Rece­tas del pasa­do: Ser un problema

Deten­cio­nes, inco­mu­ni­ca­ción, jui­cios, con­de­nas, encar­ce­la­mien­tos.. vie­ja par­ti­tu­ra que sigue sonan­do en Eus­kal Herria como lo esta­mos com­pro­ban­do una vez más estos días. ¿Con­cuer­dan estas accio­nes con la nue­va coyun­tu­ra polí­ti­ca?. ¿Son cosas del pasa­do?. Obvia­men­te si las segui­mos vivien­do son cosas del pre­sen­te y si las siguen uti­li­zan­do es que con­cuer­dan para ellos en esta nue­va fase polí­ti­ca, al menos por aho­ra. Alguno qui­zás se pue­de tran­qui­li­zar pen­san­do que el úni­co obje­ti­vo que tie­nen es bus­car una res­pues­ta retro­ac­ti­va en pará­me­tros con­cre­tos, ponien­do la res­pon­sa­bi­li­dad sobre par­tes de la socie­dad vas­ca y sen­tir­se ali­via­dos y en con­trol de la situa­ción por­que no suce­da. Otros, qui­zás ana­li­zan todo des­de la pers­pec­ti­va del divi­sio­nis­mo y sen­tir­se ali­via­dos por­que tam­po­co suce­da. Sin embar­go, serían aná­li­sis en cier­ta mane­ra ombli­gis­tas y pue­de que tam­po­co muy precisos.

Ter­mi­nar lo casi ter­mi­na­do, dar la pun­ti­lla a todo lo pre­via­men­te blo­quea­do… no dar opción a cami­nos que no con­tro­len en exce­so. No actúan con cor­to-pla­cis­mo sino a lar­go pla­zo y con carác­ter estra­té­gi­co e inclu­so super­pues­to a estra­te­gias de la izquier­da abertzale.

Recor­de­mos que la repre­sión, no sim­ple­men­te se que­da en lo super­fi­cial, apa­ren­te o ata­que direc­to sobre el MLNV sino que res­pon­de a una estra­te­gia inte­gral de opre­sión de Eus­kal Herria. ¿Se está ana­li­zan­do en toda su exten­sión?. ¿Se rea­li­za exclu­si­va­men­te para con­di­cio­nar a la izquier­da abertzale?.

Algo no encaja.

Cuan­do Iosu Uri­betxe­be­rria y en ple­na pelea en defen­sa de su dig­ni­dad lan­zó el men­sa­je a la socie­dad vas­ca de que “no se come­tie­ran locu­ras”, no pude evi­tar una peque­ña son­ri­sa com­pren­si­va con sus pala­bras pero a la vez con ple­na con­cien­cia de que pre­ci­sa­men­te una de las vic­to­rias esta­ta­les ha resi­di­do en que por acti­va y por pasi­va la capa­ci­dad de rea­li­zar locu­ras en estos momen­tos está tre­men­da­men­te mer­ma­da. Y que no se entien­da esto en sen­ti­do lite­ral, mate­rial o de accio­nes con­cre­tas que hemos cono­ci­do en toda su exten­sión en otras coyun­tu­ras sino más bien en el lado del espí­ri­tu, de la ges­tión de la rabia, de ener­gía popu­lar y de capa­ci­dad de poner­se retos atre­vi­dos que pue­dan pegar fuer­tes sacu­di­das. Estoy hablan­do tam­bién de sen­ti­mien­to, no sim­ple­men­te de cálcu­lo polí­ti­co frío.

Y es que nos hemos enfria­do y el aire acon­di­cio­na­do de los triun­fos elec­to­ra­les nos man­tie­ne la tem­pe­ra­tu­ra, pese a que todos y todas sabe­mos que nues­tro ter­mó­me­tro no está en los gra­dos ade­cua­dos. El volun­ta­ris­mo, la moral de vic­to­ria … nos pue­de inten­tar con­ven­cer de que el núme­ro que mar­ca ese ter­mó­me­tro se man­tie­ne en los gra­dos ade­cua­dos. No es así.

Pre­ci­sa­men­te qui­zás sean rece­tas del pasa­do las que en el pre­sen­te sean en par­te las nece­sa­rias, y otra vez digo, que sobre todo en el lado del espí­ri­tu, de la ges­tión de la rabia, de ener­gía popu­lar y de capa­ci­dad de poner­se retos atre­vi­dos que pue­dan pegar fuer­tes sacu­di­das. Algo que emo­cio­ne y que impac­te más allá de los núme­ros elec­to­ra­les. Y miro a Cata­lun­ya en estos momen­tos, no a nivel estric­ta­men­te polí­ti­co y estra­té­gi­co , sino en que en estos años la emo­ción ha esta­do pre­sen­te ya sea a tra­vés de con­sul­tas popu­la­res ale­ga­les, gran­des mani­fes­ta­cio­nes inde­pen­den­tis­tas y en la no limi­ta­ción y pues­ta de diques al har­taz­go popular.

Nos hemos cen­tra­do en solu­cio­nar el pro­ble­ma en vez de ser cada vez más un pro­ble­ma. Y pue­de ser que a día de hoy sea pre­ci­sa­men­te lo que más nece­si­te­mos. Tenien­do en cuen­ta ade­más que tene­mos cua­li­da­des sobra­das para tal menester.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *