La edu­ca­ción bol­che­vi­que, Nadezh­da Krúps­ka­ya (1869−1939)

Nadezh­da Krúps­ka­ya pasó a la his­to­ria por ser la com­pa­ñe­ra de Lenin y por ejer­cer un impor­tan­te papel en la direc­ción del Par­ti­do Social­de­mó­cra­ta Ruso. Pero tam­bién, y sobre­to­do, por su impli­ca­ción en la edu­ca­ción y en la crea­ción de un sis­te­ma de biblio­te­cas pro­fe­sio­nal en la rusia bol­che­vi­que. Nadezh­da Krúps­ka­ya luchó con­tra las injus­ti­cias más bási­cas de la socie­dad tra­ba­jan­do des­de cues­tio­nes tan nece­sa­rias como el inten­to de erra­di­car el anal­fa­be­tis­mo entre la pobla­ción rusa, como uno de los pila­res del avan­ce de la revo­lu­ción bol­che­vi­que.

La com­pa­ñe­ra de Lenin

Nadezh­da Kons­tan­tí­nov­na Krúps­ka­ya nació el 26 de febre­ro de 1869 en San Peters­bur­go en el seno de una fami­lia aris­to­crá­ti­ca empo­bre­ci­da sin dema­sia­dos recur­sos eco­nó­mi­cos. A pesar del empo­bre­ci­mien­to de la fami­lia, Nadezh­da reci­bió una bue­na edu­ca­ción en el Cole­gio de Muje­res de San Peters­bur­go y se pre­pa­ró para ejer­cer de profesora.

Su acti­vi­dad revo­lu­cio­na­ria empe­zó sien­do una joven de ape­nas vein­te años de edad entre los obre­ros de su ciu­dad. Así entró en con­tac­to con per­so­nas vin­cu­la­das a las ideas socia­lis­tas. Uno de esos hom­bres fue Lenin, con el que man­tu­vo una rela­ción de pare­ja y se casó en 1896.

Jun­tos vivie­ron los años más duros de la revo­lu­ción y fue­ron arres­ta­dos y exi­lia­dos en varias oca­sio­nes. Duran­te su pri­mer exi­lio en 1896 Nadezh­da escri­bió el pri­me­ro de sus libros, titu­la­do La mujer tra­ba­ja­do­ra. En el libro, publi­ca­do en 1900, plas­ma­ba sus con­clu­sio­nes sobre las con­di­cio­nes de las muje­res rusas que tra­ba­ja­ban en el cam­po y en las fábricas.

La edu­ca­ción revolucionaria

Nadezh­da tra­ba­jó estre­cha­men­te jun­to a Lenin en todo el pro­ce­so revo­lu­ci­na­rio en Rusia de prin­ci­pios del siglo XX. Su papel se cen­tró en tra­ba­jar por la mejo­ra de la edu­ca­ción en todos los esta­men­tos de la socie­dad rusa. Su incan­sa­ble tra­ba­jo en este ámbi­to la lle­vó a ser nom­bra­da Comi­sa­ria de Edu­ca­ción a la lle­ga­da al poder en Rusia del Par­ti­do Bol­che­vi­que en 1917. En su nue­vo car­go Nadezh­da enfo­có su tra­ba­jo en la lucha con­tra el anal­fa­be­tis­mo, la crea­ción de fun­da­cio­nes cul­tu­ra­les abier­tas a todos y la orga­ni­za­ción de un sis­te­ma edu­ca­ti­vo nuevo.

La biblio­te­ca­ria rusa

Nadezh­da era una gran cono­ce­do­ra de las biblio­te­cas de Euro­pa y Esta­dos Uni­dos y había dedi­ca­do par­te de sus años de estu­dio a la biblio­te­co­no­mía. Su inte­rés por los fon­dos biblio­grá­fi­cos la lle­vó a redac­tar una com­ple­ta legis­la­ción sobre las biblio­te­cas rusas así como los prin­ci­pios bási­cos de la cien­cia biblio­te­ca­ria rusa, un mode­lo que se uti­li­zó en Rusia duran­te todo el siglo XX.

Las bases de su mode­lo biblio­te­ca­rio no podían ser otras que las del par­ti­do comu­nis­ta. Un fon­do prin­ci­pal­men­te de títu­los rela­cio­na­dos con temas socia­les y enfo­ca­do al acce­so de la edu­ca­ción de la mayor par­te de población.

Nadezh­da Krúps­ka­ya falle­cía en Mos­cú el 27 de febre­ro de 1939.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.