El Espio­na­je en el Ecua­dor si exis­te!- Kar­la Cala­pa­qui‏

El espio­na­je va de la mano de la cri­mi­na­li­za­ción de la pro­tes­ta en el país. Muchos gobier­nos han meti­do mano en estas herra­mien­tas para fines pro­ter­vos, el actual al pare­cer, no es la excep­ción. El espio­na­je si exis­te en el Ecua­dor.

Prin­ci­pal­men­te las orga­ni­za­cio­nes socia­les y polí­ti­cas de izquier­da han sido los obje­ti­vos del lla­ma­do espio­na­je guber­na­men­tal. Infil­tra­dos des­cu­bier­tos en reunio­nes, asam­bleas de orga­ni­za­cio­nes socia­les; agen­tes de la poli­cía y mili­ta­res camu­fla­dos en mar­chas con­vo­ca­das por orga­ni­za­cio­nes socia­les para foto­gra­fiar y gra­bar a los diri­gen­tes. ¿Con qué fin?. Una cosa es reca­bar infor­ma­ción de una acti­vi­dad públi­ca con pro­ta­go­nis­tas públi­cos, pero cuál es el moti­vo de foto­gra­fiar­los? Iden­ti­fi­car­los? Aca­so tener­los en una lis­ta como los más bus­ca­dos? Son con­si­de­ra­dos delin­cuen­tes?

Lo más des­ta­ca­do, últi­ma­men­te, se pro­du­jo antes duran­te y des­pués de la Mar­cha Plu­ri­na­cio­nal por la vida, el agua y la dig­ni­dad de los pue­blos, en mar­zo pasa­do. Según infor­ma­cio­nes públi­cas, la Uni­dad de Ges­tión de Segu­ri­dad Inter­na de la Pre­si­den­cia eje­cu­tó varias ope­ra­cio­nes de “inte­li­gen­cia”, “no solo se infil­tró en la mar­cha indí­ge­na…, sino que amplió sus inves­ti­ga­cio­nes a otros obje­ti­vos. Según el repor­te, la depen­den­cia hizo 14 soli­ci­tu­des para el caso deno­mi­na­do Alian­za Roja”. Tra­du­ci­mos que “Alian­za Roja” se refie­re a MPD-PK y las fuer­zas que cons­ti­tu­yen la Coor­di­na­do­ra Plu­ri­na­cio­nal por la Uni­dad de las Izquier­das.

De for­ma ile­gal se rea­li­zan accio­nes de espio­na­je, pri­me­ro por­que en este caso, la Uni­dad de Ges­tión de la Segu­ri­dad Inter­na de la Pre­si­den­cia como su nom­bre lo indi­ca se cons­ti­tu­yó para acti­vi­da­des INTERNAS de la pre­si­den­cia y no se esta­ble­cen acti­vi­da­des EXTERNAS. Los ope­ra­ti­vos fue­ron exter­nos, no fue crea­da para ese fin.

Segun­do por­que en el trans­cur­so de la mar­cha los “infil­tra­dos” no tenían la nece­si­dad de ir arma­dos, como ocu­rrió en el trans­cur­so de la Mar­cha por la vida, en el can­tón Cañar al sur del país don­de se detu­vo a dos agen­tes arma­dos. Pero fue­ron más allá con las labo­res de ESPIONAJE para boi­co­tear la mar­cha, para bus­car un pre­tex­to sino, encar­ce­lar a los prin­ci­pa­les diri­gen­tes, exhi­bir “prue­bas” para des­le­gi­ti­mar­los, o rea­li­zar actos de pro­vo­ca­ción o inci­den­tes para deni­grar la mar­cha, etc.

Este tipo de prác­ti­cas al mar­gen de la Cons­ti­tu­ción y las leyes lesio­nan los dere­chos huma­nos, que por cier­to el gobierno ecua­to­riano reci­bió 69 reco­men­da­cio­nes en el examen perió­di­co anual de la ONU en esta mate­ria. El espio­na­je por lo gene­ral es ile­gal, se cons­ti­tu­ye en un arma polí­ti­ca para la per­se­cu­ción.

En esa línea, la expe­di­ción del Regla­men­to para la Imple­men­ta­ción del Sis­te­ma de Vigi­lan­cia Téc­ni­ca Elec­tró­ni­ca SVT‑E, pre­ten­de lega­li­zar el “espio­na­je elec­tró­ni­co” res­trin­gien­do aún más los dere­chos esta­ble­ci­dos en la Cons­ti­tu­ción y los Dere­chos Huma­nos en el país. Estas agre­sio­nes no son nue­vas, exis­ten inter­ven­cio­nes elec­tró­ni­cas y tele­fó­ni­cas de varios diri­gen­tes polí­ti­cos de la izquier­da y orga­ni­za­cio­nes socia­les que bus­can inti­mi­dar a quie­nes pien­san dife­ren­te.

Se ampa­ran en el artícu­lo 155 del Códi­go Penal que seña­la que un Juez pue­de auto­ri­zar por escri­to al Fis­cal para que inter­cep­te y regis­tre con­ver­sa­cio­nes tele­fó­ni­cas o de otro tipo, cuan­do lo con­si­de­re indis­pen­sa­ble en el afán de impe­dir la con­su­ma­ción de un deli­to, o para com­pro­bar la exis­ten­cia de uno ya come­ti­do, etc. Si bien estos pro­ce­sos se rea­li­zan en todo el mun­do, las irre­gu­la­ri­da­des por escu­chas ile­ga­les, des­via­ción de fines, etc., tam­bién se han dado. La pre­gun­ta que cabe es quién con­tro­la la Jus­ti­cia?, se res­pe­ta­rá el debi­do pro­ce­so o se uti­li­za­ran jue­ces y fis­ca­les para “legi­ti­mar” el espio­na­je.

Arti­cu­la­ción para ahon­dar la cri­mi­na­li­za­ción

La Ley de Segu­ri­dad Públi­ca, apro­ba­da en 2009, en esen­cia está en la línea de la Doc­tri­na de Segu­ri­dad Nacio­nal orien­ta­da por EEUU, con un gran con­di­men­to “revo­lu­cio­na­rio y de res­pe­to a los dere­chos huma­nos”, el agre­ga­do a la final se que­da solo en el papel. No con­for­me con esto, están en pro­ce­so las refor­mas a esta ley don­de el Eje­cu­ti­vo insis­te en que “las Fuer­zas Arma­das inter­ven­drán por dis­po­si­ción del Pre­si­den­te en la pro­tec­ción inter­na, el man­te­ni­mien­to y con­trol del orden públi­co y segu­ri­dad ciu­da­da­na, cuan­do por cir­cuns­tan­cias de evi­den­te nece­si­dad o de inmi­nen­te alte­ra­ción del orden públi­co, se haga indis­pen­sa­ble su con­tin­gen­te.” Cuál es el cri­te­rio de “alte­ra­ción del orden públi­co”? una mar­cha, huel­gas, movi­li­za­cio­nes, pro­tes­tas, es decir per­mi­te la dis­cre­cio­na­li­dad para poder apli­car­la y cri­mi­na­li­zar la lucha social. Des­de ya adver­ti­mos que en los actua­les momen­tos sin nece­si­dad de apro­bar estas refor­mas, ésta admi­nis­tra­ción está mili­ta­ri­zan­do las ciu­da­des, des­co­no­cien­do pro­ce­di­mien­tos y com­pe­ten­cias de las Fuer­zas Arma­das.

Plan de Segu­ri­dad Inte­gral

Se ha ela­bo­ra­do un Plan Nacio­nal de Segu­ri­dad Inte­gral que bus­ca abar­car todos los ámbi­tos, sin dejar nada al azar, este plan de segu­ri­dad inte­gral diag­nos­ti­ca varias ame­na­zas: “la cons­pi­ra­ción polí­ti­ca para des­es­ta­bi­li­zar y/​o derro­car al gobierno legí­ti­mo”; la “Vio­len­cia Polí­ti­ca” que en la par­te per­ti­nen­te ya se anti­ci­pa a “cuan­do gru­pos polí­ti­cos o socia­les ter­gi­ver­san el recla­mo hacia las auto­ri­da­des, situa­ción que pue­de des­en­ca­de­nar una alte­ra­ción del orden” (Pag. 44 y 52 Plan Segu­ri­dad Inte­gral).

El régi­men con­ci­be a la segu­ri­dad con el con­trol y el man­te­ni­mien­to del orden públi­co argu­men­to en el que se basan para legi­ti­mar la uti­li­za­ción de la fuer­za públi­ca pudien­do inclu­si­ve uti­li­zar esta­dos de excep­ción, ante una “gra­ve con­mo­ción inter­na” por la acción de gru­pos socia­les o polí­ti­cos que ame­na­cen la segu­ri­dad del Esta­do. Es ahí don­de las Fuer­zas Arma­das cum­plen un eje de acción esta­ble­ci­do en este Plan de Segu­ri­dad Inte­gral “Par­ti­ci­pa­ción direc­ta, con­ti­nua y com­ple­men­ta­ria en apo­yo a la Poli­cía Nacio­nal en Segu­ri­dad Inter­na (… man­te­ni­mien­to del orden públi­co)”. (Pag. 80 Plan Segu­ri­dad Inte­gral).

Ade­más a tra­vés de la ley de Segu­ri­dad Públi­ca se crea la Secre­ta­ria Nacio­nal de Inte­li­gen­cia SENAIN, como una polí­ti­ca de Esta­do, pero den­tro del con­tex­to de la lla­ma­da “Revo­lu­ción ciu­da­da­na”. Se con­ci­be a la inte­li­gen­cia des­de el gobierno más que para la toma acer­ta­da de deci­sio­nes estra­té­gi­cas y Segu­ri­dad de la colec­ti­vi­dad, para “la garan­tía de la gober­na­bi­li­dad y legi­ti­ma­ción del régi­men”. Es decir bus­can con­so­li­dar un gobierno en base a la repre­sión, que tie­ne temor a la reac­ción social.

Es nece­sa­rio recor­dar que la SENAIN la diri­ge una auto­ri­dad civil desig­na­da por el Pre­si­den­te de la Repu­bli­ca, es ahí por don­de debe enten­der­se como está supe­di­ta­da la inte­li­gen­cia al ser­vi­cio del gobierno, una de sus fun­cio­nes es pre­ci­sa­men­te el pro­por­cio­nar inte­li­gen­cia estra­té­gi­ca al pri­mer man­da­ta­rio, que diga­mos, “es prác­ti­ca común, pero las dudas cre­cen cuan­do has­ta el momen­to estas uni­da­des han sido des­ti­na­das para fines de per­se­cu­ción polí­ti­ca y no para las que fue­ron crea­das.

Según la Agen­da de Inte­li­gen­cia se seña­la que ya se “pro­du­ce inte­li­gen­cia que satis­fa­ce ple­na­men­te los reque­ri­mien­tos de la Pre­si­den­cia”, este tipo de afir­ma­cio­nes da mucho que pen­sar, en base a qué o cuá­les son los reque­ri­mien­tos? o cuá­les los capri­chos del Pre­si­den­te?

Otro ejem­plo: la SENAIN ha esta­ble­ci­do ya un sub­sis­te­ma de infor­ma­ción del sec­tor públi­co, es sabi­do que a los ser­vi­do­res públi­cos se les con­tro­la lo que hacen o dejan de hacer, esto no solo ha gene­ra­do males­tar sino un ambien­te de mie­do, des­con­fian­za y de subor­di­na­ción a la polí­ti­ca guber­na­men­tal.

Coope­ra­ción inter­na­cio­nal

El 31 de mar­zo de 2011 se fir­mó el Acuer­do Mar­co de Coope­ra­ción inter­ins­ti­tu­cio­nal entre el minis­te­rio del Inte­rior y Segu­ri­dad Publi­ca de Chi­le, Rodri­go Hinz­pe­ter y el Minis­te­rio Coor­di­na­dor de la segu­ri­dad, del Inte­rior para la pla­ni­fi­ca­ción estra­té­gi­ca y ope­ra­ti­va de la rees­truc­tu­ra­ción de la carre­ra poli­cial, esta­ble­ci­mien­to de esque­mas de tra­ba­jo, poli­cía pre­ven­ti­va e inves­ti­ga­ti­va, trans­fe­ren­cia de expe­rien­cias, etc. Hacien­do un bre­ve parén­te­sis Hinz­pe­ter no se carac­te­ri­za, pre­ci­sa­men­te por el res­pe­to a los dere­chos huma­nos, es un polí­ti­co de dere­cha y par­ti­da­rio de la dic­ta­du­ra de Pino­chet. Recien­te­men­te este fun­cio­na­rio ha pro­pues­to una Ley “Hinz­pe­ter” que cri­mi­na­li­za aún más al movi­mien­to estu­dian­til chi­leno, reci­bien­do el repu­dio de los sec­to­res socia­les y popu­la­res de este país. Este es el tipo coope­ra­ción en miras a tener apa­ra­tos repre­si­vos y obe­dien­tes.

Diga­mos que las polí­ti­cas chi­le­nas en este ámbi­to han teni­do la sufi­cien­te aper­tu­ra con el gobierno de Correa. En esa vía el pasa­do 25 de enero el Minis­tro del Inte­rior José Serrano anun­ció que “la trans­for­ma­ción de la edu­ca­ción en la Poli­cía Nacio­nal ten­drá un giro de 180 gra­dos a par­tir de mar­zo”. Ese giro es que Cara­bi­ne­ros y Poli­cía de Inves­ti­ga­cio­nes de Chi­le se inte­gran a la ins­truc­ción, capa­ci­ta­ción que ten­drán los aspi­ran­tes a ofi­cia­les y poli­cías del Ecua­dor. (Nota agen­cia ofi­cial http://​andes​.info​.ec/​2​009 – 2011.php/?p=135101).

En evi­den­cia el doble dis­cur­so del pri­mer man­da­ta­rio Rafael Correa, por deba­jo, la fir­ma de estos con­ve­nios con gobier­nos y per­so­na­jes que se supon­dría con­tra­di­cen la polí­ti­ca “revo­lu­cio­na­ria” que pre­go­na en el Ecua­dor y en el exte­rior.

En con­clu­sión, hacien­do alu­sión al slo­gan guber­na­men­tal ESTAENMARCHA un pro­yec­to peli­gro­so que pre­ten­de con­tro­lar­lo todo, para ello están arti­cu­lan­do varios esta­men­tos, leyes, orga­nis­mos, etc. Moder­ni­zan y per­fec­cio­nan todo el apa­ra­to repre­si­vo que per­mi­ta el avan­ce de la “Revo­lu­ción Ciu­da­da­na”. Nos atre­ve­ría­mos a decir que este pro­yec­to fomen­ta: “Con­cen­tra­ción de pode­res del Eje­cu­ti­vo; For­ta­le­ci­mien­to del apa­ra­to mili­tar y poli­cial, desa­rro­llo de una estruc­tu­ra pri­va­da de segu­ri­dad; cri­mi­na­li­za­ción de la pro­tes­ta; nega­ción de las liber­ta­des demo­crá­ti­cas, de expre­sión de pen­sa­mien­to, etc.;

Se rati­fi­ca que en el Ecua­dor exis­te el espio­na­je enca­mi­na­do a la per­se­cu­ción polí­ti­ca, al sabo­ta­je y boi­cot, ame­dren­ta­mien­to, ante las accio­nes de los movi­mien­tos socia­les y polí­ti­cos opo­si­to­res al régi­men. Has­ta la fecha en su gran mayo­ría, los esfuer­zos de los Minis­te­rios encar­ga­dos de la Segu­ri­dad, de la SENAI, SIN, Uni­da­des espe­cia­les, etc., no han podi­do des­ar­ti­cu­lar y des­cu­brir a los res­pon­sa­ble de la Nar­co­va­li­ja, la Nar­co­avio­ne­ta, hechos de corrup­ción, ban­das del nar­co­trá­fi­co, etc, y con­tra­ria­men­te en la cár­cel se encuen­tran 11 jóve­nes lucha­do­res socia­les, dete­ni­dos median­te ope­ra­ti­vos espec­ta­cu­la­res con gru­pos espe­cia­les de la poli­cía y el ejér­ci­to; la jus­ti­cia actúa con cele­ri­dad cuan­do se tra­ta de pro­ce­sa­dos por sabo­ta­je y terro­ris­mo; el apa­ra­ta­je guber­na­men­tal se mue­ve cuan­do de un opo­si­tor polí­ti­co al régi­men se tra­ta.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *