Nues­tro dere­cho a ser mar­xis­tas-leni­nis­tas- Fidel Castro

Pasa­do maña­na, 9 de mayo, se con­me­mo­ra­rá el 70 ani­ver­sa­rio de la Vic­to­ria del pue­blo sovié­ti­co en la Gran Gue­rra Patria. Dada la dife­ren­cia de hora, cuan­do ela­bo­ro estas líneas, los sol­da­dos y ofi­cia­les del Ejér­ci­to de la Fede­ra­ción de Rusia lle­nos de orgu­llo, esta­rán ejer­ci­tan­do en la Pla­za Roja de Mos­cú con los rápi­dos y mar­cia­les pasos que los caracterizan.

Lenin fue un genial estra­te­ga revo­lu­cio­na­rio que no vaci­ló en asu­mir las ideas de Marx y lle­var­las a cabo en un país inmen­so y solo en par­te indus­tria­li­za­do, cuyo par­ti­do pro­le­ta­rio se con­vir­tió en el más radi­cal y audaz del pla­ne­ta tras la mayor matan­za que el capi­ta­lis­mo había pro­mo­vi­do en el mun­do, don­de por pri­me­ra vez los tan­ques, las armas auto­má­ti­cas, la avia­ción y los gases asfi­xian­tes hicie­ron su apa­ri­ción en las gue­rras, y has­ta un famo­so cañón capaz de lan­zar un pesa­do pro­yec­til a más de cien kiló­me­tros hizo cons­tar su par­ti­ci­pa­ción en la san­grien­ta contienda.

De aque­lla matan­za sur­gió la Liga de las Nacio­nes, una ins­ti­tu­ción que debía pre­ser­var la paz y no logró siquie­ra impe­dir el avan­ce ace­le­ra­do del colo­nia­lis­mo en Áfri­ca, gran par­te de Asia, Ocea­nía, el Cari­be, Cana­dá, y un gro­se­ro neo­co­lo­nia­lis­mo en Amé­ri­ca Latina.

Ape­nas 20 años des­pués, otra espan­to­sa gue­rra mun­dial se des­ató en Euro­pa, cuyo preám­bu­lo fue la Gue­rra Civil en Espa­ña, ini­cia­da en 1936. Tras la aplas­tan­te derro­ta nazi, las nacio­nes cifra­ron sus espe­ran­zas en la Orga­ni­za­ción de las Nacio­nes Uni­das, que se esfuer­za por crear la coope­ra­ción que pon­ga fin a las agre­sio­nes y las gue­rras, don­de los paí­ses pue­dan pre­ser­var la paz, el desa­rro­llo y la coope­ra­ción pací­fi­ca de los Esta­dos gran­des y peque­ños, ricos o pobres del planeta.

Millo­nes de cien­tí­fi­cos podrían, entre otras tareas, incre­men­tar las posi­bi­li­da­des de super­vi­ven­cia de la espe­cie huma­na, ya ame­na­za­da con la esca­sez de agua y ali­men­tos para miles de millo­nes de per­so­nas en un bre­ve lap­so de tiempo.

Somos ya 7 300 millo­nes los habi­tan­tes en el pla­ne­ta. En el año 1800 solo había 978 millo­nes; esta cifra se ele­vó a 6 070 millo­nes en el año 2000; y en el 2050, según cálcu­los con­ser­va­do­res, habrá 10 mil millones.

Des­de lue­go, ape­nas se men­cio­na que a Euro­pa Occi­den­tal arri­ban embar­ca­cio­nes reple­tas de emi­gran­tes que se trans­por­tan en cual­quier obje­to que flo­te, un río de emi­gran­tes afri­ca­nos, del con­ti­nen­te colo­ni­za­do por los euro­peos duran­te cien­tos de años.

Hace 23 años, en una Con­fe­ren­cia de Nacio­nes Uni­das sobre Medio Ambien­te y Desa­rro­llo expre­sé: “Una impor­tan­te espe­cie bio­ló­gi­ca está en ries­go de des­apa­re­cer por la rápi­da y pro­gre­si­va liqui­da­ción de sus con­di­cio­nes natu­ra­les de vida: el hom­bre.” No sabía enton­ces sin embar­go cuán cer­ca está­ba­mos de ello.

Al con­me­mo­rar­se el 70 ani­ver­sa­rio de la Vic­to­ria en la Gran Gue­rra Patria, deseo hacer cons­tar nues­tra pro­fun­da admi­ra­ción por el heroi­co pue­blo sovié­ti­co que pres­tó a la huma­ni­dad un colo­sal servicio.

Hoy es posi­ble la sóli­da alian­za entre los pue­blos de la Fede­ra­ción Rusa y el Esta­do de más rápi­do avan­ce eco­nó­mi­co del mun­do: la Repú­bli­ca Popu­lar Chi­na; ambos paí­ses con su estre­cha coope­ra­ción, su avan­za­da cien­cia y sus pode­ro­sos ejér­ci­tos y valien­tes sol­da­dos cons­ti­tu­yen un escu­do pode­ro­so de la paz y la segu­ri­dad mun­dial, a fin de que la vida de nues­tra espe­cie pue­da preservarse.

La salud físi­ca y men­tal, y el espí­ri­tu de soli­da­ri­dad son nor­mas que deben pre­va­le­cer, o el des­tino del ser humano, este que cono­ce­mos, se per­de­rá para siempre.

Los 27 millo­nes de sovié­ti­cos que murie­ron en la Gran Gue­rra Patria, lo hicie­ron tam­bién por la huma­ni­dad y por el dere­cho a pen­sar y a ser socia­lis­tas, ser mar­xis­tas-leni­nis­tas, ser comu­nis­tas, y a salir de la prehistoria.

Firma-Fidel-8-mayo2015

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.