Par­ti­do Comu­nis­ta de Chi­le: A 30 años del gol­pe mili­tar, ¡A parar a la dere­cha repre­so­ra!

Miles de per­so­nas mar­cha­ron el domin­go pasa­do por las calles de San­tia­go en memo­ria de las víc­ti­mas del gol­pe de Esta­do del 11 de sep­tiem­bre 1973, que derro­có el gobierno cons­ti­tu­cio­nal del pre­si­den­te Sal­va­dor Allen­de.

La con­me­mo­ra­ción, con la cual comen­za­ron las acti­vi­da­des por el ani­ver­sa­rio 39 del gol­pe, con­clu­yó en el Cemen­te­rio Gene­ral

“Esta es una mar­cha don­de el pue­blo seña­la que no olvi­da a sus víc­ti­mas, que no olvi­da las víc­ti­mas de la dic­ta­du­ra fas­cis­ta de Augus­to Pino­chet, y tam­po­co olvi­da las víc­ti­mas de esta tran­si­ción”, expre­só a los mani­fes­tan­tes Lore­na Piza­rro, pre­si­den­ta de la Agru­pa­ción de Fami­lia­res de Dete­ni­dos Des­apa­re­ci­dos (AFDD).

“A noso­tros nos pare­ce que siem­pre es impor­tan­te, con­me­mo­rar –no olvi­dar- tener la memo­ria que nos per­mi­ta avan­zar en la cons­truc­ción de un Chi­le dis­tin­to, más jus­to. La con­me­mo­ra­ción del 11 de sep­tiem­bre toma más fuer­za cuan­do se hace, lamen­ta­ble­men­te aho­ra, no sólo para las víc­ti­mas de la dic­ta­du­ra, sino tam­bién para las víc­ti­mas de la tran­si­ción. Recor­dar es una obli­ga­ción éti­ca pero ese recuer­do tie­ne que ser acti­vo, con deman­das de ver­dad, de jus­ti­cia para la cons­truc­ción de un país dis­tin­to.

“Nos reuni­mos cada año, en una de las mar­chas más masi­vas que hace este país para ren­dir home­na­je a sus víc­ti­mas, pero voy a insis­tir en algo: la cons­truc­ción de memo­ria no es vacía. La lucha con­tra el olvi­do es de pre­sen­te, es de futu­ro; es de deman­da, es de lucha; de fin a la impu­ni­dad, de dar tér­mino a la vio­la­ción de DDHH, de deman­dar que se ter­mi­ne con la ins­ti­tu­cio­na­li­dad pino­che­tis­ta. Y eso es lo que hoy día sali­mos a las calles a deman­dar.

Bene­fi­cios a dego­lla­do­res

Con­sul­ta­da por la deci­sión de Gen­dar­me­ría de con­ce­der bene­fi­cios domi­ni­ca­les a con­de­na­dos por el tri­ple ase­si­na­to de pro­fe­sio­na­les comu­nis­tas, que sal­drán a las calles los fines de sema­na, la diri­gen­te expre­só:

“En estos días se ha rati­fi­ca­do algo que hemos veni­dos denun­cian­do des­de que se ini­cia­ron los home­na­jes a los vio­la­do­res de DDHH. Noso­tros indi­ca­mos que era más que un home­na­je en el vacío, que tie­nen como obje­ti­vo últi­mo la impu­ni­dad de los geno­ci­das y vio­la­do­res de dere­chos huma­nos.

“Hay que recor­dar que esto es la con­se­cuen­cia del com­pro­mi­so que hizo Sebas­tián Piñe­ra en cam­pa­ña con los uni­for­ma­dos cuan­do se reúne con ellos. Y el com­pro­mi­so es la impu­ni­dad para aque­llos que se encuen­tran en las cár­ce­les espe­cia­les y eso se está mate­ria­li­zan­do. En la direc­ción que se ha avan­za­do en los home­na­jes a los que están encar­ce­la­dos y estos per­mi­sos domi­ni­ca­les son una for­ma de indul­to. A estos per­mi­sos, a la reba­ja de con­de­nas y a los bene­fi­cios que sig­ni­fi­quen no estar en la cár­cel hay un paso y aquí la deci­sión es bas­tan­te arries­ga­da. Se le da el per­mi­so domi­ni­cal a uno de los auto­res de los crí­me­nes más horro­ro­sos que cono­ci­mos en dic­ta­du­ra, el dego­lla­mien­to de tres com­pa­ñe­ros.

“Cuan­do ellos hablan y dicen con tan­ta fuer­za que nin­gún con­de­na­do a la pena máxi­ma va a que­dar en liber­tad es fal­so, es men­ti­ra. Manuel Con­tre­ras, por ejem­plo, no tie­ne nin­gu­na cade­na per­pe­tua. Lo que ocu­rrió es indig­nan­te por­que ade­más de ser injus­to es una situa­ción en extre­mo deli­ca­da por lo que sig­ni­fi­ca hoy día el país repre­si­vo, que vive una cla­ra inten­ción de ins­ta­lar el terro­ris­mo de esta­do como una con­duc­ta de la dic­ta­du­ra.

“Esta­mos fren­te a una deci­sión del gobierno de dere­cha de avan­zar en la imple­men­ta­ción del terro­ris­mo de Esta­do y lo pue­den hacer por algo que siem­pre hemos denun­cia­do: la impu­ni­dad de los crí­me­nes y geno­ci­das que tie­ne como con­se­cuen­cia la repe­ti­ción de los hechos. Eso es lo que hoy día esta­mos evi­den­cian­do. Cuan­do un país esta­ble­ce como nor­ma de con­vi­ven­cia dejar en la impu­ni­dad los crí­me­nes más horro­ro­sos que cono­ce la his­to­ria; cuan­do un país esta­ble­ce dejar en la impu­ni­dad a cri­mi­na­les esta­ble­cer la garan­tía de repe­tir aque­llo por­que la señal que se da, final­men­te, es del opre­sor hacia el opri­mi­do: uste­des, cuan­do quie­ran exi­gir sus deman­das y dere­chos, noso­tros esta­re­mos aquí para dete­ner­los con las armas”. Esa es la situa­ción, con los her­ma­nos mapu­ches, con los estu­dian­tes. Ejem­pli­fi­ca esto es lo que ocu­rrió en Aysén, don­de se decla­ró un esta­do de sitio no legal, se cor­ta­ron las comu­ni­ca­cio­nes, se copó un terri­to­rio y se avan­zó mili­tar­men­te como si estu­vié­se­mos nue­va­men­te vivien­do la tesis del enemi­go interno. Todos los que no está­ba­mos de acuer­do con lo esta­ble­ci­do éra­mos con­si­de­ra­dos enemi­gos, obje­to de exter­mi­nio. Lo que ocu­rrió en Aysén es exac­ta­men­te lo mis­mo de par­te de este gobierno. Cara­bi­ne­ros actúa con impu­ni­dad por­que sabe que no pasa nada, Todos los que han ase­si­na­do a jóve­nes en esta tran­si­ción están libres. El cara­bi­ne­ro que mató a Jai­me Men­do­za Collìo, en liber­tad; el cri­men de Manuel Gutié­rrez, impu­ne al igual que los ase­si­na­tos de otros jóve­nes mapu­ches”.

Piza­rro hizo un lla­ma­do a la uni­dad de todas las fuer­zas polí­ti­cas de izquier­da y seña­ló que des­de el pasa­do año sus cora­zo­nes se ven hen­chi­dos de orgu­llo y espe­ran­za, al obser­var que el pue­blo ha des­per­ta­do y ha dicho bas­ta al con­ti­nuis­mo dic­ta­to­rial.

“Hay una sola con­di­ción que va a poder dete­ner este avan­ce cri­mi­nal repre­si­vo y terro­ris­ta, y es la uni­dad del pue­blo. Si nos divi­den no vamos a avan­zar”, excla­mó la diri­gen­te ante los par­ti­ci­pan­tes en la mar­cha, que par­tió cer­ca del medio­día del cen­tro de San­tia­go. Piza­rro sub­ra­yó que son muchas más las cosas que unen a la izquier­da que las que la divi­den, y es en ésas en las que deben con­cen­tra­se y avan­zar.

“En estos 20 años, si hay algo que tuvo éxi­to, fue la polí­ti­ca de divi­dir a los movi­mien­tos socia­les y tam­bién a los par­ti­dos polí­ti­cos”, refle­xio­nó.

La líder de la AFDD ins­tó al gobierno de Sebas­tián Piñe­ra a que diri­ja el país don­de fue elec­to, pero no para repri­mir, no para invi­si­bi­li­zar los dere­chos huma­nos, sino que para ter­mi­nar con la impu­ni­dad y avan­zar en ver­dad y jus­ti­cia.

Dipu­tado Gutié­rrez

El dipu­tado por el Par­ti­do Comu­nis­ta Hugo Gutié­rrez, uno de los que enca­be­zó la mar­cha, dijo a medios noti­cio­sos que las luchas socia­les que se están dan­do están con­de­na­das a pade­cer maña­na la mis­ma vio­len­cia polí­ti­ca que sufrió la des­pués del gol­pe de Esta­do.

“Y eso no es lo que que­re­mos, que­re­mos que haya un com­pro­mi­so esta­tal, un com­pro­mi­so del Esta­do de Chi­le, para que nun­ca más en nues­tro país vuel­va a haber un geno­ci­dio, un exter­mi­nio de per­so­nas por sus ideas”.

“¡Alian­za, Piñe­ra, la mis­ma bille­te­ra!”, “¡Ni olvi­do ni per­dón, el fas­cis­mo al pare­dón!”, “¡El pue­blo no olvi­da a sus víc­ti­mas!”, fue­ron algu­nas de las fra­ses corea­das por la mul­ti­tud, que en el inte­rior del cemen­te­rio se dis­per­só en medio de los enfren­ta­mien­tos entre cara­bi­ne­ros y estu­dian­tes.

Lau­ta­ro Car­mo­na

El secre­ta­rio gene­ral del PC, dipu­tado Lau­ta­ro Car­mo­na inte­gró la pri­me­ra línea de la mar­cha jun­to a diri­gen­tes socia­les, polí­ti­cos y de dere­chos huma­nos.

“Es un com­pro­mi­so con todos por quie­nes lucha­ron y fue­ron víc­ti­mas de los dere­chos huma­nos duran­te el terro­ris­mo de esta­do; es la expre­sión demo­crá­ti­ca de un pue­blo que jamás va a renun­ciar a la ver­dad total, a la jus­ti­cia y el res­pe­to irres­tric­to a los DDHH en un momen­to don­de des­de este gobierno se pro­mue­ve la impu­ni­dad a dego­lla­do­res de nues­tros com­pa­ñe­ros Gue­rre­ro, Para­da y Nat­tino”, comen­tó el par­la­men­ta­rio.

“Es el día de reafir­mar el com­pro­mi­so en la lucha por la demo­cra­cia tam­bién en torno a valo­res como de la con­vi­ven­cia y el cas­ti­go a los cul­pa­bles ase­si­nos del terro­ris­mo de Esta­do.

“Es abso­lu­ta­men­te repu­dia­ble la colu­sión entre el gobierno de Piñe­ra y lo más reac­cio­na­rio de la dere­cha pino­che­tis­ta que lo lle­va a cum­plir com­pro­mi­sos con quie­nes son terro­ris­tas de esta­do y que por tra­tar­se de crí­me­nes de lesa huma­ni­dad no son amnis­tia­bles y son impres­crip­ti­bles y bajo nin­gu­na con­di­ción se pue­de jus­ti­fi­car tener bene­fi­cios domi­ni­ca­les.

Tene­mos que ser par­te de este movi­mien­to que mues­tra el pro­ta­go­nis­mo popu­lar que ha des­per­ta­do en las calles de todo el país, millo­nes que se han mani­fes­ta­do en torno a la edu­ca­ción públi­ca, la salud y tam­bién al medioam­bien­te y los DDHH. Creo que exis­te la posi­bi­li­dad de un gran paso ade­lan­te bus­can­do que se incre­men­te sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te el res­pal­do elec­to­ral a las fuer­zas de izquier­da que hemos sido con­se­cuen­tes en demos­tra­cio­nes como ésta por los DDHH y de ser­vi­cio al pue­blo”, con­clu­yó Car­mo­na.

Al cie­rre del acto, irrum­pie­ron fuer­zas anti­mo­ti­nes de la poli­cía de Cara­bi­ne­ros, con carros lan­za agua y gases lacri­mó­ge­nos .Ocho per­so­nas resul­ta­ron dete­ni­das.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *