El meo­llo de la cues­tión- Borro­ka Garaia

Tener el no camino como camino y la no limitación como limitación. Bruce Lee.Tener el no camino como camino y la no limi­ta­ción como limi­ta­ción. Bru­ce Lee. 

Las bases y la mis­ma raíz de la izquier­da aber­tza­le cre­ce a par­tir de dos con­cep­tos que a lo lar­go de su his­to­ria y des­de que fue­ron plan­tea­dos han sido los que han hecho ser o no ser a la izquier­da aber­tza­le. Su dos mayo­res señas de iden­ti­dad por enci­ma de cual­quier tipo de deba­te estra­té­gi­co, orga­ni­za­ti­vo, de estruc­tu­ra­mien­to, tác­ti­co, de posi­cio­na­mien­to o camino.

1. La lucha de cla­ses en Eus­kal Herria toma la for­ma de libe­ra­ción nacional

Lo que sería resu­mi­do en el “inde­pen­den­tzia eta sozia­lis­moa” que no es un sim­ple lema sino que direc­ta­men­te sin­te­ti­za el pro­yec­to polí­ti­co de la izquier­da aber­tza­le. A su vez, tam­po­co es solo un pro­yec­to polí­ti­co sino que es el pro­yec­to anta­gó­ni­co a la opre­sión nacio­nal y social. Su contrario.

2. La reali­dad es una lucha cons­tan­te entre cla­ses socia­les y eso es lo que gene­ra cambios

Tam­bién sin­te­ti­za­do en “borro­ka da bide baka­rra”. En el con­tex­to de Eus­kal Herria toma­ría por tan­to un doble pero inter­co­nec­ta­do sig­ni­fi­ca­do: La reali­dad (vas­ca) es una lucha cons­tan­te entre cla­ses socia­les y entre los esta­dos español/​francés y Eus­kal Herria. Esto es lo que gene­ra cambios.

A par­tir de estos dos pun­tos, cons­cien­te o incons­cien­te­men­te en algu­nos casos, se ha levan­ta­do abso­lu­ta­men­te casi todo lo que has­ta hoy cono­ce­mos. Por lo tan­to, sería la natu­ra­le­za bási­ca de lo que es la izquier­da aber­tza­le aun con sus con­tra­dic­cio­nes. Y digo cons­cien­te o incons­cien­te­men­te por­que estas dos bases no son mas que la apli­ca­ción del mate­ria­lis­mo dia­léc­ti­co en el con­tex­to de una pers­pec­ti­va vas­ca de libe­ra­ción y no algo sur­gi­do del idea­lis­mo o la metafísica.

¿Qué es lo que está gene­ran­do des­ajus­tes y un inten­so deba­te hoy en día en la izquier­da abertzale?

Se podría hablar de muchas cosas. Y segu­ra­men­te todas ellas deben ser ana­li­za­das a fon­do. Siem­pre hay espa­cio para la mejo­ra, la crí­ti­ca , la auto-crí­ti­ca. Todo pro­ce­so es mejo­ra­ble (y empeo­ra­ble). No hay abso­lu­ta­men­te nada sin su pun­to de con­tra­dic­ción. La varia­ble de error es con­sus­tan­cial a todo, siem­pre exis­te en mayor o menor medi­da. Pero posi­ble­men­te ese no sea el pro­ble­ma sub­ya­cen­te. Sino deri­va­dos del origen.

Se pue­de deba­tir y con­tras­tar en torno a la lucha ins­ti­tu­cio­nal, a la carac­te­ri­za­ción del pro­yec­to socia­lis­ta, sobre el movi­mien­to popu­lar y su rela­ción con la izquier­da aber­tza­le, sobre alian­zas polí­ti­cas, sobre aná­li­sis de coyun­tu­ra, sobre dife­ren­tes for­mas de lucha y sus apli­ca­cio­nes, sobre estra­te­gias de cara a con­se­guir los obje­ti­vos, sobre cual sería la mejor estruc­tu­ra­ción del MLNV y un sin­fín de apar­ta­dos. Y todo eso está muy bien y es necesario.

Sin embar­go, como comen­ta­ba antes, en mi opi­nión, el ori­gen y lo que en ver­dad está crean­do un posi­ble des­ajus­te gene­ral y que eso a su vez haga mul­ti­pli­car e inten­si­fi­car deba­tes en todos los apar­ta­dos, inclu­so gene­ran­do ten­sio­nes que debe­rían evi­tar­se, está rela­cio­na­do con el pun­to 2 de las bases pre­via­men­te nom­bra­das: El desa­rro­llo del cam­bio estra­té­gi­co de la izquier­da aber­tza­le está pro­ba­ble­men­te varian­do el eje his­tó­ri­co de lo que has­ta hace nada era enten­di­do como la filo­so­fía base de como se pro­du­cen los cam­bios. Y esto no es sim­ple­men­te un deba­te téc­ni­co, estra­té­gi­co o tác­ti­co sino que da de lleno en la línea de flo­ta­ción y filo­so­fía base de los pila­res de la izquier­da aber­tza­le. Don­de a tra­vés de estra­te­gias y tác­ti­cas deba­ti­bles se cons­tru­ye el futuro.

“El cam­biar­se así mis­mo para cam­biar el mun­do”, los acuer­dos, la nor­ma­li­za­ción, la nego­cia­ción, la acu­mu­la­ción de fuer­zas elec­to­ral, “la comu­ni­dad inter­na­cio­nal” o la recon­ci­lia­ción han pasa­do a ser el supues­to motor de cam­bio y no los resul­ta­dos de la lucha que gene­ra los cam­bios. De ahí que se ele­ven gran­des difi­cul­ta­des de cara acti­var con la inten­si­dad reque­ri­da los dife­ren­tes aspec­tos de la lucha, la nece­sa­ria ener­gía para derri­bar la impo­si­ción, for­mas de lucha como la des­obe­dien­cia, y en gene­ral todo lo que poda­mos enten­der como con­fron­ta­ción. Otras con­se­cuen­cias cola­te­ra­les de ello podrían enmar­car­se en los pasos dados en el des­man­te­la­mien­to del MLNV como movi­mien­to, y esa sen­sa­ción de supues­to des­aso­sie­go entre bases y estruc­tu­ra que ade­más gene­ran en momen­tos deter­mi­na­dos una sen­sa­ción de retro­ce­so ideológico.

Encon­trar una sín­te­sis ade­cua­da para dar solu­ción a esto, se pre­sen­ta como uno de los retos a los que nadie debe­ría sen­tir­se ajeno ya que no hemos lle­ga­do a nin­gún pun­to defi­ni­ti­vo ni pre­vio a la libe­ra­ción nacio­nal y social. Y no se lle­ga­rá a ello sin que sea prio­ri­ta­ria una lucha cons­tan­te entre las cla­ses popu­la­res y el capi­ta­lis­mo ade­más de entre los esta­dos español/​francés y Eus­kal Herria ( y eso no sig­ni­fi­ca que haya que pres­cin­dir de todo lo demás) . Encon­trar esa sín­te­sis ele­ve­rá la con­fian­za, la deter­mi­na­ción e inclu­so la ilu­sión en amplias capas de los sec­to­res lucha­do­res de este pue­blo y segu­ra­men­te sea el fac­tor cohe­sio­na­dor defi­ni­ti­vo o al menos el mejor posi­ble en este con­tex­to. Evi­tar todo ama­go de auto­ri­ta­ris­mo, o de cons­truc­cio­nes teo­crá­ti­cas segu­ro que tam­bién pue­de ser una pie­za importante.

La izquier­da aber­tza­le tie­ne un pasa­do del cual sen­tir­se orgu­llo­sa aun con los erro­res come­ti­dos y un futu­ro abier­to que solo tie­ne como final la liber­tad de nues­tro pue­blo. Lle­ga­re­mos cues­te lo que cues­te. Que lo haga­mos más rápi­do solo depen­de de noso­tros y noso­tras. Espe­re­mos que el deba­te en Sor­tu, y tam­bién espe­cial­men­te en el pro­ce­so Zuk­gua pue­dan ser­vir para avan­zar hacia ello, ya que la juven­tud es la espe­ran­za de este pue­blo y posi­ble­men­te don­de resi­di­rán las cla­ves de la victoria.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *