“El movi­mien­to kur­do de libe­ra­ción pue­de ser un ejem­plo para otras luchas en la región”

¿Qué papel jue­ga el Foro Social Mun­dial (FSM) de 2015 para la izquier­da kurda? 

La cues­tión social y el mode­lo de socie­dad que que­re­mos han adqui­ri­do un sig­ni­fi­ca­do cre­cien­te para el movi­mien­to de libe­ra­ción kur­do en los últi­mos años. El FSM nos abre la posi­bi­li­dad de inter­cam­biar opi­nio­nes con gen­te de izquier­das, socia­lis­tas, femi­nis­tas y movi­mien­tos socia­les de todo el Mun­do. Nos per­mi­te pre­sen­tar nues­tra pro­pia lucha y reca­bar impre­sio­nes de otras luchas. Por eso es un lugar muy impor­tan­te para noso­tras y esta­mos apor­tan­do toda una serie de even­tos al programa.

La “pri­ma­ve­ra ára­be” se ha con­ver­ti­do en muchos luga­res en el “invierno ára­be”. El úni­co ejem­plo en la región don­de se ven atis­bos de una nue­va socie­dad alter­na­ti­va son los terri­to­rios autó­no­mos de Roja­va en el nor­te de Siria, don­de viven mayo­ri­ta­ria­men­te kur­dos. ¿Se está refle­jan­do esta expe­rien­cia en la izquier­da árabe?

Esto está ya ocu­rrien­do, si bien no tan­to como desea­ría­mos. Mi impre­sión es que la izquier­da ára­be está aun muy apri­sio­na­da en los con­cep­tos del siglo XX, el nacio­na­lis­mo y la fija­ción por el Esta­do. Aquí la dis­cu­sión sobre con­cep­tos y estra­te­gias del con­fe­de­ra­lis­mo demo­crá­ti­co (desa­rro­lla­do por Abdu­llah Öca­lan y pues­to aho­ra en prác­ti­ca por el movi­mien­to kur­do) podría abrir nue­vas pers­pec­ti­vas. Pero tam­bién noso­tros, como izquier­da kur­da, debe­ría­mos esfor­zar­nos por­que este inter­cam­bio se produzca.

Usted es la Pre­si­den­ta del Cen­tro Kur­do para los Asun­tos de la Mujer en Erbil. ¿Tie­nen como obje­ti­vo tra­ba­jar sólo en Kur­dis­tan o bus­can tam­bién el inter­cam­bio de expe­rien­cias en toda la región? 

Somos una orga­ni­za­ción joven, fun­da­da hace un año. En pri­mer lugar inten­ta­mos for­ta­le­cer las rela­cio­nes entre las orga­ni­za­cio­nes de muje­res situa­das en cada una de las cua­tro par­tes en que está divi­di­do Kur­dis­tán y, den­tro de nues­tra diver­si­dad, esta­ble­cer unas bases sóli­das para el tra­ba­jo en común. Somos par­te de la cons­truc­ción de un fren­te uni­do de las muje­res de Kur­dis­tán, en este momen­to tam­bién como reac­ción a la ofen­si­va del Esta­do Islá­mi­co. Debe­mos defen­der nues­tra dig­ni­dad, nues­tro pue­blo, nues­tro géne­ro, nues­tros valo­res. En segun­do lugar inten­ta­mos tam­bién trans­mi­tir la expe­rien­cia de nues­tro movi­mien­to de libe­ra­ción de la mujer más allá de Kur­dis­tan, en Orien­te Medio.

Duran­te mucho tiem­po Euro­pa estu­vo en el foco del tra­ba­jo exte­rior kur­do. Hoy Orien­te Medio está adqui­rien­do un rol cen­tral para noso­tros. El mode­lo del con­fe­de­ra­lis­mo demo­crá­ti­co, el que noso­tros aho­ra mis­mo esta­mos cons­tru­yen­do en Roja­va y que se fun­da­men­ta en la auto­ges­tión, la eco­lo­gía y la libe­ra­ción de la mujer, pue­de ser un ejem­plo para otras luchas en la región. Hemos vis­to en la “pri­ma­ve­ra ára­be” que los pue­blos esta­ban insu­fi­cien­te­men­te pre­pa­ra­dos para un pro­ce­so así. Para la siguien­te olea­da de cam­bios debe­mos estar mejor equipados.

¿Es ver­dad que en la izquier­da kur­da el socia­lis­mo como fin y como méto­do está en retro­ce­so en favor de otros planteamientos?

Yo no creo que nos haya­mos sali­do de los plan­tea­mien­tos socia­lis­tas. La izquier­da del movi­mien­to kur­do de libe­ra­ción ha esta­do siem­pre muy mar­ca­da por el socia­lis­mo y hoy sigue están­do­lo. Inten­ta­mos, sin embar­go, seguir desa­rro­llan­do teó­ri­ca­men­te la idea de socia­lis­mo y conec­tar las dife­ren­tes luchas de Orien­te Medio con una pers­pec­ti­va socia­lis­ta. El cam­bio de para­dig­ma del movi­mien­to kur­do des­pués de nues­tra refle­xión sobre la derro­ta del “socaia­lis­mo real” ha con­du­ci­do a varios nue­vos con­cep­tos como comu­na­lis­mo, con­fe­de­ra­lis­mo demo­crá­ti­co y auto­no­mía demo­crá­ti­ca. En el fon­do nos esta­mos refi­rien­do a una for­ma de socia­lis­mo demo­crá­ti­co en el siglo XXI.

Fuen­te: https://​www​.jun​ge​welt​.de/​2​0​1​5​/03 – 28037.php?sstr=meral

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.