En la Ruma­nía capi­ta­lis­ta todo está en ven­ta: bebés a 1200 euros

Un Valle­kano en Ruma­nia
Otro de los «logros» del bru­tal neo­li­be­ra­lis­mo sal­va­je ins­tau­ra­do en Ruma­nia tras el gol­pe de esta­do de diciem­bre de 1989 es el de que todo se haya con­ver­ti­do en sus­cep­ti­ble de com­pra-ven­ta, inclu­yen­do, como hemos habla­do en tan­tas oca­sio­nes en este blog, las mis­mi­si­mas per­so­nas (Ruma­nia es, por ejem­plo, el prin­ci­pal pro­vee­dor de pros­ti­tu­tas en la Union Euro­pea, como afir­ma el recien­te estu­dio de Red Euro­pea para la Pre­ven­ción de VIH/​ETS y Pro­mo­ción de la Salud entre Tra­ba­ja­do­res Migran­tes del Sexo (TAMPEP) ), y, como vere­mos a con­ti­nua­ción, tam­bién son con­si­de­ra­dos como mer­can­cía muchos niños peque­ños.

Si un adi­ne­ra­do rumano o extran­je­ro no pue­de tener hijos y está deses­pe­ra­do pue­de lle­gar al para­iso capi­ta­lis­ta rumano y com­prar un bebé a un pre­cio a veces muy ase­qui­ble (según el pro­gra­ma Obser­va­tor del canal Ante­na 3, a par­tir de unos 5000 lei, es decir, 1200 euros más o menos).
En la Ruma­nía capi­ta­lis­ta, pues, has­ta un bebé es trans­for­ma­do en mer­can­cia. La pobre­za pro­vo­ca­da tras la lle­ga­da al poder en los años 90 de una eli­te capi­ta­lis­ta que se con­vir­tió en mul­ti­mi­llo­na­ria a cos­ta del saqueo de la anta­ño rique­za colec­ti­va, ade­más de la com­pli­ci­dad y el silen­cio de las auto­ri­da­des, hace que cien­tos de madres recu­rran a ven­der a sus pro­pios hijos al mejor pos­tor.
Mien­tras tan­to, los hos­pi­ta­les y los cen­tros de aco­gi­da de huer­fa­nos «alma­ce­nan» en pesi­mas con­di­cio­nes a mas de 60.000 huer­fa­nos, que difi­cil­men­te pue­den ser adop­ta­dos por las enor­mes tra­bas buro­cra­ti­cas exis­ten­tes en el pais. De esto se apro­ve­chan los «ven­de­do­res de niños», que ofre­cen a los padres dis­pues­tos a todo para lle­nar su vacio moral, excu­sa­do por sus bol­si­llos reple­tos, ofer­tas de car­ne y hue­so.
Los repor­te­ros de Obser­va­tor de Ante­na 3, han des­cu­bier­to casos de niños en ven­ta por todo el pais, y en algu­nos luga­res el nego­cio se ha con­ver­ti­do en una fruc­ti­fe­ra indus­tria para los tra­fi­can­tes de niños, capa­ces de enri­que­cer­se a cos­ta de cual­quier cosa.
La ideo­lo­gia capi­ta­lis­ta, inyec­ta­da a gran­des dosis a los ruma­nos para jus­ti­fi­car la des­truc­ción de todos los logros con­quis­ta­dos duran­te el Socia­lis­mo, tan­to la ven­ta como hie­rro vie­jo de la indus­tria pro­duc­ti­va, y con ella la mitad de los pues­tos de tra­ba­jo exis­ten­tes en 1989, como el saqueo de toda la rique­za nacio­nal por par­te de una mino­ria que se con­vir­tió en una eli­te de para­si­tos mul­ti­mi­llo­na­rios, tra­jo tam­bién de la mano la con­si­guien­te des­hu­ma­ni­za­ción gene­ral, que lle­va a muchos mafio­sos sin escru­pu­los y a per­so­nas deses­pe­ra­das por la pobre­za a ven­der o tra­fi­car con todo lo que se pon­ga en sus manos.
Y todo ello, repe­ti­mos, suce­de con la com­pli­ci­dad de las auto­ri­da­des loca­les, que por acti­va o por pasi­va, miran hacia otro lado ante los abe­rran­tes crí­me­nes, segu­ra­men­te, abrien­do la mano para lle­var­se una taja­da del nego­cio, mien­tras per­pe­tuan su desin­te­res ante la pobre­za cada vez mas gene­ra­li­za­da y que afec­ta a gran par­te de los ruma­nos y las con­se­cuen­cia que esta situa­ción tie­ne en la infan­cia. De hecho, lo cier­to es que cada vez hay mas miles de niños aban­do­na­dos que aca­ban en des­cui­da­dos orfa­na­tos públi­cos, mien­tras igual núme­ro de pare­jas con deseo de adop­tar solo tie­nen como recur­so, ante los com­pli­ca­dos obs­tacu­los inter­pues­tos por esas mis­mas auto­ri­da­des, la com­pra de su futu­ro hijo, si es que tie­nen dine­ro para ello.
En Ruma­nía todo está en ven­ta, inclu­so los seres huma­nos
En reali­dad, y al igual que la sani­dad, el tra­ba­jo, o la edu­ca­ción, y tan­tos otros logros con­ver­ti­dos en dere­chos inalie­na­bles tras ser alcan­za­dos por el socia­lis­mo rumano, el capi­ta­lis­mo ha con­ver­ti­do tam­bién el hecho de tener un hijo en un nego­cio (no solo por­que los niños se ponen en ven­ta por todo el pais ante los ojos insen­si­bles y corrup­tos de las auto­ri­da­des, sino por­que ade­más el hecho mis­mo de dar a luz en un hos­pi­tal públi­co, repi­to, públi­co, con­lle­va enor­mes gas­tos en con­cep­to de «pagos en negro» -spa­ga es la pala­bra ruma­na que defi­ne esta corrup­ción gene­ra­li­za­da- a medi­cos, enfer­me­ras y res­to de per­so­nal sani­ta­rio, que se apro­ve­chan del mie­do y del cui­da­do de las fami­lias para que el niño naz­ca bien y sano). Esta situa­ción, por otro lado, se extien­de por todo el sis­te­ma sani­ta­rio rumano, que mien­tras es sos­te­ni­do por los impues­tos de los tra­ba­ja­do­res, estos estan obli­ga­dos a pagar de for­ma ile­gal pero asu­mi­da por todos como nor­mal los ser­vi­cios de los fun­cio­na­rios.
Por supues­to que el caso denun­cia­do por los perio­dis­tas de Antena3 y usa­do como base para esta entra­da no es un caso exclu­si­vo de Ruma­nia. En Espa­ña, sin ir mas lejos, hemos teni­do has­ta hace bien poco el ejem­plo de fami­lias adi­ne­ra­das que no solo com­pra­ban bebes de fami­lias pobres, sino que se los roba­ban a las madres, con la com­pli­ci­dad de los médi­cos, dicién­do­les que habían muer­to en el par­to. Esto fue espe­cial­men­te pro­lí­fi­co duran­te el fran­quis­mo, pero tam­bién duran­te los pri­me­ros años del maqui­lla­do régi­men demo­crá­ti­co que, en defi­ni­ti­va, sigue sien­do, a pesar de los mejun­ges cos­mé­ti­cos, otra dic­ta­du­ra capi­ta­lis­ta don­de, como en todas, cual­quier cosa es posi­ble si bene­fi­cia a los que mas capi­tal han acu­mu­la­do como botín.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *