“La lucha segui­rá aun­que que­de­mos cin­co palestinos”

embajador palestino

“Las dos rayas en la ban­de­ra de Israel, una arri­ba y otra aba­jo, repre­sen­tan los ríos Nilo en Egip­to y Éufra­tes en Irak, y esa región entre los dos ríos están bus­can­do con­quis­tar. Y esto es bien peli­gro­so para la paz mun­dial”, afir­ma Hani Rema­wi, emba­ja­dor de Pales­ti­na en Ecua­dor. Por­que para el diplo­má­ti­co (des­de hace seis meses en fun­cio­nes en el país) el obje­ti­vo de Tel Aviv no fina­li­za con la ane­xión del terri­to­rio pales­tino, sino que la expan­sión del Esta­do, jus­ti­fi­ca­da con la ideo­lo­gía sio­nis­ta –naci­da de un mito bíblico‑, se amplía de for­ma concreta.

Lue­go de brin­dar una char­la en la Feria Inter­na­cio­nal del Libro en Qui­to, Rema­wi dia­lo­gó con Resu­men Lati­no­ame­ri­canoMar­cha sobre dife­ren­tes temas y pro­ble­má­ti­cas que vive el pue­blo pales­tino. La prin­ci­pal, y que toda­vía no encuen­tra reso­lu­ción real, es la situa­ción en la Fran­ja de Gaza, región arra­sa­da por Israel con su últi­ma inva­sión mili­tar a media­dos de 2014, que dejó como sal­do 2.143 pales­ti­nos muer­tos y más de 11 mil heri­dos. Aun­que la comu­ni­dad inter­na­cio­nal con­de­nó ese ata­que, Israel bom­bar­deó Gaza duran­te un mes y 18 días, pro­pi­cian­do la des­truc­ción total de la infra­es­truc­tu­ra de la zona.

“Has­ta aho­ra no ha comen­za­do la recons­truc­ción de Gaza por­que Israel no pone fin a la gue­rra, por­que no acep­ta el cese del fue­go –expli­ca Rema­wi-. Israel está hacien­do esto a pro­pó­si­to para ver morir al pue­blo pales­tino, para que mue­ra de frío o por las llu­vias que aho­ra están cayendo”.

Según datos ofi­cia­les, los donan­tes inter­na­cio­na­les han pro­me­ti­do 5,4 mil millo­nes de dóla­res para la recons­truc­ción de Gaza. Se esti­ma que al menos el 45% de la ayu­da ali­men­ta­rá la eco­no­mía israe­lí, por­que empre­sas como Nesher, Ready­MIx o Han­son Israel se encar­ga­rán de ven­der mate­ria­les y pro­por­cio­nar la logística.

Para el emba­ja­dor pales­tino en Ecua­dor, una de las espe­ran­zas está pues­ta en que “el gobierno de Egip­to pre­sio­ne a Israel para que man­de a su dele­ga­do a El Cai­ro” y acep­te el ini­cio de la reconstrucción.

Pero en Gaza toda­vía siguen esta­llan­do los dis­pa­ros israe­líes. El domin­go 23 de noviem­bre, las fuer­zas de segu­ri­dad hebreas ase­si­na­ron a Fadel Moham­med Hala­wa, cam­pe­sino pales­tino de 32 años que se encon­tra­ba al este del cam­po de refu­gia­dos de Jabal­ya, cer­cano a la fron­te­ra con la Fran­ja de Gaza. De esta for­ma, Tel Aviv rom­pió nue­va­men­te la tre­gua y el cese el fue­go acor­da­do con el Movi­mien­to de Resis­ten­cia Islá­mi­ca Hamás, que gobier­na en Gaza.

Sobre este hecho, Rema­wi fue cla­ro al ase­ve­rar que “por par­te del Ejér­ci­to israe­lí no hay un cese el fue­go y eso no va a ter­mi­nar has­ta que se fina­li­ce con la ocu­pa­ción de Pales­ti­na”. El diplo­má­ti­co agre­gó que “Israel no tie­ne ban­de­ra y no tie­ne res­pe­to antes cual­quier tre­gua. No es la pri­me­ra vez que lo hace y mata pales­ti­nos. Pero espe­ra­mos que Nacio­nes Uni­das y los paí­ses se unan para poner fin a esta ocupación”.

Suma­do a esta denun­cia, el diplo­má­ti­co remar­có que “Israel inva­dió Gaza para que no se logre el gobierno de uni­dad pales­tino y no haya uni­dad entre todos los par­ti­dos polí­ti­cos, más allá de Al Fatah y Hamás. El gobierno de uni­dad ya está for­ma­do, sólo fal­ta lle­var­lo a la prác­ti­ca”. Esto impli­ca lla­mar a elec­cio­nes, uno de los pun­tos que más preo­cu­pan a Israel por la posi­bi­li­dad real de que Hamás triun­fe, como suce­dió en los comi­cios de 2006.

Entre los actos repre­si­vos per­ma­nen­tes de Israel con­tra los pales­ti­nos y las pales­ti­nas, Rema­wi recor­dó los recien­tes ata­ques en Jeru­sa­lén Este, que tuvie­ron como prin­ci­pal obje­ti­vo la mez­qui­ta Al Aqsa, hecho que tuvo como res­pues­ta el repu­dio inter­na­cio­nal hacia Tel Aviv. “Al ata­car mez­qui­tas e igle­sias en Jeru­sa­lén, Israel tie­ne un solo obje­ti­vo: des­truir y liqui­dar todo para cons­truir el tem­plo de Salo­món, pero en reali­dad nada le per­te­ne­ce a Israel en Jeru­sa­lén Este por­que es la par­te pales­ti­na –expli­có el diplo­má­ti­co-. Las Nacio­nes Uni­das y el Con­se­jo de Segu­ri­dad votó muchas reso­lu­cio­nes a favor de Pales­ti­na y denun­cian­do que Jeru­sa­lén Orien­tal está ocu­pa­do e Israel tie­ne que retirarse”.

Por últi­mo, Rema­wi des­ta­có que en su tie­rra “la lucha sigue aun­que que­de­mos cin­co pales­ti­nos”. Y ase­gu­ró: “Para noso­tros no hay paso atrás por­que vamos a seguir ade­lan­te has­ta recu­pe­rar Pales­ti­na. No exis­te un solo pales­tino que va a dejar que se lle­ven su tie­rra. No exis­te un pue­blo en el mun­do que se que­de bajo ocu­pa­ción y noso­tros tam­po­co vamos a per­mi­tir eso”.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.