El pue­blo grie­go está madu­ro y bus­can­do una rup­tu­ra- James Petras

Comen­ta­rios para CX36 Radio Cen­te­na­rio del soció­lo­go nor­te­ame­ri­cano, Prof. James Petras des­de Nue­va York-Esta­dos Uni­dos. Lunes 9 de abril de 2012. www. radio36. com. uy

Chury: Bien Petras, que­ría par­ti­cu­lar­men­te pre­gun­tar­te, hay una reu­nión que creo que se deno­mi­na 5 + 1 con Irán que en este momen­to creo que pue­de ser una reu­nión impor­tan­te o no. Tú nos dirás des­de tu pun­to de vis­ta, te escuchamos…

Petras: La reu­nión es un paso posi­ti­vo des­de el pun­to de vis­ta de que no tiran bom­bas con­tra Irán, están dis­pues­tos a dis­cu­tir. Pero la agen­da está muy mani­pu­la­da. Por ejem­plo, Israel hizo cin­co deman­das que sir­ven como agen­da de esta reu­nión. A pesar de que Israel no está invi­ta­do, es uno de los agresores.

Pero Israel está dic­tan­do a Hillary Clin­ton que úni­ca­men­te deben dis­cu­tir cómo Irán debe des­man­te­lar todo su pro­gra­ma Nuclear, eli­mi­nar todo el ura­nio enri­que­ci­do, debe des­truir todos sus labo­ra­to­rios y luga­res de inves­ti­ga­ción, debe des­man­te­lar sus labo­ra­to­rios pro­te­gi­dos bajo la mon­ta­ña. En otras pala­bras, Israel fija una agen­da tan extre­mis­ta que no se pue­de ima­gi­nar nin­gún país en el mun­do cum­plien­do con estas exa­ge­ra­das demandas.

Aho­ra, uno pue­de decir que Israel no es par­te de ese gru­po, pero es par­te; es el men­tor efec­ti­va­men­te que está fijan­do la polí­ti­ca de EEUU. Enton­ces Hillary Clin­ton va a esta reu­nión a sabo­tear­la. Va a repe­tir como papa­ga­yo lo que Netan­yahu ha dic­ta­do. Y eso a fin de cuen­tas ter­mi­na con cual­quier discusión.

Rusia, Chi­na y otros paí­ses que están pre­sen­tes, obvia­men­te no van a con­si­de­rar esta agen­da israe­li­ta – ame­ri­ca­na como una pro­pues­ta seria. Mucho menos los ira­níes que están dis­pues­tos a per­mi­tir inves­ti­ga­cio­nes sobre sus ins­ta­la­cio­nes ató­mi­cas. Algo que los 5 + 1 no insis­ten sobre Israel. Israel es el úni­co país que tie­ne ins­ta­la­cio­nes nuclea­res que no per­mi­ten nin­gu­na inves­ti­ga­ción, no per­mi­ten nin­gu­na certificación.

Israel recha­za cual­quier con­si­de­ra­ción sobre el uso o abu­so de sus bom­bas nuclea­res. Enton­ces, el socio invi­si­ble, pero visi­ble en las pala­bras en esta con­fe­ren­cia es la pre­sen­cia de Israel, el poder que tie­ne sobre lo que va a decir EEUU allá.

Enton­ces, podría­mos decir que en pri­me­ra ins­tan­cia la ini­cia­ti­va de dis­cu­tir con Irán es posi­ti­va, pero el papel de Israel va a des­truir cual­quier posi­bi­li­dad de que pudie­ran lle­gar a un com­pro­mi­so mode­ra­do, jus­to, que repre­sen­te la des­nu­clea­ri­za­ción del Medio Orien­te. Otra vez, el prin­ci­pal enemi­go de cual­quier arre­glo pací­fi­co es Israel con su quin­ta colum­na en EEUU que diri­ge la polí­ti­ca sobre ese tema.

Y podría­mos decir una cosa más: Gün­ter Grass, el pre­mio nobel, recien­te­men­te escri­bió un poe­ma don­de dice que el prin­ci­pal pro­ble­ma para la paz en Medio Orien­te son las armas nuclea­res de Israel, que repre­sen­tan la prin­ci­pal ame­na­za para la paz.

Los israe­li­tas en reac­ción a eso han denun­cia­do a Gün­ter Grass y típi­ca­men­te como todos los idio­tas sio­nis­tas del mun­do des­de Uru­guay, EEUU y par­te del nor­te, cen­tro y sur, dicen que Gün­ter Gras,s por cri­ti­car la polí­ti­ca gue­rre­ris­ta de Israel, es un “anti­se­mi­ta”. Y algu­nos segui­do­res de Israel impor­tan­tes en la pren­sa de Ale­ma­nia ‑demó­cra­ta cris­tia­na, social-demó­cra­ta‑, se hacen eco de este pronunciamiento.

Pero las últi­mas encues­tas en Ale­ma­nia indi­can, pri­me­ro, que el 55% de los ale­ma­nes está de acuer­do con Gün­ter Grass. 27% dice que es dis­cu­ti­ble, es razo­na­ble con­si­de­rar su pun­to de vis­ta y solo menos del 15% está de acuer­do con Israel. De eso no se habla, estas encues­tas que dicen que el públi­co en Euro­pa, no solo en Ale­ma­nia, en Fran­cia, en Ingla­te­rra, todos están de acuerdo.

Enton­ces, Israel sigue solo gri­tan­do “anti­se­mi­ta” y nadie los toma en cuen­ta apar­te de los gobier­nos, que están muy influi­dos por el poder sio­nis­ta y las rela­cio­nes con un Esta­do con­tra-revo­lu­cio­na­rio, béli­co con­tra las aspi­ra­cio­nes ára­bes, inclu­yen­do las palestinas.

Chury: ¿La secre­ta­ria de Esta­do nor­te­ame­ri­ca­na, Hillary Clin­ton, evi­den­te­men­te es una per­ma­nen­te tra­ba­ja­do­ra para Israel, no? Eso es lo que aso­ma, por lo menos para noso­tros, en las noticias…

Petras: Es un peón, ni más ni menos. Para ella esa es la for­ma de pre­pa­rar su carre­ra, no para estas elec­cio­nes pero sí para las siguien­tes. Ella tie­ne aspi­ra­ción de reci­bir el res­pal­do mul­ti­mi­llo­na­rio de los finan­cis­tas pro- israe­líes para lan­zar otra can­di­da­tu­ra pre­si­den­cial. Esa es una de las razones.

La segun­da es por­que su mari­do, Bill Clin­ton, par­ti­ci­pa en todos los foros y apo­ya a Israel. La com­bi­na­ción tie­ne bene­fi­cios eco­nó­mi­cos. Clin­ton reci­be por lo menos U$S 200.000 por 30 minu­tos de char­la­ta­ne­ría en algún foro.

Y des­pués es la posi­bi­li­dad polí­ti­ca, Hillary Clin­ton tie­ne ambi­ción de ser can­di­da­to una vez que ter­mi­ne la pre­si­den­cia de Oba­ma y eso tie­ne influen­cia, mucho más allá de que ideo­ló­gi­ca­men­te están vin­cu­la­dos. Y tam­bién de fami­lia, la hija de Clin­ton se casó con un sio­nis­ta rico, enton­ces ya hay paren­tes­co en este asunto.

Chury: Esta­mos ante la ante­sa­la de elec­cio­nes en Fran­cia, tema del cual no hemos habla­do en las últi­mas entre­vis­tas que hemos teni­do. ¿Sar­kozy va con cer­ti­dum­bre a una segun­da ges­tión o tie­ne pro­ble­mas para ello de acuer­do a tu visión?

Petras: El voto social­de­mó­cra­ta, socia­lis­tas de izquier­da y varios otros gru­pos tie­nen una mayo­ría abso­lu­ta y van a con­so­li­dar­lo en la segun­da vuel­ta. Aho­ra, en la pri­me­ra vuel­ta Sar­kozy pue­de ganar con una mino­ría de 28 o 29%. Holland, el can­di­da­to socia­lis­ta, con un 25%.

Pero el can­di­da­to del socia­lis­mo de izquier­da, la Uni­dad Comu­nis­ta, disi­den­tes socia­lis­tas, trots­kis­tas, van a con­se­guir un 15 a 20%. Si jun­tan los votos en la segun­da vuel­ta gana fácil­men­te Holland.

El pue­blo fran­cés en últi­ma ins­tan­cia va a votar con el bol­si­llo. Y Sar­kozy ha per­ju­di­ca­do a los fran­ce­ses en todo lo eco­nó­mi­co, des­de la des­in­dus­tria­li­za­cion y per­di­da de 350.000 pues­tos manu­fac­tu­re­ros, la des­ocu­pa­ción de 10,5%, la pér­di­da de mer­ca­dos, la fal­ta de estí­mu­los eco­nó­mi­cos, el des­em­pleo récord. Mas lo que es la ima­gen de “play­boy» al casar­se con una super­mo­de­lo, foto­gra­fiar­se en un yate de un mul­ti­mi­llo­na­rio y todas estas paya­sa­das que hay hecho Sar­kozy duran­te la pri­mer fase de su régimen.

Han crea­do la ima­gen de un polí­ti­co poco serio, neo­li­be­ral, filo­ame­ri­cano, filo­sio­nis­ta y todo eso va con­tra los valo­res repu­bli­ca­nos igua­li­ta­rios de Fran­cia. Sar­kozy uti­li­za la retó­ri­ca del fas­cis­mo ata­can­do a los inmi­gran­tes, ata­can­do a los musul­ma­nes, fomen­tan­do el odio y tra­tan­do de cap­tu­rar a los sec­to­res atra­sa­dos de la pobla­ción fran­ce­sa. Pero a fin de cuen­tas yo no creo que sea sufi­cien­te para que él supere el daño que han hecho a Fran­cia duran­te su presidencia.

Aho­ra, Holland como social­de­mó­cra­ta ofre­ce mayo­res impues­tos a los ricos, dice que va a defen­der la sema­na de 35 horas de tra­ba­jo. Otra cosa que quie­re Sar­kozy es subir otra vez la edad de jubi­la­ción, las horas de tra­ba­jo. Holland pro­me­te vol­ver a recu­pe­rar esas rei­vin­di­ca­cio­nes. Pero cuan­do lle­gue al gobierno no hay que espe­rar muchas cosas, por­que inclu­so aho­ra Holland defien­de la nece­si­dad de recor­tes socia­les, tam­bién una polí­ti­ca fis­cal de mayor dis­ci­pli­na. Enton­ces hay que ver entre las pro­me­sas popu­la­res en un lado y de otro las garan­tías que está, dan­do, cómo va a resol­ver el capi­tal estas con­tra­dic­cio­nes. Es que la his­to­ria social­de­mó­cra­ta empie­za por la izquier­da y ter­mi­na por la dere­cha. Hay que ver.

Chury: Refe­ren­cia en la his­to­ria de occi­den­te y en cual­quier his­to­ria, en este momen­to las noti­cias que lle­gan de Gre­cia son pocas, ¿cuál es la situa­ción actual de Grecia?

Petras: Gre­cia está des­trui­da, no que­da nada del esta­do de bien­es­tar. La gen­te bus­ca comi­da en los basu­re­ros; los pen­sio­nis­tas están sufrien­do ham­bre y la tasa de sui­ci­dios ha cre­ci­do 40% en los últi­mos dos años, Gre­cia his­tó­ri­ca­men­te tenía la tasa de sui­ci­dios más baja en toda Euro­pa. Tene­mos una situa­ción no solo de cri­sis sino una quie­bra total de la socie­dad. Mis ami­gos grie­gos jubi­la­dos, pro­fe­so­res, dicen que los recor­tes cada vez peo­res están limi­tan­do el con­su­mo de car­ne a una o dos veces por sema­na. En vez de tener chu­le­tas de cor­de­ro aho­ra comen ham­bur­gue­sas, fri­jo­les y ver­du­ras. Uno pue­de decir que es más sano pero el hecho es que ha cam­bia­do todo el esti­lo de vida en Grecia.

La des­ocu­pa­ción aho­ra es de 22% y entre la juven­tud está subien­do a 51%. La vida fami­liar está terri­ble, hay tres gene­ra­cio­nes vivien­do de una jubi­la­ción. Gre­cia, que era un país de can­cio­nes, bai­le, tra­ba­jo, de un espí­ri­tu robus­to, aho­ra hay una tris­te­za, una bron­ca gene­ra­li­za­da, una des­con­fian­za total y un odio con­tra los ban­que­ros euro­peos y tam­bién un des­pres­ti­gio total de todos los polí­ti­cos, social­de­mo­cra­tas, dere­chis­tas, etc.

La gran tra­ge­dia de esta situa­ción es que los tres par­ti­dos de izquier­da que jun­tan casi el 50% de votos no se uni­fi­can, siguen pelean­do. El KKE, el par­ti­do comu­nis­ta grie­go, no tie­ne nada que ver con la izquier­da socia­lis­ta, con los socia­lis­tas más radi­ca­les. Los socia­lis­tas radi­ca­les no quie­ren tra­tar con los gru­pos revo­lu­cio­na­rios. Enton­ces hay tres ten­den­cias, entre ellos pue­den for­mar un gobierno mayo­ri­ta­rio. Si lo per­mi­te la OTAN, que esa es otra cosa, si la vía elec­to­ral es real­men­te via­ble en el caso de victoria.

Pero en todo caso el pue­blo grie­go está madu­ro y bus­can­do una rup­tu­ra en cual­quier for­ma, sea a par­tir de elec­cio­nes o a par­tir de enfren­ta­mien­tos. La tra­ge­dia es que la gen­te que se sien­te atra­pa­da en esa situa­ción, par­ti­cu­lar­men­te los jubi­la­dos que están entran­do en una pobre­za indig­na. Por­que tie­nes 65, 70 o 75 años y tie­nes que bus­car cari­dad, tie­nes que men­di­gar en la calle, es humi­lla­ción más allá de lo que físi­ca­men­te uno sien­te. Gre­cia es un país de gran orgu­llo de la his­to­ria de la civi­li­za­ción, de la rique­za de cul­tu­ra, y de repen­te fren­te a esta cana­lla de Euro­pa tie­ne que men­di­gar en la calle con la gorra para ver si uno pue­de comer algu­nos frijoles.

Chury: Me voy a otro país que tam­bién tie­ne com­pli­ca­cio­nes, leía­mos que has­ta aho­ra las seña­les de Mariano Rajoy son entre otras qui­tar­le el nom­bre a algo que se había deno­mi­na­do Alber­ti, a algo que se lla­ma­ba Miguel Her­nán­dez, es decir una per­se­cu­ción del anti­guo fran­quis­mo, pero en el otro orden, en el orden que segu­ra­men­te los espa­ño­les vota­ron, ¿se nota algo, hay algo nuevo?

Petras: Lo que es nue­vo es la cons­tan­te bata­lla en las calles; los com­pa­ñe­ros que me lla­man de Valen­cia y de Anda­lu­cía me dicen que es fácil movi­li­zar jóve­nes para tomar accio­nes. Hay una movi­li­za­ción per­ma­nen­te, hay un com­ba­te cons­tan­te, hay un recha­zo gene­ra­li­za­do, hay una indig­na­ción fren­te a todas las humi­lla­cio­nes, el mie­do que tie­nen los padres de fami­lia a per­der el tra­ba­jo cuan­do tie­nen niños en la escue­la tra­tan­do de educarlos.

En esa situa­ción Rajoy no tie­ne nin­gu­na posi­bi­li­dad que con­so­li­dar el poder, por­que cons­tan­te­men­te está apre­tan­do hacia aba­jo y hay resis­ten­cia. Hay mayor fuer­za en el País Vas­co aho­ra, que quie­re sepa­rar­se de la polí­ti­ca de la ultra dere­cha, de la aus­te­ri­dad. Hier­ve el País Vas­co aho­ra. Ayer hubo una enor­me movi­li­za­ción exi­gien­do la inde­pen­den­cia. En Cata­lu­ña hay una efer­ves­cen­cia gene­ra­li­za­da no solo con­tra el gobierno cen­tral, sino tam­bién con­tra el gobierno cata­lán, supues­ta­men­te cata­la­nis­ta pero en el fon­do cola­bo­ra­do­res con Rajoy y el Par­ti­do Popular.

Enton­ces aquí hay tres con­flic­tos al mis­mo tiem­po, hay lucha gene­ra­cio­nal, hay lucha de cla­se de los tra­ba­ja­do­res des­ocu­pa­dos y los semi ocu­pa­dos con­tra el capi­tal y tam­bién está la lucha nacio­nal. La frag­men­ta­ción esta gene­ra­li­za­da. Quien quie­re ser par­te de un gobierno con Rajoy y el neo fran­quis­mo en este momen­to? Hay una ten­den­cia hacia la quie­bra de Espa­ña fren­te a la inca­pa­ci­dad del gobierno cen­tral de gene­rar algu­na polí­ti­ca para esti­mu­lar la eco­no­mía. Están total­men­te para­li­za­dos. Están hablan­do de bajar el défi­cit y aumen­to el paro, bajar los ingresos.

Chury: Para ter­mi­nar, ¿en tu libro de apun­tes qué aso­ma como rele­van­te en Amé­ri­ca Latina?

Petras: Lo que podría­mos ver es la des­ace­le­ra­ción de la eco­no­mía bra­si­le­ña, que es la prin­ci­pal en Amé­ri­ca Lati­na en este momen­to. Han gene­ra­li­za­do la soja. En toda la eco­no­mía hay una depen­den­cia tre­men­da de la soja y las expor­ta­cio­nes de mate­rias pri­mas. Pero al fin de cuen­tas hay un pro­ce­so de des­in­dus­tria­li­za­ción, la indus­tria bra­si­le­ra están en nega­ti­vo. El empleo está cayen­do, los ingre­so de los obre­ros en auto­mó­vi­les, tex­ti­les, cue­ro, está en baja, muy malo. Bra­sil cre­ce menos de un 2% aho­ra. Si toma­mos en cuen­ta la pobla­ción que cre­ce, el cre­ci­mien­to es casi nulo.

Rous­seff está deses­pe­ra­da tra­tan­do de crear una eco­no­mía más pro­tec­cio­nis­ta y fir­man­do acuer­dos para limi­tar las impor­ta­cio­nes de autos de Méxi­co, decla­ran­do polí­ti­cas de sub­ven­ción a los ban­cos de desa­rro­llo, bus­can­do acuer­dos con Oba­ma. Eso es pro­duc­to de este pro­yec­to basa­do en mate­rias pri­mas, agro mine­ra­les, expor­ta­cio­nes como cla­ve del cre­ci­mien­to. Es un desas­tre y eso se va a repe­tir en muchas otras par­tes. En Boli­via tam­bién hay una depen­den­cia tre­men­da de la mine­ría y los agro expor­ta­do­res. Uru­guay lo mismo.

Están pro­vo­can­do la con­ta­mi­na­ción con la extrac­ción. La con­ta­mi­na­ción del ambien­te en Boli­via es terri­ble. En Uru­guay tam­bién, la quí­mi­ca que está uti­li­zan­do para fomen­tar el cre­ci­mien­to de la soja. Uru­guay se lla­ma aho­ra Sojo­lan­dia, está per­ju­di­can­do a la pobla­ción y el cos­to para los tra­ba­ja­do­res y los habi­tan­tes es tre­men­do por las enfer­me­da­des que gene­ra. Pero los gober­nan­tes solo hacen cálcu­los sobre los ingre­sos de expor­ta­cio­nes pero el pue­blo paga el cos­to en la des­in­dus­tria­li­za­ción, en la con­ta­mi­na­ción. ¿Y lue­go quién paga la cuen­ta de los enfermos.?

Extrac­ta­do por La Haine

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.