Argen­ti­na. La cau­sa de espio­na­je reve­la el rol que cum­plió la AFI en el caso de San­tia­go Maldonado

Por Nés­tor Espó­si­to. Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 28 julio, 2020 

Cam­bie­mos espia­ba a la comu­ni­dad mapu­che antes, duran­te y des­pués de la des­apa­ri­ción y muer­te del joven. Los infor­mes bus­ca­ron vin­cu­lar a la RAM con la Tupac Ama­ru, las Madres de Pla­za de Mayo y la ETA.

La AFI de Cam­bie­mos espió a la comu­ni­dad mapu­che antes, duran­te y des­pués de la des­apa­ri­ción y muer­te de San­tia­go Mal­do­na­do. Bus­ca­ron vin­cu­lar a la Resis­ten­cia Ances­tral Mapu­che (RAM) con el kirch­ne­ris­mo. Y uti­li­za­ron la figu­ra de la actual minis­tra de Muje­res, Géne­ros y Diver­si­dad, Eli­za­beth Gómez Alcor­ta, para rela­cio­nar a la RAM tam­bién con Mila­gro Sala. De acuer­do con esos infor­mes secre­tos, los mapu­ches tuvie­ron apo­yo y finan­cia­mien­to de la Uni­ver­si­dad Madres de Pla­za de Mayo. Víncu­los con el anar­quis­mo inter­na­cio­nal, los movi­mien­tos de apo­yo a los rebel­des del Kur­dis­tán y entre­na­mien­to de las FARC y los sepa­ra­tis­tas vas­cos de ETA. El entre­na­mien­to incluía cómo ocul­tar­se de la visión de los dro­nes. ¿Por qué? Hay una úni­ca res­pues­ta posi­ble: por­que los dro­nes eran uti­li­za­dos para espiarlos.

Todo pare­ce un deli­rio. Pero for­ma par­te de la inves­ti­ga­ción que tra­mi­ta en los tri­bu­na­les fede­ra­les de Lomas de Zamo­ra por espio­na­je ile­gal, a la que tuvo acce­so Tiem­po.

La RAM –dice el infor­me de inte­li­gen­cia– “uti­li­za la vio­len­cia como meto­do­lo­gía úni­ca de pro­tes­ta. Sue­ñan con un Esta­do mapu­che autár­qui­co en la Pata­go­nia. Algu­nos de sus miem­bros fue­ron ava­la­dos por el kirch­ne­ris­mo, habrían reci­bi­do el apo­yo finan­cie­ro de la Uni­ver­si­dad Madres de Pla­za de Mayo o el Ins­ti­tu­to de Asun­tos Indí­ge­nas, y la izquier­da setentista”.

El refe­ren­te de la RAM, según el infor­me, era Facun­do Jones Hua­la. “Se pudo esta­ble­cer que la abo­ga­da Eli­za­beth Gómez Alcor­ta defen­dió a Jones Hua­la. En la actua­li­dad, Gómez Alcor­ta inte­gra el equi­po de defen­sa de Mila­gro Sala”.

El 7 de agos­to de 2017, seis días des­pués de la des­apa­ri­ción de San­tia­go Mal­do­na­do, el enton­ces espía Lean­dro Ara­que le seña­ló a su cole­ga Jor­ge “Tur­co” Sáez: “Fija­te que la abo­ga­da del mapu­che Jones Hua­la, que está pre­so en Chu­but, es la mis­ma abo­ga­da que tie­ne Mila­gro Sala. Ahí tenés la rela­ción entre los mapu­ches del RAM y la gen­te de la Tupac Ama­ru. Me lo pasa ese Gus­ta­vo del sur”.

San­tia­go Mal­do­na­do des­apa­re­ció el 1 de agos­to de 2017. Seis días más tar­de, en un chat, Sáez le con­tó a Ara­que una ver­sión has­ta enton­ces des­co­no­ci­da: “Se tuvo infor­ma­ción de una fuen­te con­fia­ble que el mis­mo había par­ti­ci­pa­do hace apro­xi­ma­da­men­te una sema­na jun­to a tres suje­tos enca­pu­cha­dos del ata­que a un pues­to de una estan­cia. El pues­te­ro se habría resis­ti­do apu­ña­lan­do a uno de ellos y ponién­do­los en fuga. En ese con­tex­to, no des­car­ta que el heri­do sea el joven desaparecido”.

Ara­que le anun­ció a Sáez: “Die­go te va a pre­gun­tar”. Pare­ce refe­rir­se a Die­go Dal­mau Perey­ra, por enton­ces jefe de Con­tra­in­te­li­gen­cia de la AFI. Nue­ve días más tar­de, el 16 de agos­to, la minis­tra de Segu­ri­dad, Patri­cia Bull­rich, con­tó la hipó­te­sis ante el Sena­do. Aho­ra se sabe que su fuen­te fue un infor­me de inte­li­gen­cia ilegal.

El 6 de sep­tiem­bre Ara­que le anun­ció por WhatsApp a quien en los hechos era su jefe, Alan Ruiz: “El lunes a la noche está en Bai­res el mucha­cho del sur. Te va a lla­mar Susa­na por un mucha­cho del sur que según me dice pue­de servir”.

El “mucha­cho del sur” es el mis­mo que pasó el dato sobre Gómez Alcor­ta. “Susa­na” es Mar­ti­nen­go, la exen­car­ga­da de docu­men­ta­ción, con des­pa­cho en la Casa Rosa­da y con­fe­sa depen­den­cia direc­ta de Mau­ri­cio Macri.

La inte­li­gen­cia ile­gal sobre los mapu­ches, según docu­men­ta­ción secues­tra­da en el telé­fono de Ara­que, tie­ne un pri­mer infor­me fecha­do el 28 de noviem­bre, cuan­do le envió a “Susi” un docu­men­to en for­ma­to Word titu­la­do “Mapu­ches y petro­le­ras”. Ara­que lo reco­no­ce como “un infor­me nues­tro”. Y rela­ta supues­tos “víncu­los entre comu­ni­da­des mapu­ches e YPF para des­vío de fon­dos del Estado”.

El 21 de noviem­bre de 2017, cha­tea­ron por WhatsApp los exes­pías Sáez, su hija Belén y Ara­que, sobre la base de otro docu­men­to titu­la­do “Gru­pos Con­flic­ti­vos”. Se tra­ta de un infor­me exten­so con un índi­ce: “Ante­ce­den­tes his­tó­ri­cos Mapu­ches; (CAM); Refe­ren­tes CAM; (RAM); Refe­ren­tes RAM; Face­book y pági­nas de inter­net; Pasos fronterizos”.

El repor­te indi­ca que la CAM “es una orga­ni­za­ción polí­ti­ca y comu­ni­ta­ria que rei­vin­di­ca la auto­no­mía del pue­blo mapu­che res­pec­to al esta­do de Chi­le y cuyos méto­dos han sido cali­fi­ca­dos de terrorismo”.

La CAM tie­ne su par en la Argen­ti­na, la RAM, que “es un gru­po radi­ca­li­za­do que cree en la lucha arma­da como medio para lle­var ade­lan­te su recla­mo por las tierras”.

Sobre Facun­do Jones Hua­la, su her­mano Fer­nan­do, Roge­lio Fer­mín (“refe­ren­te de la comu­ni­dad Vuel­ta del Río”) y Moi­ra Millán, hay fotos y fichas per­so­na­les con todos sus datos.

En 106 pági­nas, el lega­jo expli­ca que la CAM y la RAM “tie­nen pun­tos de con­tac­to en común a tra­vés de redes socia­les, inter­cam­bio de infor­ma­ción, diri­gen­tes que cru­zan las fron­te­ras por vías no habilitadas”.

El docu­men­to men­cio­na “sos­pe­chas de que sec­to­res polí­ti­cos impor­tan­tes a nivel nacio­nal y ONG extran­je­ras finan­cian par­te de sus acti­vi­da­des. (…) Se detec­ta­ron men­sa­jes a tra­vés de los ser­vi­cios de Tele­gram y WhatsApp en los que hay diá­lo­gos que demues­tran una coor­di­na­ción ya con­so­li­da­da entre los gru­pos, que bajo con­sig­nas de que­rer con­for­mar una nación mapu­che, con­tra la opre­sión capi­ta­lis­ta y la extran­je­ri­za­ción de tie­rras, están come­tien­do todo tipo de ilícitos”.

fuen­te: Tiem­po Argentino

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *