LAB recla­ma com­pro­mi­sos reales para hacer fren­te a la desigualdad

El infor­me anual de Oxfam ha vuel­to a poner de mani­fies­to el aumen­to de la des­igual­dad a nivel mun­dial, don­de el 1 % más rico de la pobla­ción mun­dial ten­drá más dine­ro que el 99 res­tan­te en 2016. Los datos son escan­da­lo­sos: una de cada nue­ve per­so­nas care­ce de ali­men­tos sufi­cien­tes para comer y más de 1.000 millo­nes de per­so­nas viven con menos de 1,25 dóla­res al día. En el mis­mo infor­me se denun­cia que Espa­ña es el segun­do país más des­igual de Euro­pa, tan solo por detrás de Letonia. 


Hego Eus­kal Herria no está libre de este mun­do cada vez más des­igual. Fren­te a los dis­cur­sos auto­com­pla­cien­tes de los Gobier­nos de Gas­teiz e Iru­ñea, la reali­dad mues­tra el efec­to devas­ta­dor de dichas polí­ti­cas en nues­tro pue­blo: aumen­ta el por­cen­ta­je de pobla­ción en situa­ción de pobre­za más extre­ma y aumen­ta el de pobla­ción en situa­ción de ausen­cia de bienestar .
Sin olvi­dar el pro­ble­ma de la “pobre­za ocul­ta”: aque­llas situa­cio­nes de pér­di­da de empleo, o de reduc­ción de ingre­sos que se están afron­tan­do des­de la soli­da­ri­dad fami­liar, cada vez más ago­ta­da y débil.

Una des­igual­dad que está abrien­do una autén­ti­ca bre­cha entre gene­ra­cio­nes, sexos y reali­da­des labo­ra­les y eco­nó­mi­cas. Jóve­nes, muje­res y tra­ba­ja­do­ras y tra­ba­ja­do­res pobres sumer­gi­dos en la pre­ca­rie­dad son las prin­ci­pa­les víc­ti­mas. Fren­te a ellos unas polí­ti­cas neo­li­be­ra­les que des­de los gobier­nos y patro­na­les de Hego Eus­kal Herria no dudan en apli­car refor­mas labo­ra­les sal­va­jes, recor­tar dere­chos socia­les, redu­cir pres­ta­cio­nes eco­nó­mi­cas y poner freno a todo inten­to por esta­ble­cer polí­ti­cas fis­ca­les pro­gre­si­vas y redis­tri­bui­do­ras de la riqueza.

Por ello des­de LAB recla­ma­mos com­pro­mi­sos reales para hacer fren­te a la des­igual­dad: ser­vi­cios públi­cos gra­tui­tos y uni­ver­sa­les, fis­ca­li­dad pro­gre­si­va y lucha con­tra la eva­sión fis­cal, aumen­tar el sala­rio míni­mo para alcan­zar los 1100 euros tal y como mar­ca la Car­ta Social Euro­pea, crea­ción y repar­to de empleo de cali­dad, pro­tec­ción social y eco­nó­mi­ca para todas las per­so­nas, recla­mar ins­tru­men­tos polí­ti­cos y jurí­di­cos para deci­dir como pue­blo en favor de la igual­dad y de una vida dig­na para todas las personas.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *