­tran su preo­cu­pa­ción por la inves­ti­ga­ción en cur­so sobre sus actua­cio­nes. Esta reco­pi­la­ción se logró de mane­ra par­cial ya que más del 80% de los audios e imá­ge­nes fue­ron borra­das.

Sio­ma­ra Flo­res decla­ró un mes des­pués de ini­cia­da la bús­que­da de Facun­do Cas­tro que a las 12.30 de ese 30 de abril “casual­men­te” con­du­cía su auto cuan­do ve a Facun­do y deci­de dete­ner­se, y lo lle­va a Ori­go­ne, don­de según ella Facun­do le pide: “No le digas nada a mi mamá”. Cris­ti­na Cas­tro toma cono­ci­mien­to de este rela­to a los 49 días, cuan­do el 18 de junio acom­pa­ña­da de su abo­ga­do Luciano Peret­to se diri­gía a la comi­sa­ría de Mayor Bura­to­vich para par­ti­ci­par del pri­mer ope­ra­ti­vo para bus­car a Facun­do. Pero ahí es cuan­do jus­to en la entra­da a la loca­li­dad cin­co móvi­les poli­cia­les se les cru­zan e impi­den avan­zar al fur­gón uni­dad cani­na (K‑9) hacia la comi­sa­ría para rea­li­zar los ras­tri­lla­jes, y en ese momen­to apa­re­ce el sub­co­mi­sa­rio Pablo Regui­lón (quien lue­go fue­ra apar­ta­do de su car­go por ame­na­zar al Dr. Luciano Raúl Peret­to). El sub­co­mi­sa­rio le dice a Cris­ti­na: “Seño­ra usted no tie­ne nada que hacer de aquí”, y de pron­to, apa­re­ce la poli­cía Sio­ma­ra que le cuen­ta a Cris­ti­na que lle­vó a Facun­do has­ta Ori­go­ne, pero, ante pre­gun­tas lógi­cas de Cris­ti­na, le con­tes­ta: “no pue­do hablar con usted por orden de mis supe­rio­res”.

“Esta­mos denun­cian­do que (a Facun­do) lo des­apa­re­cie­ron entre las 15.30 16 hs del 30 de abril; no le cree­mos a Gon­zá­lez, no le cree­mos a Sosa, no le cree­mos a Flo­res ni a Curruhin­ca, no le cree­mos a Ber­ni ni a nadie”, expre­só Lean­dro Apa­ri­cio en una con­fe­ren­cia de pren­sa impro­vi­sa­da en el sali­tral de Villa­rino Vie­jo, tras el ope­ra­ti­vo para pro­te­ger y tras­la­dar los res­tos al EAAF. “Fue plan­ta­do o lo tra­jo la corrien­te, para noso­tros fue ase­si­na­do el 30 de abril”, sen­ten­ció el letra­do.

Des­de el pri­mer momen­to del hallaz­go del cuer­po esque­le­ti­za­do en el can­gre­jal de Villa­rino Vie­jo el 15 de agos­to, la que­re­lla con­for­ma­da por la mamá de Facun­do Cas­tro y sus abo­ga­dos, Lean­dro Apa­ri­cio y Lean­dro Peret­to, sos­tie­nen que la poli­cía bonae­ren­se está detrás del cri­men de des­apa­ri­ción for­za­da y soli­ci­ta­ron la deten­ción de 11 efec­ti­vos poli­cia­les que fue recha­za­da por la jue­za Marrón. Esta sema­na al fin la pre­sión ejer­ci­da con el acom­pa­ña­mien­to de orga­ni­za­cio­nes de dere­chos huma­nos, median­te pro­nun­cia­mien­tos, y la orga­ni­za­ción de movi­li­za­cio­nes en las calles logró que la fis­ca­lía dis­pon­ga los reque­ri­mien­tos que había rea­li­za­do la que­re­lla para saber qué hizo la bonae­ren­se con Facun­do Astu­di­llo Cas­tro.

Fuen­te: AnRed

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *