¿Huel­ga de ham­bre en Cuba o manio­bra cen­so­ra y cóm­pli­ce con el terro­ris­mo?- Iroel San­chez

Sobre el uso de huel­gas de ham­bre como mate­ria pri­ma para la gue­rra mediá­ti­ca con­tra paí­ses como Cuba y Vene­zue­la, ya escri­bi­mos una vez en La pupi­la insom­ne:

Así se ha degra­da­do lo que comen­za­ra sien­do, hace muchos años ‑en manos de los nacio­na­lis­tas irlandeses‑, un arma de lucha con­tra la domi­na­ción bri­tá­ni­ca. De allí lo tomó el líder comu­nis­ta cubano Julio Anto­nio Mella en su enfren­ta­mien­to a la dic­ta­du­ra pro­nor­te­ame­ri­ca­na de Gerar­do Macha­do. Mella, de madre irlan­de­sa, había asu­mi­do como ejem­plo al alcal­de de la ciu­dad surir­lan­de­sa de Cork.

El que fue­ra ins­tru­men­to anti­co­lo­nia­lis­ta ha deve­ni­do, gra­cias a los medios, en una estra­te­gia para recla­mos per­so­na­les a cam­bio de ofre­cer un espec­tácu­lo, y de paso dañar la ima­gen de gobier­nos que no son del agra­do de los domi­na­do­res de este mun­do.

A pesar de ello, por estos días trans­cu­rren en el mun­do varias huel­gas de ham­bre que rei­vin­di­can el sen­ti­do de rebel­día popu­lar con que ori­gi­nal­men­te nacie­ron:

1. Nue­va Delhi, 12 sep (PL) Acti­vis­tas del Movi­mien­to Popu­lar con­tra la Ener­gía Nuclear (Pma­ne) se man­tie­nen hoy en huel­ga de ham­bre con­tra una elec­tro­nu­clear del sur de la India a la que con­si­de­ran caren­te de con­di­cio­nes de segu­ra ope­ra­ti­vi­dad.

Dece­nas de per­so­nas man­tie­nen un ayuno por rele­vos en el pobla­do de Idintha­ka­rai, epi­cen­tro de las pro­tes­tas con­tra la cen­tral de Kudan­ku­lam, el pri­me­ro de cuyos reac­to­res comen­za­rá a ser car­ga­do con ura­nio en cual­quier momen­to, según anun­ció la Cor­po­ra­ción de Ener­gía Nuclear de la India Ltd.

Un fun­cio­na­rio poli­cial de la zona, empe­ro, dijo a la agen­cia de noti­cias IANS que la situa­ción esta­ba “bajo con­trol” y que unos dos mil agen­tes habían sido des­ple­ga­dos alre­de­dor de la plan­ta, mien­tras varios cien­tos de mani­fes­tan­tes se man­tie­nen acam­pa­dos en una pla­ya cer­ca­na.

El lunes los acon­te­ci­mien­tos cobra­ron un cariz vio­len­to al car­gar la poli­cía a bas­to­na­zos y con gases lacri­mó­ge­nos con­tra los acti­vis­tas del Pma­ne, una acción que dejó un muer­to, dece­nas de heri­dos y, según los cuer­pos de segu­ri­dad, más de mil dete­ni­dos.

2. Asun­ción, 14 sep (PL) Un gru­po de cam­pe­si­nos para­gua­yos que recla­man tie­rras para vivir y tra­ba­jar cum­plie­ron hoy una sema­na en huel­ga de ham­bre en el depar­ta­men­to de Misio­nes, al sur de esta capi­tal.

Los labrie­gos yacen a las puer­tas de la ofi­ci­na regio­nal del Ins­ti­tu­to de Desa­rro­llo Rural y de la Tie­rra y per­te­ne­cen al Movi­mien­to Cam­pe­sino Para­gua­yo, una de las enti­da­des que agru­pa a quie­nes luchan por obte­ner una par­ce­la para el sus­ten­to de su fami­lia.

La men­cio­na­da orga­ni­za­ción agre­gó que ellos recla­man terre­nos en la zona cono­ci­da como Kaâ Öa Kora, en el dis­tri­to de San­ta María don­de el Ins­ti­tu­to com­pró tie­rras para dis­tri­buir a pro­duc­to­res de arroz del lugar.

Se tra­ta de mil 500 hec­tá­reas y los cam­pe­si­nos piden par­ti­ci­par en la adju­di­ca­ción de dichos terre­nos en for­ma pro­por­cio­nal con las fami­lias bene­fi­cia­das has­ta aho­ra.

3. San­tia­go de Chi­le, 14 sep (PL) Repre­sen­tan­tes de la comu­ni­dad mapu­che en esta capi­tal exi­gie­ron al gobierno la libe­ra­ción de los cin­co indí­ge­nas pre­sos en la cár­cel de Angol, en la Arau­ca­nía chi­le­na, quie­nes hoy cum­plen 19 días en huel­ga de ham­bre.

“Esta­mos apo­yan­do a nues­tros her­ma­nos en huel­ga de ham­bre, acu­sa­dos injus­ta­men­te, se pre­pa­ró un mon­ta­je para acu­sar a nues­tros her­ma­nos, con tes­ti­gos enca­pu­cha­dos”, decla­ró a Pren­sa Lati­na Nibal­do Hue­nu­man, uno de los líde­res de la comu­ni­dad mapu­che en la región metro­po­li­ta­na.

De acuer­do con el acti­vis­ta, el Esta­do ha mani­pu­la­do a los jue­ces, a la poli­cía de Cara­bi­ne­ros, para incul­par a miem­bros de esa etnia que recla­man terri­to­rios con­si­de­ra­dos ances­tra­les.

“El gobierno man­tie­ne cen­te­na­res de poli­cías ron­dan­do día y noche en las comu­ni­da­des, heli­cóp­te­ros sobre­vo­lan­do nues­tras zonas pobla­das y hay colo­nos de la zona que se están orga­ni­zan­do con armas para ata­car a nues­tra gen­te”, seña­ló Hue­nu­man.

Según narró, hace días se encon­tró en la casa de un colono un gran núme­ro de armas de grue­so cali­bre, sin embar­go el due­ño dis­fru­ta de liber­tad.

“Pero si esas armas lle­gan a ser encon­tra­das en la casa de un mapu­che, sería encar­ce­la­do por miles de años”, comen­tó Hue­nu­man, quien cer­ca de la media­no­che del jue­ves enca­be­zó una mar­cha por el cén­tri­co paseo Ahu­ma­da, en la capi­tal.

Los mani­fes­tan­tes, con aren­gas, pan­car­tas y dan­zas típi­cas de la etnia, recla­ma­ron la excar­ce­la­ción de los cin­co reos de Angol.

Pau­lino Levi­pan, Daniel Levi­nao, Hec­tor Ricar­do Nahuel­queo, Rodri­go Mon­to­ya y su voce­ro Eric Mon­to­ya, deja­ron de con­su­mir ali­men­tos hace 19 días por con­si­de­rar que sus cau­sas judi­cia­les no tuvie­ron un pro­ce­so jus­to.

En todos los casos ante­rio­res el obje­to de la pro­tes­ta afec­ta a miles de per­so­nas pero al colo­car la fra­se “huel­ga de ham­bre” en el bus­ca­dor Goo­gle News hay uno o dos des­pa­chos de pren­sa para cada una de ellas, y sin embar­go, resal­ta una cober­tu­ra de 468 resul­ta­dos cen­tra­dos en una seño­ra de nom­bre Martha Bea­triz Roque que según la lla­ma­da gran pren­sa rea­li­za una huel­ga de ham­bre en Cuba para recla­mar la sali­da de pri­sión de una sola per­so­na de quien jamás esos medios habían oído hablar.

Curio­sa­men­te, Martha Bea­triz Roque Cabe­llo no sólo goza de popu­la­ri­dad entre los gran­des medios de comu­ni­ca­ción que igno­ran a los cam­pe­si­nos para­gua­yos, los abo­rí­ge­nes chi­le­nos y los acti­vis­tas anti­nu­clea­res indios, ella ¡apa­re­ce 124 veces! en los cables secre­tos del Depar­ta­men­to de Esta­do reve­lea­dos por Wiki­leaks. Espe­cial­men­te, hay dos de esos cables secre­tos que qui­zás nos ayu­da­rían a enten­der el por qué de esas coin­ci­den­cias. En uno está la soli­ci­tud de 5000 dóla­res con des­tino a una lla­ma­da “Agen­da de Tran­si­ción”, con los datos de Martha Bea­triz Roque jun­to a otras dos per­so­nas tam­bién men­cio­na­das por la pren­sa inter­na­cio­nal alre­de­dor del “huel­ga de ham­bre” de Roque: Eli­zar­do Sán­chez y Vla­di­mi­ro Roca; en otro Roque dice a ese pro­mo­tor de los dere­chos huma­nos que es Geor­ge W. Bush, a quien ella con­si­de­ra “la his­to­ria lo lle­va­rá al podio de los pre­mia­dos” pero que hoy es recla­ma­do como cri­mi­nal de gue­rra en varios luga­res del mun­do: “…nece­si­ta­mos recur­sos, y a pesar de todo el apo­yo eco­nó­mi­co que nos ha dado su pais, la opo­si­cion no ha teni­do un acce­so, total­men­te posi­ti­vo, a ella”.

Aun­que no es dine­ro lo que le fal­ta a Roque. La pren­sa cuba­na ha publi­ca­do prue­bas del dine­ro reci­bi­do por ella pro­ce­den­te de gru­pos terro­ris­tas asen­ta­dos en Mia­mi y han cir­cu­la­do por Inter­net varios reci­bos de pago fir­ma­dos, entre otras per­so­nas, por Martha Bea­triz Roque a nom­bre de “Ayu­da his­pano cubano”. Es difí­cil creer que alguien con tan­to inte­rés por el dine­ro ten­ga una voca­ción auto­des­truc­ti­va por­que en el rei­no de los cie­los ya se sabe que le será más difí­cil entrar a los que tie­nen mucho del vil metal ‑o el ver­de bille­te- que a un came­llo por el ojo de una agu­ja.

No obs­tan­te, gran­des medios de comu­ni­ca­ción han lle­ga­do a divul­gar, sin la menor refe­ren­cia facul­ta­ti­va, un infar­to en la huel­guis­ta de ham­bre. Pero el úni­co perio­dis­ta que ha dia­lo­ga­do con per­so­nal médi­co que visi­tó a Roque y sus acom­pa­ñan­tes, Manuel Hen­rí­quez Lagar­de, acre­di­ta en su blog Cam­bios en Cuba otra cosa:

Cam­bios en Cuba entre­vis­tó en exclu­si­va a la Doc­to­ra en Medi­ci­na Gene­ral Inte­gral y direc­to­ra del Poli­clí­ni­co Luis Pas­teur quien, jun­to a la tam­bién Doc­to­ra Odet­te Garri­do Ama­ble se pre­sen­ta­ron en horas de la tar­de del pasa­do jue­ves 13 ‑a pedi­dos de los “huel­guis­tas”- en la casa de la “disi­den­te” Martha Bea­triz Roque para ofre­cer­le asis­ten­cia médi­ca a una de sus segui­do­ras. Según cuen­ta la doc­to­ra Garri­do, aun­que los pre­sun­tos huel­guis­tas se esfor­za­ban por tomar agua cons­tan­te­men­te en su pre­sen­cia, nin­guno de los seis “huel­guis­tas” que per­ma­ne­cían en casa de Martha Bea­triz ofre­cía sín­to­ma alguno de dete­rio­ro de sus sín­to­mas vita­les.

En el caso espe­cí­fi­co de Martha Bea­triz, aun­que en un ini­cio se pre­sen­tó ante los médi­cos mos­tran­do cier­ta debi­li­dad al andar, lue­go se le pudo ver con­ver­san­do ani­ma­da­men­te con la doce­na de sus par­ti­da­rios allí pre­sen­tes y levan­tán­do­se y acos­tán­do­se sin pesar alguno en su cama, algo abso­lu­ta­men­te incon­ce­bi­ble en el caso de una enfer­ma de dia­be­tes que, des­de hace tres días, según ha decla­ra­do a las agen­cias de pren­sa, no ha inge­ri­do ali­men­to alguno.

Ambas doc­to­ras del Poli­clí­ni­co ubi­ca­do en el muni­ci­pio haba­ne­ro de Diez de Octu­bre, coin­ci­den en que si un enfer­mo de dia­be­tes deja de comer en las pri­me­ras vein­te y cua­tro horas pre­sen­ta­ría sín­to­mas de debi­li­dad, sudo­ra­ción, calam­bres y has­ta pér­di­da de la con­cien­cia, etc; cua­dro médi­co que en nin­gún momen­to pre­sen­cia­ron en la líder de la lla­ma­da huel­ga. (El video de la entre­vis­ta se pue­de ver acá http://​www​.you​tu​be​.com/​w​a​t​c​h​?​v​=​l​I​g​c​2​o​f​m​A​_​Y​&​f​e​a​t​u​r​e​=​p​l​a​y​e​r​_​e​m​b​e​d​ded)

Lo más intere­san­te es que de un modo muy extra­ño, la “huel­ga de ham­bre” de Martha Bea­triz Roque comen­zó dos días antes de una jor­na­da inter­na­cio­nal de pro­tes­ta por la liber­tad de los Cin­co pre­sos polí­ti­cos con­de­na­dos en Esta­dos Uni­dos, de los que los medios que han dedi­ca­do tan­to espa­cio a esta seño­ra no han dicho una pala­bra. Mucho menos dirán que los pri­sio­ne­ros cuba­nos con­de­na­dos en EE.UU. tra­ta­ban de bus­car infor­ma­ción para evi­tar actos terro­ris­tas come­ti­dos y ampa­ra­dos por quie­nes finan­cian a Martha Bea­triz Roque.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *