Hablan los 5 héroes: «Siem­pre tuvi­mos la con­vic­ción del regreso»

unnamed
La Haba­na, Resu­men Latinoameircano/​PL/​Por Deisy Fran­cis Mexidor/​22/​12/​2014.- El anti­te­rro­ris­ta cubano Ramón Laba­ñino afir­mó que siem­pre cre­yó en el tiem­po del regre­so y de la feli­ci­dad, pues nun­ca per­dió la con­vic­ción de que vol­ve­ría a su patria jun­to a su fami­lia y su pue­blo.Laba­ñino, Gerar­do Her­nán­dez y Anto­nio Gue­rre­ro, los tres lucha­do­res cuba­nos con­tra el terro­ris­mo que aún per­ma­ne­cían en cár­ce­les de Esta­dos Uni­dos 16 años des­pués de su arres­to en la ciu­dad de Mia­mi, arri­ba­ron a La Haba­na el pasa­do 17 de diciembre.“Yo toda­vía estoy levi­tan­do. Han sido tan­tas emo­cio­nes”, con­fe­só Laba­ñino duran­te un diá­lo­go con Pren­sa Lati­na, en el cual narró los últi­mos momen­tos vivi­dos en cau­ti­ve­rio.

El cam­bio nues­tro ‑indi­có- fue muy brus­co. “Noso­tros a las tres de la maña­na del 17 de diciem­bre toda­vía éra­mos hom­bres pre­sos y de pron­to a las cin­co de la maña­na ya está­ba­mos toman­do un avión y a las ocho éra­mos libres”.

Sal­ta­mos de mane­ra brus­ca de la pri­sión a la liber­tad, y ese pro­ce­so tran­si­to­rio ape­nas nos per­mi­tió reac­cio­nar emo­cio­nal­men­te, acotó.

Ha sido todo tan impac­tan­te y la reali­dad supera en mucho las expec­ta­ti­vas, seña­ló el Héroe de la Repú­bli­ca de Cuba, títu­lo que osten­ta jun­to a sus com­pa­ñe­ros Her­nán­dez y Gue­rre­ro, así como Fer­nan­do Gon­zá­lez y René Gon­zá­lez, quie­nes ya esta­ban en Cuba lue­go de cum­plir ínte­gra­men­te sus sentencias.

Sobre el ins­tan­te en que al lle­gar a sue­lo cubano pudo fun­dir­se en un abra­zo con sus fami­lia­res, sus hijas y en espe­cial su espo­sa, Eli­za­beth Pal­mei­ro, comen­tó que expe­ri­men­tó algo úni­co, una ter­nu­ra infi­ni­ta y aco­tó que la rela­ción de ambos “se cre­ció con las adversidades”.

Pasa­mos perío­dos muy difí­ci­les –recor­dó- y mi espo­sa siem­pre estu­vo al lado mío, en las bue­nas, en las malas, cuan­do aún tenía cade­na per­pe­tua más 18 años, ella me dijo ‘con­ti­go has­ta el final y te voy a ver al fin del mun­do’, no se me olvi­da esa frase.

Des­pués “cuan­do me die­ron 30 años fue lo mis­mo, Eli­za­beth me reite­ró que segui­ría con­mi­go has­ta el final, ‘sere­mos dos vie­ji­tos y esta­re­mos luchan­do’, y aquí esta­mos hoy”, enfa­ti­zó Laba­ñino, mien­tras envuel­ve con la mira­da a la mujer que estu­vo en la reta­guar­dia duran­te todos estos años.

Tam­bién agra­de­ció al movi­mien­to de soli­da­ri­dad su cons­tan­cia y bata­llar por la cau­sa de los Cin­co, como son iden­ti­fi­ca­dos a nivel mundial.

Reme­mo­ró que el pri­mer con­tac­to direc­to con los ami­gos soli­da­rios lo tuvie­ron en 2009 cuan­do lo resen­ten­cia­ron en la cor­te de Mia­mi, “yo que­ría sal­tar las barre­ras de la escol­ta y de las cade­nas y abra­zar­los a todos”.

Pero lo úni­co que pudo hacer enton­ces fue enviar­le un beso a su espo­sa y alzar uno de sus bra­zos “en señal de vic­to­ria, la vic­to­ria de la dig­ni­dad y el cora­je, y el que uno nun­ca se doble­ga”. Con ese espí­ri­tu de invic­tos los Cin­co regre­sa­ron a casa.

El 28 de febre­ro el pue­blo cubano le dio la bien­ve­ni­da en La Haba­na a Fer­nan­do Gon­zá­lez, quien un día antes había aban­do­na­do una cár­cel fede­ral en Ari­zo­na. Al tocar tie­rra cuba­na decla­ró que a su liber­tad le fal­ta­ba un peda­zo has­ta tan­to sus “her­ma­nos Gerar­do, Ramón y Tony (Anto­nio)” no estu­vie­sen en la patria.

Han trans­cu­rri­do ape­nas 10 meses y se ha com­ple­ta­do la liber­tad de los Cin­co. “A par­tir de aho­ra que­dan el amor y los nue­vos retos, las nue­vas tareas que nos asig­ne la Revo­lu­ción. Vol­vi­mos y lo más impor­tan­te: lis­tos para lo que sea”, con­clu­yó Ramón Labañino.

Los Cin­co fue­ron dete­ni­dos el 12 de sep­tiem­bre de 1998 en Mia­mi mien­tras daban segui­mien­to a los pla­nes de gru­pos vio­len­tos dedi­ca­dos al terro­ris­mo con­tra Cuba.

Duran­te un jui­cio irre­gu­lar, caren­te de garan­tías, según exper­tos, los decla­ra­ron cul­pa­bles y los sen­ten­cia­ron en 2001 a lar­gas penas en prisión.

Gerar­do Her­nán­dez cum­plía la san­ción más seve­ra: doble cade­na per­pe­tua más 15 años.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *