(22M) La rebe­lión de las masas- Mai­té Campillo

La dig­ni­dad en mar­cha recu­pe­ra su dere­cho, cora­zón inquieto

¡CASTIGO A LOS REPRESORES DE AYER Y HOY!

¡ARRIBA LOS PUÑOS COMPAÑEROS, NUNCA MANOS ABIERTAS!

Salud a todos y todas que com­ba­ten en el mun­do por una trin­che­ra en R de revo­lu­ción, revuel­ta y recon­quis­ta de la dig­ni­dad sobre los esta­men­tos del Fren­te Popu­lar, para el pue­blo por el pue­blo y p“lante. Reman­do uni­dos en la lucha hacia el fin de la explo­ta­ción abo­lien­do su mano dere­cha, la oli­gar­quía, corrup­ción finan­cie­ra. Momen­to crí­ti­co para toda con­cien­cia que defi­na su dig­ni­dad fren­te al fas­cis­mo, miles de hom­bres y muje­res de todas las gene­ra­cio­nes avan­zan­do. Un puño. Una ban­de­ra. Es la mate­ria­li­za­ción del anti­fas­cis­mo en mar­cha, con­tra su repre­sión e impe­ria­lis­mo como guía capitalista.

NO AL PAGO DE LA DEUDA EXTERNA

¡La deu­da que la pague el capi­ta­lis­mo, a ellos alimenta!

Vio­le­ta Parra y Víc­tor Jara vuel­ven a poblar el mun­do, las siem­bras de lucha ensal­zan el inter­na­cio­na­lis­mo. Des­de Cuba lle­ga una voz…

Aún no soy caba­lle­ro (y que el cie­lo me libre de cor­du­ra). No me embria­ga la altu­ra ni me abu­rren los sue­ños. No es por moda que esta­llo y que me empe­ño. El amor sigue en bre­te y el camino a mache­te, mas no llo­ro por tal ni me ami­lano, si con­ser­vo mis manos, mi sudor y el humano corazón.

AVANZA LA LUZ SOLIDARIA COMO POLVO DE ESTRELLAS

De los que nada tie­nen que per­der con­tra la eco­no­mía que gene­ra axfí­sia. Flau­tas y cla­ri­ne­tes acom­pa­ñan el camino, cien­tos, miles sobre nues­tros cam­pos, calles, pla­zas en lucha, en derro­che de soles, gui­ta­rras, llu­vias de cose­cha, vien­to a favor y semi­lla. El horno que ama­sa nues­tro pan for­ma barri­ca­da con­tra la per­pe­tui­dad del des­po­tis­mo escla­vis­ta y todo lo que de mise­ria apor­ta a la huma­ni­dad. Lo dicho. Dicho tan­tas veces se con­vier­te en ban­de­ra. Lucha es barri­ca­da alcan­za­ble, enar­de­ce el orgu­llo y dis­po­ne en su apo­yo. Las manos agi­tan su voz, es el ron­ro­neo de las cuer­das del arpa. Bajos y con­tra­ba­jos jun­to a las teclas del piano no des­can­san, acom­pa­ñan a la voz en mar­cha por sus dere­chos con­tra el sis­te­ma geno­ci­da que inva­de nues­tras vidas.

HAY QUE LLEGAR A LA META COMPAÑ[email protected]>

El dilu­vio de abra­zos de áni­mo espe­ra nues­tros can­tos, son nues­tros her­ma­nos. Giu­sep­pe Ver­di, sus par­ti­tu­ras a favor repre­sen­tan­do la lucha por la liber­tad con­tra la opre­sión. Mun­do soli­da­rio. Luchar, siem­pre luchar. Con todo com­pa­ñe­ros y com­pa­ñe­ras, paso al fres­co rocío de la nue­va maña­na que anun­cian trom­pe­tas y vio­li­nes. La per­cu­sión ele­va los can­tos que agi­tan las mar­chas por la dig­ni­dad. Eman­ci­pa­re­mos flo­res. Rege­ne­ra­re­mos vías y con­duc­tos. La sumi­sión no es bue­na con­se­je­ra, hay que seguir “don”. Seguir dicien­do una y un millón de veces que los par­tos que alum­bran vida de futu­ro, nues­tra vida, no se hacen ni for­jan entre pac­tos sino a base de esfuer­zo y des­ga­rro. Ley de la natu­ra­le­za que san­gra des­de aba­jo, pel­da­ño a pel­da­ño levan­tan­do pai­sa­je (como dijo Sil­vi­to en su can­ción “Com­pa­ñe­ra”) Sin excu­sa, sin rue­go y sin ultraje:
¿Quién se atre­ve a decirme
que debo arrepentirme
de la esper­ma quemante

que me trajo?
Por­que san­gra de abajo
yo no ven­do ni rajo

mi pasión.¡Nunca obli­gar a los pue­blos a rego­ci­jar­se en los focos de la mise­ria, el ham­bre no da gua­ri­da, el anal­fa­be­tis­mo tampoco!

¡Que los sue­ños vibren de salud y espe­ran­za la espe­ra opor­tu­na de los abra­zos, triun­fe el inter­na­cio­na­lis­mo pro­le­ta­rio, su jus­ti­cia, no su mortaja!

DEL ESTADO ESPAÑOL ES QUE ESTOY HABLANDO

Don­de los revo­lu­cio­na­rios del mun­do no encuen­tran guarida…

No van a ser los par­ti­dos ni los sin­di­ca­tos que for­man par­te del sis­te­ma, los que den el gol­pe con­tra el gol­pe, será el pue­blo más cons­cien­te jun­to a los más que sufren la enves­ti­da, los que tie­nen el dere­cho y deber de defen­der­se, entre barri­ca­das nece­sa­rias y méto­dos de lucha apro­pia­dos para ven­cer. Y cuan­do el gobierno (cual­quier gobierno), que esté de el lado de, “l“Casa Ver­de Euro­pea”, de ese ver­de que te quie­ro ver­de ajus­tan­do talo­nes… Es hora crí­ti­ca. Hora de axfí­sia. Hora para pre­pa­rar una defen­sa de tra­ba­ja­do­res, inte­lec­tua­les, estu­dian­tes. Hora de defi­nir la inter­ven­ción de gru­pos coor­di­na­dos. Hora de orga­ni­zar la calle como esce­na­rio, ejem­plo de mun­do her­mano asu­mien­do la toma de un Poder Popu­lar. Por ahí empie­za la vía de la dig­ni­dad. No hay otra. Si nos gol­pean, gol­pear, si nos detie­nen, avan­zar con más fuer­za con­tra la demo­li­ción de sus maz­mo­rras, derro­tar, a quien impi­da cami­nar hacia la liber­tad verdadera.

JORNADA DE LUCHA Y REFLEXIÓN

(a pocas horas del 22M)

Es el fas­cis­mo una fase de ensal­za­mien­to de nacio­na­lis­mo espa­ñol, apo­ya­do por el capi­ta­lis­mo occi­den­tal y su fase más san­grien­ta en Nor­te­amé­ri­ca. Es el fas­cis­mo un Esta­do lla­ma­do Espa­ñol. Que ade­más de fas­cis­ta, como en la mayo­ría de paí­ses don­de el capi­ta­lis­mo acam­pa a sus anchas, hay mucho psi­có­pa­ta suel­to. Dema­sia­do empre­sa­rio reac­cio­na­rio que se están forran­do a lo millo­na­rio a cos­ta de los trabajadores.

Indu­da­ble­men­te un revo­lu­cio­na­rio no es un pre­go­ne­ro de paz. No es su misión el san­to ofi­cio de Roma ni debe jugar a ser más papis­ta que el pro­pio papa. Sería de muy mal gus­to y poca atrac­ción, hol­ga­do reli­ca­rio col­gan­do bajo cue­llo de yugo, dicho fer­vor, a favor de un extrac­to entre fas­cis­mo y san­ta­cru­za­da. “Espí­ri­tus San­tos”, don­de holo­caus­tos, túnel hacia la gran ban­ca. Dicho lobo, no es el soli­ta­rio, de la leyen­da infan­til. De eso no hay duda que ser es una mana­da orga­ni­za­da sedien­ta de san­gre y ham­brien­ta de oro.


LAS FUNDICIONES DEJARON DE FUNDIR REVOLUCIÓN

Las naves indus­tria­les jun­to asam­bleas que­da­ron abo­li­das. “La demo­cra­cia”, hipo­te­có la liber­tad. Deja­ron de retum­bar los cam­pos en la ciu­dad. Y, “los líde­res”, se empe­za­ron a fabri­car de impro­vi­so, cuan­do las fábri­cas que fra­gua­ban revo­lu­ción fue­ron ale­ja­das o tra­ga­das por la ante­rior recon­ver­sión, paten­te de los GAL. Hacia otros rin­co­nes del pla­ne­ta, dón­de la explo­ta­ción, no lle­ga por­que no todas las habi­ta­cio­nes tie­nen vis­tas o no que­re­mos ver­la. Liber­tad y jus­ti­cia popu­lar se apla­zó, el poder siguió sien­do el mis­mo. Cali­dad de vida es pala­bra hue­ca cuan­do a otros están matan­do, no sólo de ham­bre y sed, tam­bién de lucha. La fer­ti­li­dad empe­zó a extin­guir­se. La cul­tu­ra pro­pia­men­te dicha dejó de ema­nar del pue­blo, para ver­se refle­ja­da en los fes­ti­va­les diri­gi­dos por el Pen­tá­gono, mien­tras de éste lado del mun­do se prohí­ben las fies­tas popu­la­res, con­ce­bi­das como lujo cul­tu­ral, por “neu­tra­les” a la sopa boba.

LA TRANSICIÓN FORJÓ “OCIO” A LA MEDIDA EXACTA

En muchos de los casos hie­re tan­to como mata, pan­to­mi­ma patro­nal de la gran ban­ca. La que mide el mun­do a su medi­da. El peso de sus escla­vos, anu­la dere­chos, degüe­llo de gar­gan­tas que baja al estó­ma­go opri­mien­do. Los cami­nos de las con­quis­tas se rele­gan. Y millo­nes de seres deam­bu­lan por el espa­cio, en la bús­que­da de recur­sos que sus­ten­ten sus pies en la tie­rra. Los gran­des mafio­sos-sio­nis­tas de la maca­bra Nor­te­amé­ri­ca, mar­can el pul­so, y sus Esta­di­ños, o estre­llas, en Euro­pa, se guían por su metró­no­mo pro­gra­ma­do en pul­sa­cio­nes por minu­to; el ámbi­to del sis­te­ma es amplio, si se tra­ta de la defen­sa de sus intere­ses. Dis­fru­tan del mis­mo esta­dio de impo­si­cio­nes. A favor, las arcas, que cla­van en los ojos del mar­gi­na­do como una espa­da. El oscu­ran­tis­mo cris­tia­ni­za la ley que te cie­ga, la que te cubre entre metra­lla y cre­ma­lle­ra. Y, las cár­ce­les se van lle­nan­do, no pre­ci­sa­men­te de ase­si­nos corrup­tos que roba al que ape­ni­tas tie­ne para vivir.

¡REVIENTEN LAS LENGUAS A FAVOR DEL GRITO DE LUCHA!

Para que los sue­ños no hagan tri­zas, ante la pala­bra pro­pia, fren­te al enemi­go. Bro­ten las con­sig­nas el dere­cho a la vida. Ni un paso atrás. Lle­gó la hora, y con ella los obje­ti­vos del nue­vo ama­ne­cer, sin alta alcur­nia ni “paya­sos” del cir­co capi­ta­lis­ta. La moral es base no de las alian­zas, somos mar, fuer­za incal­cu­la­ble capaz de ven­cer. No per­mi­tas que los “con­se­je­ros” del rei­no de la tie­rra y cie­lo te guíen, sim­pli­fi­quen tu esen­cia juve­nil, y te dejen como si un vien­to hela­do cor­ta­ra el trán­si­to her­vien­te del tra­jín dia­rio de tu san­gre. No admi­tas la muer­te del sue­ño. Sál­va­te de los bom­be­ros que quie­ren, “soco­rrer­te”, apa­gan­do tu esplen­dor ¡No hagas de tu dig­ni­dad su bandera!

PD.

¿Chi­le retum­ba sobre la tum­ba, Pino­chet está muer­to, Fran­co también?

RAP INTELIGENTE, RAP CONSCIENTE…

-Hace rap pa’ ‑para- alu­ci­nar y deni­grar a la mujer o pa’ con­tar la reali­dad y (reve­lar­se con­tra el poder)

*Yo ven­go del Chi­le común y corrien­te, ese que no sale en comer­cia­les de TV… Dis­pa­ra ver­sos hacia el muñe­co neo­li­be­ral que com­pri­me a la nación del cobre, rei­vin­di­ca la lucha del pue­blo Mapu­che, le hace fren­te al dis­cur­so cíni­co y ridícu­lo de la “dic­ta­du­ra demo­crá­ti­ca” apun­ta­la­da en el poder.

-¿Y dón­de empie­za la violencia?

*Empie­za des­de que nace­mos en estos guet­tos de impo­ten­cia: Yo tapo mi cara, tú tapas la reali­dad. La vio­len­cia de ver­dad es el Capi­tal y su esencia.

-“Pablo Pue­blo” ha dicho: ¡Bas­ta!, arte es la vía, revo­lu­ción es la meta.
Rom­pe el cer­co silen­cia­do de los medios de des­in­for­ma­ción, can­tan­do en las pobla­cio­nes, rega­lan­do su músi­ca, metién­do­se en los liceos, en las universidades…

*Quie­ren callar­me, pero nací gri­tan­do y una vez que los ojos abres no sabes cerrar­los… Entre tan­ta tele, com­pe­ti­ción y regaeeton:

Yo escri­bo Rap con R de Revolución”.

Rap con R de Revolución:

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.