Hace 35 años el fas­cis­mo espa­ñol ase­si­nó a Yolan­da Gonzalez

Yolan­da Gon­za­lez, vas­ca de Bil­bao, mili­tan­te de un par­ti­do de la izquier­da esta­ta­lis­ta, con­cre­ta­men­te del des­apa­re­ci­do PST, fué ase­si­na­da hace 35 años por el fas­cis­mo espa­ñol, con­cre­tan­do más por dos mili­tan­tes de la ban­da fas­cis­ta Fuer­za Nue­va, Emi­lio Hellín y Igna­cio Abad Veláz­quez. Rei­vin­di­ca­ron el cri­men como Bata­llón Vas­co Espa­ñol, un gru­po cri­mi­nal fas­cis­ta que ope­ró en aque­llos años de la lla­ma­da «tran­ci­sión».

1 de febre­ro de 1980. Yolan­da Gon­zá­lez Mar­tín, de 19 años, es asal­ta­da en su piso y meti­da en un coche a la fuer­za en el barrio madri­le­ño de Alu­che. Entre el secues­tro y la caí­da sin vida en un camino de las afue­ras de Madrid median sólo tres dis­pa­ros.

“Por una Espa­ña gran­de, libre y úni­ca. ¡Arri­ba Espa­ña!”.
Así con­clu­ye el comu­ni­ca­do que rei­vin­di­có este aten­ta­do en nom­bre del Bata­llón Vas­co Espa­ñol. La acu­sa­ban de per­te­ne­cer a una rama estu­dian­til de un coman­do de ETA. Sin embar­go, resul­ta que Yolan­da solo era una estu­dian­te vas­ca y de izquierdas.

El cri­mi­nal de la foto es Emi­lio Hellín, autor mate­rial del ase­si­na­to. De los 43 años a los que fué con­de­na­do sólo cum­plió 14. Es más le daban per­mi­sos para salir al exte­rior de la cár­cel y apro­ve­chan­do el per­mi­so se fugó a para­guay, don­de en aque­lla épo­ca gober­na­ba otro dic­ta­dor fascista…Alfredo Stroess­ner, que natu­ral­men­te le dió cobijo.

Lo peor se supo hace un par de años, cuan­do El País infor­ma­ba que Emi­lio Hellín (no Luis Enri­que Hellín, ni Helling, como cam­bió en su per­fil de Lin­ke­din) tra­ba­ja como ase­sor de cri­mi­na­lís­ti­ca de la Guar­dia Civil, al tiem­po que ha impar­ti­do for­ma­ción a agen­tes de Poli­cía Nacio­nal, Defen­sa, Mos­sos d’Esquadra y Ertzain­tza. . Entre 2006 y 2011, el ase­sino de Yolan­da Gon­zá­lez fue con­tra­ta­do 15 veces por el Minis­te­rio de Inte­rior. Lle­gó a fac­tu­rar 140.000 euros.

De mane­ra increi­ble todas las poli­cias espa­ño­las inclui­da la vas­con­ga­da o cata­la­na le con­tra­ta­ban con cier­ta regularidad.

Lo cier­to es que la tra­yec­to­ria de Hellín des­de el mis­mo ase­si­na­to sal­pi­ca a las Fuer­zas de Segu­ri­dad del Esta­do y al pro­pio Minis­te­rio de Inte­rior. Su deten­ción se pro­du­jo a raíz de la con­fe­sión de uno de los par­ti­ci­pan­tes en el cri­men, el poli­cía nacio­nal Juan Car­los Rodas. En la foto­gra­fía de la izquier­da se pue­de ver al cri­mi­nal en la actua­li­dad, pasean­do con total impunidad.

Yolan­da ha reci­bi­do un nue­vo home­na­je en Bil­bo, en su barrio en Deus­tui­ba­rra. Yolan­da vas­ca de izquier­das, ase­si­na­da por el fas­cis­mo español.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *