Mani­fies­to uni­ta­rio de l’Es­que­rra Inde­pen­den­tis­ta para el Once de Sep­tiem­bre de 2015

Paï­sos Cata­lans, camino a la liber­tad. Tirem pel dret!

En estos tiem­pos en que la volun­tad de cam­bios topa con el muro del régi­men y el sis­te­ma, los Paí­sos Cata­lans afron­ta­mos algu­nos cru­ces deci­si­vos en el camino hacia la cons­truc­ción de una repú­bli­ca inde­pen­dien­te, socia­lis­ta y femi­nis­ta. Unos nos pro­me­ten un via­je rápi­do y lega­lis­ta hacia la inde­pen­den­cia … siem­pre y cuan­do la lega­li­dad lo per­mi­ta, no toca­mos nin­guno de sus pri­vi­le­gios y cerra­mos los ojos ante la situa­ción de empo­bre­ci­mien­to gene­ra­li­za­do de las cla­ses popu­la­res. Otros nos pro­me­ten todo de cam­bios… pero sin tocar nin­guno de los pila­res fun­da­men­ta­les del régi­men: monar­quía, uni­dad de Espa­ña y Unión Europea.

En Cata­lun­ya, Con­ver­gen­cia ha impues­to su lide­raz­go a una par­te del inde­pen­den­tis­mo a cam­bio de la pro­me­sa de pilo­tar una par­te de los Paï­sos Cata­lans hacia la inde­pen­den­cia. Pero, como ya demos­tra­ron con el 9N, no están dis­pues­tos a des­obe­de­cer el orde­na­mien­to cons­ti­tu­cio­nal. Y hay que decir­lo y repe­tir­lo: todo hoja de ruta hacia la inde­pen­den­cia es papel moja­do sin la des­obe­dien­cia. Y todo su nue­vo pro­gra­ma polí­ti­co «con sen­si­bi­li­dad social» con­tras­ta con sus polí­ti­cas de apli­ca­ción de recor­tes, cum­pli­mien­to de los dic­ta­dos eco­nó­mi­cos de la troi­ka y su apo­yo al TTIP. Unas polí­ti­cas que han gene­ra­do una situa­ción de pre­ca­rie­dad en la mayo­ría de cla­ses popu­la­res no pue­den ser unas polí­ti­cas capa­ces de aglu­ti­nar la mayo­ría social que nece­si­ta­mos para defen­der la independencia.

Por otra par­te, los inten­tos de alian­za entre Pode­mos y sec­to­res de la izquier­da auto­no­mis­ta (ICV, Com­pro­mís) ha veni­do a per­pe­trar una ope­ra­ción ya cono­ci­da por todos y todas. La pro­me­sa de cam­bios socia­les que no toquen los «temas into­ca­bles» del sis­te­ma. Pode­mos no se plan­tea cues­tio­nar la monar­quía, no recha­za el pago de la deu­da, no reco­no­ce el dere­cho de auto­de­ter­mi­na­ción como prin­ci­pio demo­crá­ti­co pre­vio a cual­quier lega­li­dad, no cues­tio­na la per­ma­nen­cia den­tro de la Unión Euro­pea. ¿Qué cam­bios se pue­den hacer sin cues­tio­nar todo esto? Nin­guno. Es la reedi­ción del vie­jo nacio­na­lis­mo pro­gre­sis­ta espa­ñol ensa­ya­do ya antes por Feli­pe Gon­zá­lez y Alfon­so Gue­rra. Con un matiz rele­van­te: su actual pro­gra­ma polí­ti­co es mucho más mode­ra­do que el del PSOE de 1979.

Ante esto, la Uni­dad Popu­lar debe con­ti­nuar tejien­do su pro­gra­ma y su orga­ni­za­ción. Y decir bien alto y cla­ro que la inde­pen­den­cia es posi­ble y que cam­biar­lo todo tam­bién. Y que para hacer­lo posi­ble, para hacer avan­zar la rup­tu­ra, es impor­tan­te tener cla­ro que posi­bi­li­ta el cam­bio y que es maqui­lla­je y la pro­pa­gan­da. Noso­tros en los Paï­sos Cata­lans lo tene­mos claro:

  • Con el auto­no­mis­mo no hay futu­ro, es una vía muerta.

  • Sin des­obe­dien­cia no podre­mos ejer­cer nues­tra autodeterminación.

  • Sin inde­pen­den­cia no podrá haber trans­for­ma­ción social.

  • Sin socia­lis­mo no será posi­ble la ple­na soberanía.

  • Sin femi­nis­mo no será posi­ble eli­mi­nar las desigualdades.

  • Nues­tra liber­tad nacio­nal no será com­ple­ta sin la cons­truc­ción de los Paï­sos Catalans.

Reco­nec­te­mos todo esto y siga­mos cons­tru­yen­do, en la calle, en el tra­ba­jo y en las ins­ti­tu­cio­nes la alter­na­ti­va que aglu­ti­ne una mayo­ría social de las cla­ses popu­la­res de los Paï­sos Catalans.

Hacia la inde­pen­den­cia, el socia­lis­mo y el feminismo!

Paï­sos Cata­lans, 11 de sep­tiem­bre de 2015

cartell_11S2015_TEI_senseconv

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *