Nues­tro dere­cho a ser mar­xis­tas-leni­nis­tas- Fidel Castro

Pasa­do maña­na, 9 de mayo, se con­me­mo­ra­rá el 70 ani­ver­sa­rio de la Vic­to­ria del pue­blo sovié­ti­co en la Gran Gue­rra Patria. Dada la dife­ren­cia de hora, cuan­do ela­bo­ro estas líneas, los sol­da­dos y ofi­cia­les del Ejér­ci­to de la Fede­ra­ción de Rusia lle­nos de orgu­llo, esta­rán ejer­ci­tan­do en la Pla­za Roja de Mos­cú con los rápi­dos y mar­cia­les pasos que los caracterizan.

Lenin fue un genial estra­te­ga revo­lu­cio­na­rio que no vaci­ló en asu­mir las ideas de Marx y lle­var­las a cabo en un país inmen­so y solo en par­te indus­tria­li­za­do, cuyo par­ti­do pro­le­ta­rio se con­vir­tió en el más radi­cal y audaz del pla­ne­ta tras la mayor matan­za que el capi­ta­lis­mo había pro­mo­vi­do en el mun­do, don­de por pri­me­ra vez los tan­ques, las armas auto­má­ti­cas, la avia­ción y los gases asfi­xian­tes hicie­ron su apa­ri­ción en las gue­rras, y has­ta un famo­so cañón capaz de lan­zar un pesa­do pro­yec­til a más de cien kiló­me­tros hizo cons­tar su par­ti­ci­pa­ción en la san­grien­ta contienda.

De aque­lla matan­za sur­gió la Liga de las Nacio­nes, una ins­ti­tu­ción que debía pre­ser­var la paz y no logró siquie­ra impe­dir el avan­ce ace­le­ra­do del colo­nia­lis­mo en Áfri­ca, gran par­te de Asia, Ocea­nía, el Cari­be, Cana­dá, y un gro­se­ro neo­co­lo­nia­lis­mo en Amé­ri­ca Latina.

Ape­nas 20 años des­pués, otra espan­to­sa gue­rra mun­dial se des­ató en Euro­pa, cuyo preám­bu­lo fue la Gue­rra Civil en Espa­ña, ini­cia­da en 1936. Tras la aplas­tan­te derro­ta nazi, las nacio­nes cifra­ron sus espe­ran­zas en la Orga­ni­za­ción de las Nacio­nes Uni­das, que se esfuer­za por crear la coope­ra­ción que pon­ga fin a las agre­sio­nes y las gue­rras, don­de los paí­ses pue­dan pre­ser­var la paz, el desa­rro­llo y la coope­ra­ción pací­fi­ca de los Esta­dos gran­des y peque­ños, ricos o pobres del planeta.

Millo­nes de cien­tí­fi­cos podrían, entre otras tareas, incre­men­tar las posi­bi­li­da­des de super­vi­ven­cia de la espe­cie huma­na, ya ame­na­za­da con la esca­sez de agua y ali­men­tos para miles de millo­nes de per­so­nas en un bre­ve lap­so de tiempo.

Somos ya 7 300 millo­nes los habi­tan­tes en el pla­ne­ta. En el año 1800 solo había 978 millo­nes; esta cifra se ele­vó a 6 070 millo­nes en el año 2000; y en el 2050, según cálcu­los con­ser­va­do­res, habrá 10 mil millones.

Des­de lue­go, ape­nas se men­cio­na que a Euro­pa Occi­den­tal arri­ban embar­ca­cio­nes reple­tas de emi­gran­tes que se trans­por­tan en cual­quier obje­to que flo­te, un río de emi­gran­tes afri­ca­nos, del con­ti­nen­te colo­ni­za­do por los euro­peos duran­te cien­tos de años.

Hace 23 años, en una Con­fe­ren­cia de Nacio­nes Uni­das sobre Medio Ambien­te y Desa­rro­llo expre­sé: “Una impor­tan­te espe­cie bio­ló­gi­ca está en ries­go de des­apa­re­cer por la rápi­da y pro­gre­si­va liqui­da­ción de sus con­di­cio­nes natu­ra­les de vida: el hom­bre.” No sabía enton­ces sin embar­go cuán cer­ca está­ba­mos de ello.

Al con­me­mo­rar­se el 70 ani­ver­sa­rio de la Vic­to­ria en la Gran Gue­rra Patria, deseo hacer cons­tar nues­tra pro­fun­da admi­ra­ción por el heroi­co pue­blo sovié­ti­co que pres­tó a la huma­ni­dad un colo­sal servicio.

Hoy es posi­ble la sóli­da alian­za entre los pue­blos de la Fede­ra­ción Rusa y el Esta­do de más rápi­do avan­ce eco­nó­mi­co del mun­do: la Repú­bli­ca Popu­lar Chi­na; ambos paí­ses con su estre­cha coope­ra­ción, su avan­za­da cien­cia y sus pode­ro­sos ejér­ci­tos y valien­tes sol­da­dos cons­ti­tu­yen un escu­do pode­ro­so de la paz y la segu­ri­dad mun­dial, a fin de que la vida de nues­tra espe­cie pue­da preservarse.

La salud físi­ca y men­tal, y el espí­ri­tu de soli­da­ri­dad son nor­mas que deben pre­va­le­cer, o el des­tino del ser humano, este que cono­ce­mos, se per­de­rá para siempre.

Los 27 millo­nes de sovié­ti­cos que murie­ron en la Gran Gue­rra Patria, lo hicie­ron tam­bién por la huma­ni­dad y por el dere­cho a pen­sar y a ser socia­lis­tas, ser mar­xis­tas-leni­nis­tas, ser comu­nis­tas, y a salir de la prehistoria.

Firma-Fidel-8-mayo2015

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *