“El movi­mien­to kur­do de libe­ra­ción pue­de ser un ejem­plo para otras luchas en la región”

¿Qué papel jue­ga el Foro Social Mun­dial (FSM) de 2015 para la izquier­da kurda? 

La cues­tión social y el mode­lo de socie­dad que que­re­mos han adqui­ri­do un sig­ni­fi­ca­do cre­cien­te para el movi­mien­to de libe­ra­ción kur­do en los últi­mos años. El FSM nos abre la posi­bi­li­dad de inter­cam­biar opi­nio­nes con gen­te de izquier­das, socia­lis­tas, femi­nis­tas y movi­mien­tos socia­les de todo el Mun­do. Nos per­mi­te pre­sen­tar nues­tra pro­pia lucha y reca­bar impre­sio­nes de otras luchas. Por eso es un lugar muy impor­tan­te para noso­tras y esta­mos apor­tan­do toda una serie de even­tos al programa.

La “pri­ma­ve­ra ára­be” se ha con­ver­ti­do en muchos luga­res en el “invierno ára­be”. El úni­co ejem­plo en la región don­de se ven atis­bos de una nue­va socie­dad alter­na­ti­va son los terri­to­rios autó­no­mos de Roja­va en el nor­te de Siria, don­de viven mayo­ri­ta­ria­men­te kur­dos. ¿Se está refle­jan­do esta expe­rien­cia en la izquier­da árabe?

Esto está ya ocu­rrien­do, si bien no tan­to como desea­ría­mos. Mi impre­sión es que la izquier­da ára­be está aun muy apri­sio­na­da en los con­cep­tos del siglo XX, el nacio­na­lis­mo y la fija­ción por el Esta­do. Aquí la dis­cu­sión sobre con­cep­tos y estra­te­gias del con­fe­de­ra­lis­mo demo­crá­ti­co (desa­rro­lla­do por Abdu­llah Öca­lan y pues­to aho­ra en prác­ti­ca por el movi­mien­to kur­do) podría abrir nue­vas pers­pec­ti­vas. Pero tam­bién noso­tros, como izquier­da kur­da, debe­ría­mos esfor­zar­nos por­que este inter­cam­bio se produzca.

Usted es la Pre­si­den­ta del Cen­tro Kur­do para los Asun­tos de la Mujer en Erbil. ¿Tie­nen como obje­ti­vo tra­ba­jar sólo en Kur­dis­tan o bus­can tam­bién el inter­cam­bio de expe­rien­cias en toda la región? 

Somos una orga­ni­za­ción joven, fun­da­da hace un año. En pri­mer lugar inten­ta­mos for­ta­le­cer las rela­cio­nes entre las orga­ni­za­cio­nes de muje­res situa­das en cada una de las cua­tro par­tes en que está divi­di­do Kur­dis­tán y, den­tro de nues­tra diver­si­dad, esta­ble­cer unas bases sóli­das para el tra­ba­jo en común. Somos par­te de la cons­truc­ción de un fren­te uni­do de las muje­res de Kur­dis­tán, en este momen­to tam­bién como reac­ción a la ofen­si­va del Esta­do Islá­mi­co. Debe­mos defen­der nues­tra dig­ni­dad, nues­tro pue­blo, nues­tro géne­ro, nues­tros valo­res. En segun­do lugar inten­ta­mos tam­bién trans­mi­tir la expe­rien­cia de nues­tro movi­mien­to de libe­ra­ción de la mujer más allá de Kur­dis­tan, en Orien­te Medio.

Duran­te mucho tiem­po Euro­pa estu­vo en el foco del tra­ba­jo exte­rior kur­do. Hoy Orien­te Medio está adqui­rien­do un rol cen­tral para noso­tros. El mode­lo del con­fe­de­ra­lis­mo demo­crá­ti­co, el que noso­tros aho­ra mis­mo esta­mos cons­tru­yen­do en Roja­va y que se fun­da­men­ta en la auto­ges­tión, la eco­lo­gía y la libe­ra­ción de la mujer, pue­de ser un ejem­plo para otras luchas en la región. Hemos vis­to en la “pri­ma­ve­ra ára­be” que los pue­blos esta­ban insu­fi­cien­te­men­te pre­pa­ra­dos para un pro­ce­so así. Para la siguien­te olea­da de cam­bios debe­mos estar mejor equipados.

¿Es ver­dad que en la izquier­da kur­da el socia­lis­mo como fin y como méto­do está en retro­ce­so en favor de otros planteamientos?

Yo no creo que nos haya­mos sali­do de los plan­tea­mien­tos socia­lis­tas. La izquier­da del movi­mien­to kur­do de libe­ra­ción ha esta­do siem­pre muy mar­ca­da por el socia­lis­mo y hoy sigue están­do­lo. Inten­ta­mos, sin embar­go, seguir desa­rro­llan­do teó­ri­ca­men­te la idea de socia­lis­mo y conec­tar las dife­ren­tes luchas de Orien­te Medio con una pers­pec­ti­va socia­lis­ta. El cam­bio de para­dig­ma del movi­mien­to kur­do des­pués de nues­tra refle­xión sobre la derro­ta del “socaia­lis­mo real” ha con­du­ci­do a varios nue­vos con­cep­tos como comu­na­lis­mo, con­fe­de­ra­lis­mo demo­crá­ti­co y auto­no­mía demo­crá­ti­ca. En el fon­do nos esta­mos refi­rien­do a una for­ma de socia­lis­mo demo­crá­ti­co en el siglo XXI.

Fuen­te: https://​www​.jun​ge​welt​.de/​2​0​1​5​/03 – 28037.php?sstr=meral

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *