Argen­ti­na. El Trin­che Caro­lo­vich, Gue­va­ra, San­tu­cho, des­obe­de­cer a los Sta­lin y hacer lo impo­si­ble

Por Eduar­do Pas­to­ri, Resu­men lati­no­ame­ri­cano, 18 mayo 2020

Hace pocos días mata­ron al Trin­che Car­lo­vich de un gol­pe en la cabe­za para robarle,en una ciu­dad don­de la inse­gu­ri­dad está liga­da al apa­ra­to esta­tal, la poli­cía y el nar­co­trá­fi­co. Su padre había lle­ga­do al país en la déca­da del 30, des­de una Yugos­la­via don­de lue­go el maris­cal Tito sería el úni­co comu­nis­ta que se atre­ve­ría a des­obe­de­cer a Sta­lin y toma­ría el poder cons­tru­yen­do un socia­lis­mo que le per­mi­tió una alta cali­dad de vida a millo­nes.

La gente se acuerda: un adiós al Trinche Carlovich | ctxt.es

Cuan­do se ente­ra­ron de su muer­te, los admi­ra­do­res del Trin­che comen­za­ron a rom­per todo y la poli­cía que inten­tó repri­mir, lue­go tuvo que reple­gar­se, y el gobierno de Rosa­rio teme­ro­so de que rom­pie­ran toda la ciu­dad, tuvo que per­mi­tir que lo des­pi­die­ran en un velo­rio a esta­dio lleno en ple­na cua­ren­te­na. El Trin­che era una mez­cla de Mara­do­na, Mes­si, Che Gue­va­ra y San­tu­cho; tal vez por ser zur­do y Rosa­rino como ellos,podía lograr lo impo­si­ble, gam­be­tea­ba a todos, les hacia caños y los espe­ra­ba para hacer­les caño de vuel­ta, lle­va­ba la pelo­ta «pega­da» al cuerpo,casi no toca­ba el piso, impo­si­ble de qui­tar; gene­ra­ba tal pasión que tenían que regre­sar­lo a la can­cha des­pués de ver la roja o jugar aún cuan­do se olvi­da­ba el docu­men­to, por pedi­do has­ta de la hin­cha­da con­tra­ria. Tuvo su mejor momen­to cuan­do con una selec­ción de Rosa­rio le ganó a la selec­ción nacio­nal 3 a 1 pegán­do­le un terri­ble bai­le, o cuan­do salió cam­peón con Cen­tral Cór­do­ba. A esta altu­ra sal­tan pre­gun­tas inevi­ta­bles, ¿como pue­de ser que un per­so­na­je así pasa­ra des­co­no­ci­do? ¿Como no se hizo millo­na­rio y famo­so? ¿Como no jugó en algún club gran­de o salió cam­peón mun­dial con la selec­ción argen­ti­na? ¿Por qué no hay regis­tros fíl­mi­cos (tan solo fotos) de esas haza­ñas? Tal vez la indis­ci­pli­na, des­tino o mala suer­te; tal vez casi nun­ca fue con­vo­ca­do a la selec­ción por excén­tri­co. Solo tene­mos la cer­te­za de que como el Trin­che era del PRT y muy rebel­de, aun­que tuvo varios ofre­ci­mien­tos de gran­des clu­bes euro­peos y loca­les, los recha­zó por los mis­mos moti­vos que lle­va­ron a estos a con­ver­tir­se en gran­des nego­cios capi­ta­lis­tas. Car­lo­vich eli­gió que­dar­se en el barrio y dis­fru­tar el fút­bol con ami­gos; fué sím­bo­lo del país que pode­mos ser y no fuimos,un país tan injus­to y des­igual, con millo­na­rios y enor­mes rique­zas , capaz de fabri­car en 45 días un quit para tes­tear el coro­na­vi­rus a menor cos­to que el res­to del mun­do, o en 40 días un robot que eli­mi­na el covid 19 de cual­quier ambien­te con rayos ultra­vio­le­ta; pero que no logra ter­mi­nar con el ham­bre y la des­nu­tri­ción, el cha­gas, den­ge o saram­pión. Que no es «capaz» de erra­di­car un machis­mo medie­val geno­ci­da que mata una mujer por día. Aun­que parez­ca, no es solo la bur­gue­sía y el capi­ta­lis­mo la úni­ca cau­sa de que per­sis­tan estos males; sino nues­tra pro­pia inca­pa­ci­dad de des­obe­de­cer a nues­tros «Sta­lin» como el dog­ma­tis­mo, sec­ta­ris­mo, quin­te­ris­mo, ombli­guis­mo, indi­vi­dua­lis­mo, opor­tu­nis­mo y ego-cen­tris­mo de muchos de nues­tros dirigentes;que olvi­da­ron nues­tras raí­ces expre­sa­das en el Mar­tín Fie­rro: «Los her­ma­nos sean uni­dos, esa es la ley pri­me­ra, por­que si entre ellos se pelean, los devo­ran los de afue­ra» o el Che Gue­va­ra cuan­do dijo:»Si fué­ra­mos capa­ces de unir­nos, que gran­de y que cer­cano sería el futu­ro» Cuan­do los pode­ro­sos y sus medios de comu­ni­ca­ción nos dicen per­ma­nen­te­men­te que ter­mi­nar con ésta socie­dad mer­can­ti­lis­ta don­de todo se com­pra y se ven­de, has­ta los idea­les y la dig­ni­dad, es impo­si­ble. Debe­ría­mos con­tes­tar­les con el ejem­plo de San­tu­cho y sus com­pa­ñe­res que esca­pa­ron de tan­tas cár­ce­les inex­pul­ga­bles para seguir luchan­do. Cuan­do la cla­se domi­nan­te nos dice que somos soña­do­res, deli­ran­tes que pro­po­ne­mos cosas irrea­li­za­bles. Debe­mos con­tes­tar­les como el Che cuan­do dijo:»cambiar las cosas es difí­cil y nos lle­va­rá algún tiem­po, si fue­ra impo­si­ble tar­da­ría­mos un poco mas». Él tam­bién lo demos­tró con su ejem­plo.

El Trinche Carlovich, la leyenda que aseguran fue mejor que ...
Con Mara­do­na
Murió El Trinche Carlovich, el genio secreto del fútbol admirado ...

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: