Perú. La geo­po­lí­ti­ca de la tri­ple fron­te­ra ama­zó­ni­ca y el FREPAP

Por: Róger Rum­rrill /​Resu­men Latinoamericano/​25 de febre­ro de 2020

La lla­ma­da Tri­ple Fron­te­ra que el Perú com­par­te con Colom­bia y Bra­sil, ade­más de la fron­te­ra con el Putu­ma­yo, ha sido des­de el siglo XIX la “fron­te­ra calien­te” de nues­tro país en la Ama­zo­nía, inclu­so más “calien­te” que la fron­te­ra con Bra­sil en Madre de Dios y con Ecua­dor en la Cor­di­lle­ra del Cón­dor, en la Región Ama­zo­nas.

En esta Tri­ple Fron­te­ra la ciu­dad bra­si­le­ña más impor­tan­te es Taba­tin­ga. Colom­bia tie­ne a Leti­cia (fun­da­da por perua­nos en el terri­to­rio per­di­do) como un ver­da­de­ro con­tra­pe­so eco­nó­mi­co, polí­ti­co y geo­po­lí­ti­co).

La isla pobre y mar­gi­nal de San­ta Rosa en las ori­llas del Ama­zo­nas peruano es el sím­bo­lo y la repre­sen­ta­ción no solo del aban­dono fron­te­ri­zo por par­te del Perú, sino la mues­tra de la pési­ma nego­cia­ción de la diplo­ma­cia perua­na del Tra­ta­do Salo­món-Lozano que per­mi­tió que las tie­rras altas no inun­da­bles fue­ran cedi­das a Colom­bia y el Perú, por su lado, reci­bió las tie­rras bajas que cada año se aho­gan con la dilu­via­les cre­cien­tes del pode­ro­so Ama­zo­nas y don­de, como es de supo­ner, exis­ten seve­ras limi­ta­cio­nes natu­ra­les para la for­ma­ción de asen­ta­mien­tos huma­nos y desa­rro­llo eco­nó­mi­co. La pre­ca­rie­dad de San­ta Rosa, que flo­ta con la inun­da­ción anual, es el ejem­plo más paté­ti­co de esta his­to­ria.

En la Tri­ple Fron­te­ra está el lla­ma­do Tra­pe­cio Ama­zó­ni­co, un espa­cio terri­to­rial de 100 mil kiló­me­tros que el Perú per­dió a favor de Colom­bia con el Tra­ta­do Salo­món-Lozano fir­ma­do entre el Perú y Colom­bia el 24 de mar­zo de 1922, rati­fi­ca­do por el Con­gre­so de la Repú­bli­ca el 20 de diciem­bre de 1927. Gra­cias a este acuer­do diplo­má­ti­co Colom­bia ganó sali­da al Ama­zo­nas.

El Tra­ta­do Salo­món-Lozano, sus­cri­to duran­te la dic­ta­du­ra de Augus­to B. Leguía, fue el resul­ta­do de la extra­or­di­na­ria habi­li­dad del diplo­má­ti­co colom­biano Tadeo Lozano que per­sua­dió y con­ven­ció a Leguía de su rol pro­vi­den­cia­lis­ta y de gran esta­dis­ta para resol­ver los con­flic­tos que enfren­ta­ban nues­tros paí­ses a fines del siglo XIX y prin­ci­pios del siglo XX. 

Tadeo Lozano, el hábil diplo­má­ti­co colom­biano, le ven­dió la ilu­sión a Leguía de que pasa­ría a la his­to­ria como el artí­fi­ce de la paz y la con­cor­dia en Amé­ri­ca Lati­na.

Pero el Tra­ta­do Salo­món-Lozano tam­bién fue obra de la diplo­ma­cia esta­dou­ni­den­se, de los emba­ja­do­res en el Perú, William E. Gon­zá­les y Miles Poin­dex­ter, que siguien­do las órde­nes de Washing­ton, ejer­cie­ron una enor­me e irre­sis­ti­ble pre­sión sobre el gobierno peruano. La cesión de terri­to­rio peruano a Colom­bia era la for­ma de cómo EE.UU resar­cía a Colom­bia el terri­to­rio de Pana­má arre­ba­ta­do en 1903.

La Tri­ple Fron­te­ra sigue calien­te

Pese a los tra­ta­dos y pro­yec­tos de desa­rro­llo bina­cio­nal, la Tri­ple Fron­te­ra sigue “calien­te”. La pre­sen­cia de los disi­den­tes de las FARC, en el Putu­ma­yo y aho­ra de una nue­va gue­rri­lla que se ha levan­ta­do en armas con­tra el gobierno colom­biano de Iván Duque en el Putu­ma­yo y el res­to del terri­to­rio ama­zó­ni­co de ese país, per­mi­ten avi­zo­rar pró­xi­mos con­flic­tos arma­dos.

Pero no solo con­flic­tos arma­dos ame­na­zan a la Tri­ple Fron­te­ra, don­de el esta­do más débil y caren­te de una visión geo­po­lí­ti­ca es el peruano, sino sobre todo el reino de la ile­ga­li­dad. Por­que en esa Tri­ple Fron­te­ra, mayor­men­te en el lado peruano, exis­ten todos los trá­fi­cos: dro­gas, ali­men­tos, com­bus­ti­bles y trá­fi­co humano.

Des­de los años noven­ta, por efec­to de la pre­sión mili­tar y poli­cial en las zonas de pro­duc­ción de dro­gas en los Valles del Río Apu­rí­mac-Ene-Man­ta­ro (VRAEM), los cár­te­les del nar­co­trá­fi­co se des­pla­za­ron hacia el llano ama­zó­ni­co, a la zona perua­na de la Tri­ple Fron­te­ra y expan­die­ron los sem­bríos de la coca Epa­dú, con menos con­te­ni­do de alca­loi­de que la coca del Alto Hua­lla­ga.

En la pri­me­ra déca­da del siglo XXI, se esti­mó que solo en la pro­vin­cia de Ramón Cas­ti­lla, cuya capi­tal es Caba­llo­co­cha, había más de 10 mil hec­tá­reas de sem­bríos de coca Epa­dú. Fren­te a la expan­sión del cul­ti­vo y el incre­men­to de la pro­duc­ción de PBC y cocaí­na, el gobierno decre­tó en el año 2014 un esta­do de emer­gen­cia en la pro­vin­cia. Pero sus efec­tos fue­ron, como siem­pre ha ocu­rri­do con la polí­ti­ca de dro­gas, mayor exten­sión y cre­ci­mien­to con el “efec­to glo­bo”, se pre­sio­na en un lado, y se infla y se expan­de en otro.
Actual­men­te el mapa de la dro­ga está cam­bian­do. El epi­cen­tro del nar­co­trá­fi­co se está des­pla­za­do des­de Aya­cu­cho y el VRAEM hacia la cuen­ca del Uca­ya­li, tenien­do como capi­tal de la dro­ga en el Perú a la ciu­dad de Pucall­pa. Este nue­vo mapa dina­mi­za­rá el nar­co­trá­fi­co en la Tri­ple Fron­te­ra don­de los amos del nar­co­trá­fi­co son los jefes de los cár­te­les colom­bia­nos.

El FREPAP y los Israe­li­tas del Nue­vo. Pac­to en la Tri­ple Fron­te­ra

De acuer­do al Cen­so Pobla­cio­nal del año 2017, la Pro­vin­cia lore­ta­na de Ramón Cas­ti­lla, con Caba­llo Cocha como capi­tal, tenía en el año del cen­so 49,072 habi­tan­tes. De ese total de pobla­ción, apro­xi­ma­da­men­te 30 mil habi­tan­tes son miem­bros de Fren­te Popu­lar Agrí­co­la del Perú (FREPAP) y de la Aso­cia­ción Evan­gé­li­ca de la Misión Israe­li­ta del Nue­vo Pac­to Uni­ver­sal (AEMINPU), con­cen­tra­dos en la capi­tal, Caba­llo­co­cha, y en las colo­nias y dis­tri­tos del Yava­rí, de Pebas, San Pablo y otras colo­nias. El res­to de la pobla­ción, inclu­yen­do los indí­ge­nas Ticu­na, está dis­per­sos y des­or­ga­ni­za­do, sin nin­gu­na fuer­za social ni polí­ti­ca.

En la actua­li­dad, de acuer­do a un infor­me de Telé­ma­co Gavi­ria, perio­dis­ta y estu­dio­so de la reali­dad fron­te­ri­za, la mayo­ría de los dis­tri­tos y la capi­tal pro­vin­cial están bajo el con­trol de los israe­li­tas. El actual alcal­de de la Pro­vin­cia de Ramón Cas­ti­lla es Rodol­fo Díaz Soto (2019−2022).

Pocas veces a lo lar­go de su his­to­ria reli­gio­sa y polí­ti­ca, los dis­cí­pu­los de Eze­quiel Atau­cu­si Gamo­nal, han teni­do tan­to poder eco­nó­mi­co y polí­ti­co en sus manos como aho­ra en la Tri­ple Fron­te­ra. Hay que sumar a la nue­va par­la­men­ta­ria por Lore­to, la israe­li­ta Luz Mila­gros Cay­gua­ray y al Con­se­je­ro del Gobierno Regio­nal de Lore­to, el tam­bién acó­li­to de Eze­quiel Atau­cu­si Gamo­nal, Jesús Jan­go Tira­do. 

Poder polí­ti­co por­que es la mayor orga­ni­za­ción social y reli­gio­sa sin nin­gún con­tra­pe­so, ni del pro­pio Esta­do, en la fron­te­ra geo­po­lí­ti­ca más calien­te de la Ama­zo­nía. La fron­te­ra de todos los trá­fi­cos. 

Poder eco­nó­mi­co, por­que son due­ños y seño­res de lati­fun­dios auto­ges­tio­na­rios agrí­co­las y gana­de­ros y tam­bién por estar vin­cu­la­dos a las acti­vi­da­des ile­ga­les de la coca y el nar­co­trá­fi­co, según múl­ti­ples denun­cias y tes­ti­mo­nios del pro­pio ex direc­tor de DEVIDA, Alber­to Otá­ro­la.

Para muchos, la pre­sen­cia de los mili­tan­tes del FREPAP y cre­yen­tes de AEMINPU, en una de las fron­te­ras más calien­tes de la Ama­zo­nía con una eco­no­mía nar­co­ti­za­da, es como poner a cui­dar a un zorro ham­brien­to un galli­ne­ro reple­to de galli­nas gor­das.

Para otros, menos pesi­mis­tas, el mesia­nis­mo andino de AEMINPU podría, bajo la pre­sión de la reali­dad polí­ti­ca y social del Perú del Bicen­te­na­rio, anu­dar­se al mile­na­ris­mo y mesia­nis­mo de los pue­blos indí­ge­nas ama­zó­ni­cos y comen­zar un nue­vo Ipá­ma­mu, un nue­vo Pacha­cuty, en bus­ca de la Tie­rra Sin Mal, de la Tie­rra Pro­me­ti­da ama­zó­ni­ca.

Todo pue­de ocu­rrir en el Perú.

Fuen­te: Otra Mira­da

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: