La difi­cil lucha por la paz en Colom­bia- O Dia­rio

Para los colom­bia­nos pro­gre­sis­tas, dos acon­te­ci­mien­tos lla­man la aten­ción al ini­ciar­se el año.

1. Una mesa redon­da en la cual los coman­dan­tes Jesús San­trich y Víc­tor San­dino Pal­me­ra, del Esta­do Mayor Cen­tral de las Fuer­zas Arma­das Revo­lu­cio­na­rias de Colom­bia-Ejér­ci­to del Pue­blo, pro­ce­die­ron al balan­ce de dos años de los Diá­lo­gos de Paz. El deba­te ocu­rrió en La Haba­na, sede de las con­ver­sa­cio­nes, pero alcan­zó reper­cu­sión mun­dial por ser acce­si­ble por Inter­net.

2.Los ata­ques que en los pri­me­ros días de enero el Ejér­ci­to empren­dió con­tra uni­da­des de las FARC-EP.

San­trich y Pal­me­ra con­si­de­ran que el dia­lo­go por la paz es glo­bal­men­te posi­ti­vo. Se avan­zó mucho en la dis­cu­sión de pun­tos fun­da­men­ta­les de la Agen­da. En la cues­tión de la tie­rra, en los temas de los des­pla­za­dos, del nar­co­trá­fi­co, y en el deba­te sobre las víc­ti­mas da gue­rra el gobierno hizo con­ce­sio­nes que, aun­que insu­fi­cien­tes, moti­va­ron cri­ti­cas furi­bun­das de Uri­be Vélez y sus hal­co­nes.

Pero los diri­gen­tes faria­nos fue­ron pru­den­tes. La paz no está pró­xi­ma. El pue­blo colom­biano la desea ardien­te­men­te, pero las fuer­zas que pre­ten­den sabo­tear los Diá­lo­gos son pode­ro­sas. El uri­bis­mo cuen­ta con el apo­yo de la oli­gar­quía agra­ria y tie­ne una fuer­te repre­sen­ta­ción en el Con­gre­so, con­tro­la sec­to­res impor­tan­tes de la admi­nis­tra­ción publi­ca y de la magis­tra­tu­ra. Son ínti­mas las rela­cio­nes que Uri­be Vélez man­tie­ne con el para­mi­li­ta­ris­mo, el cual sigue ‑en com­pli­ci­dad con el y la poli­cía- a pla­ti­car en muchos depar­ta­men­tos una polí­ti­ca de terror.

Los crí­me­nes de que son vic­ti­mas los cam­pe­si­nos y las comu­ni­da­des indí­ge­nas son con fre­cuen­cia atri­bui­dos a las FARC.

La posi­ción de los EEUU es con­tra­dic­to­ria. El pre­si­den­te Barack Oba­ma afir­ma ser favo­ra­ble a la paz. Pero la ayu­da mili­tar de Washing­ton a Colom­bia sola­men­te es supe­ra­da por la atri­bui­da a Israel. El Pen­tá­gono man­tie­ne en el país ocho bases mili­ta­res y la inter­ven­ción de los «ase­so­res» mili­ta­res nor­te-ame­ri­ca­nos en ope­ra­cio­nes con­tra las FARC es inocul­ta­ble.

EEUU con­tri­bu­yó deci­si­va­men­te para la trans­for­ma­ción de las Fuer­zas Arma­das Colom­bia­nas en la más pode­ro­sa maqui­na mili­tar de Amé­ri­ca Lati­na. Equi­pa­do con armas que Washing­ton sola­men­te entre­ga a Israel, el Ejér­ci­to (con la poli­cía) tie­ne hoy más de 500.000 efec­ti­vos.

El cuer­po de ofi­cia­les no es, sin embar­go, homo­gé­neo. Un por­cen­ta­je con­si­de­ra­ble de la joven ofi­cia­li­dad se mues­tra recep­ti­vo a los lla­ma­mien­tos de la Igle­sia en pro del fin del con­flic­to arma­do y es cons­cien­te de que las ini­cia­ti­vas del Fren­te Amplio por la Paz y de Colom­bia­nos por la Paz ‑dina­mi­za­das por la ex sena­do­ra Pie­dad Cór­do­ba- que movi­li­zan a cen­te­na­res de miles de ciu­da­da­nos, expre­san el sen­ti­mien­to pro­fun­do del pue­blo.

Pero en los altos man­dos del ejér­ci­to pre­do­mi­nan los hal­co­nes. Sin embar­go no exis­te ya la anti­gua una­ni­mi­dad. Es sig­ni­fi­ca­ti­vo que en los medios apa­re­cie­ron artícu­los que, con el pre­tex­to del epi­so­dio del gene­ral Alza­te ‑de con­tor­nos nubla­dos- recuer­dan que la ultra dere­cha mili­tar ya no es hege­mó­ni­ca.

Los comu­ni­ca­dos emi­ti­dos por la Dele­ga­ción de Paz de las FARC en La Haba­na en los pri­me­ros días de enero infor­man que la cúpu­la mili­tar y sus alia­dos polí­ti­cos bus­can una con­fron­ta­ción con la gue­rri­lla que la empu­je a una rup­tu­ra del cese al fue­go uni­la­te­ral por ella decre­ta­do.

No denun­cian un caso ais­la­do. Las FARC citan una serie de accio­nes ofen­si­vas pro­vo­ca­ti­vas.
Entre otras las siguien­tes:

- El 31 de diciem­bre, el ejér­ci­to asal­tó una colum­na de gue­rri­lle­ros en el muni­ci­pio de Alge­ci­ras, Depar­ta­men­to de Hui­la. Hirie­ron y cap­tu­ra­ron un com­ba­tien­te fariano.

- En Mira­mar, una fuer­za del Ejér­ci­to avan­zó sobre un cam­pa­men­to del 15º Fren­te que fue aban­do­na­do.

- El 1 de enero el Ejér­ci­to ata­có la Colum­na Jaco­bo Are­nas. Las FARC res­pon­die­ron al fue­go y mata­ron seis sol­da­dos.

- El día 3 de enero el Ejér­ci­to ata­có al Fren­te 26 en Ondas de Cafre, con el apo­yo de heli­cóp­te­ros, uti­li­zan­do mor­te­ros de 120mm. Los asal­tan­tes caye­ron en una embo­ca­da, sufrien­do pér­di­das.

- El 4 de enero nue­vo ata­que, en Sal­to Glo­ria, con­tra uni­da­des del 1er Fren­te.

En los días siguien­tes las ope­ra­cio­nes ofen­si­vas del Ejér­ci­to pro­si­guie­ron, prin­ci­pal­men­te en el Cau­ca y los Lla­nos orien­ta­les. En todas esas accio­nes, las FARC actua­ron defen­si­va­men­te.

El Fren­te Amplio por la Paz ya pro­tes­tó, pero el pre­si­den­te Juan Manuel San­tos no comen­tó aun las ope­ra­cio­nes ofen­si­vas del ejér­ci­to.

Su acti­tud es ambi­gua. Insis­te en afir­mar su deseo de que las con­ver­sa­cio­nes de La Haba­na abran camino a la paz, pero simul­tá­nea­men­te auto­ri­za al Ejér­ci­to a desa­rro­llar inin­te­rrum­pi­da­men­te ope­ra­cio­nes ofen­si­vas con­tra las FARC.

¿Has­ta cuán­do las FARC, hos­ti­li­za­das dia­ria­men­te, podrán man­te­ner el cese al fue­go uni­la­te­ral?

La Dele­ga­ción de las FARC en La Haba­na pre­gun­ta, con fun­da­men­to, si el pre­si­den­te de la Repú­bli­ca, pre­sio­na­do por Uri­be, la oli­gar­quía y los gene­ra­les ultra, pre­ten­de, sin osar con­fe­sar­lo, el fra­ca­so del pro­ce­so de paz.

La lucha por la Paz, lím­pi­da por par­te de las FARC, es muy difí­cil.

Vila Nova de Gaia, 14 de enero de 2015
www​.odia​rio​.info – Tra­du­ci­do por el autor. Revi­sa­do por La Hai­ne

Tex­to com­ple­to en: http://​www​.lahai​ne​.org/​l​a​-​d​i​f​i​c​i​l​-​l​u​c​h​a​-​p​o​r​-la

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *