Decla­ra­ción del gobierno revo­lu­cio­na­rio de la Repú­bli­ca de Cuba: Vene­zue­la no está sola

CAMAGÜEY- ACTO DE SOLIDARIDAD CON VENEZUELADECLARACIÓN DEL GOBIERNO REVOLUCIONARIO DE LA REPÚBLICA DE CUBA

El Gobierno Revo­lu­cio­na­rio de la Repú­bli­ca de Cuba ha cono­ci­do la arbi­tra­ria y agre­si­va Orden Eje­cu­ti­va emi­ti­da por el Pre­si­den­te de los Esta­dos Uni­dos con­tra el Gobierno de la Repú­bli­ca Boli­va­ria­na de Vene­zue­la, que cali­fi­ca a este país como una ame­na­za a su segu­ri­dad nacio­nal, en repre­sa­lia por las medi­das adop­ta­das en defen­sa de su sobe­ra­nía fren­te a los actos inje­ren­cis­tas de auto­ri­da­des guber­na­men­ta­les y del Con­gre­so estadounidense.

¿Cómo ame­na­za Vene­zue­la a Esta­dos Uni­dos? A miles de kiló­me­tros de dis­tan­cia, sin armas estra­té­gi­cas y sin emplear recur­sos ni fun­cio­na­rios para cons­pi­rar con­tra el orden cons­ti­tu­cio­nal esta­dou­ni­den­se, la decla­ra­ción sue­na poco creí­ble y des­nu­da los fines de quie­nes la hacen.

Sin embar­go, seme­jan­te pro­nun­cia­mien­to en un año en que se rea­li­za­rán elec­cio­nes legis­la­ti­vas en Vene­zue­la reafir­ma, una vez más, el carác­ter inje­ren­cis­ta de la polí­ti­ca exte­rior estadounidense.

La gra­ve­dad de esta acción eje­cu­ti­va ha pues­to en aler­ta a los gobier­nos de Amé­ri­ca Lati­na y el Cari­be que en enero de 2014, en la Segun­da Cum­bre de la CELAC en La Haba­na, decla­ra­ron a la región como Zona de Paz y repu­dia­ron cual­quier acto que aten­te con­tra ello, pues acu­mu­lan sufi­cien­tes expe­rien­cias de inter­ven­cio­nis­mo impe­rial en su historia.

El Gobierno Revo­lu­cio­na­rio de la Repú­bli­ca de Cuba reite­ra nue­va­men­te su incon­di­cio­nal apo­yo y el de nues­tro pue­blo a la Revo­lu­ción boli­va­ria­na, al gobierno legí­ti­mo del Pre­si­den­te Nico­lás Madu­ro Moros y al heroi­co pue­blo her­mano de Venezuela.

Nadie tie­ne dere­cho a inter­ve­nir en los asun­tos inter­nos de un Esta­do sobe­rano ni a decla­rar­lo, sin fun­da­men­to alguno, como ame­na­za a su segu­ri­dad nacional.

Así como Cuba nun­ca estu­vo sola, Vene­zue­la tam­po­co lo estará.

La Haba­na, 9 de mar­zo de 2015

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *