Jui­cios popu­la­res- Nar­ci­so Isa Conde

Pien­so que actuar para­le­la­men­te a las ins­ti­tu­cio­nes, mon­tar ini­cia­ti­vas sim­bó­li­cas, crear meca­nis­mos alter­na­ti­vos que denun­cien la in-fun­cio­na­li­dad de las enti­da­des estatales…es un dere­cho inal­te­ra­ble de todos/​as los/​as ciu­da­da­nos del país.

Aquí muchas veces se ha habla­do de crear un con­gre­so alter­na­ti­vo, tri­bu­na­les y cabil­dos del pue­blo… para abor­dar deter­mi­na­das temá­ti­cas socia­les, polí­ti­cas y mora­les. Inclu­so se lle­gó a mon­tar un tri­bu­nal popu­lar para juz­gar a Ale­jan­dri­na Ger­mán a raíz del escán­da­lo del desa­yuno escolar.

Ini­cia­ti­vas autó­no­mas de ese tipo se han pues­to en mar­cha en innu­me­ra­bles paí­ses en los que a nin­gu­na auto­ri­dad se le ocu­rre per­se­guir­las, impe­dir­las o reprimirlas.

En este país es dife­ren­te, sobre todo cuan­do esas ini­cia­ti­vas van en con­tra de la ges­tión y las in-con­duc­tas de cier­tas figu­ras polí­ti­cas, pre­si­den­tes y/​o expre­si­den­tes, sober­bios y auto­ri­ta­rios; rodea­dos de fun­cio­na­rios civi­les y mili­ta­res y de cole­gas de par­ti­dos ala­bar­de­ros, lam­bo­nes, cóm­pli­ces y bene­fi­cia­rios de sus des­fal­cos, des­afue­ros y abu­sos del poder.

Enton­ces, hablar de “jui­cios popu­la­res” equi­va­le a un “plan sub­ver­si­vo”, a un “pro­gra­ma terro­ris­ta” y se con­vier­te en tema de órga­nos de inte­li­gen­cia, Poli­cía y Fuer­zas Arma­das, enti­da­des todas corrom­pi­das de mala mane­ra en sus estruc­tu­ras diri­gen­cia­les despóticas.

Enton­ces, la “soli­da­ri­dad cóm­pli­ce” con el máxi­mo cul­pa­ble se expre­sa a nivel par­ti­da­rio, guber­na­men­tal y esta­tal; impul­sa­da por los/​as que se ate­rran con el solo hecho de que se hable de jui­cios y jus­ti­cia alternativa.

Y no es para menos cuan­do el cla­mor con­tra la impu­ni­dad bro­ta en una socie­dad que se per­ca­ta de cómo y quie­nes han que­bra­do al Esta­do y saquea­do el patri­mo­nio natu­ral y las empre­sas públi­cas; dis­po­nién­do­se aho­ra a traer al nefas­to FMI para que los ayu­de a obli­gar­le al pue­blo a pagar las deu­das oca­sio­na­das por sus atra­cos; y cuan­do, ade­más, es dema­sia­do evi­den­te que esta socie­dad se esta har­tan­do de tan­ta impu­ni­dad y habrá de con­ver­tir­se ‑ella mis­ma- en un gran tri­bu­nal popu­lar, pre­ce­di­do de otros muchos peque­ños en cadena.

Siem­pre he dicho que si bien las cla­ses domi­nan­tes nun­ca se sui­ci­dan, menos aun lo hacen las mafias polí­ti­cas y empresariales.

Esta mafia se “blin­dó” con la dic­ta­du­ra ins­ti­tu­cio­nal y el con­trol del sis­te­ma de jus­ti­cia que nos impu­so frau­du­len­ta­men­te, por lo que le ate­rri­zan los “jui­cios en tri­bu­na­les popu­la­res” alternativos.

¡Pre­pa­ré­mo­nos para esas tras­cen­den­tes peleas! Armó­ni­cas con las de sal­var Loma Miran­da y dete­ner la cul­tu­ra de la muer­te de las mega-mine­ras, la poli­cía, el capi­ta­lis­mo des­com­pues­to y el machismo!

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *