Say­yed Nas­ra­lá: la derro­ta será el des­tino de los agre­so­res en Yemen

El secre­ta­rio gene­ral de Hez­bo­lá, Say­yed Has­san Nas­ra­lá, ha recha­za­do los pre­tex­tos uti­li­za­dos por Ara­bia Sau­dí y su pro­pa­gan­da mediá­ti­ca para jus­ti­fi­car la agre­sión nor­te­ame­ri­cano-sau­dí con­tra el pue­blo de Yemen en un dis­cur­so trans­mi­ti­do por el canal Al Manar.
Él seña­ló que Ara­bia y los paí­ses ára­bes no han hecho nada por los pales­ti­nos y los pue­blos de la región mien­tras que en Yemen se han des­per­ta­do de gol­pe para des­en­ca­de­nar una gue­rra con­tra el bra­vo pue­blo yeme­ní.
He aquí los prin­ci­pa­les pun­tos de su dis­cur­so:
Ante todo, hace fal­ta que cada liba­nés cla­ri­fi­que su posi­ción hacia los peli­gro­sos acon­te­ci­mien­tos que están suce­dien­do en Yemen.
Ape­nas varias horas des­pués de la agre­sión nor­te­ame­ri­cano-sau­dí con­tra Yemen vimos al anti­guo pri­mer minis­tro liba­nés Saad Hari­ri salu­dar la inter­ven­ción sau­dí en Yemen.
Es nues­tro dere­cho, pues, expre­sar nues­tro pun­to de vis­ta en la for­ma que crea­mos con­ve­nien­te.
Espe­ra­mos que estos hechos no sir­van para exa­cer­bar las ten­sio­nes en el Líbano.
Antes de abor­dar el tema de Yemen, me gus­ta­ría hablar de dos pun­tos a nivel local:
– el diá­lo­go en cur­so entre Hez­bo­lá y el Futu­ro.
– el tri­bu­nal inter­na­cio­nal (sobre el ase­si­na­to del ex pri­mer minis­tro Rafiq Hari­ri).
Diá­lo­go entre Hez­bo­lá y el Futu­ro
Es en inte­rés de todos que los par­ti­dos liba­ne­ses dia­lo­guen.
Al ini­cio del diá­lo­go entre la Corrien­te del Futu­ro y Hez­bo­lá, había cier­tos sec­to­res polí­ti­cos den­tro y fue­ra del Futu­ro que que­rían sabo­tear este diá­lo­go.
Por lo que a noso­tros res­pec­ta vamos a con­ti­nuar este diá­lo­go para redu­cir las ten­sio­nes en el país y no vamos a escu­char a aque­llos que bus­can ati­zar el fue­go de la divi­sión.
Tri­bu­nal inter­na­cio­nal
En lo que se refie­re al tri­bu­nal inter­na­cio­nal, hemos dicho des­de el prin­ci­pio que el tra­ba­jo de esta ins­tan­cia no se basa en nin­gu­na prue­ba jurí­di­ca.
No comen­ta­mos los resul­ta­dos de este tri­bu­nal ni las his­to­rias que no tie­nen nin­gún valor jurí­di­co, con­ta­das por los tes­ti­gos.
Saúd al Fai­sal blo­quea la elec­ción de un pre­si­den­te
Ade­más, en rela­ción a las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les del Líbano ha sido lan­za­da una nue­va cam­pa­ña de acu­sa­cio­nes con­tra Irán.
Me gus­ta­ría ase­gu­ra­ros que Irán nun­ca se ha inter­fe­ri­do ni impues­to nin­gún veto sobre nadie y nun­ca ha tra­ta­do este tema con Hez­bo­lá. El res­pon­sa­ble de este blo­queo es Ara­bia Sau­dí y espe­cial­men­te su minis­tro de Exte­rio­res, Saúd al Fai­sal, que impo­ne su veto sobre el más fuer­te can­di­da­to cris­tiano a nivel nacio­nal.
Yemen
No hay una “Tem­pes­tad Deci­si­va” con­tra Israel
En rela­ción a los peli­gro­sos acon­te­ci­mien­tos en Yemen, la gue­rra sau­dí ha sido des­en­ca­de­na­da por medio de ata­ques aéreos y bom­bar­deos. Y una coa­li­ción ha sido con­ce­bi­da bajo el nom­bre de “Tem­pes­tad Deci­si­va”.
Hay muchos que se pre­gun­tan sobre las razo­nes que han empu­ja­do a Ara­bia Sau­dí a lan­zar esta “tem­pes­tad deci­si­va”.
Hace años que Pales­ti­na soli­ci­ta la ayu­da de los ára­bes y de Ara­bia sin que noso­tros vea­mos “tem­pes­ta­des” o inclu­so una “bri­sa deci­si­va” con­tra Israel
Los pales­ti­nos, que son musul­ma­nes sun­níes ‑sien­to uti­li­zar este tér­mino- han pedi­do en múl­ti­ples oca­sio­nes ayu­da a los reyes, pero no han obte­ni­do nin­gu­na res­pues­ta.
En 2006 (la gue­rra israe­lí con­tra el Líbano) no soli­ci­ta­mos vues­tra ayu­da, sino que sólo os pedi­mos que nos deja­rais en paz.
Es tris­te que todas las mise­rias de los pales­ti­nos no hayan lle­va­do a una inter­ven­ción sau­dí.
Los tres pre­tex­tos sau­díes para la gue­rra
– Si el obje­ti­vo de esta gue­rra es el de sal­var al pue­blo yeme­ní, como ellos pre­ten­den, ¿por qué no sal­váis a los pales­ti­nos que están sien­do masa­cra­dos por Israel des­de hace déca­das? ¿Por qué los habéis aban­do­na­do y ven­di­do a Israel?
– Si la gue­rra ha sido des­en­ca­de­na­da para defen­der la legi­ti­mi­dad de Hadi (el pre­si­den­te yeme­ní dimi­sio­na­rio), ¿Por qué no os impor­ta la legi­ti­mi­dad de Pales­ti­na?
– Si habláis de un peli­gro que hace fal­ta con­fron­tar ¿por qué nun­ca habéis con­fron­ta­do el peli­gro que repre­sen­ta Israel, que está a vues­tro lado? La res­pues­ta es que nun­ca habéis vis­to a Israel como un enemi­go o una ame­na­za.
¿Es lógi­co des­en­ca­de­nar una gue­rra y bom­bar­dear a niños si ellos (los sau­díes) quie­ren sal­var al pue­blo yeme­ní?
Ellos han habla­do de un pre­si­den­te legí­ti­mo (Abed Rab­bo Man­sur Hadi). Éste dimi­tió y lue­go renun­ció a su dimi­sión. Ade­más, su man­da­to de dos años ter­mi­nó en febre­ro. Si él ha pedi­do su ayu­da, ¿es razo­na­ble ini­ciar una gue­rra para que él con­ti­núe en el poder? ¿Por qué ellos no hicie­ron una gue­rra para­le­la en Túnez cuan­do su alia­do Ben Ali fue derro­ca­do? ¿O cuan­do su ami­go Hos­ni Muba­rak fue tam­bién derri­ba­do del poder en Egip­to?
Este pre­tex­to es infun­da­do y men­ti­ro­so. La cues­tión es más pro­fun­da.
¿Y aca­so jus­ti­fi­ca este pre­tex­to el derra­ma­mien­to de la san­gre de los yeme­níes?
Los sau­díes pre­ten­den que la nue­va situa­ción en Yemen sobre­vino des­pués de la revo­lu­ción popu­lar diri­gi­da por Ansa­ru­lá, el Ejér­ci­to y las tri­bus y que ella cons­ti­tu­ye una ame­na­za para Ara­bia Sau­dí, los paí­ses del Gol­fo y el Mar Rojo. ¿Dón­de están las prue­bas de estas ale­ga­cio­nes? ¿Y es que eso jus­ti­fi­ca el derra­ma­mien­to de san­gre de los yeme­níes?
Ara­bia Sau­dí es el país que mejor cono­ce las capa­ci­da­des mili­ta­res de Yemen.
Este pre­tex­to es, pues, infun­da­do. Se tra­ta tam­bién de una men­ti­ra.
Apro­bar esta agre­sión es ser cóm­pli­ce con el derra­ma­mien­to de san­gre
Espe­ro que se me escu­che bien en rela­ción a estos pun­tos. El hecho de apro­bar esta agre­sión quie­re decir que se es cóm­pli­ce en el derra­ma­mien­to de san­gre en Yemen.
Si esta gue­rra fue­ra diri­gi­da con­tra Israel noso­tros sería­mos sol­da­dos en el seno de esa coa­li­ción. Pero no lo sere­mos nun­ca en caso de gue­rra con­tra un pue­blo ára­be.
La men­ti­ra de la ocu­pa­ción ira­ní
El pro­ble­ma prin­ci­pal resi­de en la men­ta­li­dad sau­dí, que no con­ce­de nin­gu­na impor­tan­cia a la noción de “pue­blo”.
Una de las más gran­des men­ti­ras sau­díes que bus­ca jus­ti­fi­car la gue­rra en Yemen pre­ten­de que este país ha sido ocu­pa­do por Irán y habla de la inje­ren­cia ira­ní en Yemen. Sin embar­go, Ara­bia Saduí no ha acep­ta­do nun­ca que este país ára­be se adhie­ra el Con­se­jo de Coope­ra­ción del Gol­fo y se ha com­por­ta­do de una for­ma alti­va con los yeme­níes a los que con­si­de­ra como per­so­nas de segun­da cla­se.
La ofen­si­va mediá­ti­ca lan­za­da con­tra Yemen es mucho mayor que la inter­ven­ción mili­tar.
¿Dón­de están las prue­bas de la pre­sen­cia ira­ní en Yemen? ¿Dón­de están las bases mili­ta­res y los sol­da­dos ira­níes? Se tra­ta de una gran men­ti­ra que ni siquie­ra tie­ne nece­si­dad de ser dis­cu­ti­da.
Per­mi­tid­me deci­ros que la noción de “pue­blo” no exis­te en la men­ta­li­dad sau­dí. Los diri­gen­tes sau­díes no reco­no­cen las cau­sas de los pue­blos dado que ellos son reyes y diri­gen­tes y ven a las per­so­nas como vasa­llos.
Esto es lo que expli­ca la pos­tu­ra sau­dí hacia las revo­lu­cio­nes en Túnez, Egip­to y Libia.
Es esta men­ta­li­dad lo que ha lle­va­do al fra­ca­so a las polí­ti­cas sau­díes. Y es el fra­ca­so de la polí­ti­ca de Ara­bia Sau­dí la que le empu­jar a adop­tar una pos­tu­ra en con­tra de Irán.
Irán ha acu­di­do en ayu­da de los pue­blos
Cuan­do Israel ocu­pó el Líbano en 1982, todos los ára­bes aban­do­na­ron al país a excep­ción de Siria.
Los liba­ne­ses se enfras­ca­ron en la lucha con­tra la ocu­pa­ción. Irán no per­ma­ne­ció de bra­zos cru­za­dos. Él acu­dió en auxi­lio de la resis­ten­cia, ofre­cien­do dine­ro, armas y con­se­je­ros. La resis­ten­cia del Líbano era pura­men­te liba­ne­sa, sus már­ti­res eran liba­ne­ses, sus dete­ni­dos eran liba­ne­ses, sus huér­fa­nos eran liba­ne­ses, su movi­mien­to era cien­to por cien­to liba­nés.
Pero en razón de su nega­ti­va a reco­no­cer a los pue­blos, los sau­díes se obs­ti­nan en pre­ten­der que la resis­ten­cia en el Líbano no es liba­ne­sa sino ira­ní.
Lo mis­mo cabe decir cuan­do Hez­bo­lá qui­so ofre­cer a los ára­bes y los musul­ma­nes la vic­to­ria sobre Israel de 2006. Los sau­díes se nega­ron.
Irán no ha impues­to nun­ca su volun­tad al Líbano.
Ara­bia Sau­dí ha aban­do­na­do la cau­sa pales­ti­na
En Pales­ti­na, habéis aban­do­na­do al pue­blo pales­tino, abrien­do la vía para que Israel ase­si­ne, lle­ve a cabo demo­li­cio­nes de vivien­das, deten­ga…
¿Por qué habéis deja­do a los pales­ti­nos vivir en la mise­ria, ins­ta­lar­se en cam­pos de refu­gia­dos y ver­se obli­ga­dos a emi­grar de Cis­jor­da­nia y Jeru­sa­lén?
Voso­tros tenéis dine­ro que gas­táis en Euro­pa y EEUU. ¿Por qué no dais a los pales­ti­nos un poco de ese dine­ro?
Los pales­ti­nos han recu­rri­do a Irán. Aun­que este últi­mo sufrió la gue­rra lan­za­da por Sad­dam Hus­sein (que estu­vo apo­ya­da por los paí­ses del Gol­fo) y las san­cio­nes, los ira­níes han envia­do dine­ro, armas y tec­no­lo­gía ade­más de man­te­ner una pos­tu­ra polí­ti­ca a favor de la cau­sa pales­ti­na.
¿Y se pre­gun­tan por qué los pales­ti­nos aman a Irán?
No hay una hege­mo­nía ira­ní en Pales­ti­na, sino que es Ara­bia Sau­dí y los ára­bes los que han aban­do­na­do la cau­sa pales­ti­na.
Ara­bia ha envia­do a los tak­fi­ris a Iraq
Los sau­díes evo­can igual­men­te una hege­mo­nía e influen­cia ira­ní en Iraq.
¿Qué es lo que habéis hecho por Iraq? El prín­cie Nayef dijo en una oca­sión a uno de los diri­gen­tes ira­níes que su país ofre­ció 200.000 millo­nes de dóla­res a Sad­dam en su gue­rra con­tra Irán.
Fuis­teis voso­tros los que ani­mas­teis al Geor­ge W. Bush (el ex pre­si­den­te de EEUU) a inva­dir Iraq.
Cuan­do el pue­blo ira­quí se rebe­ló con­tra la ocu­pa­ción esta­dou­ni­den­se y se enfras­có en una resis­ten­cia con­tra la ocu­pa­ción los ser­vi­cios de inte­li­gen­cia sau­díes faci­li­ta­ron la entra­da de los tak­fi­ris, los kami­ka­zes y los coches bom­ba a Iraq para come­ter ase­si­na­tos en el nor­te, el cen­tro y el sur.
El EI es vues­tro pro­duc­to. Es vues­tro Ban­dar (bin Sulán, anti­guo jefe del ser­vi­cio de inte­li­gen­cia sau­dí) el que armó al EI antes de que la magia se vol­vie­ra con­tra el mago (pro­ver­bio ára­be).
Los ira­quíes han vis­to a Irán a su lado a nivel polí­ti­co en su lucha con­tra la ocu­pa­ción.
Más recien­te­men­te, des­pués de la ofen­si­va del EI en Iraq y su pro­pa­ga­ción a lo lar­go de las fron­te­ras sau­díes, es Irán el que apor­tó su ayu­da a ese país, sin dis­tin­guir entre ira­quíes shiíes, kur­dos, sun­níes y tur­co­ma­nos, en su lucha con­tra el EI.
Enviar a los mons­truos del mun­do a Siria
Lo mis­mo cabe decir de Siria. Habéis envia­do a todos los mons­truos del mun­do para derro­car al pre­si­den­te sirio, que rehu­só las pro­pues­tas de qata­ríes y tur­cos para que su país se con­vir­tie­ra en depen­dien­te de ellos.
Habéis mata­do en Siria, des­trui­do en Siria. Si pre­gun­táis hoy en día al pue­blo sirio, veréis que hay una una­ni­mi­dad entre ese pue­blo en favor de un arre­glo polí­ti­co de la cri­sis.
El núme­ro de ira­níes en Siria no sobre­pa­sa los 50. Sin embar­go, para Saúd al Fai­sal, Siria está ocu­pa­da por Irán y Hez­bo­lá. Él igno­ra al pue­blo sirio, como si Hez­bo­lá pudie­ra exten­der­se del sur al nor­te de Siria.
Irán no es el impe­rio per­sa
Aun­que esta­mos en el Líbano cree­mos que el Líder Supre­mo Say­yed Ali Jame­nei es el Imam de los musul­ma­nes. Pero juro por Dios que los ira­níes nun­ca han dado órde­nes a nivel local o regio­nal. Éste no es el caso con Ara­bia Sau­dí y sus alia­dos, que quie­ren impo­ner su volun­tad a otros paí­ses.
Pre­gun­tad a los pales­ti­nos, sirios o ira­quíes si Irán les ha impues­to algo.
Irán no es el impe­rio per­sa ni el esta­do de vues­tro anti­guo alia­do y señor, el Shah Reza Pah­la­vi. Se tra­ta de la Repú­bli­ca Islá­mi­ca. Esto es por lo que no com­pren­déis que él acu­da en ayu­da de Siria, de Iraq y de Yemen sin impo­ner nada o pedir algo en con­tra­par­ti­da.
El Islam pri­ma sobre todas las otras con­si­de­ra­cio­nes per­sas, nacio­na­les, racio­na­les o con­fe­sio­na­les.
Nadie podrá reem­pla­zar las ofer­tas de Irán a los pales­ti­nos
Hamas me dijo en una oca­sión que una de sus dele­ga­cio­nes esta­ba en Riad y ella dijo a los sau­díes: Irán nos ofre­ce dine­ro, armas y entre­na­mien­to mili­tar. Dad­nos dine­ro y armas para que cor­te­mos las rela­cio­nes con Irán, como pedís. Sin embar­go, cuan­do se tra­ta de hacer fren­te a Israel y a EEUU, ellos tie­nen mie­do y no osan hacer­lo.
Des­pués del esta­lli­do de la pri­ma­ve­ra ára­be, yo dije a los diri­gen­tes pales­ti­nos: apos­tad por los paí­ses que que­ráis, pero nadie os dará las armas que nece­si­táis, a excep­ción de Irán.
Miles de millo­nes gas­ta­dos para des­es­ta­bi­li­zar Yemen
¿Qué es lo que os ha hecho Yemen? Voso­tros habéis ejer­ci­do des­de hace déca­das una hege­mo­nía sobre ese país. Os habéis inter­fe­ri­do en todos los asun­tos inter­nos en Yemen. Habéis meti­do la nariz en la admi­nis­tra­ción, la polí­ti­ca, la segu­ri­dad, el Ejér­ci­to, la eco­no­mía, las tri­bus e inclu­so las con­fe­sio­nes.
Habéis gas­ta­do gran­des sumas de dine­ro para que cier­tas tri­bus cam­bien su con­fe­sión. No quie­ro citar nom­bres aho­ra. Y habéis hecho todo lo que podíais para man­te­ner con­tro­la­do ese país.
¿Cómo está la eco­no­mía, las infra­es­truc­tu­ras y la esta­bi­li­dad en Yemen des­pués de déca­das de vues­tra hege­mo­nía?
Seis gue­rras con­tra Ansa­ru­lá
En lo que res­pec­ta a Ansa­ru­lá, voso­tros habéis apo­ya­do seis gue­rras con­tra estas gen­tes opri­mi­das y ais­la­das en Saa­da con el fin de ani­qui­lar­les. Habéis lan­za­do ofen­si­vas con­tra ellos y ellos os han ven­ci­do. Habéis gas­ta­do miles de millo­nes de dóla­res en Yemen, pero para com­prar a per­so­nas, apo­yar a los gru­pos terro­ris­tas tak­fi­ris y cam­biar el equi­li­brio con­fe­sio­nal.
Sin embar­go, este pue­blo no ha tar­da­do en tomar la deci­sión de recu­pe­rar su país, su exis­ten­cia y su dig­ni­dad.
La ver­da­de­ra razón de la gue­rra
La ver­da­de­ra razón de la gue­rra es el fra­ca­so de Ara­bia Sau­dí y su pér­di­da de con­trol sobre Yemen. Los sau­díes han com­pren­di­do que ellos ya no podían apos­tar por sus agen­tes en ese país. Ellos ya no pue­den con­tar tam­po­co con los gru­pos terro­ris­tas tak­fi­ris, que han sido ven­ci­dos en varias regio­nes. De este modo, Yemen per­te­ne­ce a par­tir de aho­ra a su pue­blo. Ara­bia Sau­dí no pue­de sopor­tar esta situa­ción. La ver­da­de­ra moti­va­ción de la gue­rra es recu­pe­rar el con­trol del país y pun­to.
Lo que se requie­re hoy, a fin de que los Al Saúd recu­pe­ren la hege­mo­nía en Yemen, es que la san­gre de los ofi­cia­les del Ejér­ci­to sau­dí y los hijos del pue­blo yeme­ní y otros pue­blos ára­bes sea derra­ma­da. Y todo esto úni­ca­men­te por­que los reyes y emi­res han per­di­do su domi­nio sobre Yemen.
Ellos empu­jan a Yemen a los bra­zos de Irán
Voso­tros estáis, en reali­dad, empu­jan­do a todo Yemen a los bra­zos de Irán.
Es el dere­cho de este pue­blo yeme­ní opri­mi­do, vale­ro­so y sabio defen­der­se y resis­tir y él sal­drá, sin duda, vic­to­rio­so.
Abbas apo­ya la agre­sión con­tra Yemen
Aquí, plan­teo una cues­tión a Mah­mud Abbas (pre­si­den­te pales­tino). ¿Es que es en inte­rés del pue­blo pales­tino el apo­yar la gue­rra con­tra otro pue­blo ára­be?
Con qué lógi­ca te diri­gi­rás de aho­ra en ade­lan­te a la gen­te si Israel agre­de en el futu­ro a Cis­jor­da­nia? No tie­nes ya una lógi­ca que defen­der.
Ini­cia­ti­va ára­be
Noso­tros lla­ma­mos a una ini­cia­ti­va ára­be e islá­mi­ca para dete­ner inme­dia­ta­men­te la agre­sión con­tra Yemen y optar por una solu­ción polí­ti­ca.
En otro caso, la derro­ta y la humi­lla­ción será el des­tino que corre­rán los inva­so­res. Esta bata­lla ter­mi­na­rá con la derro­ta de los inva­so­res y la vic­to­ria del pue­blo yeme­ní.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *