Vic­to­ria de los pue­blos de Amé­ri­ca Lati­na y el Cari­be.

Noso­tros, los Pue­blos de Nues­tra Amé­ri­ca, con­vo­ca­dos en la Cum­bre de los Pue­blos, Sin­di­cal y de los Movi­mien­tos Socia­les reu­ni­dos en la Uni­ver­si­dad de Pana­má entre los días 9, 10 y 11 de 2015, con más de 3,500 delegados/​as repre­sen­tan­do a cen­te­na­res de nues­tras orga­ni­za­cio­nes obre­ras, sin­di­ca­les, cam­pe­si­nas, pue­blos ori­gi­na­rios, estu­dian­ti­les, de muje­res, socia­les y del movi­mien­to popu­lar.

En el mar­co de un deba­te uni­ta­rio, fra­terno y soli­da­rio, los par­ti­ci­pan­tes en con­fe­ren­cias y en las 15 mesas de tra­ba­jo de la Cum­bre de Los Pue­blos

DECLARAMOS:

Noso­tros, los Pue­blos de Nues­tra Amé­ri­ca, expre­sa­mos nues­tro fir­me res­pal­do a la Pro­cla­ma­ción de Amé­ri­ca Lati­na y el Cari­be como Zona de Paz y libre de colo­nia­lis­mo, tal como fue acor­da­do por una­ni­mi­dad por todos los Gobier­nos de Nues­tra Amé­ri­ca en Enero de 2014 por la Segun­da Cum­bre de la Comu­ni­dad de Esta­dos Lati­no­ame­ri­ca­nos y Cari­be­ños (CELAC).

En tal sen­ti­do, recha­za­mos el aco­so mili­tar, agre­sio­nes y ame­na­zas de toda índo­le que des­plie­ga Esta­dos Uni­dos y sus alia­dos estra­té­gi­cos con­tra nues­tra Región a tra­vés de Bases Mili­ta­res, Sitios de Ope­ra­cio­nes e ins­ta­la­cio­nes simi­la­res, que sólo en los últi­mos 4 años han pasa­do de 21 a 76 en Nues­tra Amé­ri­ca, 12 de ellas en Pana­má y exi­gi­mos la dero­ga­ción del pac­to de Neu­tra­li­dad, que per­mi­te la inter­ven­ción mili­tar nor­te­ame­ri­ca­na a la Repú­bli­ca de Pana­má.

Iraq, Afga­nis­tán, Soma­lia, Pales­ti­na, Mali, Repú­bli­ca Cen­troa­fri­ca­na, Siria, Ucra­nia, Nige­ria, Pakis­tán, Con­go, Mau­ri­ta­nia, Libia, y Yemen son sólo algu­nas de las más recien­tes inter­ven­cio­nes mili­ta­res nor­te­ame­ri­ca­nas con su secue­la de muer­te y deso­la­ción. No que­re­mos dicha situa­ción en Nues­tra Amé­ri­ca.

Así, apo­ya­mos las Decla­ra­cio­nes de la Secre­ta­ría Gene­ral de UNASUR que soli­ci­ta la exclu­sión de todas las bases mili­ta­res en nues­tra Región de Paz y la afir­ma­ción de que nin­gún país tie­ne dere­cho a juz­gar la con­duc­ta de otro ni muchí­si­mo menos a impo­ner­le san­cio­nes o cas­ti­gos por cuen­ta pro­pia.

Noso­tros, los Pue­blos de Amé­ri­ca, res­pal­da­mos al pue­blo cubano y su Revo­lu­ción, salu­da­mos el regre­so a casa de los cin­co héroes cuba­nos, pro­duc­to de la soli­da­ri­dad inter­na­cio­nal y de la lucha incan­sa­ble de su pue­blo. Exi­gi­mos, jun­to con todos los pue­blos del Mun­do, el levan­ta­mien­to inme­dia­to e incon­di­cio­nal del blo­queo geno­ci­da con­tra la Repú­bli­ca de Cuba por par­te del Gobierno de los Esta­dos Uni­dos y el cie­rre inme­dia­to de la base mili­tar de Guan­tá­na­mo, sin más con­di­ción que la del res­pe­to a las Leyes Inter­na­cio­na­les y a la Car­ta de las Nacio­nes Uni­das.

Noso­tros, los Pue­blos de Amé­ri­ca, expre­sa­mos, nues­tro apo­yo incon­di­cio­nal e irres­tric­to a la Revo­lu­ción Boli­va­ria­na y al gobierno legí­ti­mo enca­be­za­do por el com­pa­ñe­ro Nico­lás Madu­ro.

Por tan­to recha­za­mos la injus­ta, inje­ren­cis­ta e inmo­ral Orden Eje­cu­ti­va del Gobierno de los Esta­dos Uni­dos que ha pre­ten­di­do seña­lar a la Repú­bli­ca Boli­va­ria­na de Vene­zue­la como una ame­na­za a su segu­ri­dad nacio­nal y que ya ha mere­ci­do el recha­zo uná­ni­me de todos los paí­ses de Nues­tra Amé­ri­ca.

Noso­tros, los Pue­blos de Amé­ri­ca, reafir­ma­mos que Puer­to Rico es una Nación Lati­no­ame­ri­ca­na y Cari­be­ña, con su pro­pia e incon­fun­di­ble iden­ti­dad e his­to­ria, cuyos dere­chos a la Inde­pen­den­cia y la Sobe­ra­nía son vio­la­dos por una tute­la colo­nial impues­ta hace más de un siglo de for­ma arbi­tra­ria por par­te del impe­ria­lis­mo Nor­te­ame­ri­cano, por esa lucha his­tó­ri­ca por lograr la sobe­ra­nía y auto­de­ter­mi­na­ción de Puer­to Rico, muchos y entre ellos pur­gan cár­ce­les como Oscar López Rive­ra, del cual exi­gi­mos su inme­dia­ta liber­tad.

Noso­tros, los Pue­blos de Amé­ri­ca, reite­ra­mos nues­tro apo­yo soli­da­rio y espe­ran­za­do a los Diá­lo­gos por la Paz en Colom­bia, que se rea­li­zan entre el Gobierno de Colom­bia y las FARC-EP, soli­ci­ta­mos la aper­tu­ra de una mesa simi­lar con el ELN con el fin de tran­si­tar en la cons­truc­ción de un pro­ce­so de paz fir­me y dura­de­ra con Jus­ti­cia Social. Salu­da­mos las ges­tio­nes rea­li­za­das por dis­tin­tos gobier­nos para faci­li­tar el éxi­to de este pro­ce­so.

Noso­tros, los Pue­blos de Amé­ri­ca, reite­ra­mos nues­tro apo­yo per­ma­nen­te e incon­di­cio­nal a la Repú­bli­ca Argen­ti­na en sus ges­tio­nes para la recu­pe­ra­ción de las Islas Mal­vi­nas, así mis­mo, nues­tro res­pal­do al Esta­do Plu­ri­na­cio­nal de Boli­via en su jus­ta y pos­ter­ga­da aspi­ra­ción de una sali­da pro­pia al Mar. Recla­ma­mos el inme­dia­to reti­ro de las tro­pas de ocu­pa­ción en Hai­tí, acción que per­mi­ti­rá su auto­de­ter­mi­na­ción. Exi­gi­mos al gobierno de Méxi­co la pre­sen­ta­ción con vida de los 43 estu­dian­tes nor­ma­lis­tas des­apa­re­ci­dos for­zo­sa­men­te en Ayotzi­na­pa.

Noso­tros, los Pue­blos de Amé­ri­ca, mani­fes­ta­mos la nece­si­dad impe­rio­sa de la cons­truc­ción y pro­fun­di­za­ción de una socie­dad nue­va, con jus­ti­cia social y con equi­dad de géne­ro, con la par­ti­ci­pa­ción acti­va de los jóve­nes y de los dife­ren­tes acto­res socia­les, con la soli­da­ri­dad como un prin­ci­pio fun­da­men­tal para el desa­rro­llo inte­gral y sobe­rano de nues­tros pue­blos. Hoy exis­ten en Nues­tra Amé­ri­ca algu­nas laca­yos del impe­ria­lis­mo que inten­tan sos­te­ner e impo­ner al mode­lo neo­li­be­ral como la solu­ción a los pro­ble­mas y nece­si­da­des de nues­tros pue­blos, mode­lo que ha demos­tra­do ser el más efi­caz ins­tru­men­to para pro­fun­di­zar la pobre­za, la mise­ria, la des­igual­dad, la exclu­sión y la más injus­ta dis­tri­bu­ción de la rique­za que se cono­ce.

Ante esta situa­ción mani­fes­ta­mos y con­vo­ca­mos a luchar y defen­der nues­tros recur­sos natu­ra­les, la bio­di­ver­si­dad, la sobe­ra­nía ali­men­ta­ria, nues­tros bie­nes comu­nes, la madre tie­rra y la defen­sa de los dere­chos ances­tra­les de los pue­blos ori­gi­na­rios y las con­quis­tas y dere­chos socia­les. La lucha por el empleo, el tra­ba­jo y sala­rio digno, la segu­ri­dad social, las pen­sio­nes, la nego­cia­ción colec­ti­va, la sin­di­ca­li­za­ción, el dere­cho de huel­ga, la liber­tad sin­di­cal, salud ocu­pa­cio­nal, los dere­chos eco­nó­mi­cos y socia­les, el res­pe­to a los migran­tes y afro des­cen­dien­tes, la erra­di­ca­ción del tra­ba­jo infan­til y escla­vo, jus­ti­cia con equi­dad de géne­ro.

Todo esto es y será posi­ble si tra­ba­ja­mos en uni­dad y con el obje­ti­vo de cons­truir corre­la­ción de fuer­zas que per­mi­ta sus­ti­tuir del poder al blo­que domi­nan­te por uno social y polí­ti­co que defien­da los intere­ses de nues­tros pue­blos.

A 10 años de la derro­ta del ALCA reafir­ma­mos nues­tra lucha con­tra las nue­vas for­mas de tra­ta­dos de libre comer­cio TLC, TPC, TISA, la Alian­za del Pací­fi­co. Así tam­bién segui­mos sos­te­nien­do que la deu­da exter­na de nues­tros paí­ses es inco­bra­ble e impa­ga­ble por ile­gí­ti­ma e inmo­ral.

Noso­tros, los Pue­blos de Amé­ri­ca, salu­da­mos los pro­ce­sos de inte­gra­ción que pri­man la auto­de­ter­mi­na­ción y la sobe­ra­nía de nues­tros pue­blos, pro­ce­sos como ALBA y la CELAC, pro­ce­sos que han for­ta­le­ci­do la uni­dad lati­no­ame­ri­ca­na. Cree­mos nece­sa­rio com­ple­men­tar estos pro­ce­sos con la par­ti­ci­pa­ción de orga­ni­za­cio­nes socia­les, sin­di­ca­les, popu­la­res, para fomen­tar aún más una inte­gra­ción des­de y para los pue­blos.

11 de abril de 2015

Ciu­dad de Pana­má, Pana­má

Foto: Juvenal Balán/ GranmaEl Pre­si­den­te Nico­lás Madu­ro inter­vie­ne en la Clau­su­ra de la Cum­bre de los Pue­blos. Foto: Juve­nal Balán/​Gran­ma
Foto: Juvenal Balán/ GranmaEl pre­si­den­te ecua­to­riano Rafael Correa. Foto: Juve­nal Balán/​Gran­ma
Foto: Juvenal Balán/ GranmaClau­su­ra de la Cum­bre de los Pue­blos. Foto: Juve­nal Balán/​Gran­ma
Foto: Juvenal Balán/ GranmaEl ex pre­si­den­te de Hon­du­ras Manuel Zela­ya, el escri­tor Abel Prie­to y la vice­mi­nis­tra cuba­na de Rela­cio­nes Exte­rio­res, Ana Tere­si­ta Gon­zá­lez Fra­ga. Foto: Juve­nal Balán/​Gran­ma
Foto: Juvenal Balán/ GranmaNico­lás Madu­ro. Foto: Juve­nal Balán/​Gran­ma
Foto: Juvenal Balán/ GranmaClau­su­ra de la Cum­bre de los Pue­blos. Foto: Juve­nal Balán/​Gran­ma
Foto: Juvenal Balán/ GranmaEl escri­tor y pre­si­den­te de la Unión de Escri­to­res y Artis­tas de Cuba, Miguel Bar­net, inter­vie­ne en nom­bre de Cuba. Foto: Juve­nal Balán/​Gran­ma
Cumbre de los pueblos en la Universidad de Panamá. Foto: Juvenal Balán/ GranmaCum­bre de los pue­blos en la Uni­ver­si­dad de Pana­má. Foto: Juve­nal Balán/​Gran­ma
Cumbre de los pueblos en la Universidad de Panamá. Foto: Juvenal Balán/ GranmaCum­bre de los pue­blos en la Uni­ver­si­dad de Pana­má. Foto: Juve­nal Balán/​Gran­ma
Cumbre de los pueblos en la Universidad de Panamá. Foto: Juvenal Balán/ GranmaCum­bre de los pue­blos en la Uni­ver­si­dad de Pana­má. Foto: Juve­nal Balán/​Gran­ma

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *