La dificil lucha por la paz en Colombia- O Diario

Para los colom­bia­nos pro­gre­sis­tas, dos acon­te­ci­mien­tos lla­man la aten­ción al ini­ciar­se el año.

1. Una mesa redon­da en la cual los coman­dan­tes Jesús San­trich y Víc­tor San­dino Pal­me­ra, del Esta­do Mayor Cen­tral de las Fuer­zas Arma­das Revo­lu­cio­na­rias de Colom­bia-Ejér­ci­to del Pue­blo, pro­ce­die­ron al balan­ce de dos años de los Diá­lo­gos de Paz. El deba­te ocu­rrió en La Haba­na, sede de las con­ver­sa­cio­nes, pero alcan­zó reper­cu­sión mun­dial por ser acce­si­ble por Inter­net.

2.Los ata­ques que en los pri­me­ros días de enero el Ejér­ci­to empren­dió con­tra uni­da­des de las FARC-EP.

San­trich y Pal­me­ra con­si­de­ran que el dia­lo­go por la paz es glo­bal­men­te posi­ti­vo. Se avan­zó mucho en la dis­cu­sión de pun­tos fun­da­men­ta­les de la Agen­da. En la cues­tión de la tie­rra, en los temas de los des­pla­za­dos, del nar­co­trá­fi­co, y en el deba­te sobre las víc­ti­mas da gue­rra el gobierno hizo con­ce­sio­nes que, aun­que insu­fi­cien­tes, moti­va­ron cri­ti­cas furi­bun­das de Uri­be Vélez y sus hal­co­nes.

Pero los diri­gen­tes faria­nos fue­ron pru­den­tes. La paz no está pró­xi­ma. El pue­blo colom­biano la desea ardien­te­men­te, pero las fuer­zas que pre­ten­den sabo­tear los Diá­lo­gos son pode­ro­sas. El uri­bis­mo cuen­ta con el apo­yo de la oli­gar­quía agra­ria y tie­ne una fuer­te repre­sen­ta­ción en el Con­gre­so, con­tro­la sec­to­res impor­tan­tes de la admi­nis­tra­ción publi­ca y de la magis­tra­tu­ra. Son ínti­mas las rela­cio­nes que Uri­be Vélez man­tie­ne con el para­mi­li­ta­ris­mo, el cual sigue ‑en com­pli­ci­dad con el y la poli­cía- a pla­ti­car en muchos depar­ta­men­tos una polí­ti­ca de terror.

Los crí­me­nes de que son vic­ti­mas los cam­pe­si­nos y las comu­ni­da­des indí­ge­nas son con fre­cuen­cia atri­bui­dos a las FARC.

La posi­ción de los EEUU es con­tra­dic­to­ria. El pre­si­den­te Barack Oba­ma afir­ma ser favo­ra­ble a la paz. Pero la ayu­da mili­tar de Washing­ton a Colom­bia sola­men­te es supe­ra­da por la atri­bui­da a Israel. El Pen­tá­gono man­tie­ne en el país ocho bases mili­ta­res y la inter­ven­ción de los «ase­so­res» mili­ta­res nor­te-ame­ri­ca­nos en ope­ra­cio­nes con­tra las FARC es inocul­ta­ble.

EEUU con­tri­bu­yó deci­si­va­men­te para la trans­for­ma­ción de las Fuer­zas Arma­das Colom­bia­nas en la más pode­ro­sa maqui­na mili­tar de Amé­ri­ca Lati­na. Equi­pa­do con armas que Washing­ton sola­men­te entre­ga a Israel, el Ejér­ci­to (con la poli­cía) tie­ne hoy más de 500.000 efec­ti­vos.

El cuer­po de ofi­cia­les no es, sin embar­go, homo­gé­neo. Un por­cen­ta­je con­si­de­ra­ble de la joven ofi­cia­li­dad se mues­tra recep­ti­vo a los lla­ma­mien­tos de la Igle­sia en pro del fin del con­flic­to arma­do y es cons­cien­te de que las ini­cia­ti­vas del Fren­te Amplio por la Paz y de Colom­bia­nos por la Paz ‑dina­mi­za­das por la ex sena­do­ra Pie­dad Cór­do­ba- que movi­li­zan a cen­te­na­res de miles de ciu­da­da­nos, expre­san el sen­ti­mien­to pro­fun­do del pue­blo.

Pero en los altos man­dos del ejér­ci­to pre­do­mi­nan los hal­co­nes. Sin embar­go no exis­te ya la anti­gua una­ni­mi­dad. Es sig­ni­fi­ca­ti­vo que en los medios apa­re­cie­ron artícu­los que, con el pre­tex­to del epi­so­dio del gene­ral Alza­te ‑de con­tor­nos nubla­dos- recuer­dan que la ultra dere­cha mili­tar ya no es hege­mó­ni­ca.

Los comu­ni­ca­dos emi­ti­dos por la Dele­ga­ción de Paz de las FARC en La Haba­na en los pri­me­ros días de enero infor­man que la cúpu­la mili­tar y sus alia­dos polí­ti­cos bus­can una con­fron­ta­ción con la gue­rri­lla que la empu­je a una rup­tu­ra del cese al fue­go uni­la­te­ral por ella decre­ta­do.

No denun­cian un caso ais­la­do. Las FARC citan una serie de accio­nes ofen­si­vas pro­vo­ca­ti­vas.
Entre otras las siguien­tes:

- El 31 de diciem­bre, el ejér­ci­to asal­tó una colum­na de gue­rri­lle­ros en el muni­ci­pio de Alge­ci­ras, Depar­ta­men­to de Hui­la. Hirie­ron y cap­tu­ra­ron un com­ba­tien­te fariano.

- En Mira­mar, una fuer­za del Ejér­ci­to avan­zó sobre un cam­pa­men­to del 15º Fren­te que fue aban­do­na­do.

- El 1 de enero el Ejér­ci­to ata­có la Colum­na Jaco­bo Are­nas. Las FARC res­pon­die­ron al fue­go y mata­ron seis sol­da­dos.

- El día 3 de enero el Ejér­ci­to ata­có al Fren­te 26 en Ondas de Cafre, con el apo­yo de heli­cóp­te­ros, uti­li­zan­do mor­te­ros de 120mm. Los asal­tan­tes caye­ron en una embo­ca­da, sufrien­do pér­di­das.

- El 4 de enero nue­vo ata­que, en Sal­to Glo­ria, con­tra uni­da­des del 1er Fren­te.

En los días siguien­tes las ope­ra­cio­nes ofen­si­vas del Ejér­ci­to pro­si­guie­ron, prin­ci­pal­men­te en el Cau­ca y los Lla­nos orien­ta­les. En todas esas accio­nes, las FARC actua­ron defen­si­va­men­te.

El Fren­te Amplio por la Paz ya pro­tes­tó, pero el pre­si­den­te Juan Manuel San­tos no comen­tó aun las ope­ra­cio­nes ofen­si­vas del ejér­ci­to.

Su acti­tud es ambi­gua. Insis­te en afir­mar su deseo de que las con­ver­sa­cio­nes de La Haba­na abran camino a la paz, pero simul­tá­nea­men­te auto­ri­za al Ejér­ci­to a desa­rro­llar inin­te­rrum­pi­da­men­te ope­ra­cio­nes ofen­si­vas con­tra las FARC.

¿Has­ta cuán­do las FARC, hos­ti­li­za­das dia­ria­men­te, podrán man­te­ner el cese al fue­go uni­la­te­ral?

La Dele­ga­ción de las FARC en La Haba­na pre­gun­ta, con fun­da­men­to, si el pre­si­den­te de la Repú­bli­ca, pre­sio­na­do por Uri­be, la oli­gar­quía y los gene­ra­les ultra, pre­ten­de, sin osar con­fe­sar­lo, el fra­ca­so del pro­ce­so de paz.

La lucha por la Paz, lím­pi­da por par­te de las FARC, es muy difí­cil.

Vila Nova de Gaia, 14 de enero de 2015
www​.odia​rio​.info – Tra­du­ci­do por el autor. Revi­sa­do por La Hai­ne

Tex­to com­ple­to en: http://​www​.lahai​ne​.org/​l​a​-​d​i​f​i​c​i​l​-​l​u​c​h​a​-​p​o​r​-la

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Leave a comment

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: