Hon­du­ras. Según docu­men­to, empre­sas pri­va­das Fin­lay, Qui­mi­far, Mac­Del y Agen­cia La Mun­dial reci­bie­ron gel y mas­ca­ri­llas de par­te del régimen

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano* /​14 de abril de 2020

De acuer­do al infor­me de regis­tro de entre­gas de insu­mos y mate­rial de bio­se­gu­ri­dad de la Comi­sión Per­ma­nen­te de Con­tin­gen­cias (Cope­co), empre­sas pri­va­das habrían reci­bi­do mas­ca­ri­llas y alcohol en gel adqui­ri­do por el Esta­do con dine­ro público.

Las empre­sas que figu­ran en el docu­men­to son: Labo­ra­to­rio Fin­lay, Gru­po Qui­mi­far, Gru­po Mac­Del, Agen­cia La Mun­dial y Canal 6. Las auto­ri­da­des se han pro­nun­cia­do sobre el docu­men­to y argu­men­ta­ron que se tra­ta de otro error admi­nis­tra­ti­vo en el regis­tro documental.

El des­glo­se de entre­gas deta­lla que Labo­ra­to­rios Fin­lay, pro­pie­dad de una socie­dad con­for­ma­da por Ruth Marie Canahua­ti y Jor­ge Canahua­ti Larach, habría reci­bi­do un total de 758 galo­nes de gel anti­bac­te­rial y 12,930 pre­sen­ta­cio­nes de alcohol en gel de 4 onzas.

Labo­ra­to­rios Fin­lay en la actua­li­dad sus­cri­bió un con­tra­to con el Esta­do para pro­veer­lo de alcohol en gel. De acuer­do a docu­men­tos de Cope­co, Labo­ra­to­rios Fin­lay fir­mó un acuer­do para entre­gar al Esta­do un total de 105 mil uni­da­des de alcohol en gel de pre­sen­ta­ción per­so­nal y 5,193 en pre­sen­ta­ción por galón.

Por otra par­te, en el infor­me de entre­gas apa­re­cen otros dos pro­vee­do­res bene­fi­cia­dos: Gru­po Mac­del, cuya repre­sen­tan­te es la empre­sa­ria Maritza Soto de Lara, y Gru­po Qui­mi­far de la fami­lia Han­dal de San Pedro Sula. El regis­tro dice que, Mac­Del reci­bió 500 galo­nes de gel anti­bac­te­rial y 12 mil uni­da­des de 4 onzas, mien­tras que Qui­mi­far habría reci­bi­do 1,032 galo­nes de gel antibacterial.

Indus­trias Mac­Del tie­ne un con­tra­to vigen­te con el Esta­do para pro­veer­lo con 105 mil uni­da­des de alcohol en gel de 4 onzas y 5,193 galo­nes de gel. Por su par­te Qui­mi­far pro­vee­rá al Esta­do con 12,475 galo­nes de gel.

El por­tal de la Secre­ta­ría de Finan­zas mues­tra que el Gobierno está adqui­rien­do el galón de gel en 340 lem­pi­ras, mien­tras que la pre­sen­ta­ción de gel de 4 onzas por un mon­to de 24 lempiras.

De acuer­do a estos datos y al con­tra­to fir­ma­do, Fin­lay y Mac­Del reci­bi­rán del Esta­do un total de 4 millo­nes 285 mil 620 lempiras.

El docu­men­to de Cope­co no solo regis­tra datos rela­cio­na­dos con empre­sas far­ma­céu­ti­cas, sino que resal­ta la entre­ga de mas­ca­ri­llas a empre­sas como Agen­cia La Mun­dial, mis­ma que fue cri­ti­ca­da por la ven­ta sobre­va­lo­ra­da de mas­ca­ri­llas en la zona nor­te del país.

Según el infor­me, al que tuvo acce­so Radio Pro­gre­so, habría entre­ga­do 5 mil mas­ca­ri­llas a La Mun­dial, y un total de 50 mas­ca­ri­llas a Canal 6 en San Pedro Sula.

Sobre estas entre­gas fue con­sul­ta­do el Comi­sio­na­do de Cope­co Gabriel Rubí, quien ase­gu­ró que todo se tra­ta de otro error admi­nis­tra­ti­vo en el regis­tro de la docu­men­ta­ción. Rubí dejó cla­ro que, en el caso de las far­ma­céu­ti­cas, quien mane­ja el área admi­nis­tra­ti­va se equi­vo­có al regis­trar las entra­das como salidas.

El fun­cio­na­rio expli­có que los datos que apa­re­cen rela­cio­na­dos a las empre­sas far­ma­céu­ti­cas son cifras de mate­rial que estas indus­trias han entre­ga­do al Gobierno en cum­pli­mien­to de los con­tra­tos fir­ma­dos para ser pro­vee­do­res de gel.

Las dos empre­sas que men­cio­na las iden­ti­fi­co como pro­vee­do­res que es el úni­co tra­to que Cope­co ha teni­do con ellas. Son las empre­sas que par­ti­ci­pa­ron en este pro­yec­to apro­ba­do en el Congreso.

Me refie­ro a Mac­Del y Qui­mi­far, ellos son pro­vee­do­res, ellos solo vie­nen a dejar no vie­nen a traer, igual que Labo­ra­to­rios Fin­lay, esas empre­sas vie­nen a dejar gel, debe haber un des­cua­dre, pero vamos a revi­sar, jus­ti­fi­có Rubí.

Sobre la entre­ga a la Agen­cia La Mun­dial de San Pedro Sula, el titu­lar de Cope­co argu­men­tó que lue­go de la polé­mi­ca des­ata­da en los medios por las decla­ra­cio­nes del due­ño de esta comer­cial en torno a los pre­cios de ven­ta de las mas­ca­ri­llas, esta empre­sa deci­dió hacer una dona­ción al Gobierno de este pro­duc­to, por lo tan­to, el regis­tro que dice que fue sali­da de mas­ca­ri­llas en reali­dad fue una dona­ción hecha a tra­vés de Copeco.

“Sobre la Agen­cia La Mun­dial, fue el caso del mucha­cho que salió un audio don­de dijo que les subía el pre­cio a muchas cosas, enton­ces habla­mos con él para que resar­cie­ra el daño y tam­bién hizo una dona­ción y allí iden­ti­fi­co yo que hay un pro­ble­ma, eso que apa­re­ce allí es una dona­ción para resar­cir el daño que había hecho con ese audio.

En ese cua­dro hay un error, ese cua­dro es de entre­gas, pero a la hora de copiar­lo y pegar­lo para el mani­fies­to de mane­jo lo deja­ron allí como que eran sali­das, pero en estos casos yo le ase­gu­ro 100% que son entra­das”, recal­có Rubí.

Final­men­te, en el caso de Canal 6, medio de comu­ni­ca­ción que según el docu­men­to reci­bió 50 mas­ca­ri­llas, Gabriel Rubí expli­có: “en el caso de ellos es que algu­nos perio­dis­tas cuan­do se acer­can a Cope­co no andan el equi­po de pro­tec­ción y andan en ries­go y enton­ces hacen soli­ci­tu­des ahí nomás para que se les pue­da dar, y se les entre­ga por­que tam­bién son hon­du­re­ños y tam­bién es res­pon­sa­bi­li­dad de noso­tros que ellos estén cubiertos.

Al tener a las per­so­nas enfren­te es difí­cil decir­les que no y saber que has­ta sus fami­lias están expues­tos”, dijo Rubí.

Un regis­tro sospechoso

El ana­lis­ta Ramón Enri­que Barrios exjuez de sen­ten­cia se refi­rió al caso, y mani­fes­tó que es lamen­ta­ble el tipo de argu­men­tos que las auto­ri­da­des dan sobre lo ocu­rri­do en rela­ción al docu­men­to, pues argu­men­tar nue­va­men­te otro error solo demues­tra que hay gen­te no capa­ci­ta­da al fren­te del uso de recur­sos públicos.

Sobre las entre­gas Barrios dijo que, es bas­tan­te sos­pe­cho­so encon­trar­nos nue­va­men­te con otro regis­tro dudo­so que mues­tra una entre­ga de insu­mos médi­cos y mate­ria­les a empre­sas privadas.

Es bas­tan­te sos­pe­cho­so que se le done a la empre­sa pri­va­da, lo que debe­ría con­tar es una audi­to­ría inde­pen­dien­te para deter­mi­nar qué es lo que ha pasa­do en esto. De por si, la empre­sa pri­va­da ya se ve bene­fi­cia­da ven­dién­do­le al Esta­do este mate­rial, no es posi­ble que se estén reci­bien­do dona­cio­nes con dine­ro públi­co. Es con­tra­dic­to­rio por­que el Gobierno con el dine­ro públi­co no le pue­de hacer dona­cio­nes a empre­sas pri­va­das, es un abu­so de auto­ri­dad y de com­pro­bar­se que el Gobierno hace este tipo de dona­cio­nes es un acto de corrup­ción que no se pue­de jus­ti­fi­car de nin­gu­na mane­ra”, pun­tua­li­zó Barrios.

El mane­jo guber­na­men­tal de los fon­dos públi­cos de emer­gen­cia sigue dejan­do dudas en la ciu­da­da­nía quien no con­fía en las enti­da­des al man­do de la cri­sis sani­ta­ria que vive el país.

Las dudas cre­cen más, cuan­do el total de dine­ro dis­po­ni­ble por el Gobierno para ate­nuar la cri­sis por COVID19 suma 80,640.71 millo­nes de lem­pi­ras, apro­xi­ma­da­men­te US$ 3,240.12 millones.

Radio Pro­gre­so*

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *