Argen­ti­na. Quié­nes son los due­ños de las 50 mayo­res for­tu­nas y cuán­to tienen

Por Nata­lí Ris­so, 23 de julio de 2020.

Sólo por el valor del patri­mo­nio decla­ra­do, suman u$s 46.600 millo­nes. Bulghe­ro­ni, Gal­pe­rín, Roc­ca, Perez Com­panc y Roem­mers enca­be­zan la lis­ta. Suman, entre los cin­co, 18.100 millo­nes. Macri, rele­ga­do al pues­to 20.

En medio del deba­te públi­co acer­ca del impues­to a las gran­des for­tu­nas, salió a la luz una nue­va edi­ción del Ran­king For­bes: quié­nes son y cuán­to tie­nen los 50 argen­ti­nos más ricos. Los inte­gran­tes de la lis­ta acu­mu­lan, al 31 de mayo, una rique­za de 46.440 millo­nes de dóla­res, una cifra 20 por cien­to menor que en 2019. La baja, según la revis­ta, fue resul­ta­do de la caí­da de casi el 50 por cien­to de mer­ca­do bur­sá­til local tras el resul­ta­do de las elec­cio­nes pri­ma­rias de agos­to de 2019.

Tres momen­tos históricos

Apa­re­cen por lo menos tres momen­tos de la his­to­ria argen­ti­na en el lis­ta­do publi­ca­do por la Revis­ta For­bes: por un lado, los gru­pos eco­nó­mi­cos tra­di­cio­na­les que cre­cie­ron en los 80 y se for­ta­le­cie­ron con las pri­va­ti­za­cio­nes de los 90. “La bur­gue­sía más clá­si­ca de Bulghe­ro­ni, Perez Com­panc o Roc­ca«, los deno­mi­na Lean­dro Nava­rro, inves­ti­ga­dor sobre gran­des empre­sas y eli­tes económicas. 

El aca­dé­mi­co dis­tin­gue a un segun­do gru­po que cre­ció duran­te la pos­con­ver­ti­bi­li­dad, como el Gru­po Insud, más liga­do a la idea de un capi­ta­lis­mo nacio­nal y, final­men­te, un nue­vo emer­gen­te del capi­ta­lis­mo rela­cio­na­do a los pro­ce­sos de finan­cie­ri­za­ción, e‑commerce y fin­tech, como Mar­cos Galperín.

Los 50 miem­bros de la lis­ta ori­gi­nan alre­de­dor del 14 por cien­to del PBI por sus par­ti­ci­pa­cio­nes en múl­ti­ples empre­sas. Den­tro de los pri­me­ros diez ape­lli­dos están la fami­lia Bulghe­ro­ni, due­ña de la petro­le­ra Pan Ame­ri­can Energy Group, con una rique­za de 5.400 millo­nes de dóla­res. Le sigue en la lis­ta Mar­cos Gal­pe­rin, fun­da­dor de Mer­ca­do­Li­bre, al que le compu­tan un patri­mo­nio de 4.200 millo­nes de dóla­res. En ter­cer lugar apa­re­ce Pao­lo Roc­ca y fami­lia, del gru­po Techint , con 3.400 millo­nes de dóla­res.

El res­to del pelo­tón está enca­be­za­do por el hol­ding fami­liar Pérez Com­panc, con Gre­go­rio «Goyo» a la cabe­za, y una for­tu­na cal­cu­la­da en 2.700 millo­nes de dóla­res. Detrás vie­nen dos figu­ras que se han hecho fuer­te en el nego­cio de la indus­tria far­ma­céu­ti­ca, como Alber­to Roem­mers (u$s 2.400 millo­nes) y la pare­ja Hugo Sigman/​Silvia Gold (u$s 2.000 millo­nes), ade­más con­tro­lan­tes del gru­po Insud (con más de diez empre­sas que la integran). 

Todos ellos sufrie­ron caí­das en sus for­tu­nas en dóla­res este año, sal­vo Gal­pe­rín que obtu­vo el mayor cre­ci­mien­to patri­mo­nial del año (68 por cien­to)

Detrás de ellos, com­ple­tan el top-ten Jor­ge Pérez (con­do­mi­nios en Mia­mi y Puer­to Made­ro), la fami­lia Werthein, Edith Rodrí­guez (viu­da de Luis Rey, Plus­pe­trol), y Eduar­do Eurnekian.

Entre otros nom­bres que apa­re­cen en el lis­ta­do está el de Mau­ri­cio Macri y su fami­lia que, si bien tuvie­ron su déca­da de oro en los 90, acu­mu­lan una rique­za de 540 millo­nes de dóla­res y ocu­pan el vigé­si­mo pues­to. Tam­bién figu­ran en esa nómi­na exclu­si­ví­si­ma Luis Paga­ni y fami­lia (gru­po Arcor), Fran­cis­co de Nar­váez, Nico­lás Capu­to, la fami­lia Braun, Eduar­do Eur­ne­kian, Jor­ge Bri­to, Alfre­do Coto, Héc­tor Mag­net­to, Clau­dio Belo­co­pitt (Swiss Medi­cal), Enri­que Eske­na­zi, los Born, los Bla­quier, y un nom­bre que des­pier­ta pasio­nes muy dife­ren­tes a los has­ta acá nom­bra­dos: Lio­nel Messi.

El blin­da­je

El lis­ta­do de For­bes se con­for­ma en fun­ción de los valo­res bur­sá­ti­les de las empre­sas de las que son due­ños o tie­nen par­ti­ci­pa­ción, más el valor de acti­vos decla­ra­dos. No así los acti­vos finan­cie­ros no decla­ra­dos, en el país o el exte­rior, ni los bie­nes que poseen a nom­bre de fon­dos fidu­cia­rios, socie­da­des off sho­re y otros meca­nis­mos de elu­sión y eva­sión, tan fre­cuen­te en la cla­se domi­nan­te en la Argentina.

«Avan­zar tri­bu­ta­ria­men­te sobre estos acto­res impli­ca jus­ti­cia dis­tri­bu­ti­va pero tam­bién nos per­mi­ti­ría ingre­sar en un sen­de­ro de desa­rro­llo para modi­fi­car la estruc­tu­ra pro­duc­ti­va y mejo­rar nues­tros indi­ca­do­res socia­les», opi­na Itai Hagman,el dipu­tado nacio­nal del Fren­te de Todos. «Hay un mito que se ins­ta­ló en la Argen­ti­na que es que el Esta­do sub­si­dia prin­ci­pal­men­te a los pobres, pero la reali­dad es que sub­si­dia fuer­te­men­te a los ricos», agrega.

Poner­le nom­bre a los empre­sa­rios can­di­da­tos a ver­se afec­ta­dos y que en su mayo­ría renie­gan del tra­ta­mien­to del impues­to para finan­ciar la pan­de­mia, da lugar a la refle­xión de por qué en otros paí­ses el com­por­ta­mien­to resul­ta tan dis­tin­to, como es el caso de los 83 «Millo­na­rios por la huma­ni­dad» que escri­bie­ron una car­ta al G20 para exhor­tar a los gobier­nos a que les cobren más impuestos

«El poder real de la eli­te argen­ti­na es mucho mayor que el poder estruc­tu­ral o la posi­ción que ocu­pan en la estruc­tu­ra eco­nó­mi­ca como gran­des emplea­do­res, con con­trol de empre­sas cla­ves y eso hace que sea mucho más difi­cil avan­zar sobre ella», seña­la Lean­dro Navarro. 

«El poder real o ins­tru­men­tal es la rela­ción que esta­ble­cen entre el mun­do eco­nó­mi­co y el polí­ti­co, ya sea vía la par­ti­ci­pa­ción en finan­cia­mien­to de cam­pa­ñas, capa­ci­dad de lobby o bien for­man­do par­te del gobierno en el caso del macris­mo. Las empre­sas dedi­can muchos recur­sos a tener gen­te en car­gos para hacer lobby», con­clu­ye Navarro.

* Fuen­te: Pági­na 12

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *