La cár­cel de Soto del Real toma repre­sa­lias con­tra un pre­so por hablar con la pren­sa – La otra Andalucía

El direc­tor de la cár­cel de Soto del Real comu­ni­có el pasa­do vier­nes 5 de junio, la deci­sión de tras­la­do al interno pre­ven­ti­vo Juan Anto­nio Rodrí­guez Flo­res a otra pri­sión (Naval­car­ne­ro) por comu­ni­car datos fal­sos a los medios de comu­ni­ca­ción y poder cons­ti­tuir un peli­gro para el gobierno de la pri­sión. Este hecho coin­ci­de con la publi­ca­ción en diver­sos medios de comu­ni­ca­ción de las denun­cias de la fami­lia del interno por las defi­cien­tes con­di­cio­nes de vida en la cár­cel y el gra­ve ries­go para su salud.

El cam­bio de pri­sión fue comu­ni­ca­do horas des­pués de que Juan Anto­nio man­tu­vie­ra una reu­nión por video­con­fe­ren­cia con el juez de vigi­lan­cia peni­ten­cia­ria núme­ro dos de Madrid, al cual se le infor­mó de las ame­na­zas que reci­bió del pro­pio Direc­tor y por el que fue adver­ti­do por los abo­ga­dos de esta per­so­na pre­sa, que he inter­pues­to la que­ja judi­cial en ese juzgado.

Es una deci­sión injus­ta e ile­gal. “Se con­si­de­ra que el tras­la­do es un paso más en el inten­to de la pri­sión para que no se conoz­ca la res­pon­sa­bi­li­dad de la cár­cel en las nume­ro­sas negli­gen­cias y vul­ne­ra­cio­nes de dere­chos que se comen­ten en esta cár­cel”, expli­ca la abo­ga­da de la pla­ta­for­ma y pre­si­den­ta de APROCRIV, Ana Isa­bel Peña Calleja.

Ante­ce­den­tes

El con­flic­to entre Juan Anto­nio Rodrí­guez y la direc­ción de la cár­cel de Soto del Real se remon­ta al momen­to en que esta per­so­na se encon­tra­ba enfer­mo y no fue aten­di­do debi­da­men­te por los ser­vi­cios médi­cos de la cár­cel. Tal y como él expli­ca: la fal­ta de aten­ción médi­ca le pro­vo­có una tumo­ra­ción en una de sus pier­nas, que estu­vo a pun­to de ser ampu­tada, por lo que final­men­te fue ope­ra­do de urgen­cias en el Hos­pi­tal Gre­go­rio Marañón.

La deman­da por negli­gen­cia médi­ca con­tra la pri­sión supu­so para la cár­cel al pago de una indem­ni­za­ción y el reco­no­ci­mien­to de una retri­bu­ción mone­ta­ria por inca­pa­ci­dad tem­po­ral de por vida para Juan Antonio.

A par­tir de la inter­po­si­ción de esa deman­da, la vida de esta per­so­na pre­sa, con­si­de­ra­do has­ta ese momen­to como un pre­so modé­li­co, se vol­vió un infierno. Se le des­pi­dió del tra­ba­jo que pres­ta­ba en el poli­de­por­ti­vo de la cár­cel, hecho que fue recu­rri­do ante el juz­ga­do, se le cam­bia con­ti­nua­men­te de módu­lo y ha sido san­cio­na­do en diver­sas oca­sio­nes, has­ta por cues­tio­nes míni­mas como es defen­der sus legí­ti­mos derechos.

Ade­más, este caso no es un hecho ais­la­do; la fal­ta de aten­ción médi­ca a otro pre­so del módu­lo VII deri­vó en un cán­cer de estó­ma­go; lo que supon­drá la inter­po­si­ción de otra deman­da por negli­gen­cia médica.

San­ción por hablar con la prensa

Para la abo­ga­da de la pla­ta­for­ma de fami­lias de pre­sos, Pri­sio­nes Dig­nas, y pre­si­den­ta de APROCRIV, Ana Isa­bel Peña Calle­ja, el tras­la­do de Juan Anto­nio vul­ne­ra cla­ra­men­te los dere­chos fun­da­men­ta­les y cons­ti­tu­cio­na­les de esta per­so­na. “Ade­más de ser un ata­que a la liber­tad de los pre­sos (la infor­ma­ción es cier­ta y está aba­la­da por una sen­ten­cia con­de­na­to­ria con­tra la cár­cel), no se pue­de san­cio­nar a nadie por ejer­cer su dere­cho a la liber­tad de expre­sión y de hablar con pro­fe­sio­na­les de los medios de comu­ni­ca­ción cuan­tas veces quiera”.

Fuen­te: www​.lahai​ne​.org

Latest posts by Otros medios (see all)

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *