A tomar por saco- Borro­ka Garaia

De vez en cuan­do gru­pos de músi­ca se sue­len hacer segui­do­res de la cuen­ta de Twit­ter o ami­gos en face­book de Borro­ka garaia da!, ( tu blog favo­ri­to), lo cual me da pie para seguir­les tam­bién. Y eso está bien por­que a algu­nos conoz­co pero a otros no. Lo cual otra vez me da pie para pere­gi­lear en sus entra­das en bús­que­da de can­cio­nes nove­do­sas que has­ta aho­ra nun­ca han podi­do aca­ri­ciar mi fino, exclu­si­vo y selec­to oído para la músi­ca. Así que esta sema­na un gru­po de Saka­na lla­ma­do Revol­ta se hizo segui­dor en el twit­ter y fui a echar una ojea­da. Tenían una can­ción que en mi Rock Radi­cal Vas­có­me­tro par­ti­cu­lar pun­tuó muy alto. Ade­más es la can­ción de una nue­va edi­ción del Ospa Egu­na en Altsa­su que se cele­bra­rá el pró­xi­mo día 30 de agos­to y que será pre­ce­di­do por dos char­las los días 28 y 29. Una ofer­ta que no se pue­de rechazar.

BvHTy31CcAIqm2bEl Ospa Egu­na de Altsa­su se ha con­ver­ti­do en una jor­na­da de refe­ren­cia en la lucha jus­ta y nece­sa­ria de cara a la expul­sión de las fuer­zas de ocu­pa­ción. Una lucha, que cier­ta­men­te ha ido bajan­do en inten­si­dad en el res­to de Eus­kal Herria y pare­cie­ra a veces que es inexis­ten­te. Sin embar­go, las fuer­zas de ocu­pa­ción ahí están y mien­tras que ahí sigan estan­do no habrá ni paz ni liber­tad en este pue­blo. No se van a ir solas. Hay que echar­las. Y para ello habrá que redo­blar mucho más los esfuer­zos sub­ver­si­vos para poner esta lucha en la cen­tra­li­dad y lugar que se mere­ce. Pues solo se van a ir empu­ja­das por la fuer­za popu­lar median­te una agen­da con­fron­ta­do­ra que lo haga reali­dad y que ya va sien­do hora de que exis­ta, hacien­do insos­te­ni­ble esa pre­sen­cia no que­ri­da y que tan­to sufri­mien­to ha cau­sa­do y cau­sa a nues­tro pueblo.

En 1935 (y que que­de cla­ra la fecha), 1935 no es 1936, el recién cons­ti­tui­do Par­ti­do Comu­nis­ta de Euz­ka­di en su pri­mer docu­men­to públi­co lan­za la siguien­te con­sig­na: “¡Orga­ni­ce­mos la bata­lla por la libe­ra­ción nacio­nal y social de Euskadi!¡Fuera de Eus­ka­di las fuer­zas de ocu­pa­ción impe­ria­lis­ta”. No fue el pri­mer sec­tor polí­ti­co en defen­der la reti­ra­da de las fuer­zas poli­cia­les y mili­ta­res extranjeras.
Tres años antes salía el pri­mer núme­ro de la revis­ta Jagi-Jagi, en teo­ría el nom­bre de la pren­sa del Biz­kai Men­di­go­xa­le Batza, pero en la prác­ti­ca tam­bién el nom­bre de un emer­gen­te movi­mien­to inde­pen­den­tis­ta que exi­gía la reti­ra­da de la poli­cía y ejer­ci­to espa­ñol de tie­rra vasca.
Dos años antes del sur­gi­mien­to de Jagi-Jagi, en 1930, EAE-ANV hacía lo pro­pio. Des­de la fun­da­ción del PNV (1895), la rei­vin­di­ca­ción de la expul­sión de poli­cías y mili­ta­res espa­ño­les ha sido cons­tan­te para todo par­ti­do y orga­ni­za­ción como míni­mo demó­cra­ta y aber­tza­le has­ta el 2014.

Inclu­so si vamos algu­nas déca­das atrás de la pro­pia fun­da­ción del PNV, vere­mos que los sol­da­dos espa­ño­les libe­ra­les de la G.R.I (Guar­dia Real de Infan­te­ría) envia­dos a Eus­kal Herria para sofo­car el car­lis­mo que defen­día los fue­ros vas­cos reci­bie­ron el mote de ”gui­ris” (debi­do a las siglas G.R.I que lucían en los cas­cos) por los com­ba­tien­tes vascos.
Efec­ti­va­men­te, la pala­bra tan común en len­gua cas­te­lla­na de “gui­ri” que se usa para til­dar a alguien o algo de “extran­je­ro” es de ori­gen car­lis­ta vas­co. Tras la pér­di­da de las gue­rras car­lis­tas, entre otras con­se­cuen­cias los jóve­nes vas­cos fue­ron obli­ga­dos a inser­tar­se en levas mili­ta­res espa­ño­las que has­ta ese momen­to habían que­da­do exen­tos debi­do al los exiguos res­tos de sobe­ra­nía que aún per­du­ra­ban tras el pro­ce­so his­tó­ri­co de ocu­pa­ción espa­ño­la y fran­ce­sa de Eus­kal Herria.

Esta vie­ja pero tan de actua­li­dad rei­vin­di­ca­ción no debe seguir pasan­do des­aper­ci­bi­da y es una lucha en la que muchas ener­gías que hoy no encuen­tran cau­ce pue­den ser emplea­das. Pues de entre las cosas mas bene­fi­cio­sas que pue­den pasar­le a Eus­kal Herria, una de ellas es el ¡Que se vayan!. Y otra, que las fuer­zas zipaias se disuel­van. Todo ello en el camino hacia un mode­lo no-poli­cial vasco.

Bvp1PSCIQAELWRY.jpg large

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.