Vic­to­ria de los pue­blos de Amé­ri­ca Lati­na y el Caribe.

Noso­tros, los Pue­blos de Nues­tra Amé­ri­ca, con­vo­ca­dos en la Cum­bre de los Pue­blos, Sin­di­cal y de los Movi­mien­tos Socia­les reu­ni­dos en la Uni­ver­si­dad de Pana­má entre los días 9, 10 y 11 de 2015, con más de 3,500 delegados/​as repre­sen­tan­do a cen­te­na­res de nues­tras orga­ni­za­cio­nes obre­ras, sin­di­ca­les, cam­pe­si­nas, pue­blos ori­gi­na­rios, estu­dian­ti­les, de muje­res, socia­les y del movi­mien­to popular.

En el mar­co de un deba­te uni­ta­rio, fra­terno y soli­da­rio, los par­ti­ci­pan­tes en con­fe­ren­cias y en las 15 mesas de tra­ba­jo de la Cum­bre de Los Pueblos

DECLARAMOS:

Noso­tros, los Pue­blos de Nues­tra Amé­ri­ca, expre­sa­mos nues­tro fir­me res­pal­do a la Pro­cla­ma­ción de Amé­ri­ca Lati­na y el Cari­be como Zona de Paz y libre de colo­nia­lis­mo, tal como fue acor­da­do por una­ni­mi­dad por todos los Gobier­nos de Nues­tra Amé­ri­ca en Enero de 2014 por la Segun­da Cum­bre de la Comu­ni­dad de Esta­dos Lati­no­ame­ri­ca­nos y Cari­be­ños (CELAC).

En tal sen­ti­do, recha­za­mos el aco­so mili­tar, agre­sio­nes y ame­na­zas de toda índo­le que des­plie­ga Esta­dos Uni­dos y sus alia­dos estra­té­gi­cos con­tra nues­tra Región a tra­vés de Bases Mili­ta­res, Sitios de Ope­ra­cio­nes e ins­ta­la­cio­nes simi­la­res, que sólo en los últi­mos 4 años han pasa­do de 21 a 76 en Nues­tra Amé­ri­ca, 12 de ellas en Pana­má y exi­gi­mos la dero­ga­ción del pac­to de Neu­tra­li­dad, que per­mi­te la inter­ven­ción mili­tar nor­te­ame­ri­ca­na a la Repú­bli­ca de Panamá.

Iraq, Afga­nis­tán, Soma­lia, Pales­ti­na, Mali, Repú­bli­ca Cen­troa­fri­ca­na, Siria, Ucra­nia, Nige­ria, Pakis­tán, Con­go, Mau­ri­ta­nia, Libia, y Yemen son sólo algu­nas de las más recien­tes inter­ven­cio­nes mili­ta­res nor­te­ame­ri­ca­nas con su secue­la de muer­te y deso­la­ción. No que­re­mos dicha situa­ción en Nues­tra América.

Así, apo­ya­mos las Decla­ra­cio­nes de la Secre­ta­ría Gene­ral de UNASUR que soli­ci­ta la exclu­sión de todas las bases mili­ta­res en nues­tra Región de Paz y la afir­ma­ción de que nin­gún país tie­ne dere­cho a juz­gar la con­duc­ta de otro ni muchí­si­mo menos a impo­ner­le san­cio­nes o cas­ti­gos por cuen­ta propia.

Noso­tros, los Pue­blos de Amé­ri­ca, res­pal­da­mos al pue­blo cubano y su Revo­lu­ción, salu­da­mos el regre­so a casa de los cin­co héroes cuba­nos, pro­duc­to de la soli­da­ri­dad inter­na­cio­nal y de la lucha incan­sa­ble de su pue­blo. Exi­gi­mos, jun­to con todos los pue­blos del Mun­do, el levan­ta­mien­to inme­dia­to e incon­di­cio­nal del blo­queo geno­ci­da con­tra la Repú­bli­ca de Cuba por par­te del Gobierno de los Esta­dos Uni­dos y el cie­rre inme­dia­to de la base mili­tar de Guan­tá­na­mo, sin más con­di­ción que la del res­pe­to a las Leyes Inter­na­cio­na­les y a la Car­ta de las Nacio­nes Unidas.

Noso­tros, los Pue­blos de Amé­ri­ca, expre­sa­mos, nues­tro apo­yo incon­di­cio­nal e irres­tric­to a la Revo­lu­ción Boli­va­ria­na y al gobierno legí­ti­mo enca­be­za­do por el com­pa­ñe­ro Nico­lás Maduro.

Por tan­to recha­za­mos la injus­ta, inje­ren­cis­ta e inmo­ral Orden Eje­cu­ti­va del Gobierno de los Esta­dos Uni­dos que ha pre­ten­di­do seña­lar a la Repú­bli­ca Boli­va­ria­na de Vene­zue­la como una ame­na­za a su segu­ri­dad nacio­nal y que ya ha mere­ci­do el recha­zo uná­ni­me de todos los paí­ses de Nues­tra América.

Noso­tros, los Pue­blos de Amé­ri­ca, reafir­ma­mos que Puer­to Rico es una Nación Lati­no­ame­ri­ca­na y Cari­be­ña, con su pro­pia e incon­fun­di­ble iden­ti­dad e his­to­ria, cuyos dere­chos a la Inde­pen­den­cia y la Sobe­ra­nía son vio­la­dos por una tute­la colo­nial impues­ta hace más de un siglo de for­ma arbi­tra­ria por par­te del impe­ria­lis­mo Nor­te­ame­ri­cano, por esa lucha his­tó­ri­ca por lograr la sobe­ra­nía y auto­de­ter­mi­na­ción de Puer­to Rico, muchos y entre ellos pur­gan cár­ce­les como Oscar López Rive­ra, del cual exi­gi­mos su inme­dia­ta libertad.

Noso­tros, los Pue­blos de Amé­ri­ca, reite­ra­mos nues­tro apo­yo soli­da­rio y espe­ran­za­do a los Diá­lo­gos por la Paz en Colom­bia, que se rea­li­zan entre el Gobierno de Colom­bia y las FARC-EP, soli­ci­ta­mos la aper­tu­ra de una mesa simi­lar con el ELN con el fin de tran­si­tar en la cons­truc­ción de un pro­ce­so de paz fir­me y dura­de­ra con Jus­ti­cia Social. Salu­da­mos las ges­tio­nes rea­li­za­das por dis­tin­tos gobier­nos para faci­li­tar el éxi­to de este proceso.

Noso­tros, los Pue­blos de Amé­ri­ca, reite­ra­mos nues­tro apo­yo per­ma­nen­te e incon­di­cio­nal a la Repú­bli­ca Argen­ti­na en sus ges­tio­nes para la recu­pe­ra­ción de las Islas Mal­vi­nas, así mis­mo, nues­tro res­pal­do al Esta­do Plu­ri­na­cio­nal de Boli­via en su jus­ta y pos­ter­ga­da aspi­ra­ción de una sali­da pro­pia al Mar. Recla­ma­mos el inme­dia­to reti­ro de las tro­pas de ocu­pa­ción en Hai­tí, acción que per­mi­ti­rá su auto­de­ter­mi­na­ción. Exi­gi­mos al gobierno de Méxi­co la pre­sen­ta­ción con vida de los 43 estu­dian­tes nor­ma­lis­tas des­apa­re­ci­dos for­zo­sa­men­te en Ayotzinapa.

Noso­tros, los Pue­blos de Amé­ri­ca, mani­fes­ta­mos la nece­si­dad impe­rio­sa de la cons­truc­ción y pro­fun­di­za­ción de una socie­dad nue­va, con jus­ti­cia social y con equi­dad de géne­ro, con la par­ti­ci­pa­ción acti­va de los jóve­nes y de los dife­ren­tes acto­res socia­les, con la soli­da­ri­dad como un prin­ci­pio fun­da­men­tal para el desa­rro­llo inte­gral y sobe­rano de nues­tros pue­blos. Hoy exis­ten en Nues­tra Amé­ri­ca algu­nas laca­yos del impe­ria­lis­mo que inten­tan sos­te­ner e impo­ner al mode­lo neo­li­be­ral como la solu­ción a los pro­ble­mas y nece­si­da­des de nues­tros pue­blos, mode­lo que ha demos­tra­do ser el más efi­caz ins­tru­men­to para pro­fun­di­zar la pobre­za, la mise­ria, la des­igual­dad, la exclu­sión y la más injus­ta dis­tri­bu­ción de la rique­za que se conoce.

Ante esta situa­ción mani­fes­ta­mos y con­vo­ca­mos a luchar y defen­der nues­tros recur­sos natu­ra­les, la bio­di­ver­si­dad, la sobe­ra­nía ali­men­ta­ria, nues­tros bie­nes comu­nes, la madre tie­rra y la defen­sa de los dere­chos ances­tra­les de los pue­blos ori­gi­na­rios y las con­quis­tas y dere­chos socia­les. La lucha por el empleo, el tra­ba­jo y sala­rio digno, la segu­ri­dad social, las pen­sio­nes, la nego­cia­ción colec­ti­va, la sin­di­ca­li­za­ción, el dere­cho de huel­ga, la liber­tad sin­di­cal, salud ocu­pa­cio­nal, los dere­chos eco­nó­mi­cos y socia­les, el res­pe­to a los migran­tes y afro des­cen­dien­tes, la erra­di­ca­ción del tra­ba­jo infan­til y escla­vo, jus­ti­cia con equi­dad de género.

Todo esto es y será posi­ble si tra­ba­ja­mos en uni­dad y con el obje­ti­vo de cons­truir corre­la­ción de fuer­zas que per­mi­ta sus­ti­tuir del poder al blo­que domi­nan­te por uno social y polí­ti­co que defien­da los intere­ses de nues­tros pueblos.

A 10 años de la derro­ta del ALCA reafir­ma­mos nues­tra lucha con­tra las nue­vas for­mas de tra­ta­dos de libre comer­cio TLC, TPC, TISA, la Alian­za del Pací­fi­co. Así tam­bién segui­mos sos­te­nien­do que la deu­da exter­na de nues­tros paí­ses es inco­bra­ble e impa­ga­ble por ile­gí­ti­ma e inmoral.

Noso­tros, los Pue­blos de Amé­ri­ca, salu­da­mos los pro­ce­sos de inte­gra­ción que pri­man la auto­de­ter­mi­na­ción y la sobe­ra­nía de nues­tros pue­blos, pro­ce­sos como ALBA y la CELAC, pro­ce­sos que han for­ta­le­ci­do la uni­dad lati­no­ame­ri­ca­na. Cree­mos nece­sa­rio com­ple­men­tar estos pro­ce­sos con la par­ti­ci­pa­ción de orga­ni­za­cio­nes socia­les, sin­di­ca­les, popu­la­res, para fomen­tar aún más una inte­gra­ción des­de y para los pueblos.

11 de abril de 2015

Ciu­dad de Pana­má, Panamá

Foto: Juvenal Balán/ GranmaEl Pre­si­den­te Nico­lás Madu­ro inter­vie­ne en la Clau­su­ra de la Cum­bre de los Pue­blos. Foto: Juve­nal Balán/​Gran­ma
Foto: Juvenal Balán/ GranmaEl pre­si­den­te ecua­to­riano Rafael Correa. Foto: Juve­nal Balán/​Gran­ma
Foto: Juvenal Balán/ GranmaClau­su­ra de la Cum­bre de los Pue­blos. Foto: Juve­nal Balán/​Gran­ma
Foto: Juvenal Balán/ GranmaEl ex pre­si­den­te de Hon­du­ras Manuel Zela­ya, el escri­tor Abel Prie­to y la vice­mi­nis­tra cuba­na de Rela­cio­nes Exte­rio­res, Ana Tere­si­ta Gon­zá­lez Fra­ga. Foto: Juve­nal Balán/​Gran­ma
Foto: Juvenal Balán/ GranmaNico­lás Madu­ro. Foto: Juve­nal Balán/​Gran­ma
Foto: Juvenal Balán/ GranmaClau­su­ra de la Cum­bre de los Pue­blos. Foto: Juve­nal Balán/​Gran­ma
Foto: Juvenal Balán/ GranmaEl escri­tor y pre­si­den­te de la Unión de Escri­to­res y Artis­tas de Cuba, Miguel Bar­net, inter­vie­ne en nom­bre de Cuba. Foto: Juve­nal Balán/​Gran­ma
Cumbre de los pueblos en la Universidad de Panamá. Foto: Juvenal Balán/ GranmaCum­bre de los pue­blos en la Uni­ver­si­dad de Pana­má. Foto: Juve­nal Balán/​Gran­ma
Cumbre de los pueblos en la Universidad de Panamá. Foto: Juvenal Balán/ GranmaCum­bre de los pue­blos en la Uni­ver­si­dad de Pana­má. Foto: Juve­nal Balán/​Gran­ma
Cumbre de los pueblos en la Universidad de Panamá. Foto: Juvenal Balán/ GranmaCum­bre de los pue­blos en la Uni­ver­si­dad de Pana­má. Foto: Juve­nal Balán/​Gran­ma

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.