Hace 35 años el fascismo español asesinó a Yolanda Gonzalez

Yolan­da Gon­za­lez, vas­ca de Bil­bao, mili­tan­te de un par­ti­do de la izquier­da esta­ta­lis­ta, con­cre­ta­men­te del des­apa­re­ci­do PST, fué ase­si­na­da hace 35 años por el fas­cis­mo espa­ñol, con­cre­tan­do más por dos mili­tan­tes de la ban­da fas­cis­ta Fuer­za Nue­va, Emi­lio Hellín y Igna­cio Abad Veláz­quez. Reivin­di­ca­ron el cri­men como Bata­llón Vas­co Espa­ñol, un gru­po cri­mi­nal fas­cis­ta que ope­ró en aque­llos años de la lla­ma­da "tran­ci­sión".

1 de febre­ro de 1980. Yolan­da Gon­zá­lez Mar­tín, de 19 años, es asal­ta­da en su piso y meti­da en un coche a la fuer­za en el barrio madri­le­ño de Alu­che. Entre el secues­tro y la caí­da sin vida en un camino de las afue­ras de Madrid median sólo tres dis­pa­ros.

“Por una Espa­ña gran­de, libre y úni­ca. ¡Arri­ba Espa­ña!”.
Así con­clu­ye el comu­ni­ca­do que reivin­di­có este aten­ta­do en nom­bre del Bata­llón Vas­co Espa­ñol. La acu­sa­ban de per­te­ne­cer a una rama estu­dian­til de un coman­do de ETA. Sin embar­go, resul­ta que Yolan­da solo era una estu­dian­te vas­ca y de izquier­das.

El cri­mi­nal de la foto es Emi­lio Hellín, autor mate­rial del ase­si­na­to. De los 43 años a los que fué con­de­na­do sólo cum­plió 14. Es más le daban per­mi­sos para salir al exte­rior de la cár­cel y apro­ve­chan­do el per­mi­so se fugó a para­guay, don­de en aque­lla épo­ca gober­na­ba otro dic­ta­dor fascista…Alfredo Stroess­ner, que natu­ral­men­te le dió cobi­jo.

Lo peor se supo hace un par de años, cuan­do El País infor­ma­ba que Emi­lio Hellín (no Luis Enri­que Hellín, ni Helling, como cam­bió en su per­fil de Lin­ke­din) tra­ba­ja como ase­sor de cri­mi­na­lís­ti­ca de la Guar­dia Civil, al tiem­po que ha impar­ti­do for­ma­ción a agen­tes de Poli­cía Nacio­nal, Defen­sa, Mos­sos d’Esquadra y Ertzain­tza. . Entre 2006 y 2011, el ase­sino de Yolan­da Gon­zá­lez fue con­tra­ta­do 15 veces por el Minis­te­rio de Inte­rior. Lle­gó a fac­tu­rar 140.000 euros.

De mane­ra increi­ble todas las poli­cias espa­ño­las inclui­da la vas­con­ga­da o cata­la­na le con­tra­ta­ban con cier­ta regu­la­ri­dad.

Lo cier­to es que la tra­yec­to­ria de Hellín des­de el mis­mo ase­si­na­to sal­pi­ca a las Fuer­zas de Segu­ri­dad del Esta­do y al pro­pio Minis­te­rio de Inte­rior. Su deten­ción se pro­du­jo a raíz de la con­fe­sión de uno de los par­ti­ci­pan­tes en el cri­men, el poli­cía nacio­nal Juan Car­los Rodas. En la foto­gra­fía de la izquier­da se pue­de ver al cri­mi­nal en la actua­li­dad, pasean­do con total impu­ni­dad.

Yolan­da ha reci­bi­do un nue­vo home­na­je en Bil­bo, en su barrio en Deus­tui­ba­rra. Yolan­da vas­ca de izquier­das, ase­si­na­da por el fas­cis­mo espa­ñol.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Leave a comment

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: