«En el mar­co del capi­ta­lis­mo no pue­de haber solu­cio­nes». Gara entre­vis­ta a Kos­tas Papa­da­kis del Par­ti­do Comu­nis­ta Grie­go

p006_f01.jpg

Kos­tas Papa­da­kis, miem­bro de la direc­ción del Par­ti­do Comu­nis­ta de Gre­cia (KKE) y res­pon­sa­ble de Rela­cio­nes Inter­na­cio­na­les del par­ti­do que ha esta­do en pri­me­ra línea en las pro­tes­tas con­tra los recor­tes socia­les defien­de alian­zas socia­les a nivel de base para luchar por un cam­bio de sis­te­ma.

Des­de la fir­ma del pri­mer memo­rán­dum de medi­das eco­nó­mi­cas para poder acce­der al prés­ta­mo del Fon­do Mone­ta­rio Inter­na­cio­nal (FMI) y la Unión Euro­pea (UE), en mayo de 2010, y tras los con­ti­nuos y cada vez más pro­fun­dos recor­tes del gas­to públi­co, la socie­dad grie­ga ha ido aban­do­nan­do su tra­di­cio­nal apo­yo a las polí­ti­cas euro­peas impues­tas des­de Bru­se­las al tiem­po que ha for­ta­le­ci­do un movi­mien­to de cla­ra rup­tu­ra con el neo­li­be­ra­lis­mo.

Entre los par­ti­dos que han vis­to cre­cer su peso en la socie­dad grie­ga se encuen­tra el Par­ti­do Comu­nis­ta de Gre­cia (KKE). El KKE es la ter­ce­ra fuer­za polí­ti­ca en el actual Par­la­men­to grie­go, y los son­deos sobre inten­ción de voto para las pró­xi­mas elec­cio­nes legis­la­ti­vas le augu­ran el doble del apo­yo con­se­gui­do en los comi­cios de 2009.

Denos­ta­do tan­to por la dere­cha y los gran­des medios de comu­ni­ca­ción, como por el movi­mien­to liber­ta­rio, el Par­ti­do Comu­nis­ta grie­go emplea un len­gua­je duro con­tra cual­quie­ra que favo­rez­ca o legi­ti­me el actual sis­te­ma eco­nó­mi­co. Pero ha man­te­ni­do fir­me y en pri­me­ra línea a su nume­ro­sa mili­tan­cia en todas y cada una de las huel­gas y mani­fes­ta­cio­nes con­vo­ca­das con­tra las polí­ti­cas anti­so­cia­les.

En la situa­ción actual ¿qué accio­nes iden­ti­fi­ca el Par­ti­do Comu­nis­ta de Gre­cia como prio­ri­da­des para la izquier­da?

Des­de hace años, el KKE ha deja­do de iden­ti­fi­car las fuer­zas polí­ti­cas del país con los con­cep­tos de «izquier­da», «dere­cha» o «cen­tro». Estos con­cep­tos no corres­pon­den a las con­di­cio­nes polí­ti­cas actua­les. Si en el pasa­do el con­cep­to de «izquier­da» sig­ni­fi­ca­ba la rup­tu­ra con la cla­se domi­nan­te, hoy en día par­ti­dos que se auto­de­fi­nen de «izquier­da» par­ti­ci­pan con pla­cer en la admi­nis­tra­ción del capi­ta­lis­mo, en las gue­rras impe­ria­lis­tas y apo­yan la Unión Euro­pea impe­ria­lis­ta. Des­de este pun­to de vis­ta, el KKE pre­fie­re hacer refe­ren­cias de cla­se y no uti­li­zar con­cep­tos cuyo sig­ni­fi­ca­do es obso­le­to. Dicho lo cual, nues­tra prio­ri­dad en estos momen­tos es orga­ni­zar la lucha para impe­dir las medi­das anti­obre­ras, para que no se apli­quen en la prác­ti­ca los recor­tes en los sala­rios, las pen­sio­nes, la eli­mi­na­ción de los dere­chos labo­ra­les, para derro­car la polí­ti­ca anti­po­pu­lar del gobierno. En esta lucha esta­mos dan­do prio­ri­dad a la agru­pa­ción de las fuer­zas socia­les de la cla­se obre­ra, del cam­pe­si­na­do, de las capas medias en las ciu­da­des, en una gran alian­za social que no solo se enfren­te a los mono­po­lios y el impe­ria­lis­mo, sino que tam­bién abra el camino al poder y la eco­no­mía popu­lar.

¿Qué sig­ni­fi­ca para Gre­cia el segun­do memo­ran­do de medi­das eco­nó­mi­cas con­ve­ni­do con el FMI y sus acree­do­res?

El nue­vo memo­ran­do, igual que el ante­rior, no tie­ne nada que ver con la enor­me deu­da públi­ca del país. Es par­te de la polí­ti­ca coor­di­na­da por la bur­gue­sía grie­ga, en coope­ra­ción con la Unión Euro­pea y el FMI, con el obje­ti­vo de redu­cir aún más el pre­cio de la fuer­za de tra­ba­jo. El obje­ti­vo de esta polí­ti­ca es ase­gu­rar la ren­ta­bi­li­dad para el gran capi­tal en Gre­cia, car­gan­do el peso de la cri­sis sobre las espal­das de la cla­se obre­ra y de los demás sec­to­res popu­la­res. Lucha­mos para que los tra­ba­ja­do­res, que no tie­nen nin­gu­na res­pon­sa­bi­li­dad de la cri­sis capi­ta­lis­ta, entien­dan que deben orga­ni­zar­se mejor y enfren­tar­se de modo aún más inten­so al capi­tal y a las polí­ti­cas que imple­men­tan recor­tes, según con­tem­pla el memo­rán­dum, y que ase­gu­ran los intere­ses de la oli­gar­quía.

¿Qué alter­na­ti­vas polí­ti­cas pro­po­nen para sacar a Gre­cia de la actual situa­ción?

Se ha demos­tra­do en la prác­ti­ca, a tra­vés de la lar­ga expe­rien­cia de los tra­ba­ja­do­res y de los des­em­plea­dos, que en el mar­co del capi­ta­lis­mo no pue­de haber solu­cio­nes a favor del pue­blo. Noso­tros lla­ma­mos al pue­blo a luchar para con­quis­tar el poder, para que los medios de pro­duc­ción de la indus­tria se con­vier­tan en pro­pie­dad popu­lar, para que la tie­rra, las gran­des empre­sas en el sec­tor agrí­co­la y el comer­cio mono­po­lis­ta se socia­li­cen. En base a estas rela­cio­nes, la socia­li­za­ción de los medios de pro­duc­ción y la pla­ni­fi­ca­ción eco­nó­mi­ca, se abri­rían gran­des posi­bi­li­da­des infra­uti­li­za­das, ase­gu­ran­do la prio­ri­dad y satis­fac­ción de las nece­si­da­des socia­les bási­cas bajo un con­trol obre­ro y popu­lar. Este poder es el que garan­ti­za­ría la sobe­ra­nía y la ver­da­de­ra reti­ra­da de todas las alian­zas impe­ria­lis­tas, como la UE y la OTAN.

¿Sería posi­ble algún tipo de acuer­do con otras fuer­zas de izquier­da?

Nues­tra pro­pues­ta polí­ti­ca pro­mo­cio­na obje­ti­vos de lucha par­ti­cu­la­res, la agru­pa­ción y lucha de los tra­ba­ja­do­res a tra­vés de «Comi­tés Popu­la­res» en los barrios y los sin­di­ca­tos de cla­se, para impe­dir las medi­das anti­po­pu­la­res. Este desa­rro­llo de la lucha de cla­ses, des­de la alian­za social a nivel de base, es la prin­ci­pal preo­cu­pa­ción para el KKE, no una polí­ti­ca de aglu­ti­na­ción arti­fi­cial de par­ti­dos con dife­ren­tes estra­te­gias polí­ti­cas.

¿Y de cara a las pró­xi­mas elec­cio­nes?

La espe­ran­za para los tra­ba­ja­do­res no está en una con­fu­sa «uni­dad de la izquier­da» sino en un par­ti­do fuer­te y en la for­ma­ción de una alian­za social que luche por una eco­no­mía y un poder popu­lar. El acuer­do con par­ti­dos que algu­nos deno­mi­nan de «izquier­da» inclu­ye polí­ti­cas dia­me­tral­men­te dife­ren­tes, y no sig­ni­fi­ca nin­gu­na «ganan­cia». Esto no le intere­sa al KKE. Ini­cial­men­te sem­bra­ría la espe­ran­za de que pue­de haber solu­ción sin entrar en con­flic­to con el sis­te­ma capi­ta­lis­ta, sin la reti­ra­da de la OTAN y de la UE, pero ello trae­ría la diso­lu­ción de este «pro­yec­to», lo que gene­ra­ría la decep­ción de los tra­ba­ja­do­res.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *